Viajando en el tiempo

Viajando en el tiempo

Viajando en el tiempo podemos cambiar nuestro pasado, presente y futuro. Y en nuestra mente está todo lo que necesitamos para lograrlo. Solo falta el conocimiento que ya tienes y la decisión. No hay más excusas, tu realidad y tu vida es solo tu obra.

Viajando en el tiempo

Viajando en el tiempo

Viajando en el tiempo:

Eres capaz de tener acceso al futuro mediante el portal de tu imaginación. Fascínate con tu futuro mientras vives en el ahora. El viaje en el tiempo puede ayudarte a resonar con tu habilidad para experimentar lo que deseas.
Al reflexionar sobre algo de tu pasado, siente que ese recuerdo cobra vida. Estás respirando la vida dentro de ese recuerdo ahora.
Toda realidad, pasado, presente y futuro, ocurre simultáneamente en este momento. No hay otro lugar que pueda existir. Puedes viajar hasta el pasado viviendo ahora. Esas emociones son fácilmente accesibles.
Permítele al poder de tus emociones traerte lo que deseas. Mueves la energía en la dirección del escenario de tu visión. Con algo de práctica la facilidad para visitar el pasado puede ser aplicada para crear tu futuro.

¡Viajas literalmente a otro tiempo al vivir ese futuro ahora!
¡Deja en el futuro la impronta de tu deseo como un recuerdo, y está hecho!

¡Memorizar el futuro hace posible la magia!

Viajad a las dimensiones internas. Emprended un viaje mental. Decidid sobre una realidad específica que os gustaría atraer a vuestra vida. Simplemente diseñad el paisaje onírico en el que os veis viviendo.
¿Dónde estáis? ¿Qué estáis haciendo? ¿Con quién estáis?

Sacad una foto mental de cómo se ve todo- una “foto-pensamiento”. Al proyectar ese evento futuro, involucraos emocionalmente en el escenario sintiéndolo ahora. Regocijaos en el lujo de saber que esto sois, estando allí en vuestro corazón, ahora. Al hacerlo estáis situándoos deliberadamente a vosotros mismos, en el puro centro de la creación.
Mantener todos vuestros sentidos físicos involucrados encripta un poderoso mensaje en vuestra memoria celular. Se hace más y más fácil acceder, al convertirse en una memoria de lo que ha sido. Oriéntate a los detalles en esto… al extremo de que se sienta bien hacerlo así.

¿Cómo son las vistas, olores, sabores y sonidos que forman la escena de tus sueños?

Visita esa realidad una y otra vez, justo como si estuvieras recordando viejos tiempos del pasado. Sigue refinando esas imágenes una y otra vez. Permite que esas visiones lleguen a ser como un vívido recuerdo que puedas fácilmente revivir a voluntad. Al poner tu energía detrás de tu futuro, lo verás manifestarse ante ti.

¡Ahora tienes la maestría en la magia de la creación!

Para manifestar, primero visualiza, luego familiariza y memoriza.

Aquellas cosas que deseas ya no están por más tiempo fuera de ti. No hay absolutamente nada que te separe de tus deseos, energéticamente.

¡Al decir que eso existe, Creadores, existe!

Cuando la frecuencia de la vibración emitida iguala al cumplimiento, no puede ser de otro modo.

Cuando lo quiero, lo consigo, ¡porque ya lo tengo!

Conclusión:

Hay muchas maneras de lograr esto. Si se te dificulta visualizarlo, entonces lo escribes y lo lees diariamente. Y puedes ir agregando lo que más te guste y volver a leerlo a la noche y a la mañana. También puedes dibujarlo, pintarlo. Usa tu imaginación tanto para verlo, como para contarlo, leerlo, etc.
También puedes ver imágenes e incorporarlas como tuyas. Por ejemplo si ves un paisaje similar al que quieres viajar o vivir, toma esa foto para verla diariamente e imaginar todo lo que harías en ese lugar y como vivirías. Usa todo lo que esté a tu alcance para conseguir aquello que deseas en tu vida. Cada método que elijas, sumado a la constancia de hacerlo un hábito, ayudará a que se manifieste. Así puedes cambiar tu vida sea al pasado, presente o futuro. Nuestro cerebro toma como realidad la que nosotros le damos. ¿Por qué no darle lo mejor o lo que deseamos?

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *