Tratamiento bucal natural

Tratamiento bucal natural: Higiene bucal

Tratamiento bucal natural es algo tan sencillo que solo necesitamos un cepillo y prácticamente nada más. La boca es una de nuestras cavidades más complejas de nuestro cuerpo. En ella se albergan, el sentido del gusto, las piezas dentales y una gran cubierta de mucosa. Es responsable de nuestra alimentación, la usamos para hablar, cantar y hasta expresar amor.

Tratamiento bucal natural

Tratamiento bucal natural: Higiene bucal

Tratamiento bucal natural:

Los dientes, se encuentran dentro de esta cavidad y crecen de forma fija, compuestos por varios minerales, principalmente calcio, fósforo y magnesio. Los mismos tienen funciones masticatorias, fonéticas, estéticas y de expresión facial. Y donde comienza la digestión.

Ahora bien, así como tantas funciones tiene la boca, también es el lugar ideal para cultivar gran cantidad de bacterias. Estas se acumulan en la saliva y también entre los dientes. Muchas de estas son normales que existan pero otras se pueden proliferar por falta de higiene, ocasionando mal aliento y otras patologías bucales.

Es natural que sobre los dientes, se forme una población de células, compuesta por bacterias principalmente, que crecen unidas y envueltas en una matriz de polisacáridos la cual forma una capa delgada, pegajosa, calcificada, traslúcida y suave conocida popularmente como sarro.

Aunque este sarro es muy común y normal, el peligro es que, al acumularse, puede producir caries y enfermedades periodontales. También puede ser el factor determinante para el inicio de una gingivitis y o una periodontitis. Otros factores de riesgo, pueden contribuir con la progresión y severidad de las lesiones.

La forma más ideal de eliminar el sarro, es acudiendo al dentista para una limpieza dental profunda. Sin embargo, además de las implicaciones económicas que esto tiene, tampoco podemos acudir a diario o semanalmente al odontólogo.

Complementos de higiene:

Es por ello que hoy te traemos un práctico método con ingredientes de fácil acceso, para eliminar el sarro de tus dientes.

Necesitarás:

Cepillo de dientes
Sal
Bicarbonato de sodio
Agua oxigenada (también conocida como peróxido de hidrógeno)
Una taza Enjuague Bucal
Un trozo de tela 100% algodón
Agua

Procedimiento:

Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio con 1/2 cucharada de sal en la taza. Moja el cepillo dental y, una vez húmedo, sumérgelo en esta mezcla hasta que queden cubiertas todas las cerdas. Cepilla tus dientes con esto, de manera enérgica. Al hacer esto, deberás sentir un poco de fricción en el roce con tus piezas dentales.

El próximo paso es mezclar 1/2 taza de agua oxigenada y 1/2 taza de agua. Con esto enjuagarás tu boca las veces que alcance la mezcla.

Lo próximo que debes hacer es enrollar el trozo de tela de algodón en tu dedo índice y frotar tus dientes, como si los estuvieras puliendo. Vuelves a cepillar.  Finalmente, enjuaga con el enjuague bucal antiséptico

Esta técnica es recomendable realizarla en la última cepillada del día, que es antes de irte a dormir y luego de haber limpiando el espacio entre los dientes con hilo dental.

Recuerda que la higiene bucal es sumamente importante. Para lograrla y mantenerla debes visitar a tu odontólogo al menos dos veces al año, por control. Usar hilo dental y cepillarte luego de cada comida.

Más simple aún:

Otra receta útil es utilizar el bicarbonato puro sobre el cepillo mojado e intercalar con jugo de limón. Usar siempre un cepillo suave. También es bueno usar mezcla de ambos.
esto podemos hacerlo una o dos veces por semana.
Usar como enjuague agua de mar filtrada.
Y sobretodo cepillar bien las encías. No basta con los dientes y los espacios interdentales.
También cepillar la parte trasera de los dientes y las encías.
Así el sarro se producirá mucho menos o nada.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *