Sol y vitamina D son esenciales Salud Glándula Pineal Dios y Más Sol

Sol y vitamina D son esenciales

Sol y vitamina D son esenciales y la salud pública lo ha reconocido, así como fundaciones que promocionan la salud como GrassrootsHealth. Y hoy más que nunca es fundamental su papel en mantener altas nuestras defensas, entre otras múltiples utilidades.

Sol y vitamina D son esenciales

Sol y vitamina D son esenciales

Sol y vitamina D son esenciales:

Tomar sol aún vestido:

San Diego, CA (5 de mayo de 2016) En un esfuerzo por aumentar la conciencia pública sobre la importancia de la luz del sol para la salud humana, hoy GrassrootsHealth, una organización de promoción de la salud pública y la investigación, declaró mayo como “Mes Nacional del sol.”

Con la transición de una economía agraria a una sociedad impulsada por la tecnología, y otros cambios en el comportamiento cultural durante las últimas décadas, los estadounidenses gastan más tiempo en casa que en cualquier otro momento de la historia humana. La disminución resultante de la exposición a la luz solar inhibe nuestra capacidad para combatir muchas enfermedades que amenazan la vida, como la diabetes, el cáncer de colon, cáncer de mama e irónicamente, incluso cáncer de piel.
“Si falta la luz del sol nos pone en serio riesgo de una multitud de problemas de salud peligrosos,” dijo Carole Baggerly, Director de GrassrootsHealth. “Es esencial que podemos mejorar la comprensión pública de la necesidad de la exposición del sol y los resultados de salud.”

Durante los siguientes cuatro semanas, los expertos de GrassrootsHealth dentro de la comunidad médica y científica educarán al público y los que están en los campos de la medicina y de la salud acerca de por qué el sol es esencial para la salud pública. Esto incluirá el lanzamiento del programa más nuevo de GrassrootsHealth “Aprovechar el poder del Sol para la Salud”, que proporcionará el software para las personas a evaluar su situación actual, establecer objetivos de sol y realizar un seguimiento de los niveles de vitamina D y los resultados de salud (Sol y vitamina D son esenciales).

“El consejo de algunos dentro de la comunidad médica, e incluso nuestro propio gobierno, alentando a los estadounidenses a evitar el sol es una enorme amenaza para la salud humana”, dijo Baggerly. “Esperamos que el Mes Nacional de la sol aumentará la conciencia de la luz del sol, sus numerosos beneficios para la salud y la manera de tomar ventaja de ella.”

GrassrootsHealth señala que la nueva ciencia se está descubriendo cada día que demuestra

Una correlación entre los niveles de vitamina D más altos y menores tasas de cáncer de colon, cáncer de mama, diabetes, parto prematuro y otras enfermedades que amenazan la vida.
Los impactos de sol en la producción de sustancias en nuestros cuerpos de distintas clases como la vitamina D, que son esenciales en nuestra salud humana.
La luz del sol con sus muchas longitudes de onda tiene un impacto positivo significativo en muchas otras condiciones, como la reducción de la depresión, la hipertensión e incluso la reducción de las tasas de mortalidad de las personas que han sido diagnosticadas con cáncer de piel. También ayuda en el aumento de las defensas de nuestro cuerpo.
El sol es una fuente importante de información a nuestras células.

La luz y el calor procedentes del sol resultan de importancia relevante para la vida de los seres humanos y del resto de las formas vivientes de la Tierra. La luz es transformada en energía química por el proceso de fotosíntesis de plantas, algas y algunas bacterias. Esa energía química contenida en los alimentos es incorporada luego por los animales (incluido el hombre). Por lo tanto, la luz del sol circula en todos los seres vivos y permite su supervivencia. Además, aunque impresione paradójico, la luz solar ilumina los cielos terrestres tanto durante el día como por las noches, ya que la blanca luz de la Luna no es otra cosa que el reflejo prodigioso de los rayos del propio sol sobre la cara visible de nuestro único satélite natural.

New Scientist publicó hace 4 años un artículo en el que se citan una serie de estudios que investigan la relación entre las tormentas solares, el geomagnetismo y el comportamiento humano. Muy interesante es el trabajo del científico ruso Oleg Shumilov, que partiendo de la premisa de que muchos de los animales son sensibles a los campos magnéticos (así como el ser humano), investigó la afectación del geomagnetismo en la psique humana. Shumilov correlacionó datos de la actividad geomagnética de 1948 a 1997 y descubrió que durante los picos de actividad, de marzo a mayo, en julio y en octubre (detonados por tormentas solares) había un incremento paralelo en el número de suicidios en la ciudad de Kirovsk (un estudio en Australia y otro en Sudáfrica replicó el hallazgo de Shumilov).

Michael Rycroft, ex director de la Sociedad Europea de Geociencias, encontró una correlación entre perturbaciones cardiovasculares y perturbaciones geomagnéticas. Según Rycroft, problemas de salud geomagnéticos afectan hasta al 15% de las personas.

El British Journal of Psychiatry muestra un incremento del 36.5% en hombres admitidos a un hospital por depresión en la semana posterior a una tormenta geomagnética (Sol y vitamina D son esenciales).

La glándula pineal es una glándula endócrina que yace entre los dos hemisferios cerebrales, a la altura del entrecejo. Hoy sabemos que por lo menos produce melatonina, una hormona cuya producción se ve afectada por la luz. La oscuridad hace que se secrete melatonina y por esto es más fácil dormir en la oscuridad (pero en realidad diferentes longitudes de onda de luz hacen que se secrete melatonina en diferentes frecuencias). Esta hormona juega un papel también en el trastorno afectivo estacional o la depresión invernal; interactúa con el sistema inmunológico, tiene propiedades de antienvejecimiento y sirve como antioxidante.

Sabemos que contiene vestigios de una retina y parece operar como transductor magnético. Las células pinealocitas en muchos vertebrados no-mamíferos son similares a las células de la retina (algunos reptiles cuentan con un tercer ojo parietal fotosensible que les permite usar al Sol como compás; las aves son capaces de ver el campo magnético a través de fotorecpetores que se encuentran en la glándula pineal ). Algunos científicos creen que las células pineales en todos los vertebrados comparten un ancestro evolutivo en común con las células retinales (no es casualidad que la glándula pineal sea identificada como el tercer ojo o con un ojo dormido, literalmente parece que es un tercer ojo dormido).

Por lo visto queda claro como a la distancia lo que sucede en el sol nos afecta. Y por más que estudiemos el efecto del sol en los vegetales como la fotosíntesis, aún está en sus inicios los efectos que el sol genera en nuestro cuerpo físico y en los cuerpos sutiles. No es casualidad que desde la mística se hablara de la importancia del sol para el ser humano y su importancia como primera fuente de energía. Así como hay casos de místicos que se alimentan solo de luz solar a través de la técnica de sungazing (Sol y vitamina D son esenciales).

Esto ha sido estudiado médicamente y esta ciencia no ha encontrado explicaciones aunque sí ha comprobado la falta de alimentos ingeridos y la plena salud del Místico más conocido que la ha practicado.

Ver nota sobre sungazing: Contemplar el sol y El Sol Contemplarlo y su Historia.

Tampoco sería de extrañar que no muy lejos en el tiempos se compruebe que el sol también es fuente de información. Para ello debemos aprender como hacerlo. En general es simple, una de las técnicas es como utilizar la apertura de registros akáshicos al sol y conectarse en su frecuencia a través del manejo de la intuición como ocurre con la apertura de registros akáshicos. Obviamente todos tenemos acceso a esa información pero para ello debemos entrenarnos y siempre habrá quienes tengan más habilidad que otros. Pero el acceso está abierto y posible para todos (Sol y vitamina D son esenciales).

Que la glándula pineal podía ser un órgano para percibir una luz invisible (como un campo magnético, por ejemplo) fue claramente atisbado por el pensamiento védico. En los Upanishads se habla del ser humano como una entidad compuesta por 10 puertas. Nueve de ellas (los ojos, las fosas nasales, los oídos, la boca, la uretra, y el ano) llevan hacia fuera, a la percepción del mundo exterior. La décima puerta, el tercer ojo (ubicado en el entrecejo, en el caso de Shiva, entre una guirnalda de serpientes) es el puerto de acceso a los mundos interiores (al decir interiores la referencia es a las habitaciones interiores de la mansión de la mente de Dios, donde yacen los mundos superiores, las dimensiones astrales).

El tercer ojo es siempre, a través de diversas culturas, la apertura divina (la visión holográfica) dentro del ser humano.

En el Bhagavad Gita se habla de la apertura de esta puerta en el momento cúlmen:

Aquel que en el momento de la partida no distrae su mente y su amor, estando en fusión con el Dios Creador, la Conciencia Primordial, quien abre el pasaje de energía entre los ojos, aquel obtiene el más Alto Espíritu Divino. El ser primordial era representado como el sol, de allí viene la relación de la luz solar y lo divino.

Es bueno imaginarse rodeado y dentro de un sol. Siempre en las meditaciones para protegernos nos rodeamos de una esfera dorada. Nada de todo esto es casualidad. La esfera dorada es símbolo de sabiduría e iluminación. Y obviamente la luz es nuestra protección. Esa es toda la simbología de la esfera dorada y el sol (Sol y vitamina D son esenciales).

La evolución religiosa de esta relación entre la glándula pineal y el Sol (una relación del hombre como imagen de Dios) tiene un claro ejemplo en Egipto. Aquí tenemos una serie de representaciones que parecen indicar que los egipcios tenían conocimientos de la glándula pineal asociados con un tercer ojo, o espiritual. Por una parte tenemos la representación como un ojo único de Horus, el dios del Sol, hijo de Osiris e Isis y como tal símbolo de la fusión de los opuestos, al igual que la glándula pineal yace en el centro del cerebro, entre los hemisferios y entre los dos ojos (Sol y vitamina D son esenciales).

Este símbolo parece haber evolucionado en el símbolo cristiano del Ojo de la Providencia (recordemos que Cristo es un avatar arquetípico de Osiris) y en el masónico del Ojo en la pirámide destruncada (el Ojo que Todo lo Ve). Ahí mismo tenemos el báculo de mando de Osiris, en el cual aparece un cono de pino con dos serpientes entrelazadas.

Sin duda uno de los símbolos más poderosos de la historia, evocando el conocimiento, la medicina y la alquimia, quizás en un preclaro atisbo, justamente a través de la visión interna, del ADN y posiblemente también a la serpiente kundalini (una conexión entre Shiva y Osiris), la energía vital que se eleva desde los genitales hasta el trecer ojo y la coronilla, a su paso encendiendo y depurando los centros energéticos.

El cono de pino al parecer es un símbolo de la glándula pineal, activada a través del encauzamiento de la energía kundalini. La forma conífera de esta glándula hizo que se le llamara “pineal” o relativa al pino, según fue acuñado por el médico griego Galeno (Sol y vitamina D son esenciales).

Descartes famosamente designó la glándula pineal como el asiento del alma. La paradoja es doble, el hombre que concibió el racionalismo (después de un revelador sueño) usó lo que a la postre parece ser más la intuición que el pensamiento racional para ubicar el tercer ojo. En todos los demás sitios Descartes encontraba la dualidad, menos en esta glándula pineal, la cual describió como una flama pura que era llenada por espíritus animales y la cual integraba la percepción humana. Este “gran error” de la anatomía filosófica de Descartes hoy en día parece como un destello de genio (Sol y vitamina D son esenciales).

El Dr. Rick Strassman sugiere que la glándula pineal cuenta con todos los precursores necesarios para generar DMT y es el asiento lógico de esta sustancia que por otro lado, como la melatonina, parece tener una relación con la generación de vívidas imágenes oníricas.

La ayahuasca, está compuesta de dos plantas que parecen tener alcaloides que son secretados de manera natural en la glándula pineal. Por una parte la chacruna, la planta que contiene DMT, y por otro lado la liana Banisteriopsis caapi, que contiene alcaloides conocidos como beta-carbolinas, los cuales actúan como inhibidores de la monoamina oxidasa y hacen activo el DMT vía oral. Alcaloides beta-carbolinas como la pinolina y la triptolina se forman en la glándula pineal de manera natural. Chamanes y sanadores que utilizan ayahuasca sostienen que sus visiones no son alucinaciones, ¿acaso esto se debe a que químicamente se consigue activar el tercer ojo en la glándula pineal?

En los textos del Bardo Thodol (o Libro Tibetano de las Muertos) se dice que el alma reside en el mundo intermedio (en el bardo) por 48 días y en el día 49 reencarna en el feto humano. Aparentemente la glándula pineal puede ser detectada el día 49 en el feto humano, más o menos el mismo tiempo al que se puede observar por primera vez los genitales de un bebé. Esto ha sido tomado, de manera especulativa y sin base científica, como una especie de guiño de que es a través de la glándula pineal que el alma o aquella porción divina que posee al cuerpo, entra al mundo. De cualquier manera merece una investigación más profunda (Sol y vitamina D son esenciales).

La trinidad entre el Ojo, el Sol, y Dios es uno de los andamios simbólicos más profundos y enigmáticos.

Como conclusión podemos llegar a esbozar que hay mucho por aprender y mucho en donde buscar en nuestro interior. Es una puerta a la que podemos acceder y solo necesitamos ir a la acción y emprender ese viaje que venimos postergando desde que nacemos. Feliz viaje a nuestro interior!

Fuente:

-grassrootshealth.net/
-pijamasurf.com/2012/07/el-ojo-en-el-cielo-la-conexion-magnetica-entre-el-sol-y-la-glandula-pineal/
-Propia.

Comparte este artículo

Un comentario en “Sol y vitamina D son esenciales Salud Glándula Pineal Dios y Más Sol”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *