Pancho Sierra y su historia Testimonios de quienes lo conocieron Y familiares

Pancho Sierra y su historia: Foto poco conocida

Pancho Sierra y su historia: Sanador gaucho, cura con agua, cura con palabra, verdades, testimonios de parientes y amigos, desencuentro amoroso, reclusión, desmitificando y buscando verdades, lo que no sabías.

Pancho Sierra y su historia

Pancho Sierra y su historia: Foto poco conocida

Foto poco difundida de Pancho Sierra cuando salió de los siete años de encierro. No salió siendo anciano pero tenía ese arquetipo de un anciano sabio. Para curar no recetaba nada solo la fe y voluntad firme en Dios (Foto y texto proporcionada por Mario Fernandez)

 

Todo es historia: Revista donde puede leer la nota completa:

Pinche aquí.

Verdadera historia de Pancho Sierra: Sanador gaucho, cura con agua, cura con palabra, verdades, testimonios de parientes y amigos, desencuentro amoroso, reclusión, desmitificando y buscando verdades, lo que no sabías.

Nota de Cosme Mariño, de la que tomamos como base informativa sobre lo que interesa para nuestra nota. Sobre él vamos a contar lo que es históricamente probable y hecha por personas que dieron su testimonio de modo contemporáneo y totalmente confiable. Entre ellos Su amigo Cosme Mariño, periodista y su sobrino Dr. Adolfo M. Sierra su sobrino especializado en psiquiatría y psicología. Siguió la carrera de médico por influencia de su tío, Pancho Sierra que también inició la carrera de medicina que luego abandonó. Los motivos parecen deberse a índole sentimental, por un amor no correspondido. Dicha mujer se tiene como llamada Leonor Fernández. Entre sus amigos se encuentran gente conocida de la época como: Rafael Hernandez (hermano del escritor de Martín Fierro), Adolfo Alsina, Máximo Paz, el Gral. Roca y seguramente algunos más.

El periodista Mariño comenta que sin usar ninguna técnica espiritista, comenzó a curar a los 25 años. Ya que muchos espiritistas comenzaron a recibir mensajes del supuesto Pancho Sierra a partir del año 1927, que no conincidían con algunos de los que se conoce con pruebas o falta de ellas. Por eso El periodista Mariño lo aclara.

Por otra parte su biógrafo José R. Nosel que fue: “Un bienhechor de la humanidad por la aplicación noble y desinteresada de la mediumnidad curativa en bien de sus semejantes”y agrega: “Que la revelación espiritual que recibió Sierraen uno de los momentos decisivos de su vida fué espontanea y bajo la inspiración de los buenos espíritus”.

Don Cosme Mariño detalla y describe una típica curación de Don Pancho Sierra en su crónica sobre él:
“Hemos presenciado la romería permanente de enfermos de toda clase que acudían a caballo, en charret, coches y sulkys. Hemos visto de paso su manera de curar, generalmente por agua magnetizada(así lo llama el periodista ya que él sí era espiritista) o por medio de la sugestión.Pocas veces lo hacía por la imposición de las manos, pues por lo general ya conocía desde que el enfermo detenía su carruaje cual era su mal, y así he visto el caso que a un enfermo paralítico le dijera desde su casa:
-Bájese amigo y acérquese.
-Señor ,-contestó un pariente del enfermo-¡es que no puede caminar!
-¿Pero a qué ha venido?
-A que Ud. lo cure señor.
-Bueno, si quiere que lo cure obedezca y venga caminando.¿Bájese paisano y arrímese!
-Es que no puede señor.
-Sí..yo se que puede…¿Haga un esfuerzo y verá!

No hace falta aclarar que el tullido caminó así como aquél que dice el evangelio.

Un acto de comunicación espiritual, como diría en época de la nota de “Todo es historia”, el Dr. Walter Brautigam, de Heidelberg.

La historia

Francisco Sierra nació en Salto el 21 de abril de 1831. Hijo de Don Francisco Sierra y Doña Raimunda Ulloa. Por su buena posición económica Francisco estudia en Buenos Aires, donde se instala la familia para su educación. Hay mucha información que se obtiene por espiritismo. Algunas veces contradichas por su familia o sus amigos. Por eso aquí buscamos informar según lo sostenido por familiares y amigos o gente contemporánea él. Era un hombre letrado y que había cursado unos años de medicina. Esto lo afirmó su sobrino Adolfo M. Sierra, que por admiración de su tío y su obra decidió seguir medicina especializándose en psiquiatría y psicología. Al vivir en Buenos Aires tiene un fracaso sentimental que lo llevó a cambiar de rumbo su vida. La mujer se llamaba Leonor Fernández.

Desaparece de Buenos Aires y va para Rojas En el campo familiar de El Porvenir. De esa época es la foto que mostramos aquí.

Allí se dedica a servir a los necesitados. Fue un hombre de prestigio importante siendo amigo de personalidades de la época como dijimos más arriba. Como anécdota política insta a votar en una proclama aMáximo Paz, con palabras fervorosas llenas de patriotismo e interés por un país mejor. Dejando en claro que tal motivación solo lo llevaba a ver en dicho hombre a un  hombre de bien que haría el bien a su país. Y demás hizo certificar su firma por testigos para que la gente supiera que era verdad lo aparecido en la proclama. Sobre su forma de curar dimos un ejemplo. Puede leer más en los siguientes enlaces:

Tan solo un vaso de agua Don Pancho Sierra El gaucho Sanador de Salto Argentina:

Pinchar aquí.

Sanación: ¿Un solo camino? Un repaso a todo lo que podemos acudir en nuestra ayuda para recuperar nuestra salud

Pinchar aquí.

Pancho Sierra y su historia: Sanador gaucho, cura con agua, cura con palabra, verdades, testimonios de parientes y amigos, desencuentro amoroso, reclusión, desmitificando y buscando verdades, lo que no sabías.

Concluyendo

Aunque sabemos que esto puede molestar a quienes creen que fue cultor del espiritismo, quienes loa conocieron lo descartan de por completo. Pero esto no quita ni da nada más a su figura y quienes siguen su ejemplo. Todo lo contrario. Todo aquel que siga haciendo el bien siguiendo su ejemplo, bienvenido sea, y bendito sea también. Ya que estas figuras están para estimular ese amor escondido que todos tenemos por nuestro prójimo y debemos soltar. Para mí es una persona que como tantos sanadores me impulsan a seguir siendo mejor persona y dar todo de mí para ser mejor e investigar y poner a prueba todo lo que pueda ayudar en la salud de mis contemporáneos. Bendiciones!!!

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *