La obra escrita de Tesla PDF

La obra escrita de Tesla PDF

La obra escrita de Tesla PDF es un resumen, de la grandeza espiritual de este hombre. Nos da una idea de la magnitud de su saber y de la bondad y hombría de bien. Un ser altruista que soñaba una ciencia y una vida diferente. Donde los genios de la época lo envidiaban y le dieron la espalda. Demostrando la pequeña casta de hombría a la que pertenecían seres como Edison y Einstein. Y esto pueden juzgarlo por sus obras y por quienes fueron sus sustentores. Fueron parte del sistema perverso actual que sigue la ciencia y a los intereses que responden.

La obra escrita de Tesla PDF

La obra escrita de Tesla PDF

La obra escrita de Tesla PDF:

YO Y LA ENERGIA
NIKOLA TESLA
ÍNDICE
Presentación
“Superhéroe Tesla”, por Miguel A. Delgado
Notas y agradecimientos
Textos de Nikola Tesla
Mis inventos
I. Mi infancia
II. Mis primeros esfuerzos como inventor
III. Mis últimos intentos
IV. El descubrimiento del transformador y de la bobina de Tesla
V. El transmisor de aumento
VI.El arte de la teleautomática
El problema de aumentar la energía humana

Es una presentación de Miguel A. Delgado.

Sobre Tesla y su importancia nos lo muestra lo siguiente: Su nombre también se cuela en la obra de algunos de los escritores norteamericanos más
importantes de las últimas décadas. Así, un personaje de la novela El Palacio de la Luna, de
Paul Auster, describe de esta manera cómo le impactó encontrarse en persona con él:
Nunca tuve el valor de hablarle, pero eso no importaba. Me inspiraba el saber que estaba allí, el
saber que podía verle cuando quisiera. Una vez, nuestros ojos se encontraron y sentí que veía a través de mí, como si yo no existiera. Fue un momento increíble. Noté que su mirada atravesaba
mis ojos y salía por la parte de atrás de mi cabeza, abrasando mi cerebro y convirtiéndolo en un
montón de cenizas. Por primera vez en mi vida comprendí que no era nada, absolutamente nada.
No, no me disgustó como usted podría creer. Me dejó aturdido al principio, pero una vez que se
me pasó el susto, me sentí vigorizado, como si hubiera conseguido sobrevivir a mi propia
muerte. No, no es eso, no exactamente. Yo solo tenía diecisiete años, era poco más que un niño.
Cuando los ojos de Tesla me atravesaron, probé por primera vez el sabor de la muerte. Eso se
aproxima más a lo que quiero decir

Pinchar abajo para acceder al Pdf:

Pinchar aquí.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *