Imposición de manos Reiki Sanación por contacto terapéutico No importa el nombre sí el efecto

Imposición de manos

Imposición de manos: ¿Cómo se hace? ¿Por qué? Sentido, sanación con las manos, reiki, toque terapéutico, técnica, mística o medicina.

Imposición de manos

Imposición de manos

Imposición de manos

La imposición de manos para sanar viene siendo usada de tiempos muy antiguos. Aquí traeremos algo de estudios modernos sobre sus efectos. Y en lo posible tratar de comprender las diferentes técnicas que han sido estudiadas hasta el momento.

Imposición de manos: ¿Cómo se hace? ¿Por qué? Sentido, sanación con las manos, reiki, toque terapéutico, técnica, mística o medicina.

Mi misión

Mi trabajo durante más de tres décadas se dedicó a la creación de un verdadero sistema de atención de salud para la curación , que valora la atención y la curación de toda la persona tanto como la curación de enfermedades, y donde todas las personas tienen acceso a toda la gama de curaciones y las modalidades de curado. Este sistema no se creará eliminando nuestro “sistema de cura de enfermedad” existente, sino agregándolo. El amor, el cuidado y la curación no son incongruentes con la ciencia, la tecnología y la curación, pero aún tenemos que crear un sistema de atención médica que integre todas estas dimensiones.

Que estés en paz.
Que tu corazón permanezca abierto y amoroso.
Que seas sanado
y que seas una fuente de curación para todos los seres.

Doctora Janet Quinn

Delores Krieger, maestra de la Dra Quinn, estudió en la Universidad de Nueva York y se convirtió en profesora de enfermería en la División de Educación de Enfermería de la Universidad de Nueva York. Fue en los años de 1970s cuando se lanzó como practicante y defensora de una técnica pseudocientífica de imposición de manos como una herramienta terapéutica adicional para las enfermeras en su tratamiento de pacientes. Krieger se había sentido intrigada por el trabajo realizado por el canadiense Bernard Grad, en los años 60s, con el curandero Oscar Estabany. Grad publicó algunos de los datos más impresionantes de la literatura parapsicológica sobre los efectos de la curación psíquica. Krieger decidió probar las conclusiones de Grad, que supuestamente se habrían realizado en un laboratorio de plantas y ratones de laboratorio, sobre seres humanos en un entorno hospitalario.

En 1971, Krieger estableció un programa con Estabany y descubrió que su toque curativo parecía aumentar la presencia de un pigmento proteico en la sangre de los pacientes iniciales con los que trabajaba.[1] El cambio, según ellos confirmado en una segunda serie de experimentos, la llevó a comenzar a enseñar la técnica a las enfermeras en sus clases.

Se refirió a la imposición de las manos, un término que tiene connotaciones religiosas significativas, como “toque terapéutico” (TT), una designación menos religiosa.[2] El trabajo de Krieger, aunque presentó pocos datos nuevos a los parapsicólogos, fue de gran importancia porque difundió la anticiencia parapsicológica en un campo establecido, la enfermería, que por lo general posee un bagaje científico. Krieger, trabajó en el TT en colaboración con Dora Kunz, clarividente y futura presidenta de la Sociedad Teosófica en América. Krieger es la autora de El Toque Terapéutico, Aceptando su poder de sanar, y Manual sobre el toque terapéutico interior.

El proceso del TT consta de cinco fases:

Centrarse en uno mismo.
Hacer una evaluación del paciente.
“Desarrugar” el campo.
Dirigir y modular la energía.
Reconocer cuando es el momento de parar.[3]

“el campo de energía humano es un complejo de muchos campos interpenetrantes cuyas propiedades se interrelacionan dinámicamente en un patrón que reconocemos como naturaleza humana. Este campo funciona como un transformador. Estos focos convierten los sistemas de energía, o “prana”, en el tipo de energías que hacen que nuestro ser psicofisiológico sea lo que es. Los focos o transformadores mismos son los chakras. Sus funciones primarias son recoger, cambiar y distribuir el prana a los órganos de nuestros cuerpos físicos. Estos focos forman la matriz del campo químicofísico [sic] y el campo psicodinámico en el individuo y preparan el escenario para el funcionamiento psicosomático.”

De hecho, los campos de energía no se limitan a los seres humanos:

“Aprovechar cada oportunidad para volverse sensibles al campo de energía viva. Si no puede trabajar con personas bajo sus circunstancias actuales, evalúe los campos de energía de sus mascotas u otros animales domésticos [y árboles].”

La curación a través del TT se produce por “imperturbabilidad” y “reequilibrio” del campo energético del paciente, permitiendo así la reanudación de un flujo de energía más natural y transfiriendo energía de manera dirigida de curandero a paciente.

Krieger explica el mecanismo “científico” con un mayor detalle, como sigue:

“Los seres humanos son sistemas abiertos. Parecen ser un nexo de todos los campos en los cuales la vida participa. Es decir, los seres humanos son las matrices energéticas tanto de campos inorgánicos como orgánicos, tanto psicodinámicos como conceptuales (es decir, el electromagnetismo es sólo una interfaz de todo el complejo). Por lo tanto, los seres humanos son exquisitamente sensibles a los fenómenos de ondas (es decir, la energía). Utilizando la lógica deductiva reexaminé mis estudios previos en ciencias de la vida. Se me ocurrió que a nivel físico, esta proyección de la energía humana durante el acto curativo se fundamenta, en la persona enferma, a través de una “resonancia de transferencia de electrones”.

Es cierto (y obvio) que los seres humanos son sistemas abiertos, es decir, interactúan con el mundo que los rodea. Todo lo demás en esta cita es un disparate pseudocientífico, a pesar del supuesto lenguaje científico. Por lo que vale, “fenómenos de onda” y “energía” no son sinónimos, ni la energía tiene ninguna “ritmicidad intrínseca”. “Resonancia de transferencia de electrones” no es un término estándar en la física o la química.[4]

Ahora bien, según Krieger, la práctica regular del TT a menudo conduce a una mayor aptitud en el uso de otras supuestas facultades humanas naturales, como la telepatía:[5]

Imposición de manos: ¿Cómo se hace? ¿Por qué? Sentido, sanación con las manos, reiki, toque terapéutico, técnica, mística o medicina.

Toque terapéutico (TT).

El toque terapéutico es una práctica, usada incluso por personal de enfermería, que está muy arraigada en el misticismo, pero que supuestamente tiene una base científica. Fue inventada por Delores Krieger en la década de 1970. Los practicantes de esta pseudociencia afirman que han tratado terapéuticamente muchas condiciones médicas mediante la imposición de manos para manipular un “campo de energía humana” perceptible por encima de la piel del paciente. Los médicos dicen que en realidad pueden percibir un “campo de energía humana”.[1]

Según los proponentes de esta práctica, quienes desean saber cómo usar esta técnica, deben ser entrenados para poder percibir las “energías” del paciente.

¿Una mentira puede sostenerse en el tiempo?

¡Puede. Seguro que sí! De todos modos, está por otro lado los resultados. Y si a esto nos consideramos, debemos saber que en salud, lo primero es no dañar. Si no daña y es ofrece resultados, bienvenidos. la alopatía en muchos aspectos es buena y ofrece resultados positivos. Pero no siempre, en su nombre en toda su historia hallamos millones de muertes. Así como millones salvados. Pero los intereses son muchos. Incluso entre los millones salvados de la muerte han sufrido efectos dañinos por sus tratamientos. Basta recordar un solo ejemplo como los sangrados del siglo XIX. Y han habido barbaridades peores, como en los tratamientos de pacientes psiquiátricos del mismo siglo y anteriores.

Reiki

El reiki tiene una larga historia de beneficios y es algo que todos deberíamos practicar en nosotros mismos. Con los años se han ido tomando en cuenta sus efectos incluso en hospitales públicos y clínicas privadas del mundo entero. Es toque terapéutico está en sintonía similar al reiki, podrán cambiar metodologías, pero el resultado intenta ser el mismo. Sea como sea, bienvenido todo lo que ayuda al ser humano a estar y sentirse mejor. Comenzando por su espíritu y concluyendo con su cuerpo físico. Utilicemos todo lo que ayude y no daña para sanar.

Fuente

http://www.janetquinn.com/

1 Krieger, Delores (1976) Healing by the Laying-On of Hands as a Facilitator of Bioenergetic Change: The Response of In-Vivo Human Hemoglobin. Psychoenergetic Systems 1 (1976): 121.

2 Krieger, Dolores (1981) Foundations for Holistic Health Nursing Practices: The Renaissance Nurse. Philadelphia: Lippincott.

3 Krieger, Dolores (1979) The Therapeutic Touch: How to Use your Hands to Help or to Heal. Englewood Cliffs, N.J.: Prentice-Hall. Reprinted by Simon & Schuster, New York, 1992.

4 Alan Sokal (2010) Beyond the Hoax: Science, Philosophy and Culture. Oxford University Press. 1st Ed. ISBN: 978-0199561834.

5 Krieger, Dolores (1979 Op.Cit. pp. 70-71; 1987, capítulo 5).

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *