El origen del síntoma parte 1 La relación Enfermedad Pensamiento Y Creencia

El origen del síntoma parte 1: Bajando energía

El origen del síntoma parte 1 se basa en una nueva visión de la medicina. Considera que las dolencias son producto de nuestros patrones de pensamiento o creencias. De este modo, cuando una forma de hablar y pensar se vuelve costumbre, se lo termina expresando en: comportamientos y posturas corporales, formas de estar y mal estar. Sanar es corregir comportamientos, pensamientos y acciones negativas. Síntoma: Definición, formación del síntoma, ejemplos, psicoanálisis del síntoma.

El origen del síntoma parte 1

El origen del síntoma parte 1: Bajando energía

El origen del síntoma parte 1:

Tabla sintomática

El origen del síntoma: La herramienta de correción.

Síntoma: Definición, formación del síntoma, ejemplos, psicoanálisis del síntoma.

Aparato genital: Sexualidad
Aborto espontáneo: Miedo del futuro. Programación inoportuna
Accidentes: Incapacidad de hacerse valer. Rebelión contra la autoridad.
Achaques: Ansia de amor. Deseos de ser abrazado.
Acné: No aceptación de uno mismo. No gustarse.
Addison, enfermedad de: Grave desnutrición emocional. Cólera contra uno mismo.
Adicciones: Enfado por tomar decisiones equivocadas.

Alcoholismo: Sensación de futilidad, culpa e incapacidad. Rechazo de uno mismo.

Alergias: ¿Alérgico a quien?. Negación del propio poder.
Aliento desagradable: Rabia e ideas de venganza. Experiencias que respaldan.
Alzheimer, enfermedad de: Negarse a enfrentarse a la vida. Desesperanza y desamparo.
Amenorrea: Deseos de no ser mujer. No gustarse.
Amigdalitis: Miedo, emociones reprimidas. Creatividad sofocada.
Amnesia: Miedo. Huida de la vida. Incapacidad de defenderse.
Ampollas: Resistencia. Falta de protección emocional.

Anemia: Actitud de “si, pero”. Falta de alegría. Miedo a la vida. Sentimiento de no valer lo suficiente.

Anginas: Falta de confianza en el proceso de la vida.                                                                                                Ano: Zona de liberación de deseos.
– Absceso: Cólera relacionada con aquello que no se quiere soltar.
– Comezón o prurito: Culpa por el pasado. Remordimiento
– Dolor: Culpa. Deseo de castigo. “No valgo”.
– Fístula: Liberación incompleta de desechos. Aferrarse a las basuras del pasado.
Anorexia: Negación de la propia vida. Mucho miedo. Rechazo y odio hacia uno mismo.

Apatía: Resistencia a sentir. Freno a la sensibilidad. Miedo.

Apendicitis: Miedo a la vida. El flujo del bien está bloqueado.
Apetito, pérdida del: Protección del yo. Desconfianza de la vida.
Apetito excesivo: Necesidad de protección. Juzgar las emociones.
Arañazos: Sensación de que la vida es una estafa, de que la vida desgarra.
Arrugas: Pensamientos depresivos. Resentimiento con la vida
Arterias: Portadoras del júbilo de la vida.
Articulaciones: Representan cambios en la orientación de la vida y la facilidad o dificultad con que se realizan.

Artritis: Sensación de no ser amado. Actitud de crítica. Resentimiento.

Artritis reumatoides: Fuerte crítica de la autoridad. Sensación de ser explotado.
Asfixia, ataques de: Temor. Desconfianza en el proceso de la vida. Estancamiento en la infancia.
Asma: Sofocamiento del amor. Incapacidad de respirar solo. Sensación de ahogo. Llanto reprimido.
Asma en los niños y bebés: Temor a la vida. Deseo de no estar aquí.
Astigmatismo: Problemas con el “yo”. Temor a verse realmente.

B

Boca: Apertura.
Bazo: Obsesión. Tendencia a abandonarse.
Biliares, cálculos: Amargura. Pensamientos rígidos. Juicios condenatorios. Orgullo.
Boca: Representa la incorporación de nuevas idas y sustento.
– Problemas: Opiniones rígidas. Mentalidad cerrada. Incapacidad de aceptar ideas nuevas.
– Llagas: Palabras enconadas retenidas por los labios. Tendencia a culpar.
Bocio: Odio por haber sido agraviado. Víctima. Sentimiento de frustración, de insatisfacción.

Brazos: Representan la capacidad y habilidad para abrazar las experiencias de la vida.

Bronquitis: Ambiente familiar conflictivo. Peleas y gritos. A veces, silencio.
Bulimia: Terror desesperado. Frenético atiborramiento y purga de odio a uno mismo.

C

Cabello: Libertad, poder
Cabeza, dolores de: Invalidación de uno mismo. Autocrítica. Miedo
Caderas: Transportan el cuerpo en perfecto equilibrio. Principal empuje para avanzar.

– Problemas: Miedo de tomar decisiones importantes. No hay hacia donde avanzar.
Calambres: Tensión y miedo. Aferramiento, sujeción.
Callos: Zonas de pensamientos endurecidas; aferramiento terco al dolor del pasado.

Callosidades: Conceptos e ideas endurecidas. Miedo solidificado.

Calvicie: Miedo y tensión. Intento de controlarlo todo. Desconfianza en el proceso de la vida.
Canas: Estrés. Sumisión a la presión y esfuerzo excesivo.
Cáncer: Herida profunda. Rencor que se mantiene mucho tiempo. Secreto o aflicción profunda que carcome. Carga de odios. Creer que todo es inútil.
Cansancio, fatiga: Resistencia, aburrimiento. Falta de amor por lo que uno hace.
Cara: Representa lo que mostramos al mundo.

Cataratas: Incapacidad de mirar hacia adelante con alegría. Futuro sombrío.

Celulitis: Cólera acumulada y autocastigo.
Cerebro: Representa el ordenador, el teclado.

– Tumor: Información incorrecta de las creencias. Obstinación. Negarse a cambiar viejas pautas.
Cerebrovascular, accidente: Rendición. Resistencia. “Antes morir que cambiar”. Rechazo a la vida.
Ciática: Hipocresía. Temor al dinero y al futuro.
Cifosis o joroba: Incapacidad para fluir con la Vida. Temor y aferramiento a viejas ideas. Desconfianza en la vida.

Falta de integridad. Falta de valentía en las convicciones.

Circulación: Representa la capacidad de sentir y expresar las emociones de formas positivas.
Codos: Representan los cambios de dirección y la aceptación de experiencias nuevas.

Colesterol: Obstrucción de los canales del júbilo. Miedo de aceptar la alegría.
Cólicos: Irritación mental, impaciencia. Molestia por el entorno.
Colitis: Inseguridad. Representa la facilidad para dejar marchar lo que está superado.
Colon, mucosidades en el: Acumulación de pensamientos antiguos y confusos que obstruyen el canal de la eliminación. Revolcarse en el fango del pasado.

Colon irritable: Temor a relajarse. Inseguridad.

Columna: Apoyo flexible de la vida.
Coma: Miedo. Intento de escapar de alguien o algo.
Conjuntivitis: Enfado y frustración por lo que se ve en la vida.
Convulsiones, ataques: Deseo de huir de la familia, de uno mismo o de la vida.
Corazón: Capacidad afectiva. Representa el centro del amor y la seguridad.
– Ataque: (infarto de miocardio): por ganar dinero o posición se ha arrancado toda la alegría del corazón.
– Problemas: Viejos problemas emocionales no resueltos. Falta de alegría. Endurecimiento del corazón. Entrega al esfuerzo y al estrés.

Cuello: (vértebras cervicales): Representa la flexibilidad; la capacidad de ver lo que hay detrás.

– Problemas: Negativa a ver otros aspectos de un asunto. Terquedad, inflexibilidad.
Cuerpo, lado derecho: Representa la emisión, la donación, la energía masculina, el hombre, el padre.Cuerpo, lado izquierdo: Representa la receptividad, la comprensión, la energía femenina, la madre.

D

Debilidad: Cansancio mental
Dedos: Detalles de la vida
Pulgar: El intelecto y la inquietud
Índice: El yo y el miedo
Medio: La cólera y la sexualidad
Anular: Las uniones y la aflicción
Meñique: La familia y la falsedad

Dedos artríticos: Deseo de castigar. Acusación. Sentirse víctima.

Dedos de los pies: Representan los detalles del futuro.
Demencia: Negativa a enfrentar el mundo tal como es. Desesperanza y rabia.
Depresión: Enfado que no se tiene derecho a sentir.
Desmayos, desvanecimientos: Incapacidad para afrontar una situación. Apagón de la conciencia.
Diabetes (hiperglucemia): Nostalgia de lo que pudo haber sido. Gran necesidad de controlar. Tristeza profunda. Ni restos de dulzura.
Dientes: Representan las decisiones. Agresividad, vitalidad

– Problemas: Indecisión mantenida mucho tiempo. Incapacidad de analizar las ideas para decidir.Distrofia muscular: “No vale la pena crecer”.
Dolor: Culpa.

Leer más en :Origen del síntoma parte 2 Y El origen del síntoma parte 3 El origen del síntoma parte 1

Síntoma: Definición, formación del síntoma, ejemplos, psicoanálisis del síntoma.

El origen del síntoma parte 1

¿Qué indica el síntoma?:

El síntoma es un indicador, una alarma que nos avisa que algo no funciona en notros mismos. El concepto es nombrar a la señal o indicio de algo que está sucediendo o que va a suceder en el futuro. Por ejemplo la fiebre nos indica una infección por la cual esta peleando nuestro organismo. Revela la presencia de un a enfermedad.
Es importante distinguir entre el síntoma (comentado por el paciente) y el signo clínico, que es una manifestación objetivable advertida por el médico. Los signos clínicos se hacen evidentes en la biología del enfermo y reflejan una enfermedad. Los edemas y la fiebre son signos clínicos.

El síntoma es una de las formaciones del Inconsciente.

Síntoma e inconsciente:

Para Lacan el síntoma es el significante de un significado reprimido de la conciencia del sujeto, lo reprimido es el significado, y el síntoma que aparece es su significante. El síntoma, como formación del Inconsciente debe ubicarse en relación al discurso del Amo porque el síntoma incluye el discurso del Otro en el secreto de su desciframiento: el Inconsciente es el discurso del Otro, es el discurso Amo.

Importancia del origen del síntoma:

La importancia del origen del síntoma radica en que es un aviso de nuestro cuerpo sobre algo que estamos haciendo mal. Es un aviso al que debemos dar importancia. El desconocer su valor es avanzar hacia un modo agravado del síntoma. Esto puede generar una enfermedad de mayor gravedad, donde los síntomas comienzan a empeorar. Síntomas son actos perjudiciales conllevan displacer o sufrimiento. Son el resultado de un conflicto.
Para evitar el conflicto debemos ser coherentes en palabra, emoción y acción en nuestras vidas.
Toda incoherencia genera conflicto y si persiste el conflicto y no se resuelve, aparece el síntoma y luego la enfermedad.(El origen del síntoma parte 1).

¿Qué debo hacer?

Para resolver el síntoma y evitar que degenere en enfermedad, lo que debo hacer es:
Primero: Averiguar que lo generó.
Segundo: Una manera práctica de borrar el síntoma es que sabido el origen tomar la actitud correspondiente.

Por ejemplo, si mi dolor de cabeza se debe a ir de compras cuando no quiero, lo que debo hacer es corregir mi actitud. La manera es cambiar mi postura al ir de compras y decirme: no me gusta pero como debo ir voy a disfrutarlo y no voy a generar ningún conflicto por hacer esto que no deseo.

Síntomas para tener en cuenta:

1. Debilidad en brazos y piernas

Ya sea debilidad o adormecimiento en alguna parte del cuerpo de forma prolongada puede ser un signo de un accidente cerebrovascular o lesión nerviosa. Además, se asocia a debilidad y asimetría de cara, por lo que debe de acudir a un servicio de Urgencias.

2. Dolor en el pecho

Las causas del dolor en el pecho son muchas. Sin embargo, es importante que se le preste atención; más si se acompaña de sudoración, presión, falta de aire o náusea. Debe de acudir a Urgencias ya que se puede tratar de de una enfermedad cardíaca o un ataque al corazón.(El origen del síntoma parte 1).

3. Dolor en la parte baja y posterior de la pierna

Esto puede ser un síntoma de un coágulo de sangre en su pierna. Se llama trombosis venosa profunda. Se puede presentar con facilidad después de un largo viaje en avión, si está enfermo, ha estado en cama mucho tiempo, si se ha sometido a cirugías ortopédicas y si fuma. El riesgo de esto puede ser mayor si se desprende, ya que puede alcanzar la circulación pulmonar.(El origen del síntoma parte 1).

4. Presencia de sangre en orina

Las causas pueden ser varias. Si se asocia a dolor en la región lumbar, se puede tratar de cálculos renales. Si se asocia con dolor al orinar, urgencia, aumento en la cantidad de idas al baño, persistencia en la sensación de orinar aún después de esto, puede ser sugestivo de una infección de vías urinarias. Si detecta sangre en la orina sin ningún síntoma puede ser un signo de cáncer de riñón o de la vejiga, por lo que debe visitar a su médico.

5. Las sibilancias

Los problemas respiratorios deben ser tratados de inmediato, ya que los síntomas tienden a la progresión.
Las sibilancias pueden ser causada por neumonía, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o bronquitis.

6. Pensamientos suicidas

Si se ha sentido “atrapado”, desesperado, sin ánimos o cree que no tiene ninguna razón para vivir, busque ayuda a la brevedad.(El origen del síntoma parte 1).

Estos son algunos de los síntomas que se deben de vigilar. Si usted detecta la presencia de cualquiera de ellos, no olvide acudir al departamento de Urgencias más cercano. No obstante, otras alteraciones o cambios también deben de ser consultados con su médico (fuente: www.clikisalud.net/6-sintomas-que-no-deben-ser-ignorados/)

Concluyendo:

Si tenemos un síntoma es porque algo lo provoca y en tanto el síntoma se repita debiera motivar la consulta médica precoz. Un síntoma es información y si sabemos escuchar los mensajes del cuerpo la consulta médica precoz nos brindará la mejor oportunidad terapéutica. Espero que este consejo resulte útil. El cuerpo siempre nos habla y nos envía información. Al principio lo hace de manera más suave. En caso de no escucharlo va aumentando el tono y volumen del mensaje o síntoma hasta que nos termina sacudiendo para que lo escuchemos. Normalmente se manifiesta como dolor o molestias diversas. Con el tiempo, el cuerpo se acostumbra a experimentar síntomas de todo tipo:

Dolores de cabeza, acidez en el estómago, dolencias de espalda, etc. Lamentablemente, las personas terminan por conceptualizar al síntoma como algo normal, en virtud de su frecuencia.

En pocas palabras, son mensajes del cuerpo, y al ignorarlos corremos el riesgo de sufrir llamadas de atención más fuertes y frecuentes, hasta volverse insoportables. Por eso si no desaparecen hay que consultar con nuestro médico.(El origen del síntoma parte 1).
Un problema común y alarmante es la automedicación. Los síntomas que no son considerados graves suelen erradicarse con medicamentos de venta libre o algún medicamento prescripto que nos quedó de la otra vez. Los de venta libre que sólo deben utilizarse ocasionalmente y por corto tiempo. Y los prescriptos solo por un profesional.(El origen del síntoma parte 1).

Cuida tu salud y escucha a tu cuerpo. Visita a un médico en caso de presentar síntomas frecuentes, no lo dejes para después.

Importantísimo:

El médico es el único profesional entrenado para hacer un diagnóstico. Y quien sugiere el mejor tratamiento. Usted podrá asegurarse consultando a varios médicos en todo caso para estar seguro y confiado del diagnóstico. Pero jamás debe tomar por su cuenta la medicación.
Usted podrá elegir la terapia que prefiera porque es su derecho. Pero sea homeopatía, alopatía, naturista, el profesional que usted elija es quien debe indicar su tratamiento. (El origen del síntoma parte 1).

Comparte este artículo

2 comentarios en “El origen del síntoma parte 1 La relación Enfermedad Pensamiento Y Creencia”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *