Coenzima Q 10 casi todo

Coenzima Q 10 casi todo

Coenzima Q 10 casi todo (también conocida como ubiquinona, ubidecarenona, coenzima Q, y, a veces, abreviada como CoQ10, CoQ, Q10, o Q) es una benzoquinona liposoluble presente en la mayoría de las células eucarióticas, principalmente en las mitocondrias.

Coenzima Q 10 casi todo

Coenzima Q 10 casi todo

Coenzima Q 10 casi todo

La Q se refiere al grupo químico quinona, y el 10 al número de subunidades isoprenoides que tiene.

La porción benzoquinona de la coenzima Q10 se sintetiza a partir de tirosina, mientras que la cadena isoprenoide se sintetiza a partir de acetil-CoA a través de la ruta del mevalonato (esta ruta también se utiliza en los primeros pasos de la biosíntesis de colesterol).

Este compuesto fue descubierto en 1957 por el profesor Fred L. Crane y sus colegas del Instituto Enzimátrico de la Universidad de Wisconsin-Madison. En 1958, el profesor Karl Folkers y sus compañeros de trabajo en Merck obtuvieron su estructura química.
La coenzima Q es un componente de la cadena de transporte de electrones y participa en la respiración celular aeróbica, generando energía en forma de ATP. El noventa y cinco por ciento de la energía del cuerpo humano se genera de esta manera. Por lo tanto, los órganos con un requerimiento más alto de energía (como el corazón y el hígado) son los que tienen concentraciones más elevadas de coenzima Q10.

Propiedades químicas

Los diversos tipos de coenzima Q pueden distinguirse por el número de cadenas isoprenoides que tienen. La coenzima Q más común en las mitocondrias humanas es la Q10. En la siguiente imagen se ven tres unidades isoprenoides, por lo que se llamaría coenzima Q3.

Coenzima Q3
Si la coenzima Q es reducida por un equivalente se obtiene una ubisemiquinona (imagen siguiente), que se denota como QH. Observe el radical libre en uno de los anillos de oxígeno (cualquier oxígeno puede convertirse en un radical libre, en este caso es el oxígeno de arriba).
Ubisemiquinona
Si la coenzima Q es reducida por dos equivalentes, el compuesto se convierte en ubiquinol, que se denota como QH2:

Ubiquinol

La CoQ se encuentra en las membranas de muchos orgánulos. Ya que su función primordial en las células es la generación de energía, la mayor concentración se encuentra en el interior de la membrana mitocondrial. Algunos otros orgánulos que contienen CoQ10 son el retículo endoplasmático, los peroxisomas, los lisosomas y las vesículas.

Coenzima Q 10 como suplemento dietético

Debido a su capacidad de transferencia de electrones y, por tanto, para actuar como un antioxidante, la coenzima Q también se utiliza como suplemento dietético. Cuando se es joven, el cuerpo puede sintetizar CoQ10 a partir de uniquinonas de numeración inferior como la CoQ6 o la CoQ8. Las personas mayores y los enfermos pueden no ser capaces de generar la suficiente cantidad de esta coenzima, por lo que la CoQ10 pasa a ser una vitamina en una etapa posterior de la vida y cuando se está enfermo.

La CoQ10 comparte una ruta común con la biosíntesis de colesterol. La síntesis de un intermediario precursor de la CoQ10, el mevalonato, se inhibe con algunos betabloqueantes (medicamentos para bajar la presión arterial) y con las estatinas (una clase de medicamentos para bajar el colesterol). Las estatinas pueden reducir los niveles séricos de CoQ10 hasta en un 40%. Algunas investigaciones sugieren administrar suplementos de CoQ10 como una rutina adjunta a cualquier tratamiento que pueda reducir su producción endógena.

Trastornos mitocondriales

La administración de suplementos de coenzima Q10 es un tratamiento para algunos trastornos mitocondriales raros y muy graves, y también para otros trastornos metabólicos donde los pacientes no son capaces de producir suficiente CoQ10. La coenzima Q10 es prescrita por el médico.

Dolores de cabeza tipo migraña

La ingesta de suplementos de CoQ10 tiene un efecto beneficioso sobre el estado de algunos enfermos que padecen migrañas. Hasta la fecha, se han realizado tres estudios, de los cuales dos eran pequeños, donde las dosis beneficiosas fueron de 150 a 300 mg/día.

Cáncer

La CoQ10 también está siendo investigada como tratamiento para el cáncer, y como apoyo en los efectos secundarios que provoca esta enfermedad.

Salud cerebral y enfermedades neurodegenerativas

Estudios recientes han demostrado que las propiedades antioxidantes de la coenzima Q10 benefician al cuerpo y al cerebro en modelos animales. Algunos de estos estudios indican que la CoQ10 protege el cerebro de enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson, aunque no alivia los síntomas. La dosis es de 300 mg por día (Coenzima Q 10 casi todo).

Arritmias cardíacas

Otro estudio reciente muestra un beneficio para la supervivencia después de un paro cardíaco si se administra CoQ10 además de un enfriamiento activo (a 32-34 grados Celsius).

Presión arterial

Hay varios informes sobre el efecto de la CoQ10 en la presión arterial. Una investigación reciente llegó a la conclusión de que, en pacientes hipertensos, la CoQ10 tiene un potencial para bajar la presión arterial sistólica de hasta 17 mm Hg y la presión arterial diastólica de hasta 10 mm Hg sin efectos secundarios importantes (Coenzima Q 10 casi todo).

Longevidad

Varios estudios han demostrado que dosis bajas de coenzima Q10 reducen la oxidación y las rupturas de la doble hélice de ADN. Una combinación de dieta rica en ácidos grasos poli-insaturados y suplementos de CoQ10 conduce a una vida útil más larga en las ratas.

Efectos secundarios y advertencias de CoQ10

Se ha informado de que la CoQ10 puede afectar los niveles de azúcar en la sangre. Cualquier persona con diabetes o hipoglucemia tiene que entender que los suplementos pueden reducir los niveles y por lo tanto tiene que estar bajo vigilancia para medicamentos se ajustan según sea necesario (Coenzima Q 10 casi todo).
La tensión arterial también disminuye como resultado de tomar CoQ10. Cualquier persona que se encuentra bajo tratamiento con medicamentos para hipertensión sanguínea, o tiene tendencias a bajadas de presión arterial deberá mantenerse atenta a sus medidas de presión e informar a un médico para asegurarse de que su medicación es regulada según sea necesario.
Puesto que se encuentra de forma natural en el cuerpo, la persona promedio no debería tener ninguna reacción adversa al suplemento, aunque cada persona puede tener diferentes reacciones con los suplementos de CoQ10.
Los niños y mujeres embarazadas y en período de lactancia deben consultar a un médico antes de comenzar un régimen de suplementos.
El suplemento de la coenzima CoQ10 sigue siendo objeto de rigurosas pruebas, pero hasta ahora, los resultados están siendo muy favorables.

Deficiencia:

Genera síntomas de convulsiones y/o cansancio (Coenzima Q 10 casi todo).

Coenzima Q 10 en la dieta:

La CoQ10 se encuentra en el tejido del corazón de la caballa y el arenque frescos, en concentraciones de 105-148 μg/g. En el “tejido blanco y rojo” de la caballa fresca, las concentraciones de CoQ10 son de 67 y 15 μg/g, respectivamente. En el tejido de arenque fresco se encuentra en una cantidad de 15-24 μg/g.

Al freír los alimentos se reduce el contenido CoQ10 en un 14-32%.

ALIMENTO CoQ10
(μg/g)
PORCIÓN DE ALIMENTO
(g)
CANTIDAD DE CoQ10 EN PORCIÓN
(mg)
Corazón de cerdo 203 120 24
Aceite de soja 100 9.2
Aceite de canola 100 7.3
Aceite de cacahuete 100 5.2
Muslo de pollo 17 120 2.0
Corazón de vaca 41 120 4.8
Aceite de semillas de sésamo 100 3.2

Advertencia:

Cuidado: Las Estatinas Pueden Agotar la Coenzima Q 10 y la Vitamina K2
 
Comer: Kale/col rizada, Espinacas, Col Berza, Brócoli, Coles de Bruselas

Fuente:

-http://www.coenzima.com/

(Coenzima Q 10 casi todo).

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *