Métodos para equilibrar los chakras

Métodos para equilibrar los chakras

Métodos para equilibrar los chakras, siempre aparecen nuevos para acomodar nuestras energías. Pero siempre hay antiguos métodos tan útiles como los más nuevos.

Métodos para equilibrar los chakras

Métodos para equilibrar los chakras

Métodos para equilibrar los chakras:

Descripción de ellos:

Hay varios métodos para trabajar con los chakras. El sanador Reiki ( Reiki Usui terapia maravillosapuede sentir la energía fluyendo en
grandes cantidades donde hace falta en el cuerpo humano, haciendo así fácil la tarea de encontrar los
sitios de desequilibrio.
Durante un tratamiento completo de Reiki, después de haber terminado con las posiciones frontales, se
puede hacer un chequeo de los chakras, trabajando a unos 5 ó 6 centímetros del cuerpo. En esta forma
de chequeo se coloca la mano más sensible encima de cada chakra empezando con el primero, y así
sucesivamente. Se nota la energía de cada chakra y las sensaciones que emanan de ello.
Cuando se encuentra un chakra todavía en desequilibrio a pesar del tratamiento completo, se da un
poco de tratamiento adicional hasta que quede en equilibrio con los demás chakras.
Este mismo sistema se utiliza después de terminar con las posiciones posteriores del cuerpo, ya que
cada chakra tiene su complemento en la parte posterior del cuerpo.
Al finalizar el tratamiento normal en los pies, y sin perder contacto físico con el cuerpo, dejando la mano menos sensible siempre tocando el cuerpo en algún sitio, quizás en el hombro o en el brazo, se procede a explorar los chakras para ver si alguno de ellos necesita más tratamiento.
También en este caso se hace a una distancia de 5 ó 6 centímetros del cuerpo, y dando más tratamiento
en los puntos donde se note que hace falta.
Este mismo tipo de chequeo se puede hacer por el aura emocional del cuerpo entero, aparte de los
chakras, haciendo un suave pase muy lentamente por encima de las diferentes posiciones de Reiki. Si
notamos en alguna zona una necesidad de más energía, se puede poner la mano directamente encima
del cuerpo en posición Reiki, o pasar energía desde el nivel donde tenemos la mano en este momento,
hasta que se quede equilibrado.
Otro sistema sería poner una mano sobre el chakra del tercer ojo y dejarla ahí, mientras que la otra
mano empieza desde el primer chakra y va subiendo sucesivamente hasta arriba. Este sistema es
especialmente interesante para personas “mentales”.
Se pueden también conectar de dos en dos, por ejemplo empezando con una mano sobre el primer
chakra y la otra en el séptimo.
Cuando se nota una pulsación similar entre los dos, se cambia a los chakras segundo y sexto. Después
de experimentar una sensación similar en ambas manos o la sensación intuitiva de que se han
equilibrado, se cambian las manos suavemente al plexo solar y la garganta, teniendo cuidado de no
presionar en absoluto sobre el cuello. En cuanto estos dos chakras están en equilibrio, se colocan ambas manos sobre el chakra del corazón. Al terminar se levantan suavemente las manos del cuerpo.
Con el segundo grado de Reiki, se pueden tratar los chakras con los símbolos. También se pueden tratar
a distancia para conseguir una armonización mental. Estas fórmulas aunque no pertenecen
específicamente al tratamiento Reiki, son un buen complemento para la utilización de la energía Reiki
en toda su extensión.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *