Medicinas Homeopáticas más Utilizadas 3

Medicinas Homeopáticas más Utilizadas 3

Medicinas Homeopáticas más Utilizadas 3. Tercera entrega de las medicinas más utilizadas en homeopatía. Ideales para prepararse un botiquín homeopático completo.

Medicinas Homeopáticas más Utilizadas 3

Medicinas Homeopáticas más Utilizadas 3

Medicinas Homeopáticas más Utilizadas 3

China officinalis
Este medicamento, conveniente en los trastornos por pérdida de líquidos orgánicos (hemorragia, diarrea, etc.), también es un gran remedio de terreno.

• Nombre común

Quina.

•Origen

China se prepara a partir de la corteza del quino, un árbol de la familia de las rubia’ceas originario de Sudamérica. La tintura madre puede obtenerse por maceración o por trituración.

•Usos habituales

China officinalis se prescribe principalmente en trastornos consecutivos a una pérdida de líquidos orgánicos (sobre todo después de hemorragias profusas) que cursan con gran debilidad, o cuando una afección aparece con una periodicidad notable.

Para la preparación de China officinalis sólo se utiliza la corteza del quino.

¿A quién le conviene este remedio?

Personalidad y comportamiento

• Humor fluctuante. La personalidad China se caracteriza por la sucesión de fases de exaltación y de abatimiento.

Exaltación.

La persona tiene “los nervios de punta”, una sensibilidad “a flor de piel”. El mínimo estímulo extemo se vive como una agresión. Los olores, los ruidos, las imágenes visuales, los contactos físicos aun ligeros (roce, caricia), el frío, etc. se perciben de manera excesiva.

Esta fase de exaltación se acompaña de una imaginación y una actividad mental desbordantes, sobre todo de noche y de madrugada:

el individuo tiene muchos proyectos y hace castillos en el aire.
Estado depresivo. La persona China a menudo se siente perseguida, obstaculizada e infeliz. Comete errores al leer o escribir. Tal estado depresivo conduce a veces a verdadera ansiedad con ideas suicidas.

Dificultad para comunicarse. Pese a una vida interior muy rica, al individuo China le cuesta trabajo expresar sus pensamientos o sentimientos, por lo que parece encerrarse en sí mismo. En ía fase depresiva, sus dificultades de comunicación se agravan; cuando habla, lo hace sólo en forma de reproche.

Temores. Su impresión de agresividad del mundo exterior está acompañada de temor a los animales, sobre todo perros y gatos.

Trastornos generales

• Gran fatiga y debilidad por la pérdida de líquidos orgánicos (hemorragias, lactancia prolongada, diarrea, transpiración profusa, vómitos abundantes, etc.).
• Tendencia a sangrar fácilmente y a sufrir
anemia.
• Paludismo crónico.
• Trastornos que se manifiestan de manera periódica (dolores de cabeza, fiebres, insomnio, etc.), todos los días a la misma hora, cada tercer día, cada 7 ó 14 días.
• El apetito puede ser desmesurado, sobre todo de noche, o estar ausente. A veces, el apetito sólo se recupera al comer.

Variación de los síntomas

Factores de agravación: el frío, las corrientes de aire, el contacto ligero, las sacudidas, después de comer, cuando deja de sudar.
Factores de mejoría: el calor, la presión intensa.

Preferencias alimentarias

Deseo de dulces, de alimentos ácidos, especias, vino, bebidas frías. Aversión hacia los alimentos calientes, el café, la cerveza, el pan,
la mantequilla. Los síntomas se agravan con la fruta.

Trastornos locales

Cabeza

• Sensibilidad del cuero cabelludo
• Dolor de cabeza (sensación de que “el cráneo va a estallar”) que mejora por los movimientos de subir o bajar.

Cara

• Calor en la cara, sobre todo cuando la persona pasa del aire libre a la atmósfera confinada de una habitación • En caso de debilidad
por pérdida de líquidos orgánicos, la cara se ve pálida, amarillenta o terrosa, salvo las mejillas y los lóbulos de las orejas, que están
rojos, y los ojos están hundidos.

Nariz

• Hemorragias frecuentes.

Abdomen

• Distensión debida a la acumulación de gas, sobre todo después de un consumo excesivo de fruta o té
• Dolor abdominal al expulsar gases.

Estómago

•Vómitos que tienden a ser abundantes y frecuentes.

Intestino

• Diarrea abundante, a veces desencadenada por la ingestión de ciertos alimentos y bebidas (por ejemplo leche, fruta, cerveza).

Aparato genital femenino

• Menstruaciones muy abundantes, ciclos cortos o ambos a la vez.

Lactancia

• Cantidad considerable de leche o imposibilidad de amamantar mucho tiempo.

Espalda

• Dolores musculares que obligan a la persona a cambiar constantemente de posición.

Extremidades

• Sensación de que la pierna está apretada en una liga muy estrecha, con entumecimiento
• Hinchazón de las articulaciones, que son sensibles al frío y al roce.

Sueño

• Somnolencia de día, sobre todo por la tarde • Dificultad
para conciliar el sueño por la noche e insomnio después de las tres de la mañana, a menudo acompañado de una sensación de hambre.

Fiebre

• La fiebre pasa a menudo por cuatro etapas sucesivas:

síntomas de advertencia (palpitaciones, estornudos, agitación, sed, bulimia); fase de escalofríos intensos con castañeteo de los dientes; fase de calor intenso con la cara roja, durante la cual el paciente tiene calor pero tirita al desabrigarse y, finalmente, la fiebre provoca sed intensa y sudores fríos copiosos que agotan al enfermo.

La quina fue la primera sustancia que Samuel Hahnemann experimentó en sí mismo.

La persona China oficinal tiene la impresión de que los acontecimientos externos obstaculizan cada uno de sus actos.

Gelsemium sempervirens

Este remedio le corresponde particularmente a personas inquietas a quienes una emoción intensa (miedo, malas noticias, examen, etc.) hace temblar o llega a paralizarlas.

• Nombres comunes

Jazmín amarillo, jazmín de Carolina.

• Origen

El jazmín amarillo es una planta trepadora de la familia de las longania’ceas. La tintura madre se prepara a partir de la raíz fresca o por trituración con la raíz seca.

Usos habituales

Gelsemium sempervirens se recomienda antes de un examen o una prueba si la persona esta’ paralizada de miedo ante el desafío, sobre todo si no ha trabajado suficiente y teme fracasar. También se prescribe contra la influenza (gripe) cuando los síntomas corresponden.

El jazmín amarillo es una planta vivaz que da flores amarillas perfumadas en primavera y verano.

La persona Gehemium sempemrens intenta prever siempre lo que pudiera ocurrir.

Este remedio suele ser útil durante las epidemias de influenza (gripe).

¿A quién le conviene este remedio?

Personalidad y comportamiento

Temor del futuro.

La persona está en alerta continua. Teme que un acontecimiento la
sorprenda y no sea capaz de adaptarse a este imprevisto. Sus mecanismos de defensa la llevan a tratar de anticiparse al futuro pero, si ocurre un incidente, se paraliza y es incapaz de reaccionar.

Temores.

La vida cotidiana está marcada por temores múltiples debidos a una permanente aprehensión:

ansiedad antes de una cita o compromiso, miedo de aparecer en público o hasta de tener a alguien a su lado, fobia de los espacios abiertos (agorafobia), vértigo de las alturas, miedo a la tormenta. Los actos más triviales se tiñen de cierta ansiedad, que termina
por inhibir y paralizar al individuo.

Trastornos generales

• Debilidad psicológica y física acompañada de temblores y de incapacidad para moverse.
• Sensaciones de pesadez o entumecimiento.
• Debilidad muscular que se traduce en una mala coordinación de las extremidades.

Variación de los síntomas

Factores de agravación: el tiempo húmedo, la bruma, las horas previas a una tormenta, a las diez de la mañana, pensar en sus padecimientos, las emociones y las malas noticias.
Factores de mejoría: después de sudar, después de orinar abundantemente, por el movimiento continuo.
Preferencias alimentarias

Ninguna en particular.

Trastornos locales

Cabeza

• Dolores de cabeza frecuentes y variados; los más característicos dan una sensación de pesadez, sobre todo en la parte trasera de la cabeza, o una sensación de presión, como por un vendaje. Mejoran al orinar abundantemente.

Cara

• En caso de fiebre alta, cara roja e inexpresiva, temblores del mentón o de los labios.

Ojos

• Párpados pesados, con dificultad para abrirlos • Visión doble o borrosa, como a través de la bruma • Dolor neurálgico en las órbitas.

Nariz

• Resfriado de aparición progresiva, acompañado de dolor de cabeza • Coriza (rinitis) al inicio de la primavera.

Boca

• Lengua entumecida y temblorosa.

Garganta

• Deglución difícil con sensación de tener un objeto imposible de tragar
• La deglución provoca dolor de oído • Afonía después
de un susto.

Aparato respiratorio

• Tos en primavera
•Obstrucción respiratoria o incluso crisis de asma por una emoción
• Opresión por el simple hecho de pensar en su corazón.

Corazón y circulación

• Pulso demasiado lento pero que se acelera cuando el individuo
está en movimiento
• Sensación de que debe mantenerse en movimiento por esta razón.

Estómago

• Hipo violento • Cólicos estomacales al viajar en auto.

Intestino

• Diarrea provocada por la anticipación de un acontecimiento, por una emoción intensa, un susto o una mala noticia.

Aparato urinario

• Micción abundante y clara
• Tendencia a la retención urinaria o a una micción débil (gota a gota) por debilidad de la vejiga
• Micción involuntaria.

Aparato genital femenino

• Desaparición de las menstruaciones o, en la mujer encinta, amenaza
de aborto espontáneo en caso de un susto.

Parto

• Resistencia del cuello uterino durante el parto o atonía completa del útero en la fase de dilatación completa.

Espalda

• Dolores de cuello que se irradian a toda la cabeza.

Extremidades

• Temblor y debilidad de las extremidades
• Pérdida del control muscular.

Sueño

• Insomnio por agotamiento o por exceso de ideas
• Pensamientos absurdos al momento de conciliar el sueño.

Fiebre

• Aparece por el tiempo húmedo y se instala progresivamente
• Se acompaña de dolores musculares, de los dolores de cabeza característicos del remedio y de un estado de intensa postración
• Por lo general la sed y la transpiración están ausentes • La cabeza puede estar caliente y los pies helados.

Vértigo

• Por los movimientos rápidos de la cabeza • Durante el embarazo • El pequeño se aferra a su madre cuando lo tiene en brazos.

Graphites

Este remedio le corresponde a personas que tienen un temperamento apático y vacilante por la ansiedad.
En general, padecen problemas cutáneos crónicos.

• Nombres comunes

Grafito, plombagina, plumbagina.

• Origen

El grafito es una forma de carbón casi puro. Esta’ constituido esencialmente de carbono, con algunos rastros de hierro. Las tres primeras dinamizaciones se obtienen por trituración.

Usos habituales

Graphites se prescribe para ciertas afecciones cuta’neas crónicas como el eccema, cuando el perfil corresponde. También se recomienda para algunas convalecencias difíciles, después del parto, por ejemplo, o para tratar cicatrices queloides (engrosadas y duras).

El grafito, lustroso y con reflejos metálicos, tiene una textura casi grasosa.

Las minas de los lápices están hechas de grafito. “Grafito” deriva de la palabra griega “grapho”, que significa “escribir”.

La dificultad del individuo Graphites para actuar puede traducirse en una obsesión por los detalles que impide cualquier avance.

¿A quién le conviene este remedio?

Personalidad y comportamiento

• Lentitud. No afecta a todos los aspectos de ta personalidad y presenta diversos grados. En algunas personas, la lentitud sólo se manifiesta al entrar en acción o cuando hay cambios:

dificultad para comenzar el trabajo del día, para dedicarse a una nueva actividad, para aclimatarse a un ambiente desconocido. En otras, la lentitud es permanente; la persona parece indolente o incluso apática.

Duda y vacilación.

Complican y explican a la vez esta lentitud. El individuo, muy puntilloso, tiende a perderse en los detalles; le cuesta trabajo asignar a cada cosa su verdadera importancia.

Duda y titubea antes de tomar cualquier decisión.

Pasividad.

Se aferra a sus hábitos y le cuesta trabajo cambiarlos. Puede cerrarse al mundo exterior, replegarse pasivamente en un modo de vida rutinario y dejar a los demás (instituciones, familia, etc.) la tarea de decidir.

Jovial y sensible.

Cuando se le estimula y entra en confianza, la persona Graphites encuentra un equilibrio que le permite abrirse a los demás y mostrar su alegría y su intensa sensibilidad.

Entonces logra expresar plenamente todas las cualidades de su espíritu agudo.

Trastornos generales

• Adelgazamiento de las partes afectadas.
• Endurecimiento de glándulas y ganglios.
• Los síntomas se manifiestan sobre todo del lado izquierdo o de manera cruzada (región superior derecha e inferior izquierda).
• El hambre favorece la aparición de los síntomas.

Variación de los síntomas

Factores de agravación: la mañana y la noche, el calor, el frío, el viento, el movimiento y el esfuerzo físico; en la mujer, durante y después de las menstruaciones, el otoño.
Factores de mejoría: estar acostado, la presión sobre la zona dolorosa.

Preferencias alimentarias

Aversión hacia el pescado, la sal y los dulces.

Trastornos locales

Cabeza

• Erupciones costrosas
• Caspa
•Quistes sebáceos en el cuero cabelludo
• Dolor de cabeza ardoroso en la coronilla
• Sensación de tensión en la parte trasera de la cabeza.

Cara

• Erupciones secas o húmedas localizadas en las comisuras o alrededor de la boca, en la nariz y el mentón (eccema, herpes simple, impétigo, acné, etc.)
• Grietas en los labios.

Oído

• Erupciones supurantes atrás de las orejas
• Grietas dentro y atrás de las orejas
•Predisposición a la otitis purulenta.

Nariz

• Costras o grietas en las narinas • Olfato muy sensible.

Boca

• Salivación abundante por la mañana o al inclinarse hacia adelante • Ulceraciones en la lengua.

Garganta

• Enronquecimiento permanente o, en la mujer, durante las menstruaciones.

Aparato respiratorio

• Asma de noche (después de la medianoche), que a veces mejora al comer.

Estómago

• Sensación de ardor y de opresión a nivel del estómago que
provoca hambre
• Dolor que mejora de manera transitoria cuando la persona come o al tomar bebidas frías.

Intestino

• Sensación de distensión que obliga a la persona a aflojarse la ropa
• Parásitos intestinales frecuentes (tenia)
• Estreñimiento con heces duras y voluminosas, que se agrava en la mujer durante las menstruaciones
• Diarrea líquida de color oscuro con restos de alimentos no digeridos
• Ano vulnerable (fisuras, hemorroides).

Aparato genital masculino

• Erupciones en el pene o el escroto.

Aparato genital femenino

• Resfriado (con tos y enronquecimiento) justo antes de la
menstruación
• Grietas en los pezones.

Espalda

• Tendencia al lumbago
• Columna vertebral sensible al menor sacudimiento.

Extremidades

• Uñas gruesas y a veces quebradizas o deformes
• Uñas encamadas
• Sensación de constricción de los huesos y las articulaciones
• Engrasamiento (callosidades) de la piel de las manos y los dedos de los pies
• Tendencia a las várices.

Piel

• Dura, áspera y seca, propensa a enfermar
• Erupciones secas o costrosas y agrietadas, especialmente en los pliegues de flexión del cuerpo, con exudación pegajosa como miel
• Son comunes las grietas, fisuras, quistes sebáceos y verrugas
• Predisposición al impétigo, al eccema y a la psoriasis.

Sueño

• Insomnio frecuente por darle vueltas a una idea obsesionante.

Fuente:

-Diccionario Larousse de homeopatía

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *