Donde mueren los sueños

Donde mueren los sueños: El miedo solo deja ruinas

Donde mueren los sueños es ese lugar al que llaman miedo. El lugar donde pueden dominarte y hacer de tí lo que quieran. Es el lugar preferido de los que quieren doblegar tu voluntad.

Donde mueren los sueños

Donde mueren los sueños: El miedo solo deja ruinas

Donde mueren los sueños:

Se apilan como escombros. Y se transforman en energía que se beben los demonios.
Aquellos que una vez llamaron dioses.
Puedes pensar que la vida está llena de cosas atemorizantes.
Pero puedo asegurarte que hay muchas cosas bellas a la luz del día.
Diferente es cuando te escabulles en las mentiras de la noche.
La vida es lo mejor que nos puede haber pasado. Pero también puede ser lo peor que te haya pasado.
Todo depende en que enfocas tu vida.
Cuando vives criticando, quejándote y reprochando por todo lo negativo que hay a tu alrededor, estás afirmando que te u vida se colme de ello.

Donde mueren los miedos:

Cuando te enfocas en lo bueno de la vida. Cuando no le das lugar al pensar mal de nadie.
No lo juzgues hasta que te demuestre lo contrario. Y si así es, elige apartarte. Deséale el bien.
Uno puede elegir siempre que quiere en su vida y en su mente.

¿A qué le damos valor en nuestras vidas?

Solo propongo una idea. Que sea tu madrugar un momento donde soñar el mundo que vivirás hoy.
Y cuando ya tengas esto controlado, que sea un momento donde sueñes la semana, el mes y toda tu vida como tú la deseas.
Cuando tomes conciencia del mundo que te rodea verás que te hayas en el mundo de tus sueños.

¿Puedo reparar el mundo actual?

Claro que podemos. Para ello contamos con hooponopono. Una herramienta hawaiana, que es pura metafísica y que nos sirve para anular todo lo creado por nosotros y los que nos antecedieron. Pero aquí nos hacemos cargo nosotros de lo que juzgamos negativo en nuestras vidas.
Al ver lo negativo, decimos por mí y por todos mis hermanos por haber creado esto negativo en nuestro mundo te pido perdón, lo siento, gracias, te amo.
Y eso se lo pedimos a nuestro niño interior por defraudarnos a nosotros mismos y nuestros sueños.
Es bueno recordar el niño que eras, y hacer lo que te hacía feliz de niño , cuando te imaginabas mayor.
Y actuar como ese niño siendo el adulto maduro que eres hoy. Sé ese niño mejorado. No seas un adulto comportándose como niño. Sé ese niño feliz en tu cuerpo y mentalidad de adulto, haciendo todo lo que no podías por ser menor de edad.
Toma las ideas grandiosas que tenías de niño y sé ese ser todopoderoso que jugaba a ser el gran héroe. Sé el gran bombero que salvará a todos los que estén en peligro.
No importa lo que quieras ser, pero lo que hagas y elijas, sea para tu felicidad y la de todos los que te rodean.
Recuerda amar y respetar a tu niño interior. No lo traiciones.

Ver:

 http://autosanacionyespiritualidad.com/conclusiones-sobre-hooponopono/

http://autosanacionyespiritualidad.com/sanar-al-otro-hooponopono-6/

http://autosanacionyespiritualidad.com/herramientas-hooponopono-3/

http://autosanacionyespiritualidad.com/las-palabras-gatillo-hooponopono-4/

http://autosanacionyespiritualidad.com/oracion-y-meditacion-hooponopono-2/

http://autosanacionyespiritualidad.com/tecnica-de-hooponopono/

http://autosanacionyespiritualidad.com/soltar-apegos-hooponopono/

http://autosanacionyespiritualidad.com/el-agua-hooponopono/

http://autosanacionyespiritualidad.com/para-nuestra-sanacion-hooponopono/

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *