Vitamina D Mayor exposición al Sol Menor Mortalidad General

Vitamina D: !5 minutos al sol como mínimo, bastan.

Vitamina D y exposición solar están cada vez más relacionadas a una excelente salud. Ya que es llamativo que hay receptores a vitamina D en todo el cuerpo. Por ello se supone y se investiga para corroborar que debe ser más importante de lo que sabemos hasta ahora. La vitamina D: Deficiencia, fuentes, sol, alimentos, tratamiento, estructura, donde se encuentra.

Vitamina D

Vitamina D: 15 minutos al sol como mínimo, bastan.

Vitamina D

La vitamina D: Deficiencia, fuentes, sol, alimentos, tratamiento, estructura, donde se encuentra.

La vitamina D desde siempre se sabe produce que el calcio sea asimilado por las diferentes partes del organismo donde es necesario, como los huesos. Esta vitamina D incrementa la reabsorción de los mismos en los riñones además de en los intestinos, de modo que aumenta su concentración en sangre y en los huesos.
Una nueva revisión científica (The Winding Path Towards an Inverse Relationship Between Sun Exposure and All-cause Mortality) examina la creciente evidencia de una relación inversa entre los niveles de exposición al sol y la mortalidad por todas las causas.(Vitamina D).

Publicado en la Revista Internacional de Investigación y Tratamiento del Cáncer (IJCRT), el documento señala que las mujeres con hábitos activos de exposición al sol tienen una esperanza de vida de 1 a 2 años más larga.(Vitamina D).

Dado que estos hallazgos son claramente contrarios a los consejos que actualmente promueven las autoridades sanitarias del gobierno, la revisión concluye que la introducción de recomendaciones sensatas de exposición al sol podría mejorar la salud pública.
Como se describe en el documento, la exposición al sol ha sido tradicionalmente el principal contribuyente a los niveles de vitamina D en los humanos.
Cuando la luz solar llega a la piel, la vitamina D se produce en el cuerpo de forma natural.(Vitamina D).

Sin embargo, durante cuarenta años, para proteger contra la radiación ultravioleta (UV), un factor de riesgo conocido para el cáncer de piel, las autoridades de salud del gobierno de todo el mundo han recomendado encarecidamente evitar la exposición al sol.

Para la protección cuando la piel está expuesta al sol, las autoridades generalmente recomiendan el uso de protector solar de factor alto. Sin embargo, esto puede anular la capacidad del cuerpo para producir vitamina D.
Como tal, es plausible que la evitación del sol y el uso excesivo de bloqueador solar juntos hayan sido responsables de un aumento dramático en el número de personas con niveles deficientes o insuficientes de vitamina D.(Vitamina D).

De hecho, una revisión clínica (Vitamin D Deficiency, its Role in Health and Disease and Current Supplementation Recommendations) publicada en 2017 en el Journal of the American Osteopathic Association examinó esta posibilidad y llamó la atención sobre el sorprendente hecho de que alrededor de mil millones de personas en todo el mundo posee niveles inadecuados de este nutriente esencial.

Sol y vitamina D – ¿Estamos recibiendo suficiente?

La revisión de IJCRT señala que los nuevos datos emergentes han mostrado una baja exposición a los rayos UV y bajos niveles de vitamina D que se relacionan con una mayor tasa de mortalidad debido al cáncer de piel.
De hecho, los bajos hábitos de exposición al sol en regiones de baja intensidad solar han demostrado que constituyen un factor de riesgo de mortalidad mayor similar al del tabaquismo.(Vitamina D).

Significativamente, por lo tanto, la investigación ahora muestra que la deficiencia de vitamina D (Vitamin D and Chronic Diseases) está estrechamente relacionada con enfermedades crónicas como, trastornos metabólicos óseos tumores enfermedades cardiovasculares diabetes trastornos neuro-psiquiátricos enfermedades autoinmunes.(Vitamina D).

Sin embargo, en agudo contraste con su publicidad de los peligros del tabaquismo, las autoridades de salud del gobierno han decidido no actuar sobre estos hallazgos.

Se presta especial atención en la revisión IJCRT al hecho de que la pre-eclampsia, una afección que ocurre en el embarazo, caracterizada por presión arterial alta, proteína en la orina y, a menudo, hinchazón en los pies, las piernas y las manos, y la eclampsia, donde también se producen convulsiones, es una causa importante de mortalidad materna en todo el mundo.
Observando que la eclampsia ha demostrado ser más prevalente durante el invierno, el autor del artículo sugiere que esto puede deberse a la falta de exposición al sol, y señala que la deficiencia de vitamina D al final del embarazo se relaciona con un aumento en el riesgo de eclampsia.

Debido a la alta prevalencia mundial de deficiencia de vitamina D, la revisión aconseja que los suplementos de vitamina D sean recomendados durante el embarazo.

Deficiencia de Vitamina D – Un grave problema de Salud Mundial

Para cualquiera que dude de que la deficiencia de vitamina D es un problema serio de salud global, considere el hecho de que incluso en Australia, un país donde la gente suele disfrutar de un estilo de vida al aire libre con abundante luz solar, se han alcanzado niveles de crisis.(Vitamina D).
Se cree que hasta el setenta por ciento de los australianos tiene niveles deficientes o insuficientes de este nutriente.

En los Estados Unidos y Canadá, también, el problema es general. Se cree que las tres cuartas partes de los adolescentes y adultos de EE.UU. son deficientes en vitamina D, mientras que dos tercios de los canadienses tienen niveles inferiores a los que la investigación ha asociado con un riesgo reducido de enfermedad crónica.(Vitamina D).

Una imagen similar ha surgido en Europa, donde se sabe que los niveles sanguíneos de vitamina D son bajos en hasta el setenta por ciento de la población.
Se ha demostrado que las mujeres árabes embarazadas tienen una “prevalencia extraordinariamente alta” de deficiencia de vitamina D, y la India también alberga una creciente epidemia de esta enfermedad.

Claramente, el mundo ignora el peligro de este problema de salud generalizado.(Vitamina D).

por Paul Anthony Taylor
16 Febrero 2018 del Sitio Web de Dr-Rath-Foundation
traducción de Adela Kaufmann
Versión original en ingles
www.bibliotecapleyades.net/ciencia3/ciencia_industryhealthiermedica278.htm

Importancia actuales de Vitamina D:

Michael Holick profesor de medicina del boston University Medical Centery, en invierono la deficinecia de vitamina D se manifiesta como dolor de huesos, dolores musculares y cansancio. Agregado a esto es el mejor protector contra los resfriados y síntomas gripales. Por su alto valor inmunitario.

Sus mejores fuentes son el pescado, los lácteos y los cereales. Pero antes que nada el sol. Por lo tanto el modo adecuado de tomar sol es en las horas donde el sol no es fuerte y sin pantalla solar. Ya que evita la producción de vitamina D. Por lo tanto es indispensable la toma de baños de sol con absoluta conciencia. Por ello exponerse al sol en horarios donde el sol no dañe nuestro cuerpo. Que son las primeras horas de la mañana y las últimas horas de la tarde.

Su importancia es fundamental en los primeros años de vida.

Por ello es importante en muchos casos el uso de suplementos vitamínicos en adultos y niños. Las sociedades de endocrinología internacional recomiendan entre 600 y 1000 UI con salvedades de acuerdo a cada caso y situación.

En vitamina D: Deficiencia, fuentes, sol, alimentos, tratamiento, estructura, donde se encuentra.

Uso en esclerosis múltiple:

Un estudio realizado por los investigadores de la Universidad de Oxford y otro que se llevó a cabo en la facultad de medicina de Nueva Jersey sugirieron que mantener los niveles adecuados de vitamina D puede tener un efecto protector, y bajar el riesgo de tener esclerosis múltiple (EM).(Vitamina D).

Otro estudio realizado en la Universidad de Maastricht en los Países Bajos y otros estudios sugieren que en el caso de las personas que ya tienen EM, la vitamina D puede reducir la frecuencia y la gravedad de los síntomas. Es necesario realizar más investigaciones para evaluar estos hallazgos.(Vitamina D).

Cuando una persona tiene EM, su sistema inmunitario ataca los revestimientos que protegen las células nerviosas. La investigación sugiere que una conexión entre la vitamina D y la EM podría estar vinculada con los efectos positivos que la vitamina D tiene sobre el sistema inmunitario.

El vínculo entre la vitamina D y la EM se fortalece por la asociación que existe entre la luz del sol y el riesgo de EM. Cuanto más alejada vive una persona del ecuador, mayor es el riesgo de que tenga EM. La luz del sol es la fuente más eficiente de vitamina D para el cuerpo, lo que sugiere que la exposición a la luz solar puede brindar protección contra la EM. Asimismo, en estudios de un grupo de enfermeros, el riesgo de desarrollar EM fue sustancialmente menor en las mujeres que tomaban 400 unidades internacionales (UI) o más de vitamina D por día.

Los análisis de detección de deficiencia de vitamina D son importantes para los afroamericanos y para otros grupos étnicos de piel oscura, debido a la menor producción natural de vitamina D a partir de la exposición al sol.

El Institute of Medicine (Instituto de Medicina) recomienda que los adultos de entre 19 y 70 años tomen 600 UI de vitamina D diarias. La recomendación asciende a 800 UI diarias para los adultos mayores de 71 años.

Algunos médicos cuestionan si estos niveles son adecuados y creen que aumentar la toma de vitamina D sería beneficioso para muchas personas. Sin embargo, el Institute of Medicine recomienda que los adultos no tomen más de 4000 UI diarias.

Si te diagnostican deficiencia de vitamina D, puede ser adecuado que tomes hasta 50 000 UI semanales durante un máximo de tres meses, hasta que los niveles se normalicen, y luego pases a tomar una dosis de mantenimiento.

Las dosis muy altas de vitamina D que se toman durante mucho tiempo pueden causar toxicidad. Los signos y los síntomas incluyen náuseas, vómitos, estreñimiento, falta de apetito, debilidad y pérdida de peso. Además, la toxicidad producida por la vitamina D puede aumentar los niveles de calcio en la sangre y derivar en la formación de cálculos renales.

Si te preocupa estar tomando muy poca o demasiada vitamina D, habla con tu médico acerca de la dosis adecuada para ti.

Fuente:

www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/multiple-sclerosis/expert-answers/vitamin-d-and-ms/faq-20058258?p=1

Esta vitamina D: Deficiencia, fuentes, sol, alimentos, tratamiento, estructura, donde se encuentra.

Vitamina D y prevención del cáncer

El Instituto de Medicina (IOM) de las Academias Nacionales ha formulado los siguientes consumos diarios recomendados de vitamina D, asumiendo que hay una exposición mínima al sol:

Para quienes tienen de 1 a 70 años de edad, incluso las mujeres que están embarazadas o amamantando, la cantidad dietética permitida que se recomienda es de 15 microgramos (μg) al día. Ya que 1 μg es igual a 40 unidades internacionales (UI), esta cantidad puede expresarse también como 600 UI cada día..(Vitamina D).
Para quienes tienen 71 años o más, la cantidad dietética permitida que se recomienda es de 20 μg diarios (800 UI al día).

Para los bebés, el Instituto de Medicina no pudo determinar una cantidad dietética permitida que se recomiende debido a la falta de datos. Sin embargo, el Instituto de Medicina estableció un grado adecuado de consumo de 10 μg diarios (400 UI al día), el cual deberá proveer suficiente vitamina D.

Aunque los consumos dietéticos promedio de vitamina D en los Estados Unidos están debajo de las concentraciones de las pautas, los datos de la National Health and Nutrition Examination Survey revelaron que más de 80% de los estadounidenses tuvieron concentraciones adecuadas de vitamina D en su sangre. Aun cuando no es probable que la mayoría de la gente tenga un alto consumo de vitamina D, es importante recordar que un consumo excesivo de cualquier nutriente, incluso de vitamina D, puede causar efectos tóxicos. Demasiada vitamina D puede ser dañina porque aumenta las concentraciones de calcio, lo cual puede llevar a calcinosis (el depósito de sales de calcio en tejidos blandos, como son los riñones, el corazón o los pulmones) e hipercalcemia (concentraciones altas de calcio en la sangre).

El grado más alto de consumo de vitamina D sin peligro para adultos y niños de más de 8 años de edad es de 100 μg cada día (4000 UI al día).

La toxicidad de demasiada vitamina D tiene más probabilidad de ocurrir por consumo elevado de complementos dietéticos que de consumo elevado de alimentos que contienen vitamina D. La exposición excesiva al sol no causa toxicidad por vitamina D. Sin embargo, el Instituto de Medicina indica que no se deberá aumentar la producción de vitamina D mediante el aumento de la exposición al sol ya que esto aumentará también el riesgo de cáncer de piel.

¿Por qué estudian los investigadores oncológicos una posible conexión de la vitamina D con el riesgo de cáncer?

La investigación epidemiológica inicial mostró que los índices de incidencia y de mortalidad por algunos cánceres eran más bajos en los individuos que viven en las latitudes del sur, en donde los grados de exposición a la luz solar son relativamente altos, que en quienes viven en las latitudes del norte. Ya que la exposición a los rayos ultravioleta de la luz solar conduce a la producción de vitamina D, los investigadores formularon hipótesis de que la variación de las concentraciones de vitamina D pudiera ser responsable de esta asociación. Sin embargo, se requiere investigación adicional que se base en diseños más fuertes de estudios para determinar si las concentraciones más altas de vitamina D tienen relación con indices más bajos de incidencia o de mortalidad por cáncer.

Las pruebas experimentales han sugerido también que hay una posible asociación entre la vitamina D y el riesgo de cáncer. En estudios de células y de tumores cancerosos en ratones, se ha encontrado que la vitamina D tiene varias actividades que podrían hacer más lento o impedir la formación de cáncer, incluso de promover la diferenciación celular, de hacer que disminuya el crecimiento de células cancerosas, de estimular la muerte celular (apoptosis) y de reducir la formación (angiogénesis) de vasos sanguíneos en los tumores.
¿Cuáles son las pruebas científicas de que la vitamina D puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer en la gente?

Algunos estudios epidemiológicos han investigado si la gente con un consumo más elevado de vitamina D o con concentraciones más altas de vitamina D en la sangre tiene riesgos menores de cánceres específicos. Los resultados de estos estudios han sido incongruentes, posiblemente debido a los retos que se presentan al llevar a cabo esos estudios. Por ejemplo, los estudios dietéticos no tienen en cuenta la vitamina D producida en la piel por la exposición a la luz del sol, y por la concentración de vitamina D que se mide en la sangre en un determinado momento (como sucede en la mayoría de los estudios) puede no reflejar la situación real de una persona en cuanto a la vitamina D.

También, es posible que la gente que tiene un consumo más alto de vitamina D o concentraciones más altas de vitamina D en la sangre tenga más probabilidad de seguir otras conductas saludables. Puede ser una de esas otras conductas, más que el consumo de vitamina D, la que influye en el riesgo de cáncer.(Vitamina D).

Se han llevado a cabo varios estudios aleatorizados de consumo de vitamina D, pero fueron diseñados para evaluar la salud de los huesos u otros resultados que no están relacionados con el cáncer. Aunque algunos de estos estudios han proporcionado información sobre la incidencia y mortalidad por el cáncer, los resultados necesitan confirmarse con investigaciones adicionales ya que los estudios no fueron diseñados para estudiar específicamente el cáncer. Los cánceres para los que hay más datos humanos disponibles son el cáncer colorrectal, el de seno, de próstata y de páncreas. Numerosos estudios epidemiológicos han mostrado que el consumo o las concentraciones más altos de vitamina D están asociados con un riesgo menor de cáncer colorrectal.

Por el contrario, el estudio aleatorizado de la Women’s Health Initiative encontró que las mujeres sanas que tomaron vitamina D y complementos de calcio por un promedio de 7 años no tuvieron una menor incidencia de cáncer colorrectal.

Algunos científicos han indicado que la concentración baja relativa de complementación de vitamina D (10 μg o 400 UI, una vez al día), la posibilidad de los participantes de tomar por su cuenta más vitamina D, y la corta duración del seguimiento de los participantes en este estudio podrían explicar por qué no se encontró una reducción del riesgo de cáncer colorrectal. Las pruebas de la asociación de la vitamina D con los riesgos de todos los otros cánceres que se estudiaron son inconcluyentes.

Importante:

Para una mejor absorción de vitamina es importante suplementar con Magnesio. De esa manera se busca evitar complicaciones relacionadas con una calcificación excesiva. Su presencia es vital para activar la vitamina D.  Asimismo, tener bajos niveles de potasio y calcio es un típico signo clínico que indica una deficiencia de magnesio. También es importante la presencia de vitamina K2. Considerada poco importante y relegada al olvido durante décadas, los científicos de todo el mundo están empezando a reconocer los extraordinarios beneficios de la vitamina K2 para la salud de los huesos y del corazón. Es un nutriente vital del cual NO desearía ser deficiente. 

Lácteos Fermentados, excelente fuente de Vitamina K2:

Algunos tipos de queso como el Edam, Gouda y Brie son ricos en vitamina K2, aunque no tanto como el natto (alimento japonés a base de soja fermentada). Los de pasta dura como el Edam y Gouda tienen una mayor cantidad de K2 que los de pasta blanda (Brie). No todos los quesos contienen vitamina K2, depende del tipo de bacteria usada para elaborar el queso.

 

 

Fuente:

www.cancer.gov/espanol/cancer/causas-prevencion/riesgo/dieta/hoja-informativa-vitamina-d

Información para bajar suministrada por:

profesionalessalud.faesfarma.com/recursos/publicaciones-medicas/

PDF para bajar:

https://profesionalessalud.faesfarma.com/wp-content/uploads/2018/01/Recomendaciones-Deficit-Vitamina-D-Atencion-Primaria.pdf

https://profesionalessalud.faesfarma.com/wp-content/uploads/2018/01/Newsletter-en-Vitamina-D-07.pdf

https://profesionalessalud.faesfarma.com/wp-content/uploads/2018/01/Situaciones-Clinicas-Deficit-Vitamina-D-Corticoides.pdf

https://profesionalessalud.faesfarma.com/wp-content/uploads/2018/01/Recomendaciones-Deficit-Vitamina-D-Ortopedia-Traumatologia.pdf

https://profesionalessalud.faesfarma.com/wp-content/uploads/2018/01/Recomendaciones-Deficit-Vitamina-D-Neumologia.pdf

https://profesionalessalud.faesfarma.com/wp-content/uploads/2018/01/Recomendaciones-Deficit-Vitamina-D-Pediatria.pdf

https://profesionalessalud.faesfarma.com/tag/newsletter/

https://profesionalessalud.faesfarma.com/wp-content/uploads/2017/06/Recomendaciones-en-la-practica-clinica-Deficit-de-vitamina-D-en-Dermatologia-2017.pdf

Propia (Vitamina D).

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *