Terapia: Equilibrando el karma Curación VII

Terapia: Equilibrando el karma

Terapia: Equilibrando el karma: A los discípulos, se les ofrecen medios y manera de manejar sus reacciones personales. Las reacciones se harán cada vez más evidentes a medida que la integración grupal tiene lugar. La demostración de esas verdades es la parte más difícil de digerir para la personalidad, porque a veces necesitan proceder con fe ciega hasta las últimas consecuencias.

Terapia: Equilibrando el karma

Terapia: Equilibrando el karma

Terapia: Equilibrando el karma: Curación VII

Por favor procedan con la integración grupal, porque ese es el verdadero poder y el origen del equilibrio de karma en la relaciones entre individuos, y entre el individuo y sus bloqueos subconscientes.

Mientras, enfoquen cualquier problema que sientan que tengan en alineamiento directo con el Alma. Muévanse al campo magnético del Alma Grupal en la caverna. Tienen el poder del grupo a su disposición. Atrapen las Fuerzas Oscuras internas llevando deliberadamente el problemas a la caverna,
sacando su intención del subconsciente. Sáquenlas del lodo y llévenlas con sus problemas relacionados hasta el centro ajna (Tercer ojo) en donde pueden ser contempladas, representadas, aceptadas mentalmente como un problema, y luego llévenlas bajo la Luz del Alma en la caverna (Terapia: Equilibrando el karma).

Convirtiéndose en tercera parte, el observador, deliberadamente representen la obra. Existe siempre una relación, así que existen dos o más partes en su escena.

Se convierten en la audiencia, viendo actuar a los actores. Luego se ponen en el papel del primero y luego en el del segundo de esos actores. Se convierten en la persona o problema involucrado, tomando las reacciones de cada uno, hablando a cada uno, golpeando si el guión lo pide, gritando, llorando o lo que sea necesario para sentir la emoción de la experiencia para llevar la representación hasta sus últimas conclusiónes (Terapia: Equilibrando el karma).

Háganlo, hermanos míos, porque entre más tiempo retrasan mirar la verdad, más tiempo permanecen prisioneros de la forma.

Enciendan las luces al final de la representación. Bañen la escena en la luz curadora de Cristo. Hagan una bajada de telón para todos los participantes, sabiendo que cada uno ha representado bien su papel.
Liberen la luz hacia el cuerpo mental volviendo de vuelta al centro ajna. Contémplenla, sabiendo que la Verdad los hará libres. Pueden incluso ser los editores, escribiendo las reacciones de la obra.

Muévanse al centro del corazón y amen la situación, dejándola volver al subconsciente como verdad.

Si otro bloqueo se interrelaciona con este, saben lo que hacer – inúndenlo con la luz del Alma usando el campo magnético del grupo para conseguir el poder para elevarse por encima de la emoción.
Échenle un buen vistazo emocional y mentalmente; inúndenlo con la irradiación de Cristo y amen la experiencia, porque les ha dado una visión de la conciencia de la mente de la raza y han ayudado a resolver un problema de la humanidad al resolver el propio (Terapia: Equilibrando el karma).

Han ayudado a aliviar la congestión
del cuerpo emocional y mental de la raza mediante este servicio a si mismos y a su grupo de hermanos.

Han utilizado:

El Primer Rayo para llevar deliberadamente el problema hasta la luz.

El Segundo Rayo del Amor del Alma para usar la Luz del Alma y el campo magnético para rodear la representación en su anillo-de-no-pasar alineado con la verdad.

El Tercer Rayo de Inteligencia Activa para analizar la obra y extraer de ella su propósito.

El Cuarto Rayo de Armonía a través del Conflicto, representando las diversas partes y emociones de los actores.

El Quinto Rayo de Conocimiento Concreto y Ciencia, al observar los resultados y absorber la esencia de vuelta al subconsciente en su verdadera luz.

El Sexto Rayo de Devoción al Ideal de que el Alma manifestará una curación y que cada partícula interrelacionada será afectada con la Luz de Cristo.

El Séptimo Rayo de Magia Ceremonial.

Que cada uno capte la importancia de lo que está teniendo lugar, primero en su propia conciencia, en su propia mente, sus emociones, y finalmente en su vida y asuntos externos. Que reconozca la manera en que estos acontecimientos son reajustes, ajustes Divinos a la manifestación del Plan Divino para la humanidad, esa humanidad que él es, de manera que con el reajuste pueda producirse una reorientación, y un reconocimiento de crecimiento, de nuevas capacidades, de fuerza y de propósito.

Para llevar esto aún más a los específico:

Encuentren una perturbación emocional en su esfera de influencia, y enfoquen lo que sepan sobre esa situación. Estarán haciendo la conexión entre su propia conciencia superior del alma y un problema específico en la humanidad. Dado que ya han estado en la misma situación en algún momento en el pasado, la solución estará en primer plano en su mente. Proyecten su solución telepáticamente al problema, que será casi ciertamente uno de relaciones (Terapia: Equilibrando el karma).

Las relaciones son la manera en que elaboramos nuestro karma.

Permitan al individuo aclarar su mente con respecto a lo que hacer, pero rodeen al individuo con amor y apoyo en Ley y Orden divino. Hagan esto como observador, no dejando nunca que sus emociones se impliquen en el problema. Saben que han estado en una situación como ésta, así que presten sus mejores esfuerzos a definir el problema y luego permitan al individuo a crear el sendero que tomará. Saben que están mejor cualificados para manejar el problema, pero no es su problema. No son ustedes quienes han de emprender la acción.

De esta manera es como llevan su sabiduría a la encarnación. Sientan que tienen el poder y la responsabilidad de ayudar a otro sin tomar la decisión real por el tipo de decisión a tomar. Trabajan en los planos internos y si se les pide, por supuesto, se toman el tiempo y la paciencia para discutir
y mostrar el camino, y luego dejan que las cosas sucedan. No pueden controlar a nadie, pero pueden ayudar y observar sin ser críticos.

De la misma manera, si son dejados de lado en la toma de decisión, den a los dos participantes su sabiduría y compasión desde lejos, vertiendo luz y amor a la situación y a sí mismo, porque también están implicados (Terapia: Equilibrando el karma).

Continúen prestando apoyo, sabiendo que todo está bien, una educación está en marcha, y el resultado será hacer una correcta relación de una mala relación (Terapia: Equilibrando el karma).
Si son los implicados en una situación indisciplinada, enfóquense en la Intención Divina del Alma, no buscando resultados, sino llevando el poder del Alma a la manifestación para elaborarla por ustedes.

Denle tiempo, entonces, para el ajuste. Son aún el observador en el trasfondo, dejando que la luz y el amor del Alma limpien y purifiquen su ser con aceptación del resultado.

Cada una de sus relaciones tiene algún tipo de problema. Jueguen como el ángel con la varita mágica y toquen gentilmente en lo alto de la cabeza con la luz y la sabiduría para representar la escena en su pequeña etapa de la vida en su pequeños drama (Terapia: Equilibrando el karma).
Hay otra técnica que les daré esta vez, en relación al aura. Puede ser de utilidad no solo para ustedes, sino para la vida grupal global y para cada individuo con quién entran en contacto.

Al menos una vez al día (y no tienen que hacerlo en meditación profunda, simplemente pongan su atención en ello) alinéense con el aspecto de Séptimo Rayo del Ashram Sintético, y mediante ese alineamiento, tiren hacia el aura de energía sanadora que puede ser invocada por la instrumentalidad en cualquier momento que se necesite, y que puede dirigirse hacia los que puedan necesitarlo, sean conscientes de ello o no.

Puede dirigirse a través de cualquier centro que corresponda al área de dificultad que el individuo esté experimentando. Puede ser dirigida mediante las manos o simplemente con el pensamiento, como una actividad irradiante (Terapia: Equilibrando el karma).

Leer más en: El estado de conciencia de los que solicitan curación y El estado de conciencia necesario para la curación y La forma de pensamiento de la muerte y Dieta y a quien entrego mi poder

Fuente:

–Curación- Lucille Cedercrans (Terapia: Equilibrando el karma).

-Propia (Terapia: Equilibrando el karma).

Comparte este artículo

2 comentarios en “Terapia: Equilibrando el karma Curación VII”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *