Saber manifestar nuestras creaciones

Saber manifestar nuestras creaciones

Saber manifestar nuestras creaciones es fundamental para lograr expresar todo aquello que deseamos. La manera en la que podemos llevarla a cabo requiere un trabajo de conciencia y aprender a tener el poder de nuestra conciencia, el subconsciente y tener el poder sobre todos ellos. Saber expresar lo que anhelamos.

Saber manifestar nuestras creaciones

Saber manifestar nuestras creaciones

Saber manifestar nuestras creaciones:

“Conoced que cada imagen que sostenéis en vuestra mente será hecha manifiesta a través de vosotros, porque no podéis separaros de quienes sois desde la energía de la Fuente.
Lo que decís es así, porque estas son las semillas que sembráis y, con el tiempo, recogeréis la cosecha correspondiente. Es la espiritualización de la materia.
Nacer en la tierra, después de la siembra, toma nueve meses. Una vez plantada, no puedes ver la semilla, que está tomando forma.

Observa que las semillas de imágenes e ideas deben crecer.

Permíteles madurar en el tiempo, y pásalo bien mientras tanto. Déjate reposar en el conocimiento de que está creciendo. Con esa clase de siembra, recogerás una cosecha abundante.
Créeme, no quieres una manifestación instantánea cuando lanzas tu creación. Viniste aquí a afinar tu habilidad creativa. Creas tiempo para poder tener un periodo de gracia entre los pensamientos que tienes y la manifestación. Si cada pensamiento que tuvieras se igualara instantáneamente en una manifestación, serías sobrepasado por las creaciones opuestas.

Tener un diseño completo de lo que vamos a manifestar:

Al diseñar las cosas nuevas en la mente, proyectando el pensamiento que nunca ha sido, estás evolucionando y expandiendo Todo Lo que es (El Creador), eternamente.
¡Qué tarea! Sois los valientes que salieron a materializar el espíritu dentro de formas densas. Y, como este proceso está desarrollándose a través de la eternidad,

¿por qué no rendirse al gozo del viaje? ¡Es el camino que te llevará a donde quieras ir!

Los demás no pueden crear por ti o hacer que sientas algo. Los demás pueden influirte, pero tú estás, en última instancia, controlando tu poder creativo. Como tus pensamientos determinan tu experiencia, sé deliberado al elegirlos. Observa la palabra “liberar” dentro de la palabra “deliberar”. Eres liberado para experimentar tu potencial total cuando piensas pensamientos deliberadamente. Ahí yace tu poder, para determinar cómo te sientes por lo qué estás pensando.
Si piensas que conseguir gozar es un trabajo duro, ¡estás validando ese pensamiento! Si crees que es fácil sentirse alegre, el Universo te lo demuestra. Simplemente.”

Pon atención a lo que estás prestando atención, ¡porque el Universo está siempre prestándote atención a tí!

Leer más en: El dominio de la magia y el amor Y 11 pasos a la felicidad

Conclusión:

El hecho de manifestar de modo instantáneo significaría un gran problema. La famosa ley de atracción. Atraer toda la abundancia a nuestras vidas. Abundancia de amor, salud, dinero, paz, armonía y todo lo que puedas necesitar. Imagínense una persona que no maneja su mente, su conciencia y que cada pensamiento negativo se materializara inmediatamente? Sería un caos. El día que podamos hacerlo porque realmente vivimos en plena conciencia y manejamos nuestra mente y seamos el poder manifestado en nuestro cuerpo, entonces podremos manifestar todas las maravillas del Universo que siempre hemos querido. El Universo esta dándonos continuamente, todo aquello que pedimos, ya sea de manera conciente o inconciente.

Y siempre que hagamos un círculo y un punto, el Universo se enfoca en nosotros.

Es la manera en que llamamos su atención. El siguiente paso en concedernos lo que queremos. Por ello hay que trabajar nuestra espiritualidad y nuestra conciencia. Siempre es buen momento para comenzar.

Fuente:

-Diario de Merlín

-Propia.

Comparte este artículo

Un comentario en “Saber manifestar nuestras creaciones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *