Origen emocional psoriasis

Origen emocional psoriasis

Origen emocional psoriasis, es una enfermedad de la piel que causa descamación e inflamación (dolor, hinchazón, calentamiento y coloración).

Origen emocional psoriasis

Origen emocional psoriasis

Origen emocional psoriasis:

Regularmente las células de la piel crecen desde las capas más profundas y suben lentamente a la superficie, reemplazando constantemente a las células muertas de la superficie. Este proceso se llama renovación celular, y tarda aproximadamente un mes. Con la psoriasis, la renovación celular ocurre en sólo unos pocos días, lo que provoca que las células nuevas suban demasiado rápido y se acumulen en la superficie.

En la mayoría de los casos la psoriasis causa parches o placas de piel gruesa, enrojecida y con escamas plateadas. Estas placas pueden producir picor o dolor. A menudo se encuentran en los codos, las rodillas, otras partes de las piernas, el cuero cabelludo, la parte baja de la espalda, la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies. También pueden aparecer en otras partes tales como las uñas de las manos y los pies, los genitales y la parte interior de la boca.

Sanación:

La psoriasis es una afección muy frecuente de la piel que se puede presentar en cualquier etapa de la vida. Se manifiesta en forma de placas, principalmente en las zonas expuestas a los traumatismos, es decir, codos, rodillas, cuero cabelludo, palmas de las manos y plantas de los pies.
En ocasiones se propaga al resto del cuerpo. Estas placas están formadas de laminillas que se acumulan unas sobre otras. Las placas antiguas, más gruesas, son blancas y se desprenden como polvo al contacto con la ropa.
Agregando que la persona que padece psoriasis parece querer renovar su piel. No se siente bien en ella y quiere tener una piel nueva. Esto indica que no se siente reconocida por lo que es. Incluso puede sufrir un problema de identidad y desea tomar otra personalidad. Le resulta difícil aceptar quién es en esta vida. El mensaje que recibe es que acepte lo que es ahora, con todas sus cualidades; defectos, miedos, debilidades, fuerzas, talentos, etc. Todo, sin avergonzarse de nada y sin tener miedo al rechazo.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *