Origen emocional de cálculos

Origen emocional de cálculos

Origen emocional de cálculos, esas terribles y molestas arenillas o piedras que torturan nuestras vías biliares o renales y porque nos afectan. Vale la pena averiguarlo.

Origen emocional de cálculos

Origen emocional de cálculos

Origen emocional de cálculos:

Bloqueo físico-

Se denomina cálculo a un pequeño guijarro, una piedrecita, que se origina por una acumulación de sales minerales o sustancias orgánicas (en ocasiones mezcladas con otros elementos) y que se forma en ciertas situaciones anormales. Algunos cálculos apenas se notan a simple vista y generalmente se aglomeran. Otros pueden llegar a medir varios centímetros y suelen aparecer aislados. Se pueden formar en la vesícula biliar, los riñones, la próstata, etc.

Bloqueo emocional-

Según el lugar del cuerpo donde se formen los cálculos, su significado metafísico varía. En general, para que se acumulen suficientes depósitos para formar una o más piedras, la persona debe alimentar durante mucho tiempo fuertes pensamientos de agresividad o descontento, de envidia o celos. Estos pensamientos se conservan secretos, sin expresarlos en absoluto. La persona rígida que reprime sus sentimientos es más susceptible de formarlos.

Bloqueo mental-

Los cálculos biliares a menudo se deben a un “error de cálculo”. Esto quiere decir que la persona piensa de una manera y actúa de otra. Por ejemplo, quiere avanzar y se deja detener por otros, o quiere avanzar y no actúa. Esto provoca pensamientos de descontento y agresividad que se acumulan y se endurecen en su interior. A esta persona le beneficiaría dejar de calcular tanto y actuar según sus deseos.

Bloqueo espiritual y sanación-

El cálculo es una concreción pétrea que se forma por precipitación de ciertos componentes (calcio, colesterol) de la bilis o de la orina. El cálculo es la acumulación (o si se quiere la “adición”) de ideas falsas, conceptos erróneos de la realidad que puede ilustrarse con la expresión “hacer un error de cálculo”, emociones y sentimientos inhibidos; una concentración de pensamientos como una masa de energía que se solidifica y se cristaliza al punto de formar piedras muy duras en el órgano en el cual la causa de la enfermedad se manifiesta. Debo hacer confianza en la vida y saber que puedo “contar” con mi poder divino que me permitirá ver los acontecimientos con una apertura más grande y en total seguridad.

Fuente:

-Sanate y sana.

-Propia.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *