Origen del síntoma parte 2 Relación Enfermedad Pensamiento

Origen del síntoma parte 2 : Armonía

Origen del síntoma parte 2 es la continuación de la anterior. Debemos recordar que el síntoma es un alerta de nuestro cuerpo de falta de armonía. Que debemos corregir si deseamos detenerlos y que no se agraven.  Al no corregir el origen del síntoma, éstos continúan aumentando y agravando la enfermedad (Origen del síntoma parte 2). Síntoma: Definición, formación del síntoma, ejemplos, psicoanálisis del síntoma.

 

Origen del síntoma parte 2

Origen del síntoma parte 2 : Armonía

Origen del síntoma parte 2:

La herramienta hacia la corrección y armonía:

El Síntoma: Definición, formación del síntoma, ejemplos, psicoanálisis del síntoma.

E

Eczema: Antagonismo intenso. Erupciones mentales.
Edema: ¿De qué o quien no quieres desprenderte?
Encías: Confianza.
Encías, problemas de: Incapacidad de mantener decisiones. Indiferencia ante la vida.
Encías sangrantes: Falta de alegría en las decisiones que se toman en la vida.
Endometriosis: Inseguridad, decepción y frustración. Sustitución del amor a uno mismo por azúcar. Tendencia a culpar.
Enfermedad crónica: Rechazo al cambio. Temor al futuro. Sensación de inseguridad.

Enfermedad incurable: Está en un punto en que no se puede curar por medios externos. Es preciso ir al interior para curarla. Vino de ninguna parte y volverá a ninguna parte.

Enfermedades de la infancia: Fe en los calendarios, convenciones y leyes falsas. Comportamiento infantil de los adultos que rodean al niño.
Enfermedades de transmisión sexual: Sentimiento de culpa por la sexualidad. Necesidad de castigo. Idea de que los genitales son algo sucio y pecaminoso. Maltrato a otra persona.

Entumecimiento u hormigueo: Represión en la manifestación del amor y la consideración. Morir mentalmente.

Enuresis: Miedo a uno de los progenitores, sobre todo al padre.

Envejecimiento, problemas del: Convenciones sociales. Vieja forma de pensar. Miedo a ser uno mismo. Rechazo del presente.
Envenenamiento por alimento: Permitir que otros asuman el control. Sentimiento de indefensión.
Epilepsia: Sensación de ser perseguido, de intensa pugna. Rechazo de la vida. Violencia contra uno mismo.
Equilibrio, pérdida del: Pensamiento disperso, descentrado.
Eructos: Tragarse la vida con demasiada rapidez.
Escalofríos: Contracción mental, alejamiento, retraimiento. Deseo de retirarse. “Déjenme en paz”.

Esclerodermia: Autoprotección contra la vida. Desconfianza de la propia capacidad de cuidarse.

Esclerosis lateral amiotrópica: Resistencia a aceptar la propia valía. Negación del éxito.
Esclerosis múltiple: Rigidez mental, dureza de corazón, voluntad de hierro, inflexibilidad. Miedo.
Espalda: Representa el apoyo de la vida. Rectitud.
Parte superior, problemas: Falta de apoyo emocional. Sensación de no ser amado. Freno en la manifestación del amor.
Parte media, problemas: Culpa. Atascamiento en el pasado. Sensación de carga.
Parte inferior, problemas: Miedo al dinero. Falta de apoyo económico.

Espada inclinada: Transporta las cargas de la vida. Desvalimiento y desesperanza.

Espasmos: Tensión debida al miedo.
Espinilla (de la pierna), problemas: Ideales rotos. La espinilla representa el estilo de vida.
Esqueleto, problemas: Desmoronamiento de la estructura. Los huesos representan la estructura de la vida.
Esterilidad: Miedo y resistencia al proceso de la vida. O no tener necesidad de vivir la experiencia de tener hijos.
Estómago: Sensibilidad, aceptación, digiere las ideas.
Problemas: Temor a lo nuevo. Incapacidad de asimilar lo nuevo.
Estrabismo convergente: Deseo de no ver el exterior. Objetivos contradictorios.
Estrabismo divergente: Temor a mirar al presente, el aquí y el ahora.

Estreñimiento: Negativa a abandonar viejas ideas. Estancamiento en el pasado. A veces, mezquindad, tacañería.

Extremidades: Agilidad, flexibilidad, actividad

F

Fibromas y quistes: Cultivo del rencor que se siente contra el novio o marido. Golpe para el yo femenino.
Fibrosis quística: Firme convicción de que la vida no te funcionará. “Pobre de mi”.
Fiebre: Cólera abrasadora.
Fístula: Bloqueo en el proceso de liberación.
Flebitis: Rabia y frustración. Culpar a otros de la limitación y la falta de alegría de la vida.
Frigidez: Negación del placer. Creer que la sexualidad es mala. Parejas sexuales insensibles. Temor al padre.
Furúnculo: Rabia que hierve. Furia.

G

Gangrena: Morbosidad mental. Pensamientos ponzoñosos que ahogan la alegría.
Garganta: Angustia.
Dolor, irritación: Represión del enfado. Sentirse incapaz de expresarse.
Nudo en la garganta: Miedo. Desconfianza del proceso de la vida.
Problemas: Incapacidad para hacerse valer. Rabia reprimida y tragada. Creatividad sofocada. Negativa a cambiar.
Gastritis: Incertidumbre prolongada. Sentimiento fatalista.
Genitales: Representan los principios masculino y femenino.
Problemas: preocupación por no sentirse valioso.

Glándulas: Representan las estaciones de abastecimiento. Son la actividad que se inicia.

Glandulares, problemas: Mala distribución de las ideas para organizarse y actuar. Autocontención.          Glaucoma: Necesidad de castigo por ser una mala persona.
Gota: Necesidad de dominar. Impaciencia, ira.
Gripe: Reacción ante creencias populares negativas. Miedo. Fe en las estadísticas.Hemorragias: Se marcha la alegría. Fastidio.

H

Hemorroides: Miedo de los plazos establecidos. Rabia por el pasado. Temor a aflojarse. Sensación de carga.
Hepatitis: Resistencia al cambio. Miedo, ira, odio. El hígado es la sede de la indignación y la rabia.
Heridas: Enfado con uno mismo y sentimiento de culpabilidad.
Hernia: Relaciones rotas. Tensiones, cargas. Expresión creativa incorrecta.
Hernia discal: Sensación de no recibir ningún apoyo de la vida. Indecisión.                                                     Herpes genital: Creencia popular en la culpa sexual y la necesidad de castigo. Escarmiento público. Fe en un Dios que castiga. Rechazo de los genitales.
Herpes labial: Enfado que carcome y temor de expresarlo.

Hígado: Valores morales, ideología. Sede de la rabia y de las acciones primitivas.

Problemas: Hábito de quejarse. Justificación de las críticas para autoengañarse. Sentirse mal.
Hinchazón: Bloqueo del pensamiento. Ideas atascadas, dolorosas.
Hiperactividad: Temor. Sensación de estar presionado y frenético.
Hipermetropía: Temor del presente.
Hipertiroidismo: Rabia por ser dejado de lado.
Hiperventilación: Miedo, resistencia al cambio. Desconfianza e el proceso de la vida.

Síntoma: Definición, formación del síntoma, ejemplos, psicoanálisis del síntoma.

Hombros: Representan la capacidad para llevar alegremente nuestras experiencias. Con nuestra actitud hacemos de la vida una carga.
Hongos, infecciones por: Creencias estancadas. Aferramiento al pasado. Negación de las propias necesidades. Falta de apoyo a uno mismo.
Huesos: Firmeza, disciplina
– Deformaciones: Tensión y presión mentales. Músculos que no se pueden estirar. Pérdida de movilidad mental.
– Fracturas: Rebelión contra la autoridad

I

Impotencia: Presión, tensión y culpa sexuales. Convenciones sociales. Despecho contra una pareja anterior. Miedo de la madre.
Incontinencia: Exceso emocional a rebosar. Años de represión de las emociones.
Indigestión: Miedo visceral, terror y angustia. Quejas y gruñidos.                                                                  Infección: Conflicto mental (duda), que se exterioriza en forma de infección (estudiar la parte del cuerpo afectada). ¡Toda decisión libera!
Inflamación: Irritación, enfado, fastidio.
Insomnio: Miedo a soltar el control consciente y abandonarse al inconsciente

Intestinos: Asimilación. Absorción. Eliminación fácil de desechos.

Problemas: temor de liberar lo viejo y que ya no se necesita.
Intestino delgado: Reflexión, análisis
Intestino grueso: Inconsciente, avaricia.

J

Juanete: Falta de alegría ante las experiencias de la vida.

L

Laringitis: Furia que impide hablar. Miedo de hacerse valer. Resentimiento contra la autoridad.
Lengua: Representa la capacidad de saborear con alegría los placeres de la vida.
Lesiones: Enfado con uno mismo. Sentimiento de culpabilidad.
Leucemia: Inspiración brutalmente letal. ¿Para que…?
Linfáticos, problemas: Advertencia de que hay que volver a centrar la mente en lo esencial de la vida: el amor y la alegría.
Líquido, retención de: ¿Qué tiene miedo a perderse?

LL

Llagas, irritaciones: Rabia sin expresar que se instala.
Llanto: las lágrimas son el río de la vida, y se derraman por alegría, tristeza o miedo.
Locura: Huida de la familia. Escapismo, retraimiento. Violenta separación de la vida.

M

Magulladuras: Los pequeños golpes de la vida.
Malaria: Estado de desequilibrio con la naturaleza y con la vida.
Mamas: Representan la maternidad, el cuidado y el sustento.
Problemas: Negativa a cuidar de sí misma. Posponerse siempre en favor de los demás.
Quistes, bultos, inflamación (mastitis): Cuidados maternales exagerados. Sobreprotección. Actitud autoritaria.
Manos: Sujetan y manejan. Aferran y sueltan. Pellizcan. Todas las formas de enfrentar las experiencias. Aprehensión, capacidad de manejo.
Mareo en barcos: Miedo a la muerte. Descontrol.

Mareo en coche: Miedo. Sensación de estar atrapado, cautivo.

Mareo al moverse: Miedo. Temor de no estar al mando.
Matriz: Entrega                                                                                                                                                   Médula espinal: Representa las más profundas creencias sobre uno mismo. La forma de apoyarse y cuidarse.
Meningitis: Rabia contra la vida. Pensamientos inflamados.
Menopausia, problemas de la: Miedo a dejar de ser deseable. Rechazo de uno mismo. Miedo a envejecer. Sensación de valer muy poco.                                                                                                                 Menstruación, problemas de la: Rechazo de la feminidad. Culpa, temor. Idea de que los genitales son algo sucio o pecaminoso.

Migraña: Aversión a ser manejado. Resistencia al fluir de la vida. Temores sexuales. (La masturbación suele aliviarla).

Miopía: Miedo al futuro. Desconfianza en el porvenir.
Mordeduras: Cólera vuelta hacia adentro. Necesidad de castigo.
Muela del juicio impactada: Negarse el espacio mental para crearse una base firme.                                     Muerte: Representa abandonar este episodio de la película de la vida.
Mujer, problemas propios de la: Negación de una misma. Rechazo de la feminidad y del principio femenino.
Muñecas: Movimiento y soltura
Músculos: Movilidad, flexibilidad, actividad.

Leer más en :

El origen del síntoma parte 1 Y El origen del síntoma parte 3 y Origen del síntoma parte 2

En el Síntoma: Definición, formación del síntoma, ejemplos, psicoanálisis del síntoma.

¿Qué indica el síntoma?:

El síntoma es un indicador, una alarma que nos avisa que algo no funciona en notros mismos. El concepto es nombrar a la señal o indicio de algo que está sucediendo o que va a suceder en el futuro. Por ejemplo la fiebre nos indica una infección por la cual esta peleando nuestro organismo. Revela la presencia de un a enfermedad.
Es importante distinguir entre el síntoma (comentado por el paciente) y el signo clínico, que es una manifestación objetivable advertida por el médico. Los signos clínicos se hacen evidentes en la biología del enfermo y reflejan una enfermedad. Los edemas y la fiebre son signos clínicos.

El síntoma es una de las formaciones del Inconsciente.

Síntoma e inconsciente:

Para Lacan el síntoma es el significante de un significado reprimido de la conciencia del sujeto, lo reprimido es el significado, y el síntoma que aparece es su significante. El síntoma, como formación del Inconsciente debe ubicarse en relación al discurso del Amo porque el síntoma incluye el discurso del Otro en el secreto de su desciframiento: el Inconsciente es el discurso del Otro, es el discurso Amo.

Importancia del origen del síntoma:

La importancia del origen del síntoma radica en que es un aviso de nuestro cuerpo sobre algo que estamos haciendo mal. Es un aviso al que debemos dar importancia. El desconocer su valor es avanzar hacia un modo agravado del síntoma. Esto puede generar una enfermedad de mayor gravedad, donde los síntomas comienzan a empeorar. Síntomas son actos perjudiciales conllevan displacer o sufrimiento. Son el resultado de un conflicto.
Para evitar el conflicto debemos ser coherentes en palabra, emoción y acción en nuestras vidas.
Toda incoherencia genera conflicto y si persiste el conflicto y no se resuelve, aparece el síntoma y luego la enfermedad.

¿Qué debo hacer?

Para resolver el síntoma y evitar que degenere en enfermedad, lo que debo hacer es:
Primero: Averiguar que lo generó.
Segundo: Una manera práctica de borrar el síntoma es que sabido el origen tomar la actitud correspondiente.

Por ejemplo, si mi dolor de cabeza se debe a ir de compras cuando no quiero, lo que debo hacer es corregir mi actitud. La manera es cambiar mi postura al ir de compras y decirme: no me gusta pero como debo ir voy a disfrutarlo y no voy a generar ningún conflicto por hacer esto que no deseo.

Importantísimo:

El médico es el único profesional entrenado para hacer un diagnóstico. Y quien sugiere el mejor tratamiento. Usted podrá asegurarse consultando a varios médicos en todo caso para estar seguro y confiado del diagnóstico. Pero jamás debe tomar por su cuenta la medicación.
Usted podrá elegir la terapia que prefiera porque es su derecho. Pero sea homeopatía, alopatía, naturista, el profesional que usted elija es quien debe indicar su tratamiento.

Concluyendo:

Si tenemos un síntoma es porque algo lo provoca y en tanto el síntoma se repita debiera motivar la consulta médica precoz. Un síntoma es información y si sabemos escuchar los mensajes del cuerpo la consulta médica precoz nos brindará la mejor oportunidad terapéutica. Espero que este consejo resulte útil. El cuerpo siempre nos habla y nos envía información. Al principio lo hace de manera más suave. En caso de no escucharlo va aumentando el tono y volumen del mensaje o síntoma hasta que nos termina sacudiendo para que lo escuchemos. Normalmente se manifiesta como dolor o molestias diversas.

Dolores de cabeza, acidez en el estómago, dolencias de espalda, etc. Lamentablemente, las personas terminan por conceptualizar al síntoma como algo normal, en virtud de su frecuencia.

En pocas palabras, son mensajes del cuerpo, y al ignorarlos corremos el riesgo de sufrir llamadas de atención más fuertes y frecuentes, hasta volverse insoportables. Por eso si no desaparecen hay que consultar con nuestro médico.
Un problema común y alarmante es la automedicación. Los síntomas que no son considerados graves suelen erradicarse con medicamentos de venta libre o algún medicamento prescripto que nos quedó de la otra vez. Los de venta libre que sólo deben utilizarse ocasionalmente y por corto tiempo. Y los prescriptos solo por un profesional.

Cuida tu salud y escucha a tu cuerpo. Visita a un médico en caso de presentar síntomas frecuentes, no lo dejes para después.

 

Origen del síntoma parte 2

Origen del síntoma parte 2

Fuente de El origen del síntoma : –Louis Hay

(Origen del síntoma parte 2).

 

 

Comparte este artículo

2 comentarios en “Origen del síntoma parte 2 Relación Enfermedad Pensamiento”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *