Mi voz como sanación El sonido y sus beneficios La expresión del ser

Mi voz como sanación

Mi voz como sanación. La voz es una herramienta imprescindible en el rito del desahogo y en el alivio del dolor físico o psíquico. Voz y sonido como sanación: Voz para sanar, para amar, armónicos, el poder de la voz, musicoterapia, sonidos para sanar, canto terapéutico.

Mi voz como sanación

Mi voz como sanación

Mi voz como sanación:

¿Es posible?

Voz y sonido como sanación: Voz para sanar, para amar, armónicos, el poder de la voz, musicoterapia, sonidos para sanar, canto terapéutico.

La emisión de voz cantada es una forma muy eficiente de elevar nuestra vibración personal, así como también los cantos han llenado de magia y de poder las ceremonias religiosas y mágicas, siendo compañeros inseparables de la humanidad. Puedo usar mi voz como sanación.
Hace más de 20 años que se descubrió científicamente que mediante nuestra voz y el sonido de instrumentos acústicos musicales se puede conseguir la auto-destrucción de las células cancerosas y la curación de infinidad de enfermedades.

Según los últimos descubrimientos de física cuántica, estamos hechos mayoritariamente de vacío y energía vibrando a diferentes frecuencias.

Energía es igual a vibración, vibración es igual a sonido, sonido es igual a nota musical. Con el poder de nuestra voz podemos modificar las frecuencias inarmónicas que nos están causando enfermedad, malestar, desequilibrios y bloqueos en nuestro campo energético, cuerpo y mente. De ahí comenzaron a concluir que mi voz como sanación, no era descabellado.
No es necesario saber cantar, ni tener conocimientos musicales, ni tan siquiera tener una bonita voz. Cualquier persona que puede hablar, puede entonar y se puede beneficiar.
Si supiéramos que nuestra sanación está en nuestro interior, que no hay que buscarla fuera, y que la vibración de nuestra voz es el camino más rápido, ganaríamos tiempo.

A través de la voz y sus armónicos, y de la vibración pura de los cuencos de cuarzo y tibetanos se evocan instantes de paz, relajación, meditación, inspiración e intuición. Mediante el sonido de la voz e instrumentos acústicos es posible alcanzar diferentes estados o niveles de conciencia.

Los músicos saben que hay ciertos tonos que son armoniosos para el bienestar y otros tonos que son todo lo contrario. Por ello el significado de la música en nuestras vidas es mucho mayor de lo que suponemos. Mientras tanto elijamos la música que nos guste. Si tiende a tranquilizarnos y vivir en armonía, mucho mejor y si te gusta la música más movilizante también es bueno porque seguramente es lo que tu cuerpo necesita en ese momento. Así como cuando bebemos cuando tenemos sed, así debemos seguir prestando atención a lo que nos dice nuestro cuerpo y nuestra intuición. Prestémosle más atención (Mi voz como sanación)

Hablando de sonido:

El sonido puede ser utilizado para ayudar en numerosos desequilibrios físicos, psíquicos y emocionales.  Hay muchos caminos para la sanación, cada uno ha de encontrar el suyo.  Muchas personas han encontrado, o reconocido su verdadera esencia amorosa a través de su voz, del canto, del canto de armónico o de haberse dejado sentir por el sonido arrullador de cuencos, flautas y campañas conectadas al amor y a la belleza. El canto es sólo un medio, y la voz un instrumento, tan seguro y poderoso como cada uno de nosotros seamos capaces de descubrir.

La voz en la historia:

En antiguas civilizaciones, usaban la voz y sus cantos para sanar, limpiar, canalizar o rendir culto a sus deidades. Los templos sagrados se sellaban cantando al unísono. Los campos astrales se protegían, los portales dimensionales se abrían para canalizar a las deidades, incluso para defenderse de los intrusos se cantaban salmos, también se usaban para liberar a los espíritus atrapados ,entre más usos que desconocemos. Dicho conocimiento se fue perdiendo, por diferentes motivos que no vienen al caso. El resultado fue la pérdida de un conocimiento muy importante que es re descubierto, como dijimos, hace unas décadas. Aquellas cualidades atribuidas al canto, a la magia y al conocimiento quedaron reducidas a los términos de encantamientos y brujerías.

Sin embargo, todas las religiones siguen usando los cantos devocionales para alabar a Dios y para subir las vibraciones de sus templos. Conscientes o no del poder que tiene la palabra, el decreto, la vibración y la intención, esta sabiduría quedó impresa en nosotros. Guardamos esa memoria de como volver a usar nuestra inmensa capacidad creadora por medio de la voz.

El canto:

Al cantar nos conectamos con lo más elevado de nuestro ser,  con nuestras emociones más profundas, a veces enclaustradas y reprimidas. Podemos evocar a Dios o podemos penetrar en la más oscura sombra que guarda nuestra alma. En el fondo ambas son necesarias. Podemos llegar a traer luz al alma cuando vibramos en el amor o transmutar nuestra tristeza cantando y aumentando nuestra vibración al acercarnos al más profundo sentimiento. La vibración de la voz es una herramienta potente que puede inducirnos a un profundo trance hipnótico donde podamos liberar nuestras más profundas sombras, bloqueos y traumas. Evocar aquello que necesitamos liberar, conectar con la ayuda de nuestros guías , maestros y seres queridos.

Pudiendo crear portales entre distintas dimensiones para sanar etapas de esta u otras vidas , para despedirnos y sentir a aquellas almas que ya no nos acompañan en esta dimensión y un sin fin de posibilidades que se abren ante nosotros y que nos permiten indagar en los misterios de la existencia, y lo más importante conectarnos con quien somos realmente, con nuestra esencia mas pura y original.

Voz y sonido como sanación: Voz para sanar, para amar, armónicos, el poder de la voz, musicoterapia, sonidos para sanar, canto terapéutico.

Nuestro instrumento:

Estamos dotados con una voz, un poderoso instrumento que puede ayudarnos a sentir y expresarnos profundamente sin que la racionalización de la mente maneje o controle lo que sucede. A veces es más efectivo emitir sonidos y conectarnos con el espíritu sin procesar lo que ocurre, pues la mente humana no puede entender ni controlar la inmensidad que nos rodea. Solo entrando en la vacuidad del vacío, abriéndose así a un lenguaje que nuestra alma puede integrar la plenitud de su esencia. Por ello el canto es ancestral como el alma humana. Ambos está conectados. Uno canta las penas y alegrías del otro. Cantar descomprime el pecho y suelta nuestro ser. Para que el ser sea. Tal y como vino al mundo a experimentar todo lo que sucede en este plano. Y el canto y la música son expresión plena del ser.

Fuente:

www.masajedevoz.com

Propia

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *