Meditación, Grupos y Centros: Curación IX

Meditación, Grupos y Centros

Meditación, Grupos y Centros: Enfoquen la conciencia en la caverna e identifíquense como el Alma Consciente Encarnada, vinculándose unos con otros (Puedes invocar a quien tu desees y en quien creas, a quienes se nombra aquí solo es sugerencia).

Meditación, Grupos y Centros

Meditación, Grupos y Centros

Meditación, Grupos y Centros: Curación IX

Mediante el centro de la cabeza, alinéense con el Maestro D.K., el Maestro K.H. y el Cristo trascendente, recibiendo desde el Triángulo Superior la energías curadoras del Amor Sabiduría Divino, centrando estas en la vida grupal.
Añadan a estas energías, según las reciben y centran en la vida grupal, prana Solar y planetario – energía vital (Meditación, Grupos y Centros).

Habiendo anclado y centrado las energías curativas de Amor Sabiduría Divino recibidas desde el Triángulo Superior – la fuerza vital recibida desde el Sol, y el planeta mismo – transmitan está mezcla de energías a las fuerzas sustanciales del centro – centrando, por tanto, las tres clases de energía en los reinos de la naturaleza mineral, vegetal, animal y humano en que se enfocan en la propiedad física.

Contemplen el concepto de la curación, primero en la conciencia, según se aplica a la conciencia, y luego según se aplica a las relaciones y afecta a la red etérica de la vida grupal, el centro físico, el entorno a su alrededor y el mundo de los asuntos (Meditación, Grupos y Centros).

Considérenlo según se aplica a las condiciones de la mente, de las emociones, de la actividad, a la Vida Grupal ashrámica, a las fuerzas sustanciales de la apariencia física real – la propiedad física –
como siendo un centro irradiante de curación, un agente de curación funcionando en su mundo de asuntos, ocupándose de todas esas áreas que hemos considerado.

Contemplen esta cualidad y actividad sanadora irradiando de cada piedra, cada hoja de hierba, cada cuerpo y cada unidad de conciencia que constituye el centro a través de su mundo de asuntos.
Conscientemente irradien dirijan las energías de sanación – la cualidad sanadora, la actividad sanadora. A través de todas las áreas en la vida grupal global que necesitan curación.

Recuerden dirigir la energía sanadora a su economía, vertiendo en ella junto a las energías sanadoras del Segundo Rayo, el prana Solar y planetario, revitalizándola, fortaleciéndola y rejuvenciéndola.

Hagan sonar el OM. Lleven ahora esta triple mezcla de energía a un foco en su propia caverna, enfocada en y a través del cuerpo mental, el cuerpo astral, el cuerpo etérico, el sistema etérico de centros, el cerebro físico y el sistema nervioso, el sistema glandular, la corriente sanguínea, los órganos vitales, la carne, la piel, los huesos, el campo magnético físico. Hagan sonar el OM a través todo el alineamiento inferior (Meditación, Grupos y Centros).
Relajen la atención.

Meditación — Estándar de Salud

Voy a proyectar un ejercicio que puede ser usado para aumentar el estándar de salud física y el nivel de energía vital del instrumento (Meditación, Grupos y Centros).
Adopten la posición – ambos pies en el suelo (esto puede hacerse de pie, preferiblemente al aire libre). Calmen el cuerpo emocional, estén alertas mentalmente y enfoquen la conciencia en el centro ajna.
Miren hacia adentro al centro de la cabeza, visualizando el pequeño sol dorado. Permítanse ser atraídos a ese centro mediante la atracción magnética de su luz.

Enfocados en el centro del pequeño sol dorado, identifíquense como Almas.
Conscientemente, mediante un acto de voluntad, irradien la luz del sol, mediante el cerebro y el sistema nervioso, a través del instrumento físico.
Permitan ahora a su percepción moverse a la conciencia de estar vivos en este cuerpo etérico de luz que interpenetra el cuerpo físico.

Lleguen a un conocimiento interior del instrumento, del cuerpo etérico de luz. Vuélvanse conscientes de su alineamiento, mediante este pequeño sol dorado, a través del centro de la cabeza con la presencia espiritual trascendente del Cristo (Meditación, Grupos y Centros).

Mediante el sonido del OM, lleven ahora la luz de esa Presencia hasta el cuerpo etérico de luz en el físico, vivificándolo y dándole energía, OM.
Relajen gradualmente la atención y vuelvan al foco normal.

Es enfocándose en el cuerpo de luz etérico con esta ceremonia (que le da sustancia y que lo libera a la actividad) que el plan formulado es llevado a cabo.

Liberando las emociones

(Se realizó la pregunta sobre la liberación de emociones sin la conciencia de lo que se ha liberado).
Puede que nunca se hagan conscientes de la causa. Mucho trabajo terapéutico se está realizando con los discípulos por debajo del umbral de su conciencia. Se ha establecido un nuevo método de pasar por alto la mente concreta. Dado que ha sido este aspecto el que ha dado el mayor problema con respecto a la resistencia a la terapia, hemos encontrado una manera de vincular el alma con el subconsciente sin utilizar el aspecto concreto de la mente (Meditación, Grupos y Centros).

La energía proyectada al subconsciente desde el alma resulta en la estimulación y activación de formas de pensamiento enterradas, liberando la emoción enterrada y gradualmente eliminando el poder de las formas de pensamiento de influenciar la vida y asuntos de la conciencia.

Esto naturalmente produce muchas reacciones que son difíciles de comprender al individuo. Es un proceso mucho más rápido de terapia que la terapia analítica. Cuando quiera que el karma del discípulo lo permita, estamos usando este método. Existen muchos cuyo karma no permitiría este método. Nadie por debajo del estatus de discípulo podría beneficiarse del mismo. El proceso es establecido por el Maestro y llevado a cabo bajo su dirección por el alma del individuo implicado (Meditación, Grupos y Centros).

Muchos miembros del Grupo Mundial están siendo afectados por este método.
Esto se estableció solo hace unos pocos meses y has estado operativo solo durante ese periodo de tiempo.
Está probando ser altamente exitoso, y está llegando el momento en que será el método utilizado por los discípulos.

Intentaré aclarar algo lo que está teniendo lugar con ustedes en este momento. Una vieja forma de pensamiento que había bloqueado previamente no solo su capacidad para expresar amor, sino su capacidad para expresar también cualquier emoción, se ha reactivado mediante este proceso. El alma ha establecido contacto directo con esta forma y está en proceso de desvitalizarla. Con el contacto en la forma se produce siempre, una estimulación debido a la naturaleza dadora de vida de las energías del alma (Meditación, Grupos y Centros).

Sin embargo, esta estimulación, que monitorizada y dirigida por el alma, produce reacciones tan violentas que resultan en descarga emocional.

Cuando la forma de pensamiento es extenuada de energía vital, se desintegrará y el bloqueo desaparecerá sin ningún conocimiento consciente por parte de la conciencia cerebral de lo que ha tenido lugar. Uno por uno estos bloqueos (Meditación, Grupos y Centros).
problemáticos se eliminarán hasta que el discípulo se encuentre a si mismo milagrosamente cambiado y curado de muchas de sus dificultades.

Equilibrando los centros

(Esta técnica no se escribió nunca, sino fue enseñada por Lucille Cedercrans al grupo al que yo asistía).
Es para utilizarse en una clase en la que un estudiante tiene un bloqueo de energía, una sobre estimulación en un centro – por ejemplo un dolor de cabeza que se mantiene rebotando en la cabeza.
Esto indiciaría un centro ajan hiperactivo en donde habría una gran acumulación en el ajna etérico y apenas energía en los demás centros.)
Pam Dunn Nissen

Pidan al que tiene el bloqueo que se siente en una silla de manera que su espalda esté a su alcance
en pié.

Realicen su alineamiento con el ashram y el Maestro de su Ashram. Al hacer esto, yo me alineo con el Maestro D.K. y visualizo su presencia llegando a mi red etérica, y uso su presencia para hacer la curación.
Alineen el Superalma del estudiante (que tiene un bloqueo en uno de los centros:digan al estudiante que se alinee con su propio centro de la cabeza, y con aquellos en la humanidad afectados pro la misma enfermedad, de manera que el estudiante tenga un flujo de servicio (Meditación, Grupos y Centros).

Froten sus manos, dándoles energía. Instruyan al resto del grupo para visualizar al estudiante/paciente en el huevo egoico (etérico) de luz dorada para sanación y protección.

Coloquen sus manos sobre el centro de la cabeza del estudiante. Alineados con las energías curadoras de DK, sienten el centro de la cabeza del estudiante poniendo sus manos una sobre la otra y moviéndolas arriba y abajo (entre 30 y 15 cm. por encima del centro de la cabeza) hasta que hagan contacto con la energía del vórtice del centro mismo de la cabeza. A través de sus propias manos transmitan las energías de ese individuo desde el Ashram a su centro de la cabeza hasta que “consigan” un flujo.

Manteniendo su mano izquierda sobre el centro de la cabeza, muévanse hasta que su mano derecha esté de 15 a 30 cm lejos del ajna (están creando un flujo a través de sus manos entre el centro de la cabeza del paciente a través de la caverna hasta al ajna).

Muevan su mano izquierda al centro ajna y su mano derecha al centro de la garganta del paciente. Encuentren el centro de la garganta con la mano derecha moviéndola dentro y afuera – quizás de 3 a 15 cm. – hasta que sean conscientes de un buen flujo entre las dos manos (Meditación, Grupos y Centros).
Muevan la mano derecha al centro del corazón, manteniendo la izquierda en el ajna. Entren y salgan del etérico, de 3 a 15 cm, hasta que encuentren y tengan un flujo firme entre sus dos manos.

Dejen la mano izquierda en el centro ajna y muevan la mano derecha al centro del plexo solar; muévanla fuera y dentro hasta que sientan la energía pulsando entre sus dos manos.

Desciendan al centro sacro (repetir).
Han equilibrado todos los centros y han encontrado en donde los centros están sobre estimulados y donde apenas son existentes. Ahora comiencen de lo alto de nuevo – del centro de la cabeza al ajna, del ajna a la garganta, de ajan al corazón, del ajna al plexo solar, del ajna al sacro. (¡No estimulen la
Kundalini de ninguna manera!).
Ahora comienzan a tocar el físico, llevando las energías desde el sacro al plexo solar al corazón.

Desde el plexo solar mueven las energías tocando el cuerpo ligeramente (como tocando el físico cada 15cm) arriba y fuera de los hombros y abajo a través de los brazos a las palmas.

En este punto hagan que el paciente eleve sus brazos y vuelva sus palmas hacia abajo, de manera que puedan poner las suyas debajo con las palmas hacia arriba, y tiren de las energías a través de las palmas acercando sus manos 5 cm y alejándolas de nuevo 30 cm, hasta que sientan fluir las energías desde las manos, y transfiriéndolas luego a los dedos y tirando de las energías hacia el etérico.

Cuando vean que las energías se mueven suavemente desde el sacro, hasta el plexo solar, a través del centro del corazón, a la garganta y afuera hasta las manos, comiencen en las caderas y trabajen hacia abajo.

Comenzando en las caderas en el etérico, con sus manos enfrentadas y la energía fluyendo a través, muevan gradualmente las energías fuera de las piernas. Si sienten punto fríos o muy calientes, vuelvan a ellos y trabajen con ellos piernas abajo (aún con sus manos en el exterior de las piernas
usando su propio energía para hacerlo) hasta que el punto caliente o frío se libere por los pies y los dedos de los pies al menos 15cm (Meditación, Grupos y Centros).

Tiren de las energías de las plantas de los pies pidiendo que eleven
los pies lo suficiente para que puedan poner sus manos debajo de ellos.

Vuelvan a la red etérica total, comprobando cada centro de nuevo, de manera que todos los centros estén igualmente equilibrados. Cuando sientan que el trabajo está terminado, comiencen en el centro de la cabeza y sitúen al paciente en un capullo de luz etérica dorada de la cabeza a los pies (etéricamente) y digan,

“En Ley y Orden Divino.”

Tanto el paciente como el servidor se lavan las manos con agua y jabón para desprenderse de cualquier energía negra, y el trabajo ha terminado (Meditación, Grupos y Centros).
(Lo que he descrito no está en ninguno de los libros publicados de Lucille.
Una vez se me cayó un pesado libro de cocina en el pie. Cuando pude finalmente dejar de dar saltos y recobrar el control, procedí a sacar la energía que aún estaba allí, doliendo como un poseso, fuera de la planta del pies con las manso etéricas. Al día siguiente no quedaba ni siquiera una marca.

Si cogemos la herida justo después de producirse y procedemos a extraer la concentración de energía al etérico, sana rápidamente. Si lo dejamos estar, toda nuestra atención va al punto porque duele y lo empeoramos aún más.

Vigilen cualquier impacto que reciban y registren en su propio cuerpo porque esto indicia que el grupo ha sido impactado y también necesita su ayuda. Siempre eleven las energías del grupo en donde está siendo impactado, al etérico y arriba al siguiente centro desde el impacto (Meditación, Grupos y Centros).
Algunas veces sentirán que el etérico es inestable sin estar implicado ningún centro en particular.

Inmediatamente rodeen a su grupo en un capullo de luz dorada con luz azul-blanca en la periferia para protegerse y enviar la energía impactante de vuelta a una fuente sin nombre con amor divino.

Esta energía negativa la usan en servicio al Cristo.

No dejen que ningún individuo que no sea del grupo trabaje en su etérico de esta manera. Pueden hacer esto por si mismos con manos etéricas.)

Meditación – Volviéndose un canal sin obstrucciones

Receptividad a las energías curativas

Unas pocas reglas y métodos de aplicación de manera que a partir de esto se hagan conscientes de las energías curativas que cada uno porta y sea capaz de utilizar hasta cierto grado (Meditación, Grupos y Centros).

Como hacerse un canal sin obstrucciones:

El discípulo primero establece un alineamiento completo de sus tres instrumentos – el físico, el cuerpo emocional y el cuerpo mental. Cuando esto se logre y el cuerpo físico esté relajado, el cuerpo emocional aquietado y el cuerpo mental alerta, el triple instrumento se enfoca en el centro ajna.
Aquí completa su alineamiento con la fuente y el entorno o el sujeto (lo que pueda ser) vinculándose con el Alma de la siguiente manera:

Visualiza una luz en forma de embudo o tubo, extendiéndose desde arriba de la cabeza (reconociendo su contacto con una fuente ilimitada) hasta el instrumento físico, emocional y mental, hasta el área que está siendo tratada.

Hagámoslo más fácil les pediré que piensen en si mismos como un
embudo o tubo, conectado en el extremo superior con una fuente ilimitada de energías curativas y en el otro extremo con el entorno.
Lo anterior es para ser utilizado para enfermedades físicas, magnetización, etc. Visualicen las energías fluyendo por las manos, etc., la recepción de luz a través de la cabeza, pasando a través de los pies o las manos o ambos (Meditación, Grupos y Centros).

Puede utilizarse en:

a. Curación
b. Revitalización
c. Protección.

Para irradiación, utilicen el mismo alineamiento. Visualicen el amor irradiando desde la parte superior del cuerpo. Para utilizarse en:

a. Condiciones de curación y transmutación.
b. Irradiación de Amor Sabiduría Divino.

La irradiación debería hacerse a menudo. Es bueno también para apaciguar las propias emociones.

Receptividad a las energías curativas

Me gustaría despejar cualquier dificultad instrumental antes de proceder con trabajo de meditación más intensivo o actividad esotérica concentrada. Por lo tanto, voy a pedirles que sean receptivos durante el día a las experiencias de curación. Sean receptivos al amor, muévanse entre los seres vivos, sean receptivos a los árboles y al todo el reino vegetal, incluso a la hierba, a las energías curativas que se enfocarán en ellos para la curación del instrumento físico y etérico para adecuarlo para el trabajo que tiene que realizar ahora (Meditación, Grupos y Centros).

Que este sea el tema del día, acompañado con alegría y tranquila
serenidad, reconociendo que esto forma tanto parte de su entrenamiento como cualquier otro trabajo y extrayendo de ello por tanto una lección que puede ser utilizada en el futuro para ayudar al trabajo de curación de los demás. En otras palabras, habrá quienes en el futuro así como lo ha sido en el pasado, cuya necesidad puntual sea de curación.

Moviéndose a través de esta experiencia, unificándose con el reino vegetal, con la vida dévica de este centro hoy, se situarán en una posición mucho mejor para ayudar a los demás individuos a hacer lo mismo, el poder sanador, los recursos curativos que han sido almacenados ahí y que continuarán
enfocándose en el reino vegetal de este área (Meditación, Grupos y Centros).

No intenten por tanto tratar de trabajar impresionándoles, sino siendo receptivos, a su ayuda, respondiendo principalmente con amor. Al mismo tiempo reconozcan que al recibir esta energía curativa, siendo afectada por ella en sus propios cuerpos están también creando un aura de curación a su alrededor que tendrá su efecto sobre todos los individuos con los que entren en contacto. Por tanto en su propia estructura dévica están estableciendo correcta relación con las vidas dévicas del centro mismo.

Leer más en: El estado de conciencia de los que solicitan curación y El estado de conciencia necesario para la curación y La forma de pensamiento de la muerte 

Conclusión:

Recuerden esta serie de notas llamadas Curación, son nueve en total, esta es la última. Aquí hay mucha sabiduría. Aprovechémosla en nuestro bien y el de los demás. Recuerden dirigirse a vuestro Ser amado cuando invocan. No es necesario aceptar nombre en quienes no confiamos o dudamos o desconocemos. Sean libres y sanos.  Si quieren ver cada una de las notas poniendo en el buscador la palabra: Curación, aparecerán todas. Bendiciones!

 

Fuente:

–Curación- Lucille Cedercrans (Meditación, Grupos y Centros).

-Propia (Meditación, Grupos y Centros).

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *