Mantra que transmuta en un Buda Om Mani Padme Hum

Mantra que transmuta en un Buda: Flor de loto

Mantra que transmuta en un Buda. “Om Mani Padme Hum”. Es considerado por los monjes tibetanos uno de los mantras esenciales del budismo, pues en él se encuentran condensadas todas las enseñanzas de Buda, y, por ello mismo, es también uno de los mantras más conocidos en el mundo.

Mantra que transmuta en un Buda

Mantra que transmuta en un Buda: Flor de loto

La palabra es sonido. El sonido es vibración. Vibración es energía. Om Mani Padme Hum – Los poderes de las 6 sílabas.

Mantra que transmuta en un Buda:

En budismo tibetano se piensa que recitando el mantra de Chenrezig, Om Mani Padme Hum, ya sea a viva voz o mentalmente, invoca la poderosa y benevolente atención de Chenrezig, la expresión de la compasión de Buda. Se dice que ver el mantra escrito tiene el mismo efecto, por lo que puede encontrarse en lugares donde sea bien visible, incluso grabado en piedras. Todo el conjunto de las enseñanzas del Buda está contenido en el mantra Om Mani Padme Hum. Podemos meditar o contemplar el Mantra mediante anillos, colgantes y mandalas.

Ahora es el momento de la práctica:

Propuesta práctica:

“Respirando, cerrando los ojos por unos minutos y entonando en voz alta (mantralizando) o mentalmente.

Si lo realizas de forma mental prueba lo siguiente:

Intenta llevar tu respiración (abdominal) acompasada con la música, de forma calmada y sin forzar, inspira pronunciando el mantra. Luego mantén el aire y pronúncialo de nuevo, por último suelta tu aire a la vez que mantralizas. Y vuelves a repetir este ciclo de 3 partes en tu respiración. Una vez hayas tenido práctica y no te resulte difícil, intenta incorporar a la secuencia una cuarta parte de respiración, en la que, una vez expulsado el aire mantén los pulmones “vacios” apretando o bloqueando ligeramente el abdomen cuando estés sin aire, para luego volver a repetir el ciclo con una nueva inspiración.

Ojalá te sirva y pueda ayudarte.”

El mantra: “Om Mani Padme Hum”

Su significado muy someramente sería según el Dalai Lama:

La primera, Om simboliza el cuerpo, habla y mente impura del practicante; también simbolizan el cuerpo, habla y mente pura y exaltada de un Buda”.
“El camino lo indican las próximas cuatro sílabas. Mani, que significa “joya”, simboliza los factores del método — la intención altruista de lograr la claridad de mente, compasión y amor” “Las dos sílabas, pádme, que significan “loto”, simbolizan la sabiduría”.
“La pureza debe ser lograda por la unidad indivisible del método y la sabiduría, simbolizada por la sílaba final hum, la cual indica la indivisibilidad”.
“De esa manera las seis sílabas, om mani padme hum, significan que en la dependencia de la práctica de un camino que es la unión indivisible del método y la sabiduría, tú puedes transformar tu cuerpo, habla y mente impura al cuerpo, habla y mente pura y exaltada de un Buda” (Mantra que transmuta en un Buda).

“OM MáNI PáDME HUM” = “Dios, que los pétalos de esta flor se abran para que aparezca la joya de mi yo interior”

Entendidas dentro de los principios de la filosofía budista, cada sílaba se proyecta en distintos niveles. Por un lado, evita las reencarnaciones dentro de los seis reinos de la existencia cíclica:

Mundo de los devas, de los asuras, de los humanos, de los animales, de los espíritus hambrientos o pretas, y de los infiernos o Naraka.

Por otro, cada sílaba purifica el cuerpo, el habla y la mente, y alude a cada uno de los aspectos que se desea trasmutar:

El orgullo y el ego, la envidia y la lujuria, la pasión y el deseo, la estupidez y el prejuicio, la pobreza y el afán de posesión, la agresividad y el odio. Por ello, cada sílaba remite a los seis pāramitās o virtudes trascendentales: la generosidad, la ética, la paciencia, la diligencia, la concentración y la sabiduría.

Cada sílaba, además, es de por sí un mantra que evoca el cuerpo, la palabra, la mente, las virtudes y las acciones de los Budas, para finalmente ligarse con las seis sabidurías esenciales:

La de la ecuanimidad, la actividad, la sabiduría inmanente, la sabiduría del dharma, la de la discriminación, y la sabiduría semejante a un espejo.

Cada sílaba de Om Mani Padme Hum ( ó Hung) nos permite cerrar la puerta a renacimientos en alguno de los seis ámbitos que componen la existencia cíclica:

-OM: Cierra la puerta de los renacimientos desde el mundo de los devas.-MA: Cierra la puerta de los asuras.-NI: Cierra la puerta de los humanos.-PAD: Cierra la puerta de los animales.-ME: Cierra la puerta de los espíritus hambrientos (pretas).-HUM: Cierra la puerta del infierno. 

 

Cada sílaba purifica de una forma:-OM: Purifica el velo del cuerpo.-MA: Purifica el velo del habla.-NI: Purifica el velo de la mente.-PAD: Purifica el velo de las emociones conflictivas.-ME: Purifica el velo del condicionamiento latente.-HUM: Purifica el velo que cubre el conocimiento. 

 

Cada sílaba es por sí misma un mantra:-OM: Por el cuerpo de los Budas.-MA: Por la palabra de los Budas.-NI: Por la mente de los Budas.-PAD: Por las virtudes de los Budas.-ME: Por los actos de los Budas.-HUM: Por la suma de la gracia del cuerpo, el habla, la mente, la virtud y la actividad de los Budas. 

 

Cada sílaba se corresponde con las seis Paramitas o Perfecciones transcendentales:-OM: Generosidad.-MA: Ética.-NI: Paciencia.-PAD: Diligencia.-ME: Concentración.-HUM: Sabiduría.

 

Cada sílaba se relaciona también con los seis Budas:-OM: Ratnasambhava.-MA: Amaoghasiddi.-NI: Vajradhara.-PAD: Vairocana.-ME: Amitabha.-HUM: Akshobya.

 

Cada sílaba del mantra purifica un defecto:-OM: Orgullo.-MA: Envidia / Deseo de ser entretenido.-NI: Deseo pasional.-PAD: Estupidez / Prejuicio.-ME: Pobreza / Posesividad.-HUM: Agresividad / Odio.

 

Finalmente, cada sílaba está relacionada con las seis sabidurías:-OM: Sabiduría de la ecuanimidad.-MA: Sabiduría de la actividad.-NI: La sabiduría que surge de sí misma.-PAD: La sabiduría del Dharma.-ME: La sabiduría de la discriminación.-HUM: La sabiduría semejante a un espejo.

El mantra om mani padme hum se compone de seis sílabas, cada una de las cuales tiene una proyección en la luz y otra en la oscuridad. La invocación de estas energías de trasmutación permite que unas purifiquen a las otras y el practicante pueda alcanzar la ecuanimidad y acceda a la sabiduría del vacío, en el camino a la iluminación.

Contempla la joya en el loto, podría traducirse de esta forma, aún cuando los mantras no se traducen y en ese significado “la joya del loto que reside dentro” Mani Padme representa la joya del loto, la sabiduría esencial de las enseñanzas budistas, la esencia divina, mientras que Hum representa la realidad sin límites encarnada dentro de los límites del ser individual. Hum une lo individual con lo universal. Es un mantra que favorece el florecimiento de la compasión (Mantra que transmuta en un Buda).

La compasión es un sentimiento muy noble de un alto grado de vibración, es difícil llegar a generar verdadera compasión, nuestro ego intenta impedirlo. Es necesario haber llegado a un alto nivel evolutivo para poder generar verdadera compasión, amor, alegría o paz interior. Este mantra nos podría ayudar a llegar a ello. Este mantra invoca al buda Avalokiteshvara o Buda de la Compasión. Se dice que el Dalai Lama es la reencarnación de Avalokiteshvara (Mantra que transmuta en un Buda).

Fuente:

-Carlos Atmen
-Propia.

Comparte este artículo

2 comentarios en “Mantra que transmuta en un Buda Om Mani Padme Hum”

  1. Tuca Luiz dice:

    Muy bueno material para mi que estoy intentando iniciarme en los mantra.
    Agradezco mucho.

    1. Autosanacion dice:

      Me alegro te haya sido útil. Muchas gracias por compartir tu sentir y bendiciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *