Los sueños y sus rituales desde la antiguedad Preparación para el sueño sagrado Pdf para interpretación de los sueños

Los sueños: ¿Que son?, interpretación, psicología, historia, significado, definición, elección de los sueños, sueños dirigidos, sueños premonitorios, Pdf interpretación de los sueños.

Los sueños

Los sueños

Los sueños

Los sueños: ¿Que son?, interpretación, psicología, historia, significado, definición, elección de los sueños, sueños dirigidos, sueños premonitorios, Pdf interpretación de los sueños.

Todas las culturas antiguas como la moderna, han dado gran importancia a los sueños. Desde ser causados por demonios a divinidades. Al menos una cultura antigua afirmó que los sueños eran impulsos inconscientes del «alma» que afloraban en la mente consciente durante el reposo.
Los místicos de todas las épocas han afirmado que poseemos dos mentes: la mente consciente, que
utilizamos en nuestras actividades diarias, y la mente subconsciente (o videncial), que asume el control durante el reposo. Algunas personas son capaces de utilizar la mente videncial durante la vigilia: los videntes, los muy sensitivos, los místicos, los artistas, y los escritores.

No cabe duda de que la mente videncial también actúa durante los rituales espirituales y religiosos. No obstante, normalmente ni siquiera somos conscientes de su presencia, salvo en nuestros sueños.

El estado onírico no tiene limitaciones de tiempo ni de espacio; opera dentro de una realidad alternativa. En nuestros sueños pueden aparecérsenos los muertos; podemos visitar lugares lejanos y movernos a través del agua como peces o volar como pájaros. Libres de todas las leyes físicas, la mente subconsciente nos hace emprender viajes profundamente
simbólicos.

Simbolismo

El simbolismo es el lenguaje de la mente subconsciente. Así, aunque en nuestros sueños podemos caminar, hablar y realizar muchos otros actos, suelen aparecer símbolos como mensajes encubiertos. El origen de estos símbolos puede ser la misma mente subconsciente; o los impulsos videnciales recibidos durante el reposo; o, incluso, la deidad o las deidades a las que veneramos. Estos símbolos oníricos (la lluvia, círculos, números, animales, plantas, colores, y muchos más hasta componer una larga lista) suelen portar informaciones o mensajes importantes que quedarían bloqueados durante la vigilia. Todos los psicólogos y todos los místicos son conscientes de este fenómeno, aunque sus opiniones sobre la naturaleza de estos mensajes varían.

La interpretación de los sueños depende en gran medida del examen de los símbolos que aparecen en ellos.

Tipos de sueños

Hay 14 que solo nombraremos:

Sueños naturales, los creados normalmente en base a deseos o entretenidos.
Sueños videnciales, los que predicen situaciones futuras.
Sueños telepáticos, dirigidos por otras personas o sucesos mientras reposamos.
Sueños de proyección astral, cuando el alma se libera del cuerpo.
Sueños divinos, otorgados por la deidad o deidades en las que cree el soñador.

Incubación de sueños

Se llama «incubación de sueños» a la inducción de sueños sagrados con un propósito determinado: curaciones, consejos, visiones del futuro, protección, concepción de hijos, planes de batalla y muchos otros fines. Todo ciudadano libre de estas naciones podía visitar un templo, presentar una ofrenda (o sacrificar un animal) y pasar la noche sobre suelo divino. Los más afortunados se despertaban por la mañana habiendo recibido de la deidad un sueño que respondía a sus oraciones.

Teorías modernas sobre los sueños

Sigmund Freud publicó en 1899 La interpretación de los sueños, obra en la que afirmaba que todas las patologías mentales se podían explicar por los conflictos sexuales interiores y la frustración. Las investigaciones científicas sobre la naturaleza de los sueños fueron poco comunes hasta finales de los 50 y principios de los 60. Descubrieron una posible correlación entre la fase del reposo llamada REM y los sueños. Este descubrimiento fue recibido de manera general como la primera prueba fisiológica de una relación entre el cuerpo y los sueños. La fase REM no era indispensable para la producción de sueños. Entre las teorías actualmente aceptadas se cuentan las siguienes:

los sueños representan la asimilación de las angustias; son luchas nocturnas para superar problemas; representan la integración de la nueva información (recibida de los libros, la televisión, las películas, los periódicos); o son métodos por los que la mente se libera de información inútil.

Estas teorías no son más que conjeturas; ninguna está respaldada por pruebas. Además, pasan por alto un aspecto importante de los sueños: el de que los sueños se producen en un estado alterado de la conciencia no controlado por las leyes del mundo físico; en un estado en que millones de personas han hablado con lo divino.

Rituales egipcios

Era muy común el sueño incubado que se hacía en un templo determinado a la deidad que profesaba el personaje a soñar. Para ello debía hacer una purificación, que podría ser ayunar y comer ciertos alimentos que ayudaban a la ensoñación. Luego era muy común ejercer un sacrificio de algún animal. La dirección de estos rituales estaban guiadas por un sacerdote. El sacerdote invocaba el nombre de la deidad. Seguramente el invocante también repetía algunas de estas oraciones. Las oraciones eran del siguiente estilo:

Tú que haces milagros y eres benevolente en todos tus actos. (Especialmente adecuada para las curaciones).
Tú que envías hijos a quien no los tiene. (Esterilidad masculina o femenina)
Tú que puedes entregar a todos los medios de salvación.

A continuación se suplicaba a la deidad que apareciera en el sueño del durmiente y que le revelase la información pertinente. Probablemente estas oraciones se dirigían a la estatua de la propia deidad, pues se trataba de la manifestación terrenal más próxima de la diosa o del dios. Después, el fiel dormía dentro del recinto del templo. Si la deidad lo tenía a bien, se aparecía al fiel y muchas y muchas veces se dirigía a él llamándolo por su nombre.

La interpretación de los sueños

Los sueños cargados de simbolismo místico tenían que ser interpretados necesariamente. Ayudaban a los soñadores unos sacerdotes especializados en la interpretación de sueños, o simplemente el personal religioso general del templo, que conocería a fondo los símbolos y las manifestaciones habituales de las deidades. Los sacerdotes del templo desentrañaban los mensajes encubiertos de la deidad del templo. Así los libros de sueños son catálogos de símbolos o de actos que aparecen en los sueños, con sus respectivas interpretaciones.

Aparecen instrucciones en papiros egipcios de sueños inducidos por magia y malos augurios en sueños eliminados por magia también.

Entre los sumerios se sabe:

1. Podían recibirse sueños de las deidades.
2. Podían aparecer varias deidades en un mismo sueño, relacionadas todas ellas con el mensaje del sueño.
3. También era probable que estuviera presente la deidad personal del soñador.
4. El simbolismo onírico podía ser oscuro. En ese caso se podía pedir a ciertas deidades que interpretasen el sueño. Por otra parte, existía en Sumer una categoría especial de sacerdotes, los ensi, especializados en la interpretación de sueños.
5. En Sumer se practicaba alguna forma de incubación de sueños. Dado que todos los actos de los hombres y el futuro de sus vidas estaban determinados por las deidades, parece razonable suponer que los fieles visitaban ciertos templos para conocer una parte al menos de aquellos planes divinos. No obstante, no debemos creer que la incubación de sueños fuera necesariamente un método de aplicación general para recibir orientaciones divinas. Como indica el relato de Gudea, es posible que las personas se dirigieran al templo con este fin principalmente después de haber recibido un sueño misterioso en otra parte.
6. El propio soñador podía aparecer en el sueño representado bajo una forma simbólica.
7. Se ofrecían sacrificios tras la incubación de sueños.

Similares situaciones fueron sucediendo en las distintas civilizaciones posteriores.

Hipócrates y el diagnóstico por el sueño

Hipócrates reconocía que algunos sueños contenían sabiduría divina, pero daba mucha importancia al valor diagnóstico de los sueños. El rasgo más característico del método hipocrático es que la mayoría de los sueños se consideraban presagios de enfermedades que amenazaban al soñador, o de buena salud futura. Se estudiaban con cuidado los símbolos concretos, e incluso el tono emocional de los sueños.

Sueños hípocráticos positivos

Entre los sueños positivos que interpretaba se cuentan los siguientes: caminar «con seguridad» o correr con rapidez y sin miedo; la visión de ríos que fluyen con regularidad y con agua clara, y la visión de lluvia suave y de árboles cargados de fruta. Estos sueños indicaban que la pureza de la vida y los alimentos, el
aire y el agua puros mantenían la salud del soñador. También se consideraba augurio de buena salud ver a los muertos limpios y vestidos de blanco, pues los muertos alimentaban a los vivos.

Sueños negativos

Eran tan comunes como los que contenían augurios positivos. Si en un sueño se padecían defectos de visión o de audición, esto indicaba un problema de salud en la cabeza. Si los ríos corrían anormalmente, el soñador padecía un trastorno circulatorio, un bloqueo, o algún otro problema. Cuando aparecían en un
sueño los muertos desnudos, vestidos de negro o sucios, era una señal segura de enfermedad; lo mismo sucedía con los sueños en que el soñador luchaba, era herido con armas o era atado.

Hipócrates recomienda oraciones tanto para los sueños buenos como los malos. Se agradecían los sueños positivos a Atenea, Zeus, Mermes y Apolo, mientras que los sueños negativos inspiraban oraciones a los héroes (entre ellos Heracles —Hércules—), a Gea y a todas las deidades que alejaban las influencias malignas, entre ellas Zeus.

Artemidoro y la interpretación de sueños

Así van apareciendo quienes se dedican a escribir sobre la interpretación de los sueños. Para poder de esta manera enseñar a interpretarlos a sus alumnos. El intérprete interroga al soñador o soñadora sobre su vida personal y otros factores que pudieran afectar al significado del sueño. Artemidoro advertía que era fundamental conocer el nombre del soñador, su profesión, su fecha de nacimiento, su estado de salud y de riqueza, y su estado civil.

Teniendo en cuenta los datos citados se emprendía la interpretación. Se consultaban las extensas listas de significados de sueños, teniendo en cuenta los factores anteriores.

Se buscaban dobles sentidos y otros tipos de juegos de palabras. (Esta última técnica se tomó, probablemente, de los antiguos métodos egipcios de interpretación de sueños.) Siguiendo este proceso complicado, el intérprete iba descifrando poco a poco el mensaje del sueño.
El método de Artemidoro representó un avance extraordinario en la historia de la interpretación de los sueños. Por primera vez, éstos se concebían como experiencias personales, relacionadas íntimamente con los que las recibían, y que no podían interpretarse simplemente consultando listas polvorientas.

Había nacido la era moderna de la interpretación de los sueños. Es cierto que la interpretación la realizaban profesionales y no los propios soñadores, pero se había abierto el camino para los libros de sueños que se publican hoy día.

La cultura Hawaiana

Los sueños eran recuerdos de las comunicaciones nocturnas con los ‘aumakua (espíritus divinizados de los antepasados) y con los akua (diosas y dioses). La interpretación de los sueños era un arte muy serio, pues los sueños representaban la comunicación entre el mundo humano y el plano de las deidades. Los sueños, son los recuerdos de las experiencias del ‘uhane (alma humana) y de sus viajes durante el reposo. En este estado de liberación, el ‘uhane se reunía con sus ‘aumakua (espíritus divinizados de los antepasados) y con los akua (diosas y dioses). En estas reuniones se solían transmitir mensajes divinos. Al salir el sol, o cuando el alma estaba cansada de viajar, ésta volvía a entrar en el cuerpo humano por el lúa ‘uhane. El soñador se despertaba poco después.

Los aborígenes norte americanos

Los navajos daban gran importancia a los sueños. Es posible que todos sus conceptos sobre la divinidad (los espíritus), así como sus métodos para entrar en contacto con ella fueran deducidos en un principio de los sueños. Los sueños eran de dos tipos: positivos y negativos. Los sueños negativos exigían tomar medidas serias, entre las que se contaban los rituales personales y comunitarios. Tanto los sueños positivos como los negativos podían ser «metidos en la cabeza» del soñador por deidades, espíritus y animales. La resolución comunitaria lleva a otras civilizaciones que daban a la enfermedad también una respuesta comunitaria.

Los ojibwas clasificaban a los sueños en las siguientes categorías: malos, buenos, hermosos, impuros, agoreros, desafortunados y dolorosos. Interpretaban algunos sueños
como indicios de la reencarnación.

Para los iroqueses, el estado onírico era más importante que la conciencia en estado de vigilia: exactamente lo contrario del punto de vista materialista de nuestra sociedad. Parece que los iroqueses comprendían la existencia del consciente y del subconsciente dentro de la mente. Aparentemente, el «alma» era para ellos el subconsciente, que actuaba durante el reposo. Los maricopa consideraban que el éxito o la destreza en la vida física era consecuencia de las actividades espirituales que tenían lugar durante el reposo. En las antiguas comunidades de los papago, los chamanes varones obtenían su poder por medio de canciones soñadas.

Los cheroqui atribuían tal importancia a los sueños que la persona que soñaba que le había mordido una serpiente de cascabel debía tomar medidas inmediatamente. El soñador recibía el mismo tratamiento que se aplicaba a las personas que eran mordidas por la serpiente en estado de vigilia.

Los paiutes no veían en los sueños presagios de enfermedades, sino que los tenían por la propia causa de la enfermedad. Una enfermedad inducida por un sueño podía no afectar al propio soñador, sino a un pariente próximo suyo. Los sueños en que el soñador se ve a sí mismo enfermo, en los que se le aproxima un chamán, o en los que el soñador oye una voz, eran todos ellos causantes de enfermedades.

Los Qom

Existe la idea de que los sueños son experiencias no solo reales, de una realidad más “densa” y legítima que la de la vigilia, sino también que ellas casi siempre portan un mensaje, una enseñanza, o una advertencia desde zonas del universo plenas de poder. Esto es posible porque existe un umbral ontológico que distingue lo humano de lo no humano. Lo que está alejado de la condición humana sea por morfología diferente o aspecto. Entonces para la visión qom el mundo, o sea, la totalidad de lo existente, está poblado de entidades jaqa’a Fuera de lo normal) de diversas características y poder, con las que los seres humanos se relacionan de variados modos.

Los sueños: ¿Que son?, interpretación, psicología, historia, significado, definición, elección de los sueños, sueños dirigidos, sueños premonitorios, Pdf interpretación de los sueños.

Preparativos para el sueño sagrado

Dado que el sueño (reposo) sagrado es un acto de unión con nuestras deidades, es prudente asegurarnos de que nos encontramos en un estado espiritual despejado, tranquilo y centrado antes de acostarnos. Para asegurarnos tener resultados. Por ello se recomienda no beber y hacer una alimentación sana. Mostraremos sugerencias que usted puede variar si así desea a su gusto. Las exposiciones siguientes se basan en antiguas prácticas, así como en experiencias personales del autor. No dude en utilizarlas con libertad al prepararse para el sueño sagrado.

El momento

Es importante saber elegir el momento adecuado. Sería muy adecuado un día de fiesta asociado con su diosa o dios, así como las estaciones del año relacionadas directa o indirectamente con la deidad. Por ejemplo si usted ama a Jesús, sería muy común hacerlo en vísperas de navidad.

La Luna

Un segundo método consiste en basarse en las fases de la luna. La luna tiene un efecto significativo sobre el cuerpo, la mente y las emociones humanas, y sus fases pueden servir de guía útil:

Luna menguante:

Preguntas sobre nuevas empresas, la creatividad, la fertilidad, el desarrollo, la curación, el amor, las emociones alegres, las relaciones personales, la salud, la concepción, el parto, los niños en general, el dinero, las familias.

Luna llena.-

Preguntas de todo tipo, incluso las que indicamos para la luna menguante y la creciente.

Luna creciente:

Preguntas sobre el pasado, las vidas anteriores, la sabiduría, las fuentes de conocimiento, los maestros, las emociones deprimentes, los finales. Naturalmente, es mejor invocar a las divinidades lunares en la fase que se ajuste más de cerca a Sus influencias.

Los ciclos

Los ciclos humanos son un factor más que se puede utilizar para determinar la noche ideal para la práctica del sueño sagrado. Muchas mujeres advierten que la menstruación representa para ellas un periodo en que les aumenta mucho la potencia espiritual. Dado que la menstruación es un periodo de poder aumentado, muchas mujeres descubren que sus sueños sufren alteraciones radicales. Los sueños en esas noches pueden ser mucho más activos, y en ellos puede figurar el sexo, la violencia y conversaciones con animales, entre otras experiencias.

Además, aunque todavía se discute el carácter del sueño posmenstrual, es posible que los periodos de sueño más largos hacia el final del ciclo de la mujer puedan ofrecerle la posibilidad de quitarse de encima, por medio de sueños, los efectos poco deseables de estos días, muchas veces difíciles.

Dado que el sueño sagrado inmediatamente antes de la menstruación y durante la misma produce sueños más vividos y poderosos, puede ser un momento excelente para pedir a una deidad (y más concretamente a una diosa) un sueño sagrado.
Durante el embarazo, la mayoría de las mujeres experimentan un mayor número de sueños. Puede deberse a la mayor profundidad de los niveles de sueño que alcanzan las mujeres durante las primeras etapas del embarazo.
Se puede practicar el sueño sagrado durante el embarazo, pero probablemente será más productivo en su primer y segundo trimestres.

En el tercer trimestre, los cambios fisiológicos espectaculares que se producen en el cuerpo de la mujer suelen alterar su sueño. Hacia el final del embarazo, los sueños tienden a tratar únicamente del niño y del embarazo mismo. No obstante, parece muy razonable solicitar sueños a las diosas relacionadas con el parto durante todas las etapas del embarazo.

Al día siguiente

Los textos antiguos confirman que la mayoría de los sueños de inspiración divina se producen en las últimas horas del reposo, cuando el alma está más libre de las influencias mundanas. No es lo ideal, ni mucho menos, que un despertador (o un niño) nos saque del reposo sagrado, impidiéndonos quizá completar un sueño importante. Si existe este problema, prepare su sueño sagrado en una noche en la que no tenga que levantarse con el despertador a la mañana siguiente.

Por último, después de presentarle todo este menú de posibilidades, me veo obligado a declarar que ninguna de ellas es verdaderamente necesaria. El sueño sagrado puede y debe practicarse cuando se necesite. Desde luego, puede utilizarse como medida de emergencia en cualquier momento. Confíe en sí mismo. Usted sabrá cuándo debe llamar a su mensajero.

La alimentación

Haga comidas ligeras antes de anochecer cuando vaya a practicar el sueño sagrado; después de la puesta del sol coma muy poco o nada. Deberá evitar las comidas pesadas y las carnes, en lo posible. Éstas tienden a distraer la mente videncial, impidiendo así la conexión apropiada con la deidad.
Artemidoro afirma que no se deben examinar los sueños causados por comer «inmoderadamente» antes de dormir, pues los excesos impiden la aparición de sueños verdaderos. Los alimentos ideales son los que se digieren con facilidad (el pescado y las verduras cocidas ligeramente al vapor). En la antiguedad se recomendaba el ayuno, pero no es necesario y si así lo desea que sea recomendado por su médico.

Alcohol y medicinas

Galeno escribió que el vino estaba prohibido hasta quince días antes del sueño sagrado. También escribió que los intérpretes de sueños se negaban a escuchar los sueños que se habían producido bajo la influencia del alcohol. Algunas investigaciones realizadas en las tres últimas décadas parecen indicar que ciertas drogas y medicamentos inhiben la producción de sueños, entre ellas el alcohol, los tranquilizantes y las pastillas para dormir, pero que la cafeína puede, de hecho, estimular los sueños. A pesar de las posibilidades de la cafeína para fomentar la producción de sueños, no es recomendable su uso, ya que puede inhibir el reposo mismo.

La castidad

La idea de que el sexo es «impuro» parece haber surgido como método masculino para imponer un control social sobre las mujeres, y sin duda alguna está relacionado con la menstruación. En muchas culturas antiguas, no obstante, el sexo (simbólico o real) formaba parte integral de ciertos festivales.
Además, la prostitución sagrada en los templos, tanto de hombres como de mujeres, era una práctica común en Mesopotamia. Se puede encontrar un poderoso elemento sexual en los ritos religiosos antiguos de Egipto, Babilonia, Grecia, Roma y Gran Bretaña; en África, China, Japón, India, Micronesia, Melanesia y la Polinesia.

Incluso las iglesias medievales europeas contienen tallas con imágenes abiertamente
sexuales.

Con todo, la mayor parte de las culturas mediterráneas eran bastante estrictas al respecto: las relaciones sexuales no estaban permitidas antes de practicar el sueño sagrado. El periodo de tiempo variaba, pero solía ser de al menos 24 horas. En los archivos de los templos se repiten una y otra vez las palabras «el
soñador estaba puro.»
Hoy tenemos otros puntos de vista con respecto al sexo, y pocas mujeres se considerarían a sí mismas «impuras». La actividad sexual antes de practicar el sueño sagrado no debe preocuparnos, y, de hecho, el acto sexual puede ser muy adecuado antes de pedir un sueño de carácter sexual a una diosa o dios. Yo
recomendaría, no obstante, realizar el ritual onírico después del acto sexual, y no antes del mismo.

Pdf para interpretación de los sueños

www.psicoactiva.com/ebook/La_interpretacion_de_los_sue%C3%B1os.pdf

Fuente:

http://libroesoterico.com/biblioteca/Wicca/Scott%20Cunningham%20El%20Sueno%20Sagrado.pdf

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *