La oración y la respiración profunda

La oración y la respiración profunda

La oración y la respiración profunda. Cuando respiréis profundamente debes decir mentalmente alguna oración. Haced la prueba. Respirad, detened el aire y exhalad tranquila y lentamente, para que podáis en un ejercicio leer toda la oración.

La oración y la respiración profunda

La oración y la respiración profunda

La oración y la respiración profunda:

Cuando hacéis el ejercicio con una lectura mental de la oración, sentiréis un calor agradable en la zona del plexo solar.
La oración que no está acompañada con una respiración lenta, tranquila y rítmica, y con pensamientos, no se acepta. Cuando oras, concentrarás tu pensamiento en el objeto y aspirarás el aire profunda y lentamente. En cada inhalación, detención y exhalación del aire, pensarás sólo en aquello que te interesa. Si te duele el estómago, pensarás en tu estómago, si te duele la cabeza, pensarás en tu cabeza. Si oís que alguien está enfermo, aconsejádle que respire profundamente.

Cuando leéis la “Buena oración”, primeramente recibiréis profundamente el aire para que podáis leer durante una inhalación, los que no puedan que la hagan en 2 o 3 inhalaciones.

En estas constantes inhalaciones y exhalaciones del aire, la fuerza de la oración se pierde; cuando oramos debemos de tener presencia del espíritu, que seamos muy silenciosos, que dominemos nuestra mente. Nosotros debemos estar silenciosos y dispuestos, para que la mente esté enfocada y para que se introduzca sentido en cada palabra. De esta manera, se forma una fuerza potente, y aquellas ondas que se envían hacia afuera podrán atraer la fuerza Divina, o sea, que el Espíritu trabaje más.

Algunas fórmulas con respiración profunda

1. Haz 20 inhalaciones y 20 veces di:
“¡Señor, creo en Ti!”
Elevad vuestra mente subjetiva más alto que la objetiva.

2. Di mentalmente:

Al inhalar: “Señor, Te agradezco, porque entraste en mí.”
Al detener el aire: “Señor, Te agradezco, porque estás en mí.”
Al exhalar: “Señor, Te agradezco, porque dejaste Tu bendición en mí.”

3. Di mentalmente:

Al inhalar: “Señor, Te agradezco, porque has puesto en el aire Tu bendición que acepto junto con él.”
Al exhalar: “Señor, Te agradezco, porque dejaste Tu bendición en mí.”

4. Di mentalmente:
Al inhalar: “Que se glorifique el Nombre de Dios en mí”
Al detener el aire: “Que se introduzca el Reino de Dios en mí”.
Al exhalar: “Que se haga la Voluntad de Dios”.
Si estas fórmulas se pronuncian con regularidad, por la mañana, a medio día y por la noche, como también en otro tiempo, el hombre podrá realizar el 75% de sus planes en la vida.

5. Di mentalmente:

Al inhalar: “Te agradezco mucho, Señor, por los bienes que me has dado”
Al detener el aire: “Te agradezco mucho, Señor, por los bienes que me has dado”
Al exhalar:“Te agradezco mucho, Señor, por los bienes que me has dado”

6. Di mentalmente:
Al inhalar: “Señor, Te agradezco por la vida Divina que Tú has puesto en el aire y que acepto junto con el aire.”
Al detener el aire: “Esta vida Divina penetra en todos mis órganos, introduciendo por doquier fuerza, vida y salud”.
Al exhalar: “Esta vida Divina me fortalece y yo la manifiesto hacia afuera en mi actitud”.

7. “Yo quiero que mi corazón lata rítmicamente, que se una al pulso del Sol y que envíe correctamente sus energías por todo el organismo, así como el Sol envía sus energías por todo el Sistema Solar.”

8. Podéis elegir algunas oraciones bellas de la Biblia con la misma meta, o algún versículo del evangelio de Juan sobre el cuál podéis reflexionar durante la respiración. O al inhalar podéis pronunciar mentalmente la oración “Padre Nuestro”, como también al detener el aire y al exhalar (tres veces todo).

La respiración:

´”Lo primero como alumnos: vosotros debéis de empezar con la respiración”
El Maestro Beinsa Duno

Sobre la respiración:

Si no respiras adecuadamente, tu digestión no se hará correctamente; si la digestión no es correcta, la circulación de la sangre no será efectiva; si la circulación no es efectiva, el pensamiento y los sentimientos no son correctos.

Cuando el hombre respira en posición de bipedestación se oxigena el cerebro anterior. Otra manera de respirar es en la posición de sentado, en ella la acción de la oxigenación afecta directamente al sistema nervioso simpático.

También puede ser realizada en posición de acostado, tras lo cuál las manos se pondrán bajo la parte trasera de la cabeza con las palmas abiertas.

En esta postura se entra en contacto con las fuerzas de la tierra. La columna vertebral debe de estar recta.
Estos tres métodos tienen resultados específicos.

La inspiración debe de hacerse de forma lenta y profunda. La detención debe de aumentarse poco a poco para que haya tiempo para que el organismo acepte no solo el oxígeno sino también el prana, el cuál penetra el aire. La exhalación también debe de hacerse tranquila y lentamente. Después de la exhalación nunca debe de detenerse el aire. La respiración que se haga siempre será por la nariz. El tiempo de respiración se cuenta en segundos o como 1 pulso del corazón.

Cuando inhalamos por una de las fosas nasales, la otra debe de taparse ligeramente con el pulgar y no apretarse fuertemente.

Los ejercicios respiratorios deben hacerse antes de comer, o dos o tres horas después de comer. Es bonito que se haga al aire libre.

Durante la inhalación, la detención y la exhalación, el hombre debe de tener sentimientos y pensamientos bellos.
Durante la inhalación debe tomar consciencia de cómo el prana aceptado penetra todo el organismo y como va hasta todos los órganos y sistemas del cuerpo (La oración y la respiración profunda).

Durante la detención del aire, se debe de tomar conciencia de cómo este prana es asimilado por todas las células del cuerpo, por todos los órganos, y cómo introduce en todos ellos fuerza, salud, vida y renovación.

Durante la exhalación, el hombre debe de tomar consciencia de cómo todas las células, órganos y sistemas penetrados con la fuerza vivificadora son ya completamente activos y manifiestan hacia fuera en su actitud: las fuerzas vivificadoras que ya han aceptado (La oración y la respiración profunda).

Para asimilar el prana, la detención mecánica del aire no es suficiente, durante este proceso el hombre debe de procurar conectar la respiración con el plexo solar. El plexo solar es la capital del hombre y su verdadero corazón habita ahí.

En la parte izquierda de los pechos se encuentra el corazón físico, pero el corazón espiritual que regula, se encuentra en el plexo solar.

Cuando nosotros mismos no entorpecemos la función del plexo solar, la respiración se hace correctamente y nosotros aceptamos VIDA de forma abundante. El plexo solar es el sitio tras el cuál el hombre se comunica con el SOL, o con el sitio central de la VIDA. Primero, el hombre debe de conectarse desde este centro con el SOL, pero no con el visible, sino con aquel Sol Espiritual que amanece en un mundo razonable (La oración y la respiración profunda).

Hay un prana que se asimila por la fosa nasal izquierda y otro que se asimila por la derecha.

Por la izquierda se recibe la corriente magnética que tiene conexión con el plexo solar. Ella se llama corriente SOLAR. Y por la derecha se recibe la corriente eléctrica, que se llama la corriente LUNAR. La primera tiene conexión con el corazón, y la segunda – con la mente. Cuando queremos desarrollar más el corazón, inhalamos más con la fosa nasal izquierda y exhalamos por la derecha. Y cuando queremos desarrollar más la mente, inhalamos por la derecha y exhalamos por la izquierda. Así establecemos el equilibrio entre la mente y el corazón, y también entre la electricidad y el magnetismo. Al alternar la respiración: una vez con la izquierda y otra vez con la derecha conseguimos equilibrar las dos corrientes.

Cuando exhalamos el aire en un silbido, estamos realizando gimnasia de los pulmones, para su fortalecimiento; pero cuando lo exhalamos en forma de aliento, limpiamos el sistema nervioso.

El pelearse o ponerse nervioso significa que no se está respirando profundamente. Cuando estáis indispuestos, intranquilos haced ejercicios respiratorios. Respirad profundamente deteniendo hasta 100. Si el estómago os duele hacedlo 4 veces al día por 6 ejercicios respiratorios y os pasará. Aquellos quienes tienen arrugas faciales, si empiezan a respirar profundamente, después de 3 o 4 meses, las arrugas se estirarán.

Ejercicios respiratorios:

-Inhalación 16 tiempos
Detención del aire 16
Exhalación 32.
Eso lo haréis tres veces al día –por la mañana, al medio día y por la noche.
Hacedlo 2 o 3 meses, sin cambiar las cifras (La oración y la respiración profunda).

-Inhalación lenta y profundamente
Detención lo más larga que se pueda
Exhalación lo más lento que se pueda
Poco a poco aumentar el tiempo de detención: 1 minuto, 1.5 minutos y 2 minutos, etc.
Este ejercicio es para aumentar su capacidad de detener el aire.

-inhalación 10 segundos
Detención 10 segundos
Exhalación 10 segundos
Durante este tiempo vuestra mente debe de estar ocupada con pensamientos elevados, y habrá de
hacerse por la mañana, al medio día y por la noche, durante 10 minutos.

-Inhalación por la fosa nasal izquierda 4 tiempos
Detención 16
Exhalación por la fosa nasal derecha 8 tiempos
Se hace la inhalación por la fosa nasal derecha y la exhalación –por la izquierda.
Se hace por la mañana, a medio día y por la noche, 10 veces.
-Inhalación por la fosa nasal izquierda 7 tiempos
Detención 10 tiempos
Exhalación por la fosa nasal derecha 9 tiempos
Se hace por la mañana y por la noche, 6 veces.
Durante los ejercicios matutinos la inspiración se hará por la fosa nasal izquierda y durante
los nocturnos por la derecha.

-Inhalación por la fosa nasal izquierda
Exhalación por la derecha 5 veces.
Luego en el sentido contrario, inhalación por la derecha y exhalación por la izquierda, 5 veces.

-Inhalación 8 tiempos
Detención 10
Exhalación 12 tiempos
Aumentad cada día la inhalación con un tiempo, pero la detención y la exhalación con dos tiempos, este ejercicio se hace por la mañana, al medio día y por la noche.

-Respiración, detención, exhalación -6 tiempos, 3 veces,
Luego respiración, detención y exhalación -10 tiempos, 3 veces.

Ejercicios respiratorios acompañados con fórmulas

Se toma aire por la fosa nasal izquierda y mentalmente se pronuncia:
¡“Sólo el Amor Divino es Amor”!
El aire se detiene por algún tiempo y se exhala por la fosa nasal derecha, mentalmente se pronuncia la misma fórmula.
Este ejercicio se hace 10 veces por la mañana, a medio día y por la noche (La oración y la respiración profunda).

-Inhalación por la fosa nasal izquierda. Al mismo tiempo se pronuncian mentalmente las palabras:
¡“Que se glorifique el Nombre de Dios dentro en mí”!
Durante la detención del aire se pronuncian mentalmente las palabras:
¡“Que venga el Reino de Dios y la justicia Divina dentro en mí”!
Durante la exhalación: ¡”Que se haga la Voluntad Divina”!
Se hace durante 5 minutos, con el cuerpo erguido.

La inhalación y la exhalación son lentas y prolongadas.
La detención dura tanto más como se puede y el tiempo aumenta poco a poco.
-Durante la inhalación: ¡”Señor, Te doy gracias por que puedo aceptar el aire puro en el cuál Tú has puesto la Vida Tuya”!
Durante la detención: “Me alegro de que puedo pensar en Tu Presencia”.
Durante la exhalación: “Que anuncie Tu Verbo”

-Durante la inhalación: “Señor, Te doy gracias por que acepto Tu Amor a la vez con el aire”.
Durante la detención: “Señor, Tu Amor me está iluminando y penetra en mi cuerpo, mente, corazón, alma y espíritu”.
Durante la exhalación: “Yo manifiesto Tu Amor en mi vida. Mando en el mundo la luz de Tu Amor”.

-Durante la Inhalación: “Fuerza, Vida, Salud” -3 veces.
Durante la Detención: “Fuerza, Vida, Salud” -3 veces.
Durante la Exhalación: “Fuerza, Vida, Salud” -3 veces.

12 ejercicios con las manos y la respiración:

1. Con una inhalación profunda, las manos se elevan poco a poco por encima de la cabeza –vertical y paralelas. En esta posición las manos y el aire recibido se detienen. A continuación se exhala abriendo los brazos por los lados y hacia abajo (La oración y la respiración profunda).

2. El aire se toma llevando las manos por delante del pecho. Luego se abren lentamente hacia los lados y horizontalmente hasta que se extienden hacia atrás. En esta posición el aire recibido se detiene. Las manos se ponen por delante de los pechos durante la exhalación, al finalizarla se dirigen hacia abajo.

3. Durante la inhalación, las manos se elevan por los lados hasta la posición horizontal con las palmas hacia abajo. Durante la exhalación, las manos lentamente se bajan hasta pegarse a los lados de las piernas y se cuenta hasta 20, durante la inhalación y la exhalación, el pensamiento es concentrado (La oración y la respiración profunda).

4. Posición inicial: las manos a los costados y el cuerpo erguido. Con una inhalación profunda del aire, se elevan lentamente las manos llevándolas hacia los lados del cuerpo y hacia arriba hasta que se unen por encima de la cabeza con las palmas pegadas. Después de esto se realiza la detención del aire y se bajan las manos por los laterales del cuerpo de forma lenta, entonces se extienden en posición horizontal a los dos lados del cuerpo con palmas hacia abajo. Con una lenta exhalación las manos se acercan a los pechos y se ponen sobre ellos con palmas hacia adentro. Después de esto la exhalación sigue y las manos bajan hasta la posición vertical. El ejercicio se hace 3, 6, 9 o 12 veces.

5. Las manos paralelas una a otra con los dedos recogidos y los puños cerrados -se elevan por delante y hacia arriba hasta el nivel de los pechos. Después de esto se abren hacia los lados hasta la posición horizontal. Durante estos movimientos se hace una inhalación profunda. Cuando las manos ya están en posición horizontal, el aire se detiene. Después de esto lentamente se bajan y con esto se exhala. El ejercicio se hace 3, 6, 9 o 12 veces (La oración y la respiración profunda).

6. Posición Inicial: Las manos delante de los pechos con las puntas de los dedos uno hacia el otro y con las palmas hacia abajo. Con una inhalación profunda las manos se abren lentamente hacia los lados, y después de esto con una exhalación lenta se vuelven a la posición inicial. Esto se repite 3 veces. Luego las manos lentamente se bajan.

7. Con inhalación las manos se elevan y se ponen sobre los hombros con los dedos abiertos y con las palmas hacia abajo, con las manos sobre los hombros se hace la detención del aire. Después de esto, con exhalación las manos se abren hacia los lados y se bajan llevándolas hacia los costados del cuerpo (La oración y la respiración profunda).

8. La pierna izquierda se eleva hacia atrás y al mismo tiempo las dos manos se extienden hacia delante y hacia arriba, con las palmas abiertas como para recoger algo con ellas. Cuando alcanzan la cabeza se vuelven las palmas hacia delante. Con la elevación de las manos el cuerpo se inclina un poco hacia delante y se hace una profunda inhalación. Cuando las manos están arriba sobre la cabeza, el cuerpo junto con ellas, se inclina ligeramente hacia atrás y para un tiempo se detiene el aire. Después de esto con la exhalación, las manos trazan un semicírculo hacia atrás y hacia abajo. Al mismo tiempo el cuerpo se yergue. El ejercicio se repite 3, 6, 9, o 12 veces.

9. Con la inhalación, las manos se llevan a la posición horizontal a los lados. Después de esto se elevan juntando las palmas sobre la cabeza en una forma de triángulo. En esta posición, las manos y el aire se detienen y el pensamiento se dirige hacia arriba, hacia Dios. Luego con una exhalación lenta se abren hacia los lados y vienen en posición horizontal y de ahí se bajan (La oración y la respiración profunda).

10. Posición inicial: las dos manos se extienden horizontalmente hacia los lados con las palmas abiertas hacia arriba. Con una inhalación lenta los dedos se pliegan con lo cual el pulgar toca el índice y el medio. La detención del aire debe de durar cuanto más largo tiempo posible. Durante este período las dos manos lentamente se recogen por delante de los pechos y al mismo tiempo los dedos se pliegan. En la fase de la exhalación las manos poco a poco se extienden hacia los lados horizontalmente. Cuando están completamente extendidas, los dedos lentamente se despliegan. Durante las tres fases de respiración se piensa sobre el Amor Divino. El ejercicio se hace 3, 6, 9 o 12 veces.

11. Cuando está nervioso, enojado, haced el siguiente ejercicio: Tapad con el pulgar de la mano derecha, la fosa nasal derecha y por la izquierda coged aire contando mentalmente hasta 7. Detened el aire recibido contando mentalmente hasta 10. Tapad la fosa nasal izquierda y por la derecha suprimid el aire lenta y rítmicamente contando mentalmente hasta 9. Este ejercicio ayuda para regular la excitación nerviosa, para calmar la mente y para fortalecer la memoria. Eso es especialmente necesario cuando se estudian diferentes disciplinas. Por la mañana y antes del medio día, recibiréis el aire por la fosa nasal izquierda y lo exhalaréis por la derecha. Por la noche tomaréis el aire por la fosa nasal derecha y exhalaréis por la izquierda. El ejercicio se hace 21 veces al día, o sea 7 veces por la mañana, antes del medio día y por la noche (La oración y la respiración profunda).

12. Con la inhalación las manos se elevan hacia arriba paralelas una a otra. Después de esto se bajan en posición horizontal hacia los lados, deteniendo el aire. Durante la exhalación las manos se bajan.

Final:

“En la época actual el mayor filósofo que vive en la tierra es Peter Deunov.”
Angelo Roncalli (Pape Jean XXIII)

Conclusión:

El Maestro Peter Deunov se encuentra entre las personalidades más remarcables de la historia y de la cultura espiritual búlgara.
Los principales objetivos de sus cursos y charlas son: el lugar y el papel del hombre en el universo; la naturaleza y la sociedad; la comprensión de la cultura, la ética, la psicología, la medicina, la música, etc., como materias espirituales. Creó la Paneuritmia que hoy se interpreta y se danza en los Estados Unidos; Canadá; Francia; Rusia; Congo; y en otros países del mundo.

Fuente:

-http://www.bratstvoto.net/vehadi/menues/fr1nfr.html (La oración y la respiración profunda).

 

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *