La montaña y su significado en nuestra espiritualidad

La montaña y su significado en nuestra espiritualidad

La montaña y su significado en nuestra espiritualidad. Nada es casual en la vida. Has notado tu sensación al subir una montaña? Sobretodo si lo haces a pié. Pero aunque no lo hayas hecho por tí mismo, notarás tu plenitud y ya no serás el mismo. Querrás volver o vivir cerca de ella.

La montaña y su significado en nuestra espiritualidad

La montaña y su significado en nuestra espiritualidad

La montaña y su significado en nuestra espiritualidad

En la montaña:

1) ¿Por qué es necesario que subamos a la montaña?

a) Adoración y cumplir un acto sagrado:

Subir a la montaña es una adoración y un acto sagrado. Cuando subáis a la montaña debéis tener disposición.

b) Salir del ambiente en el cual estamos sumergidos:

Los pensamientos, los sentimientos y los deseos humanos gravitan alrededor de ciertos centros como son las ciudades y los pueblos. Ellos forman un ambiente en el cuál el hombre está sumergido. Esta no siempre es agradable para él. A veces es necesario que salgamos de ella, que estemos en un contacto directo con las fuerzas de la naturaleza, que nos purifiquemos, que nos renovemos, que recibamos apoyo, que recibamos inspiración y fuerzas para trabajar (La montaña y su significado en nuestra espiritualidad).

c) Conocerse a sí mismo:

En la montaña conoceréis vuestra naturaleza verdadera, y descubriréis vuestras posibilidades a desarrollar.

d) Despertar a lo Divino en nosotros:

Cuando os reunáis en la montaña, tendréis como meta que despertéis lo Divino en vosotros y que aprendáis a valorarlo. El viento soplará para vosotros, los ríos fluirán para vosotros, el Sol brillará para vosotros, la montaña será creada para vosotros.

e) Restableced la conexión con Dios:

En la montaña restableceréis vuestra conexión con Dios. Ahí tendréis las mejores condiciones. Trabajad concientemente sobre vosotros mismos. Lo Divino desciende periódicamente para ayudarnos a restablecer la armonía Divina. Ahora estamos en tal armonía. Si no la utilizáis, esperaréis otro tiempo. La conexión Divina es una llave hacia todos los misterios.

f) Conectarse con el pensamiento Divino:

El pensamiento Divino se expresa de diferentes formas: las estrellas, el Sol, la Luna, el hombre, los animales, las plantas, los minerales y todo alrededor de nosotros. Conectáos con el pensamiento Divino y la salud en vosotros se recuperará. El pensamiento es una fuerza que puede curar. Vuestra meta es que forméis una conexión con Dios a través de la naturaleza externa. Cuando estáis en la montaña, percibiréis los pensamientos Divinos y los mandaréis por todo el mundo (La montaña y su significado en nuestra espiritualidad).

g) Entender la voluntad Divina y cumplirla:

Vosotros habéis venido a la montaña para entender la voluntad Divina y que la cumpláis, que os ennoblezcáis y que regreséis renovados. Habéis venido a la montaña para que forméis una conexión entre el mundo físico y el mundo espiritual. Si pensáis que en la montaña no hay nadie, os engañáis mucho. Toda la montaña está llena de ojos. Cuando pasáis, ellos os miran. Si vuestros ojos ahora se abren, veréis delante de vosotros otro mundo.

h) Conexión con las criaturas avanzadas:

Mientras contempláis el mundo magnífico de la montaña, cuando estáis en contacto con las piedras, las flores, los lagos, vosotros os conectáis con las criaturas avanzadas, y ellas os ayudarán.

2) ¿Cuál es la esencia espiritual profunda de la montaña?

a) Las formas en las cuales Dios se manifiesta:

Cuando salgáis entre la naturaleza, tengan en cuenta que estas son formas en las cuales Dios se manifiesta. Descubrid por todas partes Su Presencia.

b) El mundo de Dios:

Sentid que la montaña es un mundo de Dios, del Amor, que estáis sumergidos en este mundo y que debéis de cumplir sus grandes leyes. El hombre nace en la Tierra para que ame a Dios. No hay logro más grande que este (La montaña y su significado en nuestra espiritualidad).

c) El pensamiento encarnado:

La naturaleza es viva y razonable. En medio de ella hay una exposición preparada desde hace miles de años. Debéis de sentir que hay algo más de lo que véis por fuera. El mundo material es un pensamiento encarnado.

d) El gran plan:

Estas formas en la montaña están trabajadas durante millones de años por criaturas razonables de acuerdo con un gran plan.

e) Energías:

En la montaña están almacenadas energías inmensas, que se encuentran en el aire, en las rocas, en las aguas, en los árboles, en las flores. Estas energías influyen sobre el hombre y él puede utilizarlas por su bien.

f) Acumuladores de energías:

Las montañas representan acumuladores de energía. Las cimas transforman energías solares, que vienen a la Tierra.

g) Un sitio para iniciados:

Cuando un hombre, sin otro trabajo interno más profundo, permanece por más largo tiempo en la montaña, él se emburdece. He aquí por qué, la montaña es un sitio para iniciados. Puesto que ahí ellos trabajan muy intensa y espiritualmente, no se emburdecen (La montaña y su significado en nuestra espiritualidad).

3) ¿Cuáles son los ejercicios básicos, los deberes y las reglas relacionados con la estancia en la montaña?

a) Trabajar juntos:

El sentido de la vida no está en el aislamiento, en la separación de la gente. Dios ha relacionado la gente para que trabajen juntos. Es un privilegio comunicarse con cualqueir criatura que sea, puesto que está creada por Dios.

b) Trabajo sobre sí mismo:

Observad y estudiad la naturaleza con el fin de preordenar vuestra vida. Este es un trabajo sobre sí mismo.

c) Estudiar la montaña:

Estudiad la montaña. Háganse cada día un programa pequeño. Reuníos, leed juntos, estudiad la geología, la metereología, la mineralogía, la astronomía, las piedras, las hierbas, las flores, las aguas, los insectos, el cielo, las nubes, las líneas de las cumbres y de las cimas. Aprended a dibujar. Estudiad todo lo que ejerce influencia sobre vosotros.

d) Andad por los sitios altos:

Por los sitios altos andaréis lentamente. Cada 100 metros detenéos durante 30 segundos y respirad. Así durante estos pequeños descansos recibiréis energías. En la montaña debéis de andar cuidadosamente. Cuando subáis o descendáis, debéis de orar. El hombre cae porque no ora (La montaña y su significado en nuestra espiritualidad).

e) Respirar profundamente:

En la montaña aplicad los ejercicios de la respiración profunda. El aire es portador de los pensamientos Divinos que podéis transmitir a vuestro cerebro. He aquí por qué, cuando respiráis vuestra conciencia debe estar despertada.

f) Reglas higiénicas:

En la montaña bebed sólo agua caliente. Ella es uno de los medios para que no perdáis vuestro calor interno. Comed antes de la puesta del Sol. Estad siempre bien vestidos. Guardáos de no perder el calor normal de vuestro cuerpo. Si sudáis, cambiense la ropa inmediatamente.

g) Lavarse:

Si queréis aprovechar de las condiciones en la montaña, tres veces al día debéis de lavar vuestras piernas hasta las rodillas. Lavad también vuestra cara, pero con agua caliente. Guardad vuestro cuerpo siempre puro. Procurad que los poros de vuestra piel estén siempre abiertos.

h) La acción curativa del Sol:

Muchas energías hay en las montañas. Esta que está impuesta en las piedras cura. Utilizad piedras redondeadas, lisas y duras, expuestas al Sur o al Este, e iluminadas por el Sol. Debéis de sentarse sobre ellas alrededor del medio día cuando están calentadas (La montaña y su significado en nuestra espiritualidad).

i) Comed con gratitud:

Nunca comáis cuando estáis indispuestos. Cuando no estéis contentos, en vosotros hay un proceso que se refleja sobre vuestra circulación. Si estáis dispuestos, os alimentaréis con menos comida, y extraeréis una cantidad mayor de energía de esta.

j) Limpiar las fuentes en la montaña:

Hay una ley: Lo que hacéis por fuera, ocurrirá también dentro en vosotros. Cuando ordenéis las cosas por fuera, también se ordenarán vuestros pensamientos. Por otra parte, lo que hagáis alrededor de vosotros, se reflejará sobre toda la humanidad. Cuando limpiáis las fuentes en la montaña, aportaréis para la elevación de esta nación y de la humanidad. Así introduciréis un nuevo impulso en su vida.

k) Transformad las energías a través de las fuentes:

Todas las fuentes son bellas como método para transformar las energías, como por ejemplo los estados de tristeza. Cuando miréis el agua, de ella sale una fuerza razonable específica que actúa sobre vosotros y equilibra vuestras fuerzas (La montaña y su significado en nuestra espiritualidad).

l) Hacer figuras con las piedras:

Cada uno de vosotros puede hacer con las piedras una figura razonable. Haced un círculo, un triángulo, dos líneas paralelas, la letra “A” o la palabra “Amor”. Luego otros las verán o las leerán. De esto tendréis provecho. También la humanidad tendrá provecho, puesto que las idéas impuestas en las figuras y las palabras trabajan como vivas. En cada piedrecita que esta tirada en alguna parte, hay deseo de moverse, y cuando la movéis ella siente una gran alegría. Las piedras grandes no deben de moverse, porque algunas de ellas están puestas ahí por la naturaleza. Ellas son puntos y tienen conexión con las criaturas.

m) Paneuritmia:

A través de la Paneuritmia aprenderéis cómo recibir las fuerzas de la naturaleza (el Sol, la montaña). Hay una ley en la naturaleza que lo que hacéis por fuera, está hecho también en vosotros, en el mundo de vuestros pensamientos y sentimientos, y que lo que hacéis a bajo, está hecho también arriba. Todo lo que hacéis en la montaña, se refleja en la vida social.

n) Armonía y educación:

La paneuritmia trae armonía y educación. Con ella, poco a poco desarrollaréis la suavidad (La montaña y su significado en nuestra espiritualidad).

o) Armonía entre la gente:

Cuando en la montaña no hay armonía entre la gente, el tiempo empeora. Los sitios montañosos son extremadamente peligrosos. Ahí, la atmósfera es tan sensible que si hacéis algo negativo, os vendrá algún mal y sufriréis. En la ciudad, no os vá a ocurrir nada, pero si hacéis lo mismo en la montaña, ahí tendréis desgracias. Cuando caminéis, no tengáis prisa, no os inquietéis. Por lo poco que tenéis, sed agradecidos. Tengan en vuestra mente el pensamiento, que las cosas en el mundo están arregladas. Puesto que vosotros sois parte del Cosmos, vuestros asuntos también están arreglados.

p) Amar el tiempo:

Si vosotros amáis el tiempo, él también os amará. No debéis temer de él.

q) Trabajo espiritual interno intensivo:

Cuando el hombre trabaja en la montaña interna e intensamente, utiliza las condiciones para la elevación del espíritu. Todo lo que hacéis con disposición es Divino, y lo que se hace con indisposición es humano.

r) Manifestación de interés y esfuerzo:

En la montaña debéis de crearse trabajo variado. Sin esfuerzo no se logra nada. Debéis de hacer esfuerzo por manifestar interés. Sólo cuando os ven desde el mundo razonable que hacéis esfuerzo, solamente entonces os darán conocimiento y fuerza. Si esperáis, no os van a dar nada (La montaña y su significado en nuestra espiritualidad).

s) Mirar no sólo con los ojos, sino también con el espíritu:

Cuando observáis el mundo que os rodea, debéis de recordar que a través de él se manifiesta lo Eterno. Si miráis no sólo con vuestros ojos, sino a través de ellos con vuestro espíritu, se os descubrirán grandes misterios. Si nó podéis estudiar el mundo externo, ¿cómo váis a estudiar el mundo interno? Cuando váis a la montaña piensen que estas son formas en las cuales Dios se manifiesta. Si no miráis la montaña de esta manera, ¿qué váis a entender de ella?

t) Sin preocupaciones y sin ansiedad:

A la naturaleza le gusta que no tengáis preocupaciones ni ansiedad cuando la visitáis. Ella necesita como mínimo una semana para que os libere de todas estas cosas y que luego derrame en vosotros de su contenido. Tengan en vuestra mente el pensamiento de que las cosas en el mundo y en todo el Universo están arregladas. Puesto que vosotros sóis parte de ellas, vuestras cosas están también arregladas.

u) Despedirse con la montaña:

De las cosas bellas y de los cuadros bellos que se queden en vosotros, tendréis provecho. Al pie de la montaña al partir, decid la fórmula: “Agradezco a Dios, al maestro y a todas las criaturas luminosas que me han ayudado para trabajar en la gran escuela de la naturaleza” (La montaña y su significado en nuestra espiritualidad).

Fuente:

-http://www.bratstvoto.net/vehadi/menues/b4/en_la_montana.html

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *