Gemas y sanación Síntomas Gemas Energía y su Manejo

Gemas y sanación

Gemas y sanación tienen una larga historia. Las piedras de todo tipo han jugado un papel muy importante en la historia de la humanidad. Las gemas y sanación desde las pequeñas piedras de río hasta las piedras grandes de las pirámides eran: consideradas por nuestros ancestros como “los huesos de la Madre Tierra”. Y han sido usadas  como talismanes y amuletos para sanar o librarse de algunas enfermedades. Sanación con cristales: Gemas, cuarzos, terapias, Pdf, energía y manejo.

Gemas y sanación

Gemas y sanación

Gemas y sanación:

Gemas y su relación con la sanación:

Sanación con cristales: Gemas, cuarzos, terapias, Pdf, energía y manejo.

La tradición nos enseña cuales son las piedras o gemas,  más apropiadas para sanar: tanto nuestros cuerpos como nuestros espíritus. Gemas y sanación, como la ornamentación y el trabajo artesanal han estado unidos desde el inicio de la civilización.

Resumen síntomas – gemas

Abortos (para prevenir): rubí
Adicciones: (tabaquismo, alcoholismo, etc.): cuarzo ahumado – sugilita – granate verde
Alergias: cornalina
Anemia: coral – hematita – pirita
Anginas (amigd)alitis: azurita – calcedonia – pirita
Artrosis/artritis: alejandrita – amazonita – calcita – granate – malaquita – obsidiana – ópalo blanco – turmalina verde – zafiro
Asma: ámbar – ojo de gato – malaquita – ojo de tigre – jade – piedra de luna – zafiro.
Bazo: alejandrita – ámbar – calcita – granate rojo – jade blanco – lapislázuli – piedra de luna – ópalo blanco (fortalece) – perlas – olivina.

Bilis (trastornos): jaspe – rubí

Bocio: ámbar
Borrachera: amatista
Bronquitis: pirita – cuarzo rutilado – rutilo – ámbar
Cabello: ágata – venturina – lapislázuli – ónice – obsidiana – agata verde (contra su caída).
Calcio (deficiencias de): amazonita – calcita (ayuda a calcificar).
Cáncer (relativo al): rodocrosita – cuarzo ahumado – sugilita – turmalina multicolor.
Caries dental: amazonita
Cólicos (y cólera): coral – malaquita
Columna vertebral (para fortalecer): magnetita – obsidiana – esmeralda – jade blanco
Convulsiones: cornalina – cristal de roca – rubí – ámbar – esmeralda
Corazón (trastornos): ágata – berilo – granate – ónice – olivina – rodonita – rubí – rodocrosita – ámbar – amatista – venturina -esmeralda (lo fortalece) – jade blanco – citrina – piedra de luna – perlas (palpitaciones, ansiedad) – serpentina – turquesa – zafiro blanco (hipertensión) – circonita.
Daltonismo: amatista
Defensas (bajas): sugilita – esmeralda
Depresión: granate verde – lapislázuli – coral – obsidiana – ópalo blanco – ópalo de fuego – cuarzo ahumado.
Diabetes: ágata verde – amatista – venturina – citrina (ayuda a mantenerla estable) – diamante – malaquita – rubí – ópalo blanco (regula insulina)
Dientes (fortalece los): ámbar – amatista – azurita – berilo – ágata verde (dentición en niños) – fluorita.
Digestivo (sistema): labradorita – perlas – obsidiana – rodocrosita – amatista – jade amarillo – ámbar – citrina – coral – malaquita – piedra de luna – rubí – topacio (fortalece) – olivina.
Dolor (en general): ámbar – cuarzo – rubí – ónice – calcita verde.
Envenenamiento: ágata verde – diamante – esmeralda – malaquita.
Envenenamiento (por mordedura): amazonita – esmeralda
Epilepsia: jaspe – lapislázuli
Espasmos musculares: amazonita – magnetita.
Esterilidad: magnetita
Estómago (trastornos): berilo – heliotropo – jaspe – heliolita o piedra del sol – aguamarina – perlas.
Estrés: ágata – amatista – labradorita – ónice – olivina – piedra del sol o heliolita – topacio rosa – rodocrosita – hematita.
Fertilidad: jade amarillo – cuarzo rosa – perlas.
Fiebres: cornalina – hematita – ópalo – cristal de roca – rubí – pirita – granate rojo – piedra de luna – zafiro.
Forúnculos: zafiro blanco
Fracturas: ojo de tigre – magnetita – hematita – malaquita.
Garganta (dolencias en): berilo – rodonita – ojo de tigre – turquesa – azurita – calcedonia – lapislázuli – aguamarina – topacio – heliolita (piedra del sol).
Glándulas (inflamación): aguamarina – ámbar – granate rojo – olivina (para limpieza).
Gota: azabache
Gripe: pirita
Hemorragias: crisoprasa – hematita – cuarzo – zafiro blanco (nasales).
Hemorroides: heliotropo – venturina – topacio
Hidropesia: amatista
Hígado (problemas en): aguamarina – berilo – jaspe – topacio (fortalece) – magnetita – rodocrosita – citrina – esmeralda.
Huesos: obsidiana (fortalece) – azurita – calcita – jade (fortalece).
Infecciones: ámbar – amatista – rubí – esmeralda – ópalo – ónice – cuarzo ahumado – lapislázuli – sardónice.
Infertilidad: coral (todos los colores)
Inflamaciones: cornalina – heliotropo – esmeralda – granate – pirita – malaquita.
Insomnio: amatista – hematita – lapislázuli – zafiro blanco – topacio – ágata – azabache – ónice – circonita – piedra de luna.
Lactancia (promover la): cuarzo – ágata blanca – calcedonia – rutilo.
Laringitis: azurita
Leucemia: alejandrita – rubí
Líquidos (retención de): aguamarina – piedra de luna
Lumbalgia: amazonita – zafiro
Llagas: carnelia
Mala memoria: esmeralda – hematita – calcita azul – citrina – diamante.
Malaria: ámbar
Mareos: lapislázuli – cristal de roca – alejandrita.
Menopausia: diamante
Menstruación (dolores de): ámbar – coral – malaquita – ágata verde – piedra de luna (regula ciclos).
Miastenia (pereza, apatía): coral – granate rojo – ónice – ópalo de fuego – olivina.
Migraña: sugilita – ámbar – venturina – cuarzo rosa – piedra de luna – topacio.
Muelas (dolor de): aguamarina – malaquita – ámbar.
Nervios (relativo a): zafiro – topacio (fortalece) – turmalina – calcedonia – alejandrita – amatista – aguamarina – granate – jaspe – labradorita – amazonita – esmeralda – jade blanco – obsidiana (ansiedad) – ónice – perlas (ansiedad y palpitaciones) – zafiro – malaquita (desbloqueos mentales).
Neuralgias: carnelia – magnetita
Oídos : ámbar – ónice – aguamarina – ojo de tigre (otitis).
Oídos (pérdida audición): ágata verde – ónice – ámbar.
Ojos (trastornos): corindón – magnetita – aguamarina – ágata verde – ámbar – venturina – esmeralda – obsidiana – ópalo de fuego – turquesa (cataratas).
Ojos (vista cansada o deficiente, miopía):
ágata – aguamarina – venturina – berilo – ojo de gato (para la conducción nocturna) – esmeralda – malaquita – ópalo – olivina – ojo de tigre – topacio rosa (para la visión deficiente) – labradorita – ámbar – lapislázuli (miopía) – ónice (para fortalecer) – rubí.
Ojos llorosos: ónice – ámbar
Olfato (pérdida de): jaspe – turquesa
Osteoporosis: amazonita – zafiro
Páncreas: alejandrita – ágata verde – calcita – esmeralda – ópalo blanco (fortalece).
Partos: ágata verde – heliotropo – crisoprasa – jade – piedra de luna – perlas – olivina – malaquita – ópalo.
Piel: corindón – obsidiana (soriasis) – cuarzo ahumado – azurita – aguamarina – amazonita – venturina – piedra de luna – turmalina verde.
Próstata: venturina (aventurina)
Pulmones: piedra de luna – lapislázuli – cuarzo ahumado – pirita – rodocrosita – amatista – venturina – ámbar – coral – perlas – serpentina – topacio rosa (fortalecer) – olivina.
Quemaduras: amatista – curazo rosa.
Relajación: hematita – jade amarillo – venturina – calcita azul – malaquita – topacio – turmalina azul – zafiro blanco . marcasita.
Retortijones: ojo de gato
Reumatismo: ámbar – cornalina – malaquita – turquesa – magnetita – granate – obsidiana – zafiro.
Riñones: esmeralda – jade blanco – jaspe – aguamarina – calcita – citrina – cuarzo rosa – esmeralda – ónice.
Sangrado (hemorragia): crisoprasa – hematita – cristal de roca – zafiro.
Sangre (circulación): coral – rodocrosita – topacio – azurita – jade (purifica) – ágata verde – ojo de tigre (presión arterial).
Sangre (enfermedades): amatista – granate rojo – ópalo de fuego (favorece el flujo) – rubí – topacio.
Sangre (envenenamiento): carnelia
Tiroides: granate
Tos ferina: coral (todos los colores)
Ulceraciones: ónice – olivina – perlas – zafiro – cuarzo rosa – piedra del sol o heliolita.
Uñas (fortalecer las): obsidiana – ónice.
Vegija: heliotropo – jade – jaspe
Vértebras: hematita – piedra de luna (fortalece) – magnetita (corrige daños).
Vértigos: alejandrita – malaquita
Virilidad: magnetita – granate verde – lapislázuli – ópalo blanco – rubí. — en Todo Piedras.
La Sanación con cristales: Gemas, cuarzos, terapias, Pdf, energía y su manejo.

Las gemas y la sanación como han podido ver en éste esbozo resumido de acciones es basta. propiedades hay por descubrir aún en la relación de gemas y sanación a niveles físico, emocional y espiritual. (Gemas y sanación).

 

Gemas y sanación

Gemas y sanación

Energía de las gemas y minerales:

La energía de las piedras
Por Radagast. LICENCIA:
Documento bajo Licencia Creative Commons 2.5/ www.academiaatenea.org

Nunca solemos prestar atención a las piedras, para las personas son algo inerte. Además no puede aportarnos ningún beneficio que nos afecte directamente. Estamos muy equivocados: las piedras son capaces de acumular grandes energías y proyectarlas con una finalidad. Por eso existen ahora terapias como la cristalomancia o gemoterapia. Capaces de curar a personas gracias a que las piedras actúan sobre los chakras. Ya que ambos son fuentes energéticas. Si a una piedra  le sumamos el poder humano este se multiplica infinitamente. Por que somos capaces de controlar la energía y aplicarla con inteligencia.

Por eso si una persona logra controlar bien la canalización de energía a través de las piedras podrá: no solo aumentar su capacidad manipulándola. Sino que podrá obtener excelentes resultados en: curación, meditación y otras cosas que podrán descubrir ustedes mismos.
Ahora voy a exponer algunos ejercicios para las distintos objetivos con los que se puede utilizar
la energía de las piedras:

1) Ejercicio 1. Sentir la energía.

Primero debes colocarte en una posición fija, puede ser de pie, sentado o bocabajo, como mejor te sientas.
Coge la piedra (previamente limpiada y cargada) y sostenla con una mano, cerrando ésta pero sin hacer presión.
Ahora comienza a atraer la energía de tu alrededor. Haz que entre en tu cuerpo y fluya, uniéndose con la tuya, hasta que llegue inmensamente fuerte hasta tu mano. Envía energía durante un buen rato y sentirás algo extraño en la zona de la piedra. Puede que hayas creado una psiball alrededor de la piedra (que no es lo que pretendemos pero no pasa nada). Si sientes que lo has hecho entonces intenta que la energía de esa psiball entre en la piedra poco
a poco. Sin dejar de enviar energía. (Gemas y sanación).

Una psiball es una bola de energia. Para ser mas precisos, muchos aconsejan practicar psiballs antes de comenzar con telekinesis. 

Cuando lo hayas conseguido sentirás la piedra más pesada, quizás caliente, vibrando. Al igual que las psiballs eso depende, una vez suceda esto, invierte el proceso: haz que la piedra te entregue su energía. Una energía mucho más potente que entra en tu cuerpo provocando sensaciones por donde pasa. Pueden intercambiar energía con la piedra durante un buen rato. Cada vez será más potente y por tanto más emocionante hacerlo. A mí me pasó que tuve que parar porque teNía el cuerpo como envuelto en una enorme psiball. 
Cuando hagan esto establecerán una conexión muy fuerte con la piedra, ¡¡¡no permitan que nadie la toque!!!!!

2) Ejercicio 2 (se requiere una alta percepción de la energía).

Este ejercicio es bastante más complicado porque se trata de sentir la energía de la piedra. Y usarla pero sin mantener contacto con ella. Sería una gran ayuda ver auras para comprobar que se hace bien. Pero IGUAL SE CONSIGUE PRACTICANDO con práctica.
Para empezar lo intentaremos colocando la piedra no muy lejos de nosotros, por ejemplo: a medio metro de distancia. Hay que empezar intercambiando energía a esta distancia con la piedra. Hasta que no se consiga hacer esto no se puede pasar al siguiente paso. Practicar!!! Bien, se supone que cuando se ha conseguido eso y no antes podrás intentar utilizar su energía. (Gemas y sanación).

Ahora se trata de atraer la energía de la piedra sin haber enviado tu energía. Es un poco más difícil ya que debes hacer que la energía del ambiente llegue a la piedra. Y una vez ha pasado por ella llegue hasta ti mucho más fuerte.
Practica visualizando todo una y mil veces hasta que sientas que esa energía llega a ti. Debes intentar que llegue a alguno de tus centros energéticos, por ejemplo: visualiza como llega la energía desde la piedra hasta tu corazón.
Cuando tengas práctica con este ejercicio podrás atraer energía hacia ti en un instante, tan solo visualizándolo.

Ahora ¿Que diferencia hay entre hacerlo con piedra a hacerlo sin ella?

Que la piedra aumenta la energía muchísimo. Además concentra la energía en un punto sin permitirle escapar de manera que te es mucho más fácil atraerla. Porque esa energía de la piedra podrás utilizarla (según la piedra) para algo determinado. Pongamos que convierte la energía para un propósito de manera automática (aunque si tú sabes como programar energía será mucho mejor). Por ejemplo esto te sirve si necesitas concentrarte, aliviar un dolor o sentirte un poco mejor. (Gemas y sanación).
Las piedras alejan la energía negativa. Algunas como la amatista son capaces de almacenar y canalizar una cantidad inmensa de energía positiva. La amatista se recomienda para mejorar con el manejo de la energía. Ya que es la piedra energética por excelencia y no se centra en curar. Pero eso da igual, todas funcionan.

3) Ejercicio 3- Curar con la piedra.

Aunque suene difícil es algo realmente sencillo si manejas bien la energía. Aunque para obtener resultados óptimos hay que practicar mucho. Tener una buena piedra y un control altísimo sobre energía. (Gemas y sanación).
Voy a explicar como lo hago yo, y a mi me va bien aunque tampoco se me quita el dolor 100% pero funciona.
– Yo utilizo la amatista porque es la que tengo y porque es la adecuada para lo que me pasa (dolores de cabeza).

Y ahora hay varias opciones:
A) Coger su energía y llevarla al punto donde se localiza el dolor (mucho más fácil si no es dolor de cabeza)
B) Dejar que la piedra actúe sobre los chakras
A) Sencillamente se trata de canalizar su energía programándola para lo que quieres (en este caso curar). Para programarla solo visualiza. (Si no sabes visualizar, ¿qué es lo qué haces leyendo esto?). Es muy sencillo como ves, lo único difícil está en saber mover bien la energía, pero no tiene nada raro. Una ayudita con la visualización es que por ejemplo imaginéis la zona que os duele de un color y la que enviáis gracias a la piedra de otro, visualizad como un color cubre al otro poco a poco y como ese dolor se esfuma. Es práctica que lo consigan.
B) En este caso colocamos la piedra en el chakra correspondiente. (Si se trata de dolores de cabeza, el del entrecejo). Lo mejor es colocarse la piedra y crear una psiball alrededor de la piedra y el chakra. Puede dar excelentes resultados auque si el dolor es muy fuerte como mucho solo lo calmará un poco las primeras veces. 

Pdf para complementar información:

Guía de gemas PDF para bajar. Es un resumen muy útil sobre las propiedades de las gemas. Presenta un informe simple y práctico. Completamente importante para trabajar en las diferentes terapias en que se pueden aplicar: la energía de las gemas y minerales naturales. (Gemas y sanación).

Comparte este artículo

Un comentario en “Gemas y sanación Síntomas Gemas Energía y su Manejo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *