Expandir conciencia Un atajo para encontrar el amor incondicional Amar no es ser tonto Aprendamos a diferenciar

Expandir conciencia

Expandir conciencia. Es todo lo contrario a lo que nos empuja la sociedad de hoy. El individualismo, el consumismo y el éxito progresivo nos han obligado a reducir la conciencia, pero nosotros anhelamos ascender y expandirla. Expansión de conciencia: Significado, como aumentar la conciencia espiritual, como elevarla, como despertarla, como se altera, elevar la frecuencia vibratoria, amor incondicional, pdf.

Expandir conciencia

Expandir conciencia

  Expandir conciencia:

Nuestra vida diaria:

Expansión de conciencia: Significado, como aumentar la conciencia espiritual, como elevarla, como despertarla, como se altera, elevar la frecuencia vibratoria, amor incondicional, pdf.

Cuando nuestra conciencia se expande, aunque sea momentáneamente, vemos el mundo de manera muy diferente. Como un lugar donde la gente sufre porque su niño interior está perdido y se está volviendo fuera de control con sus emociones. Un mundo donde la gente siempre está tratando de hacerse oír, pero no logran comunicarse, porque no están en sintonía con su ser superior y, en consecuencia, comienzan a arremeter unos contra los otros. A veces, nos damos cuenta que podemos ser una de esas personas también. Y anhelar un lugar donde nos elevamos por encima de todo el malentendido, a un lugar en el que podemos ver sin juicio más allá de su vulnerabilidad y su niño interior, roto. Llegar a ellos, hablar con ellos y comprenderlos. Si usted ha estado anhelando expandir conscientemente su conciencia en sus estados superiores, aquí está su primera guía corta para lograr eso.

Guía para expandir conciencia:

Recuerde, el cambio hacia una conciencia superior es a menudo dramático.

Nos obliga a reordenar y volver a priorizar nuestra psique. Es laborioso…

Pero es lo que se necesita para liberarse de las limitaciones de conciencia inferior.

¿Cómo expandir su conciencia?

Haga las siguientes cinco cosas para expandir su conciencia:

No tenga miedo de los sentimientos
Confíe en su intuición
Ame
Reasigne significados
Mantenga su ego bajo control

No tenga miedo de sentir

Nos hemos vuelto temerosos de nuestros propios sentimientos.
Nosotros los combatimos, porque nunca hemos sido educados para entender y aprender lecciones valiosas. Como resultado de ello, siguen llegando de nuevo a nosotros, drenándonos de nuestra energía, que se desperdicia en las decisiones de lucha y de vuelo. Es cierto que ningún sentimiento va a durar, sin embargo, cuando no se controla, siempre vuelve mientras usted se refleja en ellos y aprende de ellos. Sea consciente de sus sentimientos. Cuando usted los experimenta, permítales entrar y contemplarlos, para que entienda lo que le están comunicando.

Al permitir que sus sentimientos se expresen plenamente dentro de usted, usted nutre a su niño interior. Empoderándole para que comunique lo que se siente que está mal de forma natural – ya sea sobre una acción que ha cometido (y se siente culpable por ello) o que ha visto a otros hacer (y usted siente ira, frustración y un sentido de “maldad”).

No podrá obtener respuestas a menos que permita que esos sentimientos se manifiesten, planteando preguntas sobre usted mismo, para poder reflexionar sobre ello.

La Expansión de conciencia: Significado, como aumentar la conciencia espiritual, como elevarla, como despertarla, como se altera, elevar la frecuencia vibratoria, amor incondicional, pdf.

Confíe en su Intuición

A menudo suprimimos nuestra voz interior o intuición a favor de nuestra mente más lógica y razonable. Como resultado, la suprimimos en lugar de aceptarla. Así que la próxima vez, si usted oye una voz dentro de su cabeza diciéndole que haga algo cuando su mente lógica está empeñada en ir a otro lado, dese un poco de espacio. Haga una pausa, contémplela y haga lo que dice. Comience a reflexionar sobre ella, permitiéndole un mayor peso en la evaluación de sus prioridades y dirección. Con el tiempo, verá su intuición construir y crecer en un profundo y rotundo saber, en lugar de la pequeña voz insistente que ha estado reprimiendo.

Mantenga su ego bajo control

El Ego es una enfermedad que afecta a nuestro niño interior y bloquea nuestro camino hacia nuestra conciencia superior. Es un resultado de nuestras fallas como padre de nuestro niño interior. Pero puede ser curado a través de la atención plena de nuestras acciones. Nuesro ego es bueno pero debemos educarlo. Por lo tanto, cada vez que está a punto de tomar una decisión, simplemente pregúntese:
¿Quién está tomando esta decisión?
Usted, sus prejuicios personales, o su ego?

Re-Asigne Significado

La felicidad no es un objeto que se puede lograr y luego atesorar. Es simplemente una sensación que se mueve dentro de usted. Al exteriorizarla como un objeto que usted busca, lo deshace. Comience a darse cuenta de los momentos en los que asigna significado a algún objeto externo (tangible o no), y re-asígnelo. Dígase a sí mismo que el significado emerge de usted, y es una proyección de su persona en otras cosas, en lugar de al revés. Con el tiempo, usted encontrará que usted se quedará menos con los objetos externos y con más satisfacción profunda interior, lo que le permite libremente pasar a la conciencia expandida y abrazar otros.

Ame

“Su tarea no es buscar el amor, sino que limitarse a buscar y encontrar todas las barreras dentro de usted mismo que ha construido en contra de él”
Rumi
Ámese a usted mismo incondicionalmente y sea amable con usted mismo y con quienes le rodean. Esta es la clave para abrir las compuertas de la inundación de mayor conciencia y su contenido mismo…Expandir conciencia.
(Expandir conciencia por Dylan Harper)

Pdf para bajar: 2 libros para bajar

lecturesgnosis.com/jdownloads/ESPAOL/DIANOIA/EL_DESPERTAR_DE_LA_CONCIENCIA_2.pdf    de Samael Aun Weor

www.purebhakti.com/resources/ebooks-a-magazines-mainmenu-63/bhakti-books/spanish/184-el-despertar-de-la-conciencia/file.html  Máximo exponente de la sabiduría védica actual Su Divina Gracia
Srila Bhaktivedanta Narayan Gosvami Maharash

Introducción a la sabiduría veda:

Los Vedas son las milenarias escrituras de la India que contienen toda la sabiduría conocida por el hombre.
Se dice incluso que todos los campos del conocimiento hasta ahora explorados por el género humano tienen su
origen en esta vasta compilación literaria. Estos libros responden a las preguntas que la humanidad tiene en
relación con la búsqueda de la felicidad mediante el disfrute de los sentidos, el logro de la salvación mediante
la liberación del ciclo del nacimiento y muerte (nirvana) y la descripción de la senda de la autorrealización
mediante el servicio devocional puro a Dios. Los Vedas explican las cualidades personales e impersonales de
Dios, así como también Sus múltiples y variadas energías.

El conocimiento que contienen estos antiquísimos libros cuyo origen se pierde en el tiempo, ha sido transmitido
sin adulteración por el propio Dios al maestro espiritual, de este al discípulo y así sucesivamente a lo largo de una
cadena ininterrumpida.

En las escrituras védicas encontramos las conclusiones a toda clase de temas; incluso podemos encontrar la
respuesta para satisfacer nuestro frustrado anhelo de experimentar felicidad eterna. Los miembros de la
sociedad actual sufren a causa del dolor y la confusión, las riñas y las relaciones tensas, la codicia material
y la hipocresía. En medio de nuestra lucha por la sobrevivencia, muchos se esfuerzan por ver las cosas
desde la perspectiva correcta, pero aunque ansiamos conocer una realidad superior, constantemente somos
descarriados por nuestros sentidos descontrolados y nuestra ignorancia.

Reencuentro con la felicidad:

La mayoría de la gente busca el placer en las cosas que tiene a la vista —es decir, en el mundo externo de los objetos—, intentando satisfacer todos los deseos que le pide el cuerpo. La segunda fórmula es renunciar por completo al mundo material y refugiarse en la paz interior del alma. Y la tercera —y menos seguida de todas— es cuando el alma despierta y busca su relación eterna con Dios. La siguiente historia nos enseña que los que desean
alcanzar cualquiera de estas tres metas deben seguir un determinado proceso, al igual que para ser abogados
tenemos que cursar los estudios de Derecho.

¿Me puedes mostrar a Dios?

Hubo una vez un rey en la India que quería ver a Dios. Sabiendo que su primer ministro era un hombre
muy erudito, le mandó llamar y le preguntó:

¿Me puedes mostrar a Dios y decirme qué hace?

A pesar de su todo su conocimiento, en ese momento el ministro no supo qué responder, por lo que pidió al
rey tres días de plazo para pensarlo. El rey accedió, pero le advirtió que si la solución no le satisfacía, dejaría de
confiar en él. Una vez en su casa, el ministro buscó entre sus libros con la esperanza de encontrar una respuesta a
la pregunta del rey, pero después de dos días no había conseguido nada. Advirtiendo el modo en que su padre
se lamentaba en su biblioteca, su hijo de cinco años se acercó a él y le preguntó:

—¿Por qué estás triste, papá?
—No consigo encontrar una respuesta apropiada a una pregunta que me ha hecho el rey, y si no lo logro
perderé su confianza.
¿Qué pregunta? —inquirió su hijo.
—Tú no lo entenderías, hijo mío. No te preocupes.
El niño insistió tanto, que al final el ministro se lo contó todo.
—El rey quiere ver a Dios y saber lo que hace. He buscado en todas las escrituras, pero no encuentro
ninguna respuesta convincente.
El pequeño sonrió dulcemente y dijo:
—Es muy fácil. Cuando vayas mañana a palacio, dile al rey que la respuesta es tan sencilla que hasta tu hijo
pequeño la conoce.
El primer ministro lanzó a su hijo una mirada escéptica, pero este insistió.
—No te preocupes papá; te prometo que no te defraudaré.
Era tal su desesperación, que al ministro no le quedó más remedio que aceptar la propuesta de su hijo. Cuando
a la mañana siguiente fueron juntos a palacio, el rey los recibió y preguntó de nuevo a su ministro:
—Querido ministro, ¿me puedes mostrar a Dios y decirme qué es lo que hace?                                                           El ministro respondió humildemente:
—Majestad, la pregunta es tan sencilla, que hasta mi hijo pequeño conoce la respuesta.
Sorprendido, el rey se volvió hacia el pequeño y le dijo:
—Muy bien, ¿puedes tú mostrarme a Dios y decirme qué hace?
—Majestad, para ello necesitaría una jarra de leche
—respondió el niño. Aunque al rey le extrañó aquella petición, hizo que la trajeran.
Poco después, el pequeño preguntó:
—Majestad, ¿hay mantequilla en esta leche?
—Por supuesto que hay mantequilla en esa leche
—declaró el rey tras pensarlo unos instantes.
—¿Me la puede enseñar?
—Sí —respondió el rey—, pero para poder ver la mantequilla primero hay que batir la leche.
—Exacto —dijo el pequeño—. También para poder ver a Dios hay que seguir un proceso. Sin un proceso de práctica
devocional no podemos ver a Dios, igual que no podemos ver la mantequilla si no seguimos el proceso de batir la leche. Cuando seguimos ese proceso divino, Dios se manifiesta ante nosotros. El rey se mostró encantado con aquella maravillosa y lógica explicación.
—¿Y puedes decirme qué hace? —le preguntó.                                                                                                             —Me está haciendo preguntas como si usted fuera un estudiante y yo fuera su maestro —observó el niño—, pero
su majestad está sentado en un trono y yo estoy sentado en el suelo. Por educación, su alteza debería adoptar la
posición más humilde y yo debería estar sentado en la posición más elevada.
Dándose cuenta de la verdad de las palabras del pequeño, el rey se levantó del trono y se sentó en el suelo. El niño subió entonces al trono y añadió:
—Esto es lo que Dios hace. Dependiendo de los resultados de nuestras actividades, unas veces nos sitúa
en una posición superior y otras en una inferior, por eso a veces nacemos en una familia acomodada y otras en
una familia humilde. Dios hace que tengan lugar estos cambios dependiendo de la vida que hayamos llevado.
El rey estaba tan satisfecho con aquellas respuestas, que las proclamó por todo el reino y colmó de valiosos
regalos al primer ministro y a su hijo.

Las conclusiones quedan a cargo del lector.

El sendero del amor divino

El sendero de la devoción o el servicio amoroso a Dios (bhakti) está descrito detalladamente en los Vedas. Los sabios de la antigüedad, que comprendieron esa sincera necesidad del ser humano, han explicado con
claridad cómo podemos conseguir la satisfacción plena uniéndonos de nuevo con nuestro amado Señor. En la
historia del rey que quería ver a Dios preguntaron al monarca si había mantequilla en la leche y él respondió:
“Sí, pero para ello es necesario seguir un proceso”. Del mismo modo, si queremos reavivar nuestra relación
eterna con Dios debemos estudiar el proceso descrito por los sabios y seguir sus instrucciones; sin ellas nunca
llegaremos a despertar nuestra relación espiritual con Él. No podemos conseguirlo por nuestros propios
medios porque se necesita una fuerza que no es de este mundo.

Conclusión:

Debemos aprender y meditar en usar la mirada con los ojos del amor. Ponerle amor a todo lo que acontece en nuestra vida diaria. Antes de hacer un juicio, analicemos como lo veríamos con los ojos del amor. Y así en cada acto de nuestras vidas. Si nos tomamos el tiempo de poner cada acontecer de nuestras vidas con la lupa del amor, veremos como comenzamos a comprender que hasta el ser que parece más despreciable, termina siendo un ejecutor que para nosotros nos demuestra aquello que no es bueno en la vida ni en nuestro mundo. Es un ser que ha hecho el sacrificio o la penitencia de encarnar un ser despreciable para que nosotros elijamos no serlo. Es alguien que merece también nuestro amor, por su sacrificio. Aunque eso no signifique que seamos amigos íntimos, pero sí comprender todo lo que su accionar implica.

 

 

 

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *