El queso Y otros derivados lácteos Bondades Riesgos Beneficios Trayendo claridad a un tema escondido

El queso

El queso: Propiedades, beneficios, riesgos, queso fresco, fermentado, cremoso, blandos y duros, Propiedades benéficas, contraindicaciones, salud, enfermedades, es adictivo?, es bueno o malo comerlo?

El queso

El queso

El queso:

Queso: Propiedades, beneficios, riesgos, queso fresco, fermentado, cremoso, blandos y duros, Propiedades benéficas, contraindicaciones, salud, enfermedades, es adictivo? es bueno o malo comerlo?

LÍDIA PENELO
02/05/2018 00:01 | Actualizado a 02/05/2018 14:53

El doctor Neal Barnard no se cansa de exponer que el queso (en todas sus formas) favorece el sobrepeso, sube el colesterol perjudicial, eleva la presión sanguínea, provoca diabetes y favorece las enfermedades autoinmunes. Pero este doctor en medicina, profesor en la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Washington, presidente y fundador del Comité de Facultativos para la Medicina Responsable, aún va más allá, y en su último libro llamado La trampa del queso (ediciones Urano) desvela los intereses económicos y políticos que han convertido al queso en un pilar de nuestra alimentación.

En 1985, Barnard fundó el Comité de médicos para la medicina responsable, contrató a dos abogados y se puso a investigar la industria del queso. Gracias a la Ley por la Libertad de la Información salieron a la luz un montón de contratos entre el Gobierno de los Estados Unidos y las cadenas de comida rápida para impulsar el consumo de queso. Burger King, Wendy’s, Pizza Hut, Subway o Taco Bell son algunas de las cadenas de comida rápida que han firmado contratos gubernamentales.

– Usted denuncia que el gobierno de los Estados Unidos fomenta el consumo de queso y otros productos lácteos a causa de las presiones que recibe de las empresas, ¿es así?

– Mucha gente ignora por completo que estos grupos industriales gastan millones de dólares cada año presionando al gobierno para garantizar que sus intereses estén representados en nuestra política alimentaria federal, incluidas las Pautas dietéticas para estadounidenses y el Programa nacional de almuerzos escolares. El gobierno de los EE. UU. en realidad recibe 140 millones de dólares cada año de la industria del queso para canalizarlo a una corporación llamada Dairy Management Inc., que trabaja con restaurantes de comida rápida para desarrollar y promocionar el queso en sus menús.

El gobierno de los EE. UU. en realidad recibe 140 millones de dólares cada año de la industria del queso”

Recientemente, trabajaron con McDonald’s para aumentar la cantidad de queso cheddar en algunos de sus productos en un 30 por ciento. La mayoría de los clientes de comida rápida desconocen que estos productos están desarrollados específicamente por la industria del queso y el gobierno para lograr que consuman más comida rápida. No importa cuánta grasa y colesterol tenga el queso; por ley, nuestro gobierno se ha comprometido a promocionarlo gracias al implacable lobby de la poderosa industria láctea, que ha patrocinado la creación de una extensa gama de programas federales para promocionar la leche. Y ha funcionado: la venta de queso no deja de crecer cada año.

– Si hay estudios que revelan los aspectos perjudiciales del queso en nuestra salud, ¿por qué los gobiernos no apuestan por la prevención en lugar de favorecer a las industrias?

– En los Estados Unidos hay un gran conflicto de intereses. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos es responsable de la creación de las Pautas alimentarias de nuestro país, pero también son responsables de promover los productos agrícolas. En otras palabras, la misma agencia que tiene la obligación de proporcionar información sobre la mejor nutrición para la prevención de enfermedades está tratando simultáneamente de aumentar las ventas de tocino, salchichas y queso.

No importa cuánta grasa y colesterol tenga el queso; por ley, nuestro gobierno se ha comprometido a promocionarlo”

Es un conflicto de intereses inherente, porque sabemos que estos alimentos están repletos de grasas saturadas y colesterol, lo que puede contribuir a muchas de las principales causas de muerte en nuestro país, incluidas las enfermedades cardíacas, la diabetes y la obesidad. El estadounidense promedio ya come 33 libras de queso por año, lo que suma más de 60,000 calorías por persona, por lo que lo último que nuestro gobierno debería hacer es tratar de que comamos más queso.

– Así que mientras Michelle Obama hacía campaña contra la obesidad infantil, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos estaba trabajando para aumentar las ventas de queso…

– Así es, esa es la contradicción de la que hablaba. Pero todavía hay más. Desde pequeños nos han inculcado la idea de que la leche fortalece los huesos y sigue teniendo los mismos índices de popularidad que Santa Claus y el Conejo de Pascua, pero no es real. Aunque el cuerpo necesita el calcio, no lo necesita en grandes cantidades. El gobierno ha estado promocionando el calcio en cantidades de hasta 1.300 miligramos diarios para las adolescentes. Pero investigaciones de Harvard demuestran que una vez has ingerido 600 miligramos, ya no obtienes ningún beneficio extrae al tomar más.

Además, el calcio no tiene por qué proceder de los lácteos. Está presente en una amplia gama de alimentos mucho más saludables como las judías y hortalizas de hoja verde. La afirmación de que la leche fortalece los huesos es un reclamo comercial y ha quedado grabada en las mentes de padres e hijos durante generaciones.

– ¿Qué sabe de la relación de los europeos con el queso?

– Al igual que los estadounidenses, los europeos consumen más de 30 libras de queso por persona, en promedio, cada año. En general, los europeos consumen alrededor de 10 millones de toneladas de queso cada año. Todas las variedades de queso, incluido el suizo, no son saludables. Sólo una onza de queso suizo contiene más de 100 calorías y casi 8 gramos de grasa, la mayoría de las cuales es grasa saturada. También está lleno de colesterol y sodio, que es una receta para las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y otros problemas de salud. Que el queso es adictivo ya lo han demostrado diversos estudios, uno de los más recientes de la Universidad de Michigan.

– ¿Puede recordarnos por qué el queso es tan adictivo?

– El caso es que al digerirse el queso libera unas sustancias químicas llamadas casomorfinas (una sustancia estructuralmente parecida a las endorfinas que genera una agradable sensación de bienestar) y que provocan una fuerte adicción. Las casomorfinas se adhieren a los receptores de opiácidos del cerebro, provocando un efecto calmante muy parecido a la manera en que lo hacen la heroína y la morfina. Y dado que el queso tiene un contenido concentrado de casomorfinas, puede ser llamado el crack lácteo.

Fuente:

www.lavanguardia.com/comer/al-dia/20180503/443151430524/el-doctor-neal-barnard-el-queso-es-el-enemigo-numero-1-de-nuestra-salud.html?utm_source=facebook&utm_medium=social&utm_content=comer&utm_campaign=lv

El Queso: Propiedades, beneficios, riesgos, queso fresco, fermentado, cremoso, blandos y duros, Propiedades benéficas, contraindicaciones, salud, enfermedades, es bueno o malo comerlo?

Riesgos del queso para la salud

Pese al atractivo nutricional del queso, su elevado contenido en sodio no lo hace indicado para personas con hipertensión arterial o que deban seguir dietas restringidas en sodio, como en la insuficiencia renal aguda y crónica, síndrome nefrótico o en la encefalopatía hepática con presencia de edema. Las alternativas para estas personas pueden pasar por consumir queso fresco sin sal o requesón o ricota, según la gravedad de la patología y recomendación del dietista.

Por otro lado, su grasa es altamente saturada, lo que no lo hace especialmente adecuado para aquellas personas con hipercolesterolemia o enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, es curioso que países como Francia o Grecia, donde el consumo de queso per cápita es elevado, tengan una tasa de enfermedades cardiovasculares relativamente baja, probablemente porque sus dietas son ricas en vegetales.

Otro de los riesgos del queso para la salud es el elevado contenido en aminas de algunos de ellos. Las aminas son compuestos nitrogenados que aparecen en algunos alimentos fermentados, como quesos muy maduros, cerveza y vino, fruto de la descomposición por parte de los microorganismos de los aminoácidos presentes, y que actúan como señales químicas en el cuerpo humano, dando lugar a subidas de tensión arterial, dolores de cabeza y erupciones cutáneas en personas que son especialmente sensibles. Por todo ello, no se recomienda en estas personas el consumo de algunos quesos con alto contenido en aminas, como el cheddar, los quesos azules, suizos u holandeses.

Seguimos con riesgo beneficio

El beneficio principal de los quesos es el ácido graso monoinsaturado”, agregó la profesional. “Para una alimentación saludable es importante que se encuentre este alimento, siempre respetando las cantidades. Además, las personas deben consumir quesos duros, que son los que más tienen proteínas, a pesar de ser los que más grasas presenten. El queso contiene altos niveles de grasas saturadas que se relacionan con niveles altos de colesterol, arteriosclerosis y otros síntomas relacionados a las propiedades negativas del mismo. Sin embargo, el queso también contiene beneficios potenciales, debido al calcio, proteínas y ácido linoleico conjugado que lo relaciona a la prevención de infartos. Como analizó otro estudio.

No son recomendables para quienes sufren problemas circulatorios o linfáticos, aterosclerosis, alergias, asma o inflamación intestinal crónica, como enfermedad de Chron o síndrome del intestino irritable.

El consumo de lácteos genera, según algunas investigaciones, enfermedades mamarias, genitourinarias, neurológicas, digestivas, autoinmunes, alérgicas, de la piel, celular, oftalmológicas, reumáticas, en las uñas, infecciosas, endócrinas y hematológicas. También se sabe que la caseína, proteína de la leche vacuna, promueve el desarrollo de las tres etapas del cáncer: iniciación, promoción y progresión.

Lácteos en general:

Los lácteos causan enfermedades autoinmunes y alergias en general, aunque esto depende mucho de la fuente original del producto. Esta época de alta industrialización es muy señalada como responsable de sus efectos perjudiciales. Tanto la obesidad como los problemas cardíacos, la diabetes tipo 1 y 2 y las infecciones pueden ser producto del consumo de éstos tipos de lácteos. También se ha comprobado que son la causa de la osteoporosis, porque provoca balances negativos.

Evitar:

Los quesos curados más duros, salados y de sabor intenso, todos con alta concentración de caseína, proteína muy antigénica, poco digerible, son de los que conviene evitar. Ya que además de lo dicho presentan altas cantidades de grasas saturadas y sodio. Que no es bueno para la salud cardiovascular.

Atención fanáticos:

Ningún alimento es malo. Todo depende del estado de salud del paciente, de su actividad, de la fuente de la que provenga: ya que no es lo mismo un queso de supermercado con conservantes que un queso de granja. Y lo principal de saber ponernos límites para beneficio de nuestra salud. Debemos aprender a manejarnos prudentemente con las porciones que comemos.
Los franceses tienen un modo de pensar muy inteligente y lo demuestran con una posición en la vida también con la comida: aquí les cuento: ellos son de muy buen comer, como todos sabemos. Y tienen el pensamiento adecuado con la comida, porque sostienen que para que abusar de ella, si no la disfrutamos.

Si comemos de cuatro a seis veces por día. Entonces no se justifica comer hasta morir en una sola.

Por lo tanto recuerden esto al sentarse a la mesa a degustar un plato que les encanta. Disfruten, saboreen, deléitense, pero no dejen de respirar por comer, ya que en unas horas más lo volverán a hacer. Se sentarán frente a su alimento predilecto nuevamente y podrán volver a regocijarse una vez más. Ese es el mejor consejo que podamos recibir en nuestras vidas. En todo siempre ingieran porciones moderadas. nada de excesos!!

Conclusiones:

Estamos acostumbrados al mundo mediático que forme parte de nuestras vidas. Le damos toda nuestra fe, como si fuera un libro sagrado. Jamás ponemos en duda que las publicidades digan la verdad. Somos una sociedad que es mucho más fácil influenciar y manipular de lo que imaginamos Y aquí hay una clara demostración. Como una empresa junto con el estado puede manipular la información y nuestra credibilidad. La acelga, por ejemplo, tiene más cantidad de calcio que la leche y la carne juntas. Pero eso en muy pocos lugares lo encontrará. Y obviamente es mejor que usted mismo plante su acelga y si es posible con la semilla tradicional no modificada genéticamente. Es bueno que usted sepa que come. Por ello lo ideal sería que usted compre productos orgánicos.

Evite la industrialización porque lamentablemente ha llevado la alimentación al alcance de todos a un costo alimenticio malísimo. No es casualidad encontrar gente obesa y desnutrida.

Por ello es bueno que tome conciencia de conseguir esos buenos alimentos orgánicos certificados. Y de lo contrario sería muy bueno para usted y su salud aprender a hacerse una huerta orgánica para sus propios alimentos. le puedo asegurar que con un metro cuadrado de superficie para dos personas, tendrá para intercambiar con sus vecinos. Ya que le rendirá muy buenos beneficios tanto en actividad física como en una alimentación sana y saludable. Es hora que volvamos a las viejas tradiciones de ser autosuficientes en más de un aspecto en estas épocas!!

Leer más en:

La nutrición y su importancia en nuestras vidas La importancia del intestino Pdf para bajar sobre nutrición Psiconeuroinmunoendocrinología

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *