El origen del síntoma parte 3 Una herramienta para la vida armónica

El origen del síntoma parte 3 : plenitud

El origen del síntoma parte 3 es la parte final por el momento. Debemos recordar que el síntoma es un alerta de nuestro cuerpo de falta de armonía. Que debemos corregir si deseamos detenerlos y que no se agraven. Al no corregir el origen del síntoma, éstos continúan aumentando y agravando la enfermedad (El origen del síntoma parte 3). Síntoma: Definición, formación del síntoma, ejemplos, psicoanálisis del síntoma.

El origen del síntoma parte 3

El origen del síntoma parte 3 : plenitud

El origen del síntoma parte 3:

La herramienta hacia la correción y armonía:

Síntoma: Definición, formación del síntoma, ejemplos, psicoanálisis del síntoma.

N

Nalgas: Representan el poder. Nalgas flácidas, pérdida de poder.
Nariz: Energía, orgullo, sexualidad
Goteo continúo: Necesidad de ayuda. Llanto interior.
Hemorragia: Necesidad de reconocimiento. Sensación de no ser valorado. Ansia de amor.
Moqueo hacia adentro: Llanto interior. Lágrimas pueriles. Sentimiento de víctima.
Nariz cargada: Falta de autovaloración.
Náuseas: Rechazo de una idea o una experiencia.

Nervios: Representan la comunicación. Son informadores receptivos.

Nerviosa, crisis: Egocentrismo. Bloqueo de los canales de la comunicación.
Nerviosismo: Miedo, angustia, esfuerzo, precipitación. Desconfianza del proceso de la vida.
Neumonía: Desesperación. Cansancio de la vida. Heridas emocionales a las que no se permite curar.
Neuralgia: Castigo por una culpa. Angustia por la comunicación.(El origen del síntoma parte 3).
Nódulos: Represión, frustración y ego herido por motivos profesionales.

O

Obesidad: Sensibilidad exagerada. Necesidad de protección. Resistencia a perdonar.
– En los brazos: Rabia por falta de amor
– En las caderas: Terca cólera contra los padres
– En los muslos: Cólera desde la infancia. Suele ser contra el padre
– En el vientre: Rabia por falta de sustento
Oídos: Obediencia. Capacidad de escuchar y oír.
Dolor (otitis): Enfado. Deseo de no escuchar. Demasiado alboroto. Peleas entre los padres.
Ojos: Entendimiento. Capacidad de ver el pasado, presente y futuro.

Irritación: Rabia y frustración. Deseo de no ver.

Sequedad: Ojos furiosos. Negativa a mirar con amor. Antes morir que perdonar.
Olor corporal: Miedo. Disgusto consigo mismo. Despecho.
Orzuelo: Contemplación de la vida con ojos airados. Enfado con alguien.
Osteoporosis: Sensación de que ya no queda ningún apoyo en la vida.
Ovarios: Representan las cualidades creativas.(El origen del síntoma parte 3).

P

Páncreas: Representa la dulzura de la vida.
Pancreatitis: Rechazo. Enfado y frustración porque la vida parece haber perdido su dulzura.
Parálisis: Temor, terror. Huida de una situación o de una persona. Resistencia.
Parálisis agitante: Pensamientos paralizantes. Estancamiento.
Parálisis cerebral: Necesidad de unir a la familia en un acto de amor.
Parálisis facial: Control excesivo de la ira. Resistencia a expresar los sentimientos.
Parásitos: Entrega del poder a otras personas.
Parkinson, enfermedad de: Miedo e intenso deseo de controlarlo todo y a todos.

Pene: Energía.

Picaduras: Culpa por cosas pequeñas.
Pie de atleta: Frustración por no ser aceptado. Incapacidad de avanzar.
Piel: Protege nuestra individualidad. Órgano de los sentidos. Aislamiento, normas, contacto, delicadeza.
Problemas: Angustia, miedo. Antigua repugnancia encubierta. Sensación de amenaza.
Piernas: Nos hacen avanzar en la vida.
Problemas: Miedo al futuro. Deseo de no moverse.
Pies: Representan nuestra comprensión, firmeza, arraigo, modestia.
Problemas: Temor al futuro y miedo de no avanzar en la vida.

Piorrea: Cólera ante la incapacidad de tomar decisiones. Personas indecisas.

Plexo solar: Reacciones viscerales. Centro del poder intuitivo.
Poliomielitis: Celos paralizantes. Deseo de detener a alguien.
Próstata: Representa el principio masculino.
Problemas: Temores que debilitan la masculinidad. Renuncia. Presión y culpa sexual. Creencia en el envejecimiento.(El origen del síntoma parte 3).
Pulmones: Capacidad de inspirar y comprender la vida. Contacto, comunicación, libertad
Problemas: Depresión. Aflicción. Miedo de inspirar la vida. Sensación de no ser digno de vivir plenamente.

Q

Quemaduras: Rabia, furia que arde.
Quistes: La vieja y dolorosa película que se pasa una y otra vez. Agravios que se cultiva. Falsos tumores.

R

Rabia: Cólera. Fe en que la violencia es la respuesta.
Raquitismo: Desnutrición emocional. Falta de amor y seguridad.
Renales, cálculos: Terrones de enfado no disuelto.
Resfriados, catarros: Suceden demasiadas cosas a la vez. Confusión, desorden metal. Pequeños agravios. Creencia en los “tres resfriados cada invierno”.
Respiración: Representa la capacidad de inspirar la vida.
Problemas: Miedo o resistencia a aceptar la vida plenamente. Sensación de no tener derecho a ocupar espacio o a existir.

Reumatismo: Sentimiento de ser víctima. Falta de amor. Amargura crónica. Resentimiento.

Rigidez: Pensamientos rígidos y cerrados.
Riñones: Compañerismo. Crítica, decepción, fracaso. Vergüenza. Reacciones de niño pequeño.
Rodillas: Representan el orgullo y el yo. Modestia.
Problemas: Orgullo y obstinación. Incapacidad de inclinarse. Temor. Inflexibilidad. Terquedad.Ronquidos: Terca negativa a abandonar viejas pautas mentales.

S

Sangre: Representa la alegría que recorre libremente el cuerpo. Vitalidad.
Coágulos: Obstrucción de la alegría de vivir.
Problemas: Falta de alegría. Las ideas no circulan.

Sarna: Pensamientos infectados. Permitir que otras personas nos acaparen el pensamiento.
Sarpullido: Irritación por los retrasos. Forma pueril de llamar la atención.
Senilidad: Regreso a la supuesta seguridad de la infancia. Exigencia de cuidados y atención. Forma de controlar a quienes nos rodean. Escapismo.(El origen del síntoma parte 3).

Sida: Sensación de indefensión y desesperanza. Firme convicción de no valer. Negación de uno mismo.

Sentimiento de culpa por la sexualidad.
Sífilis: Entrega del poder y la eficacia.
Síndrome premenstrual: Confusión que domina. Entrega del poder a influencias externas. Rechazo de los procesos femeninos.
Sinusitis: Irritación contra una persona muy íntima.
Sobrepeso: Miedo, necesidad de protección. Huida de los sentimientos. Inseguridad. Rechazo de uno mismo. Búsqueda de satisfacción.
Somnolencia: Miedo a asumir las responsabilidades del día

Sordera: Rechazo, terquedad, aislamiento. ¿Qué es lo que no quieres escuchar?. “No me molesten.”Suicidio:

Visión de la vida en blanco y negro. Negativa a ver otra salida.
Suprarrenales, problemas de las: Derrotismo. Renuncia a cuidar de uno mismo. Angustia.

Síntoma: Definición, formación del síntoma, ejemplos, psicoanálisis del síntoma.

T

Tartamudez: Inseguridad. Incapacidad de expresar la propia personalidad. Prohibición de llorar.Testículos: Principio masculino. Masculinidad.
Tétanos: Necesidad de liberar sentimientos de cólera enconada.
Tics, contracciones nerviosas: Miedo. Sensación de ser observado por los demás.

Timo: Glándula principal del sistema inmunológico. Cuando funciona mal: Sensación de ser atacado por la vida. “Desean hacerme daño.”(El origen del síntoma parte 3).

Tiroides: Humillación. ¿Nunca puedo hacer lo que deseo?, ¿Cuándo llegará mi turno?.

Tobillos: Inflexibilidad y culpa. Los tobillos representan la capacidad de recibir placer.
– Torceduras: Ira y resistencia. No querer avanzar en cierta dirección en la vida.
Tortícolis: Tozudez inflexible.
Tos: Deseo de ladrarle al mundo, ¡Escúchenme!
Trombosis coronaria: Sensación de soledad y miedo. “No sirvo. No hago lo suficiente. Jamás lo lograré.”
Tuberculosis: Egoísmo que carcome. Posesividad. Pensamientos crueles. Deseo de venganza.
Tumores: Remordimientos. Viejas heridas y disgustos que siguen alimentado.

U

Úlceras: Miedo. Convicción de no valer lo suficiente.
Uñas: Representan protección. Agresividad.
Mordérselas: Frustración. Roerse a uno mismo. Despecho hacia uno de los padres.
Urinarias, infecciones: Fastidio, generalmente contra el sexo opuesto o contra la pareja. Tendencia a culpar.
Urticaria: Pequeños temores ocultos. Hacer una montaña de un grano de arena.
Útero: Sede de la creatividad.(El origen del síntoma parte 3).

V

Vaginitis: Enfado contra la pareja. Culpa sexual. Autocastigo.
Varicela: A la espera del siguiente problema o disgusto. Temor y tensión. Sensibilidad exagerada.
Varices: Situación que causa disgusto. Desaliento. Sentimiento de estar sobrecargado y con exceso de trabajo.

Vegetaciones: Conflictos internos y discusiones familiares. Niño que se siente un estorbo.
Vejiga, problemas de: Angustia. Aferramiento a viejas ideas y creencias. Miedo a relajarse. Fastidio.
Verrugas: Pequeñas manifestaciones de odio. Creencia en la fealdad
Vértigo: Fuga y dispersión de pensamiento. Negativa a mirar.

Vesícula: Agresividad

Víricas, infecciones: Falta de alegría. Amargura.
Vitíligo: Sensación de estar fuera de ambiente, fuera de todo, de no pertenecer al grupo.
Vómitos: Violento rechazo de ideas. Temor a lo nuevo.

Z

Zumbidos: Negativa a escuchar. No oír la voz interior. Tozudez.

Leer más en :

El origen del síntoma parte 1 y Origen del síntoma parte 2 y El origen del síntoma parte 3

El origen del síntoma parte 3

El origen del síntoma parte 3 : sano

Fuente: Louise Hay. Sana tu Cuerpo.

¿Qué indica el síntoma?:

El síntoma es un indicador, una alarma que nos avisa que algo no funciona en notros mismos. El concepto es nombrar a la señal o indicio de algo que está sucediendo o que va a suceder en el futuro. Por ejemplo la fiebre nos indica una infección por la cual esta peleando nuestro organismo. Revela la presencia de un a enfermedad.
Es importante distinguir entre el síntoma (comentado por el paciente) y el signo clínico, que es una manifestación objetivable advertida por el médico. Los signos clínicos se hacen evidentes en la biología del enfermo y reflejan una enfermedad. Los edemas y la fiebre son signos clínicos.

El síntoma es una de las formaciones del Inconsciente.

Síntoma e inconsciente:

Para Lacan el síntoma es el significante de un significado reprimido de la conciencia del sujeto, lo reprimido es el significado, y el síntoma que aparece es su significante. El síntoma, como formación del Inconsciente debe ubicarse en relación al discurso del Amo porque el síntoma incluye el discurso del Otro en el secreto de su desciframiento: el Inconsciente es el discurso del Otro, es el discurso Amo.

Importancia del origen del síntoma:

La importancia del origen del síntoma radica en que es un aviso de nuestro cuerpo sobre algo que estamos haciendo mal. Es un aviso al que debemos dar importancia. El desconocer su valor es avanzar hacia un modo agravado del síntoma. Esto puede generar una enfermedad de mayor gravedad, donde los síntomas comienzan a empeorar. Síntomas son actos perjudiciales conllevan displacer o sufrimiento. Son el resultado de un conflicto.
Para evitar el conflicto debemos ser coherentes en palabra, emoción y acción en nuestras vidas.
Toda incoherencia genera conflicto y si persiste el conflicto y no se resuelve, aparece el síntoma y luego la enfermedad.(El origen del síntoma parte 3).

¿Qué debo hacer?

Para resolver el síntoma y evitar que degenere en enfermedad, lo que debo hacer es:
Primero: Averiguar que lo generó.
Segundo: Una manera práctica de borrar el síntoma es que sabido el origen tomar la actitud correspondiente.

Por ejemplo, si mi dolor de cabeza se debe a ir de compras cuando no quiero, lo que debo hacer es corregir mi actitud. La manera es cambiar mi postura al ir de compras y decirme: no me gusta pero como debo ir voy a disfrutarlo y no voy a generar ningún conflicto por hacer esto que no deseo.

Importantísimo:

El médico es el único profesional entrenado para hacer un diagnóstico. Y quien sugiere el mejor tratamiento. Usted podrá asegurarse consultando a varios médicos en todo caso para estar seguro y confiado del diagnóstico. Pero jamás debe tomar por su cuenta la medicación.
Usted podrá elegir la terapia que prefiera porque es su derecho. Pero sea homeopatía, alopatía, naturista, el profesional que usted elija es quien debe indicar su tratamiento.

Concluyendo:

Si tenemos un síntoma es porque algo lo provoca y en tanto el síntoma se repita debiera motivar la consulta médica precoz. Un síntoma es información y si sabemos escuchar los mensajes del cuerpo la consulta médica precoz nos brindará la mejor oportunidad terapéutica. Espero que este consejo resulte útil. El cuerpo siempre nos habla y nos envía información. Al principio lo hace de manera más suave. En caso de no escucharlo va aumentando el tono y volumen del mensaje o síntoma hasta que nos termina sacudiendo para que lo escuchemos. Normalmente se manifiesta como dolor o molestias diversas.(El origen del síntoma parte 3).

 

Comparte este artículo

2 comentarios en “El origen del síntoma parte 3 Una herramienta para la vida armónica”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *