Dolores de espalda

Dolores de espalda

Dolores de espalda. Veremos su tratamiento natural y emocional y su origen y significado.No te preocupes, ya que existe una solución natural para tus problemas. Después de unos pocos días de consumir este producto, sentirás cambios positivos, y en menos de 2 meses tu condición puede sanar permanentemente.

Dolores de espalda

Dolores de espalda

Dolores de espalda:

¿Sufres de dolores de espalda, lumbago o de piernas, que comúnmente surgen por permanecer mucho tiempo sentado o por un gran esfuerzo físico?

Si quieres olvidarte del dolor de espalda, cintura y piernas, deberías consumir este remedio antes de ir a dormir durante 2 meses.

Ingredientes:

– 1 Higo Seco
– 1 Damasco Seco (Albaricoque)
– 5 Ciruelas Pasas

Estos frutos contienen sustancias que producen la regeneración de los tejidos ubicados entre las vértebras. De esta manera se fortalecen.

Prueba este remedio popular y no te arrepentirás.
La combinación de los componentes de cada fruta hacen un excelente remedio que es altamente efectivo contra estos dolores.

Debes hacer el tratamiento durante 2 meses. Es efectivo para hombres y mujeres.

Orígenes y solución emocional:

La espalda incluye numerosos músculos, pero cuando hablamos de dolor de espalda nos referimos principalmente a la columna vertebral, que es un tubo óseo largo y flexible que sostiene la cabeza y se apoya en la cadera. La columna vertebral es una columna formada por treinta y tres vértebras que se distribuyen como sigue: cervicales, dorsales, lumbares, sacras y coccígeas. La siguiente descripción del dolor de espalda abarca las regiones sacra, lumbar y dorsal. En caso de presentarse dolor en la región coccígea, ver problemas en el coxis. Si se trata de la región cervical, ver dolor de nuca.
La espalda representa el sostén y el soporte de la vida. Es el lugar que me protege si me siento impotente frente a una persona o una situación (doy la espalda) en caso de necesidad. Si mi peso es excesivo, si carezco de “respaldo” o si no me siento bastante “respaldado” (afectivamente, monetariamente, etc.), mi espalda reaccionará en consecuencia y ciertos dolores (agujetas) pueden manifestarse. Puedo tener la espalda ancha y ser capaz de recibir o bien inclinarme humildemente, inclinarme por respeto o aceptación. Poco importa el motivo, un dolor de espalda indica que quiero quizás salvarme de algo colocándolo detrás mío, porque es con mi espalda que olvido las experiencias que me causaron confusión o pena. Pongo todo lo que no deseo ver o dejar ver a los demás, jugando así al avestruz. Estoy profundamente herido, incapaz actualmente de expresar estas emociones bloqueadas.

¡Rechazo ver lo que me conviene! Acepto liberar ahora las energías retenidas en los lugares que me duelen! Una espalda flexible pero fuerte indica cierta flexibilidad mental y una gran apertura mental contrariamente a las rigideces dorsales que significan orgullo, poder y negación a ceder. Sentado bien cómodamente, puedo tener la sensación de estar protegido, en total seguridad. Sin embargo, aun cuando mi espalda sirva para soportar estas cosas indeseables y jugar a la “avestruz”, acepto ver lo que me molesta y expresarlo. Actuando de este modo, me libero del peso que llevaba. La postura adoptada da indicaciones sobre lo que vivo y sobre mi modo de transigir con las situaciones de mi vida: si estoy en reacción frente a la autoridad, si quiero tener razón frente a alguien o frente a algo, voy a “tensar la espalda” por orgullo. Si, al contrario, vivo sumisión, si tengo miedo, si me siento débil, voy a “curvar la espalda” y cuantas más grandes sean mis preocupaciones, más “me dolerá la espalda”. Ciertas personas integran más las dificultades de la vida en la escritura, el diálogo o el intercambio. Elijo el medio que mejor me conviene y dejo que la vida fluya en mí para aprender a expresarme más y afirmarme cuando lo necesito. Acepto que la vida me sostenga en cada instante y “levanto los hombros”, sabiendo que tengo la fuerza necesaria para realizar todos mis proyectos.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *