Dieta y a quien entrego mi poder: Curación VIII

Dieta y a quien entrego mi poder

Dieta y a quien entrego mi poder. Quieren hacer régimen. Desde el momento que llevan la idea a un foco mental , están haciendo eso. Han emprendido la actividad. Este es el concepto que en este momento necesitan reconocer más que ningún otro, porque están pasando sobre el mismo ya que carece de realidad para ustedes.

Dieta y a quien entrego mi poder

Dieta y a quien entrego mi poder

Dieta y a quien entrego mi poder: Curación VIII

Quieren hacer régimen. Piensan solo en la idea física. Desde el momento que llevan la idea a un foco mental, han emprendido la cosa real que quieren hacer. La están haciendo.
El primer concepto a considerar en este momento, y en particular en relación al siguiente paso en el proceso de interiorización (llevar la idea desde un foco mental a la actividad astral), es que ustedes, la conciencia identificada, deben permanecer polarizados en el cuerpo mental según continúan trabajando con este concepto (Dieta y a quien entrego mi poder).

Van a utilizar el vehículo astral. Van a dirigir la fuerza astral, no a quedar aprisionados en ella.
Consideren lo que esto significa.

¿Cuál es la diferencia entre querer o desear hacer algo y establecer un foco mental o hacerlo?

El error al que se inclina la conciencia humana es intentar llevar a cabo un esfuerzo, es querer o desear hacer, en vez de hacer. Desde el momento en que entran en el cuerpo astral y desean hacer lo que pretenden hacer, drenan el poder que han construido en el vehículo mental a partir de la intención, de manera que dejan de tener un poder potencial. Este es uno de los conceptos más difíciles de comprender y aún así uno de los más importantes en este paso particular del proceso.

Han emprendido la actividad. Están ya haciendo lo que pretenden hacer.

Ahora van a tener que aprender a trabajar con la intención, con la energía de la decisión, más que con la naturaleza astral de deseos que quiere (Dieta y a quien entrego mi poder).
Desde el momento en que entran al cuerpo astral y quieren hacer algo están estableciendo una oposición a la intención que han enfocado y por lo tanto drenan el poder de esa intención. No vayan por delante del concepto, permanezcan con él. No traten de interpretarlo en este punto.

Permanezcan con él. Van a permanecer mentalmente polarizados en relación a esta intención.

Continúen manteniendo la intención enfocada y contemplen su plan, su forma de pensamiento, moverse desde su potencial mental a una fuerza dirigida en los niveles astrales. La única manera en que pueden hacer esto es mantenerse por encima, libres de cualquier emoción en relación a la intención.
Es el poder de atracción en los niveles astrales lo que pone una idea de un plan y la energía potencial en relación a la sustancia misma. El poder magnético debe dársele al plan mismo.

Cuando quieren, están en un sentido retirando de su idea el poder, la atracción magnética que la llevaría a la manifestación externa.

Están reclamando el poder, esa atracción magnética ustedes mismos, y están siendo engullidos dentro de la misma, poseídos, obsesionados por ella.
Volveremos a la idea de perder peso porque es un buen ejemplo. Es llevada desde su foco mental, llevada – no retirada. El foco mental continúa, se extiende hacia abajo a la frecuencia de la fuerza astral. Ahí toma su propio cuerpo de deseos. El plan que han creado desea manifestarse. Desea venir a la apariencia física (Dieta y a quien entrego mi poder).

Está imbuido con el poder de manifestación.

Sin embargo, si entran en el deseo de perder peso, están robando, en un sentido, el poder de la forma de pensamiento. Están robando el poder para manifestar de la forma de pensamiento. Le están dando el poder a la oposición, una oposición natural de esa forma de pensamiento. Si quieren algo esto presupone que no lo tienen. De manera que drenan el poder inmediatamente de su energía potencial. Han destruido su foco mental, destruido su forma de pensamiento mental por completo, desde el momento en que desean aquello que han creado (Dieta y a quien entrego mi poder).

Porque solo puede venir a la manifestación mediante su propio deseo.
Su propia atracción magnética.

Ahora están recibiendo lecciones de pura magia. Estamos recibiendo instrucción sobre el proceso creativo.
Si desean la cosa que han creado, la están manteniendo atada a ustedes. No puede moverse fuera de la frecuencia de la sustancia astral. La cosa misma que han creado debe ser permitida que construya la atracción. Debe dársele un deseo – no ustedes. Una vez que comprendan esto claramente, entenderán el significado del espejismo (Dieta y a quien entrego mi poder).

Este tema de la dieta es muy delicado, y de lo más difícil, porque puede enfocarse desde muchas direcciones.

Cada una de estas direcciones poseen si mismas algo de valor. Antes de entrar en lo que comen, me gustaría hablar unos momentos en relación a la relativa pureza de los cuerpos y del grado de pureza – juiciosa o deseada – en un momento dado en los cuerpos. Cuando los cuerpos, el etérico y los cuerpos físicos, se mantienen en un nivel superior de pureza del que de otra manera sería el caso,, y están al mismo tiempo, viviendo en el plano físico en una red etérica que es relativamente impura en relación a sus propios cuerpos, tienen el problema de caracer de inmunidad a ciertas condiciones (Dieta y a quien entrego mi poder).

Esto deberían ser capaces de entenderlo muy bien.

Me estoy refiriendo a la salud de la conciencia, a la salud del espíritu que habita esa conciencia, y a la salud del instrumento que alberga a ambos. Este es el principio básico sobre el que toda la ciencia de la curación se basa, tanto correctiva como preventiva. Según proceden a aprender y a encarnar la Sabiduría, elevan naturalmente la frecuencia de sus cuerpos sobre la frecuencia del entorno en el que viven.

Pueden ser capaces de limpiar y purificar hasta cierto grado su entorno inmediato, pero solo hasta cierto grado, y se están saliendo constantemente de ese entorno inmediato al entorno que lo rodea.

Contenido en el cuerpo etérico o red del entorno mayor, que rodea su entorno inmediato, están esas frecuencias vibratorias que son las impurezas no solo de la humanidad, sino de la vida planetaria en este nivel particular. Elevan las frecuencias de sus cuerpos por encima de esas impurezas e imperfecciones; y luego cuando salen de la protección de su entorno inmediato (relativamente libres de esta frecuencias y esta impurezas), son en un sentido atacados de nuevo, porque sus cuerpos no tienen la inmunidad que soporta estos impactos y los efectos de esos impactos, de la impurezas naturales a la humanidad
y al planeta (Dieta y a quien entrego mi poder).

Deben recordar que están encarnados en el cuerpo etérico de la humanidad y su frecuencia no puede elevarse, por ley, por encima del punto de contacto con aquellos en el cuerpo de la humanidad.

Pueden elevar sus propias frecuencias individuales por encima de esas frecuencias inferiores, pero un punto de contacto debe mantenerse, y es a través de este punto de contacto con impurezas. Conocen la ley de que no hay tal cosa como el vacío. Bien, en un sentido, en relación al espacio que
les rodea, son espacio vacío (Dieta y a quien entrego mi poder).

Son un instrumento que se ha limpiado de todas las impurezas, así que si fuera un verdadero reflejo del Cristo – si fuera a descender al cuerpo de la humanidad y hacer contacto con el cuerpo de la humanidad, sería como un vacío y todas las impurezas se atropellarían para entrar a su instrumentalidad. La instrumentalidad no tendría nada, relativamente hablando, con lo que combatir o resistir.

Esta es una de las razones básicas de por qué un iniciado por encima de tercer grado encarna con tremendo sacrificio, porque no puede mantener un vehículo con ese grado de pureza, que sería natural a su conciencia, en el cuerpo de la humanidad (Dieta y a quien entrego mi poder).

Esta es la razón de por qué Cristo no puede caminar entre los hombres un periodo prolongado de tiempo.

Los cuerpos (y podemos referirnos a los cuerpos planetarios, el cuerpo de la humanidad como un todo, y los cuerpos del individuo) están constantemente sufriendo el proceso de elevación en frecuencia, limpieza y purificación. Esto es parte del proceso de evolución, una parte de la redención de la sustancia, una parte, en un sentido, de la misma salvación del planeta mismo (Dieta y a quien entrego mi poder).

Procede bajo la ley. Ha de ser equilibrado con otros factores. Aquí es donde aquello a lo que ustedes se refieren como sentido común es de vital importancia para ustedes. Como he dicho, los discípulos tienen que tomar decisiones con respecto a estas cosas. Deberían poner todo el conocimiento que puedan adquirir para tomar esas decisiones. Hay maneras en que pueden abordarse cierta cantidad de debilidades. Hay medidas que pueden tomarse para proteger el instrumento hasta cierto grado.
El discípulo has de contemplar toso estos diferentes factores y luego determinar el camino que tomarán de acuerdo a la vida que viven el el mundo.

Por ejemplo, el discípulo que debe, por necesidad funcionar de una manera social activa en el cuerpo de la humanidad – digamos que en cualquiera de las capitales mundiales, o en cualquier departamento de la vida humana en que le sea necesario acudir a una gran cantidad de entretenimientos, salir a comer fuera, beber, etc. – le supondría la muerte en lo que se refiere al instrumento físico alcanzar un alto grado de pureza en sus cuerpo etérico y físico (Dieta y a quien entrego mi poder).

El monje que vive en un monasterio – el lama, etc. – puede con relativa seguridad alcanzar un alto grado de pureza y mantenerla.

Si por laguna razón encuentra que debe salir al mundo, ha de sufrir una tremenda preparación antes de que pueda dejar su retiro y entrar al mundo como está y sobrevivir cualquier espacio de tiempo. El periodo medio de tiempo para la supervivencia de un instrumento, digamos, que ha alcanzado el grado de pureza normal al llevar una vida monástica sería de tres a cinco años. Este sería su periodo de supervivencia en el mundo con el cuerpo que ha creado – aún con el trabajo preparatorio emprendido antes de su salida al cuerpo de la humanidad – de manera que en las leyendas e historias que se cuentan de esto hay cierta cantidad de verdad (Dieta y a quien entrego mi poder).

Para ustedes, el problema se agrava, porque su comprensión no incluye muchos de los factores aquí implicados.

Han alcanzado cierto grado de pureza en sus cuerpos, que es ciertamente inusual en relación a la humanidad común, mediante sus esfuerzos de meditación, (algunos ustedes) mediante dieta y el tipo de vida que llevan. Desde que han llegado a este área, han aumentado el grado de pureza simplemente por no estar en contacto con impurezas como lo estaban antes.

Leer más en: El estado de conciencia de los que solicitan curación y El estado de conciencia necesario para la curación y La forma de pensamiento de la muerte y Meditación, Grupos y Centros

Fuente:

–Curación- Lucille Cedercrans (Dieta y a quien entrego mi poder).

-Propia (Dieta y a quien entrego mi poder).

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *