Cura para litiasis biliar y origen Vesícula Receta

Cura para litiasis biliar y origen

Cura para litiasis biliar y origen. Es una poderosa receta ha ayudado a muchas personas. El médico chino Dr. Lai Chiu Nan se le ocurrió un remedio totalmente natural para eliminar las piedras de la vesícula biliar. Los cálculos biliares o piedras en la vesícula causan dolor, ictericia, e incluso el cáncer (Cura para litiasis biliar y origen).

Cura para litiasis biliar y origen

Cura para litiasis biliar y origen

Cura para litiasis biliar y origen:

Dr. Lai dice que el cáncer no es la primera enfermedad que aparece y toma nota de que, en general, hay muchos otros problemas que conducen al cáncer. Según su investigación, las personas suelen tener cálculos biliares antes de desarrollar cáncer. Uno de los síntomas de las piedras es la sensación de hinchazón después de una comida pesada. Entonces usted siente que no puede digerir los alimentos. Si las cosas se ponen serias, usted siente dolor en el hígado también.

Esta receta elimina con éxito las piedras en la vesícula:

Así que si usted piensa que tiene piedras en la vesícula, el Dr. Lai ofrece los siguientes métodos para su eliminación. Este tratamiento es especialmente bueno para las personas con un hígado débil, porque el hígado y la vesícula biliar están estrechamente vinculados.

Dieta:

Los primeros cinco días, tome cuatro vasos de jugo de manzana cada día o comer 4-5 manzanas. El jugo de manzana suaviza los cálculos biliares. Durante esos cinco días comer normalmente.

En el sexto día, no debes cenar.

A las 6 pm en el sexto día, tomar una cucharadita de sal de Epsom (sulfato de magnesio) disuelto en un vaso de agua tibia.

A las 8 pm, repetir lo mismo.

A las 10 pm, tomar media taza de aceite de oliva con media taza de jugo de limón recién exprimido. Revuelva y beber. El aceite y el limón ayudan a ablandar las piedras y facilita su paso.

A la mañana siguiente, se debe notar piedras verdes en las heces.

“Mis pacientes a menudo se encuentran 40, 50 o incluso hasta 100 piedras”, dice Chiu Nan. “Incluso si usted no tiene ningún síntoma de cálculos biliares, usted puede tomar ventaja de este recurso natural. Siempre es bueno tener la vesícula fuerte y sana”, dice el médico chino.

Aclaración: Esto debe tratarse como coadyuvante de un tratamiento médico, no como único tratamiento y hay que evaluar el caso, ya que algunos solo tienen resolución quirúrgica, de acuerdo a la cantidad y tamaño de los cálculos. Por eso es importante tener un diagnóstico claro y preguntar bien cual es la condición del órgano en cuestión. Porque un cálculo grande del tamaño de el pulgar como ocurrió conmigo, la solución es quirúrgica, ya que no hay modo que pase por ningún conducto.  Por eso siempre hay que usar la lógica y la coherencia en cada momento. Así como resolver la cuestión litiásica biliar pronto, ya que un cálculo que escape de la vesícula puede impactar, lastimar el páncreas que puede llevar a una pancreatitis y esto es muy peligroso. Espero haya quedado claro el no demorar y dar solución a cada problema de salud. Para ello nadie mejor que sacar las dudas con el médico quien está entrenado específicamente en ello y consultar con todo profesional de la salud que les quede más a mano y despejar dudas. Para ello no dude en consultar a su médico, farmacéutico o bioquímico de confianza.

Esto va para toda afección de salud.

Origen:

La vesícula biliar es un depósito en el que se acumula la bilis segregada por el hígado para evitar que pase al intestino en los períodos en que no se esté realizando la digestión. Durante ésta, la vesícula biliar se abre para verter las sales biliares en el duodeno, necesarias para la absorción de las grasas por el intestino. El problema más común en la vesícula biliar es la formación de piedras  que obstruya el canal entre la vesícula y el duodeno. Agregando que la persona teme que le quiten algo. Se siente usurpada en su territorio.

Las dificultades a este nivel se vinculan a “patrones” emocionales y mentales (esquema de pensamientos que hace que se repitan acontecimientos en mi vida) que están llenos de amargura e irritación, frente a mi vida o frente a los demás. Si éstos se fijan y endurecen, se transformarán en cálculos biliares.

Si mi vesícula biliar no funciona bien, puede que esto proceda de mi inseguridad o de mis inquietudes frente a alguien a quien amo y quiero. El hecho de vivir apego para con esta persona puede llevarme a vivir emociones que me cuesta administrar y asumir. También puedo tener la sensación de siempre tener que justificar mis actos y frecuentemente percibir las situaciones de mi vida como injustas, lo que me lleva a vivir mucha ira. Tengo pues interés en liberarme de estos sentimientos amargos irritantes. Debo más bien considerar cada experiencia que vivo como una ocasión de conocerme mejor y usar mi sensibilidad de modo positivo y creador, en vez de controlar o manipular a los demás.

El cálculo biliar es generalmente uno o varios depósitos de colesterol o de cal. Viene de la bilis. Este líquido secretado por el hígado sirve a la digestión de los alimentos.

La bilis pasa por la vesícula biliar y el cálculo formado se vuelve a encontrar en esta misma vesícula (un solo cálculo gordo o varios pequeños). La bilis es ligeramente amarga y viscosa y manifiesta la amargura interior, la pena, la agresividad, la insensibilidad, el rencor, la frustración o el disgusto que tengo y ciento hacía mí – mismo o hacia una o varias personas. Los cálculos representan un dolor más profundo que los meros síntomas en el nivel del bazo, del hígado o de la vesícula biliar.

Es energía cristalizada, sentimientos y pensamientos muy duros, amargura, envidia e incluso celos solidificados bajo forma de guijarros, que estuvieron mantenidos y acumulados a lo largo de los años. Los cálculos pueden estar “ocultos” desde hace tiempo, pero una repentina emoción y violenta puede hacerlos brotar “conscientemente”, con dolores intensos.

Frecuentemente, estoy decidido a ir hacia delante, a precipitarme con fuerza, a abrir puertas pero me para algo que me limita, me ahoga y mis acciones se realizan frecuentemente por miedo. Entonces, estoy frustrado de la vida, manifiesto actitudes “amargas” e irritantes con respecto a la gente, no consigo decidirme porque carezco de valor y mis fuerzas interiores están mal canalizadas. No tengo dominio de mí – mismo. Es el motivo por el cual tengo cálculos biliares  

¿Qué es lo que influencia mi vida?       ¿Soy demasiado orgulloso?

Por más que los cálculos son la expresión de una vida endurecida, debo aceptar liberarme del pasado y tener una actitud y pensamientos más suaves, una apertura diferente hacía la vida soltando el pasado, los sentimientos lejanos y las viejas emociones amargas, permitiéndome así el amor verdadero. El proceso de adaptación al nivel del corazón me ayudará a ver más claro en mi vida y a mejor descubrir el camino que mejorará mi situación.

Conclusión: Debo suavizar mi carácter, mi sentir y abrirme a todo lo bueno que me rodea. Es bueno tomarse un tiempo, levantarse más temprano y meditar sobre como deseo vivir en amor el día. Programarlo a nuestro antojo. Sin sobresaltos y a recibir todo en armonía y como puestas a prueba que nos ofrece la vida, para ver si estamos listos (Cura para litiasis biliar y origen).

Fuente:
-http://detodoo-mediciona.blogspot.com.ar/2016/04/el-gran-descubrimiento-secreto-chino.html
-Sanate y sana.
-Propia.

Comparte este artículo

2 comentarios en “Cura para litiasis biliar y origen Vesícula Receta”

  1. Chiara dice:

    Hola, gracias por el espacio. Quiero consultarles si amamantando puedo hacer la toma de magnesio. Gracias!

    1. Autosanacion dice:

      Hola, sí lo podés tomar, de todos modos es bueno tomes una buena cantidad de agua, para una buena hidrataciónalrededor de 1,5/2 litros diarios. La sal puede generar aligerar el intestino, por ello es bueno comenzar con muy poca cantidad e ir aumentando de acuerdo como vaya uno al baño, ya que tiene el efecto laxante como dijimos. Bendiciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *