Biopsicoenergética Intercambio energético entre el hombre y su entorno El bosque energético de Miramar Videos

Biopsicoenergética: Bosque energético Miramar

Biopsicoenergética: Livio Vinardi, bosque energético de Miramar, constatación del aura y los chakras, cuerpo físico, mental y emocional, deshacer bloqueos energéticos, videos.

Biopsicoenergética: Bosque energético Miramar

Biopsicoenergética: Bosque energético Miramar

Biopsicoenergética

Biopsicoenergética: Livio Vinardi, bosque energético de Miramar, constatación del aura y los chakras, cuerpo físico, mental y emocional, deshacer bloqueos energéticos, videos.

Livio Vinardi, científico y profesor universitario, fue el creador de la teoría de la Biopsicoenergética. Influenciado por la teoría del Cuarto Camino del ruso Georges Gurdjieff, que propugnaba la existencia en el hombre de tres centros fundamentales: el físico, el emocional y el intelectual (a los cuales se debe dotar de equilibrio si se quiere conseguir una salud estable), Vinardi desarrolló su propia teoría. Tras treinta años ejerciendo la docencia en su país natal, Argentina, Vinardi se trasladó a los Estados Unidos en 1980 para dirigir, en la Universidad Estatal de San Francisco (California), el Proyecto de Medición del Potencial Bioplásmico. ¿Y de qué se trataba? Pues de medir y evaluar lo que comúnmente y bajo un halo de misticismo conocemos como aura.

Mediante equipos electromagnéticos diseñados por el mismo, constató que, efectivamente, el cuerpo o soma, estaba penetrado por otro cuerpo energético al que se llamó campo bioplásmico. Sí, se puede decir que Vinardi había constatado científicamente la realidad del aura.

En base a diferentes experimentos realizados con voluntarios, Vinardi pudo dedicarse al estudio del bioplasma o campo de energía para medir y registrar los cambios experimentados en éste de acuerdo a alteraciones en las condiciones del sujeto. Una de las mayores sorpresas para el equipo fue comprobar que en la estructura del bioplasma se encontraban determinados focos energéticos que una vez estudiados revelaron una similitud extraordinaria con los chakras propuestos por el hinduismo. Mediante diferentes experimentos se logró obtener una imagen topográfica del campo energético y hasta se identificó la forma de esos focos de energía, también llamados plexos o vórtices, que según los resultados obedecen a una forma cónica y registran una continua rotación (lo cual también encaja con la definición hindú de chakra, del sánscrito “rueda”).

De este modo, siguiendo el método científico y registrando cada uno de sus experimentos, Vinardi pudo sistematizar su teoría acerca del intercambio energético entre el hombre y su entorno. El cuerpo bioplásmico del hombre – o cuerpo sutil- realiza constantemente un intercambio con su medio, alimentándose de diversas fuentes energéticas que determinan la calidad de su propia energía.

Al igual que poseemos un aparato digestivo y un aparato respiratorio, nuestros plexos energéticos procesan la energía proveniente del exterior para facilitar nuestra vida. Pero también al igual que la nutrición y la respiración, la radiación asimilada a través de los plexos genera un residuo que debe ser eliminado, y el retener estos remanentes energéticos provoca malestares, dando lugar a lo que Vinardi denominó bloqueos.

¿Cómo deshacer estos bloqueos?

Pues bien, nada más sencillo que tomar contacto con el entorno natural. Los árboles y plantas poseen la extraordinaria capacidad de servir, por decirlo de alguna manera, como contenedor de nuestros excesos energéticos. En contacto con una planta encontramos la vía necesaria para deshacerse de esos excesos que los obstruyen. Claro está que si vivimos en un entorno urbano y, como decíamos al principio, desarrollamos nuestra vida en completo aislamiento del entorno natural, difícilmente se producirá ese intercambio energético necesario para que nuestro cuerpo físico y nuestro cuerpo bioplásmico funcionen en equilibrio. Vinardi es claro: contacto con árboles y plantas facilita que esos residuos acumulados se descarguen, permitiendo la asimilación de una energía limpia –y por lo tanto sanadora–.

Ahora, cada vez que vayamos a un parque, entenderemos que en nuestra conducta subyace algo más que la necesidad de mero esparcimiento, y quizás ya no nos parezca tan extraño ese llamado nato a abrazarnos a un árbol o tumbarnos en la hierba a torso desnudo. Por otro lado, rodearnos de plantas en casa o en la oficina puede ser una buena manera de favorecer la Biopsicoenergética.
Biopsicoenergética: Livio Vinardi, bosque energético de Miramar, constatación del aura y los chakras, cuerpo físico, mental y emocional, deshacer bloqueos energéticos, videos.

Bosque energético de Miramar, Buenos Aires, Argentina

A unos 5 kilómetros de la ciudad de Miramar, por la ruta 11, a metros de la carretera que va a la ciudad de Mar del sur, dentro del Vivero Dunícola Florentino Ameghino, se encuentra un bosque de pinos (Pinus Pinea y Pinus insignis) de características especiales denominado Centro o Bosque Energético.
Este lugar es visitado diariamente por turistas de todo el mundo, por las características del paisaje y las condiciones energéticas; es considerado único en el mundo.
Para entender cuál es el fenómeno que ocurre en este lugar, debemos explicar que como lo indica la ciencia “cuántica” todo en el universo es energía, y el planeta que es un ser vivo, también es energía; lo conocemos con el nombre de Gaia o Pachamama.

Nuestro planeta tiene centros energéticos como los que tienen los seres humanos (conocidos como Chakras) uno de estos centros es el que se encuentra en este lugar.

La función de estos centros energéticos es permitir la entrada de la energía universal al planeta, para que este continúe con su ciclo evolutivo. Las personas que concurren a este lugar son beneficiadas por esta energía, logrando en la mayoría de los casos un importante nivel de armonización y equilibrio Psicofísico, con solamente permanecer en silencio en conexión con el lugar. Esta energía actúa en todos nuestros planos: Físico, emocional, mental y espiritual; logrando mejoras importantes y una verdadera sensación de paz espiritual y armonía interior. Desde inicios de la década del 80, el Dr. Livio Vinardi y un grupo de científicos de distintos países que concurren alternadamente:

(República Dominicana, Cuba, EEUU, Italia, España, Alemania, y Austria); realizan diversas mediciones en la costa de la Provincia de Buenos Aires. Utilizando diferentes instrumentos, comprobando que en este lugar la energía es superior a la del resto de los lugares medidos.

Este hermoso lugar de características inigualables, conocido como Centro o Bosque Energético, es un sitio único en el planeta, visitado por personas de todo el mundo, interesados en sus particulares propiedades energéticas.
Se hizo famoso por el mito de los palitos que hacen equilibrio, y si bien esto tiene explicación en la física, (es el centro de gravedad de un objeto), lo más importante de este lugar es el importante flujo energético que posibilita la sanación en los planos físico, emocional, espiritual y energético de las personas que lo visitan, y si bien en algunos casos las personas sienten angustia eso se debe a las emociones que necesitan ser sanadas y en este lugar son removidas. La visita a este lugar debe hacerse con mucho respeto.

El inexplicable Bosque Energético de Miramar | Tripin Argentina

 

 

Zona Infinito 16 – Biopsicoenergética – Livio Vinardi

Fuente

https://www.dsalud.com/reportaje/livio-vinardi-el-hombre-que-constato-cientificamente-la-existencia-del-aura/
http://bosqueenergeticomiramar.com/livio-2/
https://www.dsalud.com/reportaje/livio-vinardi-el-hombre-que-constato-cientificamente-la-existencia-del-aura/

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *