Ayuno sin riesgo ¿Cómo Podemos Hacer Para Ayunar? ¿Qué Cuidados Debemos Tener?

Ayuno sin riesgo

Ayuno sin riesgo: ¿Cómo llevarlo a cabo? Tipo, beneficios, efectos secundarios, contraindicaciones, métodos, duración, ayuno intermitente, ayuno de agua y jugos, ayuno de agua.

Ayuno sin riesgo

Ayuno sin riesgo

Ayuno sin riesgo

El Ayuno sin riesgo: ¿Cómo llevarlo a cabo? Tipo, beneficios, efectos secundarios, contraindicaciones, métodos, duración, ayuno intermitente, ayuno de agua y jugos, ayuno de agua.

¿Un método para ayunar?

Abandono progresivo de alimentos sólidos de origen animal y líquidos, a excepción del agua y de zumos naturales.
Dieta a base de verduras, eliminando la ingesta de cereales y legumbres.
Eliminación de las verduras.
Ingesta exclusiva de frutas, acompañada de infusiones, caldos y zumos de hortalizas.

Beneficios del ayuno intermitente

Pérdida de peso y de grasa corporal (si se tienen en cuenta el tipo de alimentos y calorías ingeridos).
Mejora la sensibilidad a la insulina, lo que es perfecto para personas con diabetes tipo 2.
Aumento de energía.
Reducción del colesterol.

Duración

En los días de ayuno, restringe su alimentación a una comida de aproximadamente 250-500 calorías. En los días que no ayuna, puede comer normalmente (1500-2500 cal). Cuando incluye el tiempo de sueño, el tiempo de su ayuno podría llegar hasta 32 a 36 horas.(Ayuno sin riesgo).

1. Claves para poder ayunar

Al margen de los diabéticos, los tuberculosos o las personas que padezcan importantes anemias, todo el mundo puede ayunar hasta edades avanzadas, previa consulta con el médico. ¿Lo más duro? Decidirse. Desecha la idea de ayunar en solitario. Para vivir esta experiencia de la mejor manera posible, hay que hacerlo acompañado.

Tipos de ayuno:

Conviene diferenciar entre el ayuno total (sin comer ni beber), el ayuno hídrico (sólo agua) y el ayuno Buchinger (agua con un poco de zumo de frutas, tisanas o caldos sin grasas). Es decir, de 0 a 250 calorías al día. Este tipo de ayuno se puede realizar de 3 a 17 días, aunque una semana es un periodo de tiempo de lo más recomendable si se va a realizar por primera vez.

Preparar el cuerpo:

Los especialistas expertos en ayuno aconsejan eliminar, una semana antes de empezar a ayunar, la carne y los productos lácteos y privilegiar las verduras y la fruta con el fin de ir preparando el cuerpo.

Reacciones fisiológicas:

Al eliminar toxinas se puede provocar ligeros malestares físicos como dolores de cabeza o insomnio. Algunas personas incluso atraviesan por crisis pasajeras de llanto o de angustia debido, la mayoría de las veces, a la limpieza emocional que conlleva el ayuno depurativo. De ahí la necesidad de acudir acompañado a estos centros.(Ayuno sin riesgo).

¿Cansa el ayuno?

Sólo puntualmente. A lo largo del día puede llegar a sentirse una ligera hipoglucemia, pero la experiencia demuestra que esta práctica no impide el ejercicio físico (i20 km al día!).

Y, ¿después, qué?

Para evitar indigestiones hay que volver a ingerir el alimento de forma lenta y progresiva.

Ayuno sin riesgo: ¿Cómo llevarlo a cabo? Tipo, beneficios, efectos secundarios, contraindicaciones, métodos, duración, ayuno intermitente, ayuno de agua y jugos, ayuno de agua.

2. Un tónico para la salud

El no aportar calorías a tu cuerpo durante una semana hace que se pierda un 10 por ciento del peso inicial, pero no sirve de nada si después se modifican los hábitos alimenticios. En seguida se vuelve a recuperar una parte o la totalidad de los kilos que se han adelgazado. El cuerpo tiene reservas contra el hambre hasta los 30 ó 40 días de abstinencia.
La recompensa es que este control favorece un espíritu más lúcido. Por ejemplo, durante el ayuno, como explica la doctora Francoise Wilhelmi de Toledo, se refuerza la serotonina, conocida como la “hormona de la felicidad” que ofrece al sistema nervioso “un efecto armonizante permanente’. Tiene virtudes terapéuticas’ y sirve para paliar problemas digestivos, artrosis, eczemas, migrañas, hipertensión… Elimina las tóxinas de una alimentación abundante, el estrés y la polución. Este ‘desengrasar’ ayuda a las personas con depresión, porque las sitúa en un contexto favorable para autorregenerarse, física y mentalmente. Cualquier adulto puede, incluso hasta edades avanzadas, ayunar.(Ayuno sin riesgo).

3. El ayuno calma la mente

Todos los profetas han practicado, en algún momento de sus vidas, el ayuno en señal de humildad, de piedad o de caridad. Pero no es necesario ser creyente para beneficiarse de las virtudes espirituales del ayuno. Al practicarse fuera de casa, el ayuno puede vivirse como una especie de retiro espiritual. Al cortar con las costumbres del día a día, recuperamos un tiempo precioso que propicia a la reflexión. Esta introspección lleva, en ocasiones, a una reorientación de la vida, personal o profesionalmente, más en consonancia con nuestro yo más profundo.
El control de la alimentación parece también favorecer el control de la emociones. Dejamos de sentirnos asaltados por pensamientos obsesivos, sentimos que podemos controlar mejor nuestros enfados o nuestros miedos.

¿Serán todas estas consideraciones las que llevaron al profeta Mahoma a afirmar que “Si los creyentes fuesen verdaderamente conscientes de la bendición que supone ayunar durante el mes del Ramadan, desearían que este mes durara durante todo el año”?

Lo importante del ayuno es la desintoxicación y el descanso que significa para el organismo, y la lección práctica que de él se deriva, de que una cierta disciplina perfectamente llevadera respecto a ese cuerpo tan usado y abusado en la vida cotidiana, es algo que este cuerpo agradece, recargándose de bríos para enfrentar las futuras exigencias.

Ayuno de agua

Consta en beber solo agua durante la duración del ayuno. De este modo se controla el peso y se desintoxica el organismo. Normalmente se bebe solo agua, pero también puede beberse caldos, jugos vegetales de la estación.(Ayuno sin riesgo).

Últimos estudios

En los últimos tiempos un equipo de investigación en Cell, llegaron a la conlcusión que el ayuno aumenta las defensas. Por ello vemos que cuando nos sentimos muy mal, uno rechaza en general la comida. Se debe a este motivo. Es una actitud que nuestros animales domésticos también hacen. Y luego de ello, cuando comienzan a sentirse mejor, recién ahí vuelven a ingerir alimentos. Se debe a esto que el sistema inmune se potencia atacando la enfermedad. Fuente.

Fuente:

http://www.logicaecologica.es/2017/10/03/ayuno-para-limpiar-el-cuerpo-la-experiencia-del-escritor-vargas-llosa/

Propia (Ayuno sin riesgo).

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *