Zonas peligrosas

Zonas peligrosas

Zonas Peligrosas, son aquellas donde uno se mete a averiguar de una forma y sale completamente diferente a como entró. Zonas peligrosas es ir a buscar más de lo que uno debe saber.

Zonas peligrosas

Zonas peligrosas

Zonas peligrosas es quizás saber demasiado:

Cuando uno busca la verdad hay tres zonas peligrosas cuya incursión puede desatar las mas terribles reacciones:  Estas son el ego, la religión y la ciencia; su dominio y control es tan profundo en la programación, que producen las mas tremendas pasiones. Si son violados sus conceptos o ideas, ya es difícil enfrentarlos internamente y mucho más públicamente.

Por su defensa y en su nombre se ha matado, torturado, defenestrado y destruído, todo en defensa de algo indefendible, porque tanto el ego como la religión y la ciencia son una mentira implantada por los programadores desde nuestra creación. Se que la palabra mentira es una aseveración fuerte, pero todo aquello que no es real se puede considerar perfectamente como mentira. También sé que muchos se sentirán atacados por estas palabras, pero si se busca la verdad es necesario enfrentarse a los monstruos interiores y vencerlos, si no, no llegarán a nada, solo jugarán el juego de buscadores de la verdad, pero a la hora de los hechos seguirán siendo solo programas que simulan que son buscadores.

Religión

El primer programa o arquetipo implantado fue la religión, y vuelvo a recalcar como lo hice en otros artículos que hablo de religión, no de fe, este programa fue necesario cuando se decidió la manipulación de la realidad como alternativa para el control de masas, desde ese momento de su creación, el humano necesitaba un programa efectivo para la reprogramación, manipulación y direccionamiento de conceptos e ideas acorde a los planes previstos. La religión trabaja directamente con la fe, que forma parte del código fuente del hombre, entonces fue elegida y diseñada para ese fin, todas las religiones parten de una religión inicial, arquetípica y profunda que se fue adaptando a través de los tiempos y las idiosincrasias y fue abriéndose en abanico para dividir y fanatizar.

Toda religión trabaja a través del centro emocional e intelectual, aunque creemos que lo hace por el espiritual, y este es el secreto de su defensa infundada. Porque el espiritual solo trabaja a través de la fe, y ésta no es lo que habitualmente se cree, la fe no pasa por la religión, la fe pasa por el ser, y este por lo general se encuentra inaccesible por el ser humano, que confunde y asocia su significado y el de la fe con creencias religiosas.

Ciencia

El siguiente programa implantado fue la ciencia, éste manejado exclusivamente por el centro intelectual cubriría varios frentes a la vez, por un lado todo lo que la religión no alcanzaba a cubrir y explicar, la ciencia sí lo haría, por otro lado creaba el conflicto entre ambas, ciencia versus religión, evitando cualquier fuga de datos e información que dificultara la programación. La ciencia trabaja por observación y experimentación de la realidad, que se encuentra cubierta y protegida por la ilusión de la realidad subjetiva, así que no habría posibilidad de llegar a la verdad general, solo a la aparente, que cambiaría según decisión y conveniencia. Por eso la ciencia dice “A” y mañana “B”, porque el observador y el observado crean la distancia suficiente para que esto suceda. La verdadera ciencia une y no separa, integra y no excluye, comparte y no oculta.

Ego

Por último nada de esto serviría si no hubiera algo que lo protegiera, el ego fue creado e implantado, yo soy y valgo por lo que soy, vivo y tengo, yo soy creyente, no toquen a mis creencias, yo soy científico, no toquen a la ciencia, yo soy pensante, no toquen mis ideas, yo soy religioso, profesional, académico, comerciante, artista, político, obrero, filósofo, indigente, millonario, gerente, militar, etc, etc, etc. El programa ego es el más importante de los tres, porque sin él los otros dos no tendrían sentido, trabaja aunque parezca ilógico a través del centro instintivo, su defensa es el ataque y su energía es el miedo, logrando estar siempre conectado con el servidor, y evitando la conexión con la fuente que nos daría acceso al ser que nos liberaría primero del ego y después de los demás programas. Son zonas peligrosas, pero tienen que enfrentarlas para seguir adelante, de otra manera quedaran estancados ante este frente y perderán la primer batalla interior.

Si usted se sintió molesto por este andar por zonas peligrosas, no se preocupe, es normal, siempre que uno abre los ojos o sospecha que lo han estado engañando como a un niño, reacciona así. Tiene dos caminos amigo mío, averigue cual de las dos es cierta o siga viviendo felíz y contento que le decidan su vida y Ud. ni enterado. Acaso el avestruz no es felíz con su cabeza en el hoyo?

Zonas peligrosas

Zonas peligrosas

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *