Vale la pena vivir preocupados? Verán que es ridículo!

Vale la pena vivir preocupados?

Vale la pena vivir preocupados? Verán que es ridículo! Si hay un remedio, ¿de qué sirve entonces la preocupación? Si no hay remedio, ¿de qué sirve entonces la preocupación?¿Vamos a mejorar por preocuparnos?¿Solucionamos algo?

Vale la pena vivir preocupados?

Vale la pena vivir preocupados?

Vale la pena vivir preocupados? Verán que es ridículo!

La frase hace referencia al hecho de que las cosas no serán nunca resueltas en el pasado ni en el futuro y dedicar nuestra energía a anticiparlas o a lamentarnos por ellas es simplemente absurdo.

¿Y el doble, puede solucionarlo?

Es bueno probarlo. La teoría del doble es útil. Es cuestión de tentar a la suerte o a la ley de causa y efecto a ver que ocurre.
Por mi cuenta lo he usado, es práctico, da resultado y te liberas mucho de las tensiones generadas por el estrés y las preocupaciones.

Ver teoría del doble: El doble y Interpretación cuántica del doble y Los futuros potenciales y Saltar las Líneas de tiempo y Realidad cuántica y Mi interpretación cuántica y Tiempo cuántico, viaje en el tiempo

 

¿Lo mejor sería soltar?

La preocupación es un desgaste de energía inútil. No tiene sentido dicho gasto de energías y malos momentos. Es como preocuparse por el amanecer que nos perdimos hoy, por el agua que pasó bajo del puente en un arroyo, etc.
Carece de sentido!
Por más que anticipemos los momentos, jamás serán tal como los imaginamos, salvo que sepamos usar el poder de la clarividencia.

La preocupación es un desgaste de energía vano. Utilicemos esa energía de manera practica y útil.

Un ejemplo sería cancelar esa preocupación y ver la solución al problema, sentirnos felices y dar gracias por ello anticipadamente.

Si el problema no tiene solución, no vale la pena nuestra preocupación, así que le enviamos luz, amor y decretamos:quiero ver el bien en esto y gracias por ello.

Todo lo anterior es generador de estrés y lo que necesitamos en estas situaciones es el uso de la paciencia.
La paciencia es la solución al estrés y a las preocupaciones.
No obtener lo que queremos, la insatisfacción o la incomodidad mental , es el origen del enojo. Esta insatisfacción da origen a la frustración, y cuando esto sucede las condiciones para la irrupción del enojo están dadas.

La insatisfacción surge como consecuencia de no comprender la naturaleza de la realidad.

No podemos controlar el caos externo, hasta que no controlemos el caos interno.

Al calmar nuestra mente calmaremos también los fenómenos que ocurren a nuestro alrededor, y podremos habitar de manera armónica, entre nuestra realidad interna y externa. Un todo acoplándose en orden, belleza y creatividad.
Todo cambia y todo muere y también nuestra armonía y nuestra ira.
Podemos tener el control, partiendo de manejar nuestro control.

Como la ley del péndulo, todo va y viene, por ello es bueno vivir el presente a pleno y aprender a soltar pronto.
Que un hasta luego, sea hasta siempre que nos volvamos a ver, sea en esta o en otra realidad o vida.
El desapego es la perspectiva correcta de la realidad.

La cosa es simple. Imaginemos una situación que te genera estrés y preocupación. Donde se te acelera el corazón, con una bruta taquicardia que sueles temer que te infartes allí mismo. Como si te encontraras con lo más tenebroso de tu vida.

Pongamos que tú jamás has tenido problemas con la justicia, eres un ciudadano honrable y respetuoso de las normas sociales. Te divorcias de manera muy controversial y las cartas documento llenas de mentiras te hacen sentir que en cualquier momento viene la policía y te llevan y tu no has llegado ni siquiera a chistar. Es así amigo mío, temes lo peor.
Cuando te han llegado veinte y las haz respondido gracias a tu abogado, que ve tu cara de preocupación y te dice. Vamos amigo, que esto no es nada es lo normal. Sabes que es verdad.

Eso querido amigo es parte del juego. Porque la vida es un juego. Y en ese mismo instante en que te llega la carta documento veintiuna, la llevas a tu abogado, la envías al correo y no ha pasado nada. Solamente ha sido un gastadero de dinero de uno y otro lado, hasta llegar a la audiencia. Donde cada uno dirá lo que deba decir y punto. y en una o en más se llegará a un acuerdo. A nadie le gusta pero nadie se muere. Lo mismo te ha pasado tal vez cuando fuiste a la escuela el primer día.

Tu entrabas feliz de encontrar a tus amigos. Y allí normalmente te iban demostrando que el colegio, solo servía para hacer amigos. Que mucho de lo que te enseñaron no te ha servido de nada. Que te lo has olvidado. Que es una sociedad hipócrita que sabe que la educación es mala y a nadie le importa mejorarla. Porque cuanto más burro eres, mejor!

Pero claro solemos tardar en darnos cuenta de la trampa. Pero llega un momento amigo mío, donde la comprendes. Después de pasar tantas, de acuerdo a tu discernimiento, un día lo entiendes todo. Te sonríes, meneas la cabeza de un lado a otro y te dices para tí mismo. Como me he podido tomar la vida que he llevado tan en serio.

Aquí ya abres los ojos

Entonces comienzas a ver a tus años, que ya tienen varias décadas, todo lo que no haz vivido. Todo lo que haz dejado pasar.
Esas hermosas chicas de tu juventud adolescente que tanto te buscaban y porque eran amigas desde pequeño y vecinas, las dejaste pasar.
Porque no vas a hacerme quedar mal con los padres que son amigos míos.

Y la vida es tan loca que después tus padres dejan de verse con esa familia y tú te haz perdido ese bombonazo, que tal vez fuera tu esposa o una mujer para recordar en tu vida. Sin embargo haz dejado un signo de interrogación.

Otro más en la lista. Como que no haz recorrido el mundo, que no fuíste a Machu Pichu, que no haz hecho más que cumplir con las normas sociales, porque así se te había educado. Y hoy ves con tus propios ojos y con los del alma, que haz perdido mucho tiempo amigo.

¿Ha valido la pena?

Ni una pena lo ha valido, ni un mal paso que haz dado. Todo es experiencia y sabiduría. Y cada situación que nos ocurre en la vida es para darnos cuenta.

¿ Darnos cuenta de que?

Que nada vale nuestra tristeza. Entonces amigo, si quieres disfrutar la vida, busca cumplir tus sueños. Ya haz estudiado lo que debías, has trabajado, haz amado, haz tenido hijos, los vas a tener, haz hecho miles de kilómetros de fila para pagar impuestos, te has encanecido por tanta malasangre, haz discutido con tus hijos por las bajas notas y porque no ven tu sacrificio y todos los etcéteras que quieras.

Alguien no está poniendo a prueba. Nos están gastando una broma. Y nosotros nos la hemos creído durante la mayoría de nuestros años.
Sino como se comprende que tanta gente fuera de sistema, como los antiguos ermitaños, sean tan felices con tan poco?
Ellos lo han sabido antes que tú.

Entonces cuando prestas atención a todo lo que te rodea y los ves con estos nuevos ojos. No te queda más que sonreír. Y si puedes reír a carcajadas.
Porque nos hemos creído todo lo que nos han querido meter en la cabeza y que no servía para nada. Como esas cartas documento. Donde como decía Serrat en una de sus canciones, parecemos jugar … “a ver quien la tiene más larga”.

Amigos, no se tomen nada en serio, ni siquiera esto. Seamos espontáneos nuevamente. Aprendamos a ser como los niños, vivamos el ahora. ya no hay más pruebas ni exámenes que dar. Solo hay recreo. Que tu vida hermano mío sea de recreo. Disfruta, sé feliz, hazlo que te gusta. Vive!
Y no dejes de vivir ningún día de tu vida!

Y si vuelves a encontrarte con esa chica que tanto te gustó de joven, esa vecina que tu padre te advirtió, cuétale la historia y dile que morías por volver a besarla como cuando tenías siete u ocho años!

Nunca es tarde para aprender a vivir. Y si tienes a la chica que vale oro, cuídala, mímala y no la dejes escapar! Dile todo lo que sabes que le gusta.
Llévala a cenar donde le guste, cómprale flores, besala como si fuera la última vez, dale un abrazo como esos que solo daba Clark Gable, dile palabras dulces y hazla sonreír como sea!

Y si tienes todo eso, hermano eres afortunado. Pero tal vez quieras otra cosa, como pasear, subir una montaña cubierta de bosque, deterte, mirar la naturaleza y la variedad de verdes. Las bellísmas plantas altas y bajas. las pequeñas plantitas que comienzan a asomar resguardadas por las mayores.
Puedes hablarle, ellas te responderán. Será esa idea que venga priemro a tu mente sin que lo analice tu mente.

Escucha la primera respuesta y si no lo crees posible, haz un acuerdo de preguntar 3 veces para estar seguro que esa es la respuesta. Pruébalo con todo, con tu perro, con tus piedras del jardín. Llegará el momento hrmano querido, donde no estarás loco y toda la naturaleza hablará contigo.
Y si eres sano y puro de corazón tal vez veas seres que cuidan de ellos y de nosotros.

Para ello debes practicar el ser más sensible. Es bueno para ello estar en la naturaleza, en un parque, al sol, al aire libre, tener contacto, con el sol, la luna, las estrellas, practicar, escribir, pintar , dibujar, amasar barro, arcilla, porcelanas, música, lo que sea que te dé placer. verás como aumenta tu sensibilidad y te lograrás comunicar con los reinos sutiles.

Nada es imposible. Como decía una canción… Sueña… tu mundo, el que quieras, ese mundo ideal que llevas dentro de tu corazón. sácalo fuera de tí, así irá creciendo y tomando forma. Porque la nueva Tierra, la estamos creando día a día. ya que así como nuestro cuerpo se renueva completamente en siete años, nuestro planeta también. Así que comienza a darle forma. cada uno de nosotros con nuestros sueños lo estamos formando. Como la palabra que está de moda ahora: Terraformación.

No necesitamos colonizar Marte, este planeta es maravilloso y lo podemos volver a hacer más maravilloso de lo que aún hoy es. Solo debemos dejarlo ser. Y si vamos a hacer algo que sea maravilloso. Y si no nos sale algo maravilloso. Seamos espectadores de lo que la naturaleza hace por sí sola y así aprenderemos, como los viejos alquimistas.

Volvamos a ser alquimistas, formando y dando vida a nuestros sueños.

Conclusión:

Todo está en nosotros. Solo debemos darnos cuenta que la vida es maravillosa. Que los problemas diarios, son nada, veamos más allá de nuestros molestos problemas diarios. No hagamos de ellos el centro de nuestra vida. Disfrutemos cada minuto. No tiene sentido, perder un minuto. Debemos sacar todo el amor que tenemos para dar al mundo. No tengamos verguenza, cuanto antes lo hagamos, más felices seremos. Que el Creador guíe tus pasos derecho a la felicidad. Bendiciones!

FUENTE:

-Propia (Vale la pena vivir preocupados?).

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *