Sanación: ¿Un solo camino?

Sanación espiritual: ¿Hay un solo camino?

Sanación: ¿Un solo camino? Esta pregunta me la he hecho montones de veces. ¿Cómo es que Jésús no necesitaba nada más que su Ser para sanar o lograr cosas imposibles para otros seres humano?¿ Por qué nos dijo : Esto y más harían si tuvieran la fé de un grano de mostaza?¿Cómo es que Don Pancho Sierra sanaba hablando francamente o convidando un vaso de agua del aljibe de su estancia?

Sanación espiritual: ¿Hay un solo camino?

Sanación:¿Un solo camino?

Sanación: ¿Un solo camino?:

Los múltiples caminos que llevan a la sabiduría:

Estas preguntas me llevaron a buscar de muchas maneras, sobretodo leyéndome todo lo que encontraba de Jesús y nada lograba convencerme. Sobretodo cuando salí de la Universidad, me dí cuenta que la alopatía tenía limitaciones y serias contradicciones y contraindicaciones, pero en ciertos casos era totalmente útil. La homeopatía era mejor, pero tampoco lograba curarlo todo.  Lo bueno que aprendí con ella era que había enfermos no enfermedades, ya era un descubrimiento nuevo para mí. El reiki descubierto por el maestro Usui. Buscando la técnica con que sanaba Jesús.

Las flores de Bach y sus esencias florales

También generaban respuestas casi mágicas para más de un caso. En la búsqueda primera recurrí a las hierbas medicinales y sus efectos eran muy buenos también. Lamentablemente muchas permanecen a la espera de ser descubiertas ya que los intereses en este aspecto son enormes y muchos medicamentos provienen de los principios activos de las plantas. Aunque está comprobado en diferentes áreas que la planta es siempre más efectiva y segura que el principio activo. Pero esa será una charla para otra nota. También la alquimia lograba maravillas con el rocío, el agua de mar y el uso de hierbas tratadas alquímicamente, la espagiria.

René Quinton:

Gracias al Dr. Ángel Gracia rescató la obra de René Quinton, un sensacional médico francés que con agua de mar logró maravillas en su época. Y sus sanatorios de agua de mar duraron hasta el año 1985 donde por presión de los laboratorios productores de medicamentos alopáticos debieron cerrar. El camino lleva al esoterismo de la mano de la alquimia, una sabiduría apasionante pero uno descubre que también debía trabajar el lado espiritual, que siempre me interesó y traté de trabajar según mis convicciones de cada momento.

La metafísica

Abrió un gran camino en mi vida en ese momento de tanta búsqueda después de atravesar momentos de sumo dolor y fué responder a muchas de mis inquietudes. Pero con el tiempo de estudiarla a fondo pude comprender que mezclaban muchas verdad dentro de ciertos conceptos con los que no estaba de acuerdo. Luego vino a mi vida la radiestesia. Y quedé fascinado por lo maravilloso de sus resultados y que podían comprobarse cada uno de ellos. Pero había más dentro de la radiestesia. Allí se encontraba e poder saber que información era válida y cual no. Que camino recorrer y cual no. Y evité perder horas de mi tiempo leyendo cosas que no me servían, a mí por el camino que debía seguir.

Leer más en: Nuestro futuro es la autosanación

Con ella pude sumergirme en montones de camino y simplificar montones de técnicas para utilizar. Porque en el pano salud se podía averiguar todo lo que uno quería sobre mí o cualquier persona. Obviamente sobre el primero que probé sus resultados fue sobre mí mismo. Y fue maravilloso descubrir su impresionante utilidad. De allí a trabajar con las gemas y gemas semipreciosas, con resultados cada día más sorprendentes. Las piedras incluso las más comunes tienen su energía que con el péndulo más el conocimiento de cada una de ellas, se podía no solo notar sino medir su energía. de allí obtener el elixir mineral que tiene una utilidad semejante a las flores y esencias de Bach, pero su efecto es multiplicador x 200.

Sonido:

Descubrir el sonido como medio de sanación, la música, la meditación, la nueva medicina China Tradicional. Todo ayudaba hasta llegar al reiki, donde ahí se podía comprender que todo servía y cada terapia te entregaba una parte de la sabiduría y de su significado. Y todo podía confluir en el reiki, lo más cercano al modo de sanar de Jesús. Donde aprendemos a bajar la energía universal, pránica, chi. qi, etc. Y que el maestro Usui, antes que yo buscó hasta conseguir esa sabiduría perdida. Obviamente para su resultado al nivel que podía tener el maestro Jesús había que tener un nivel espiritual muy elevado. Como comentó una vez en TV el padre Ricardo Gerula (maestro de radiestesia), sobre el Padre Ignacio, cura sanador de San Nicolás, provincia de Buenos Aires, Argentina, que tenía un aura de más de 25 metros. De ahí su capacidad sanadora.

Sanación: ¿Un solo camino?

Sanación: ¿Un solo camino?

El Hoóponopono:

Que es maravilloso, con toda su sabiduría, me demostró que todo cerraba en un círculo perfecto. Porque de todo lo que nos pasa en nuestro mundo, somos los responsables y me enseñó a hacerme cargo de mi responsabilidad en todo lo que cree que no me gustaba y por eso sus hermosas palabras de Perdón, Lo siento, Gracias, Te amo. Y eso nos lo decimos a nosotros mismos.

Biodecodificación y bioneuroemoción:

El tema sigue con la biodecodificación y la bioneuroemoción de Enric Corbera que tiene la maravillosa
ventaja de demostrarnos que la sanación no puede ocurrir sin nuestra voluntad. Y que cada enfermedad nos está avisando que estamos en contradicción, entre lo que pensamos, sentimos y hacemos. Primero se manifiesta a nivel energético en nuestros cuerpos más sutiles, en nuestra aura, en nuestros chakras y si no corregimos, termina manifestándose en nuestro cuerpo físico.

Grabovoi:

Es importante también el trabajo de Grigori Grabovoi con sus números y meditaciones y toda una técnica revolucionaria de reparación y reconstitución de órganos e incluso se habla de resurrección, lamentablemente hay muy poca información al respecto a la cual consultar por haber poca traducción de sus trabajos, el más conocido , números que curan.

Utilizar todo:

Es muy importante tener en cuenta esto, porque la medicina ha terminado por aceptar tanto a la biodecodificación, bioneuroemoción y al reiki, por sus resultados totalmente auténticos.
Pero así y todo, si no modificamos nuestro proceder, la sanación no ocurre. Primero está el karma personal, que si debe pasar por esa experiencia, solo alguien con mucho poder sanador puede actuar y siempre y cuando la persona realmente lo desea. Porque han habido casos donde la persona sana y al tiempo al volver sobre sus antiguas costumbres que la han llevado a enfermarse, vuelve al estado enfermo recuperando su mismo estado, en mayor o menor grado dependiendo del caso.

El Creador:

Por último, la necesidad imperiosa de todo ser de meditar para lograr la conección con El Gran Creador del Todo. Es el camino más directo.
Sabemos que de acuerdo el nivel espiritual de cada persona, sigue una corriente espiritual y está perfecto. Pero también sabemos que todas las religiones se atribuyen ser la única salida de salvación.
Y nosotros no estamos en contra de nada ni de nadie, ni tampoco de ninguna religión. Porque cada ser sigue lo que debe seguir según su Ser interior o superior o conciencia o intuición o como lo quieran llamar.

Conclusión:

Estamos en contra de todo tipo de fanatismo que nos impide razonar con nuestro corazón y con nuestro cerebro.
Nosotros le damos el poder a quien queremos o podemos hacernos cargo de nuestro ser y tomar el poder nosotros. Como lo dijo Jesús y tantos otros antes que él y después.

Hay que hacerse cargo de quienes somos y de todo nuestro potencial, ya hemos delegado demasiado en todos los niveles. Asumamos nuestro Ser Superior y seamos concientes y responsables de la vida que llevamos, porque nosotros la estamos creando a cada instante. Somos los únicos responsables.

Comparte este artículo

Un comentario en “Sanación: ¿Un solo camino?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *