Reabrir el centro cardíaco

Reabrir el centro cardíaco

Reabrir el centro cardíaco es la clave para sanarte. Es tan importante la necesidad de una sanación física como la necesidad de sanar el corazón. Continuación de “El chakra del ombligo y la adicción“.

Reabrir el centro cardíaco

Reabrir el centro cardíaco

Reabrir el centro cardíaco:

Sin esto, puedes estar sobrio/delgado/libre de drogas, pero sentirte aún así demasiado miserable. Para
sentirte feliz, necesitas amor, y mientras el centro cardiaco continúe cerrado, podemos estar entre
una multitud de personas felices pero sintiéndonos todavía solos, desligados de nuestros
compañeros. Si limpiamos el corazón, no debemos preocuparnos demasiado acerca de la mente. Si
el corazón siente algo, la mente siempre estará ocupada inventando razones para ello.
Muchos de los ejercicios de este libro tienen como foco de sanación el centro cardiaco, ya que es la
clave para restaurar la salud. Primero, sin embargo, hay una necesidad de reabrir gentilmente esta
chakra, lentamente, tratándote a ti mismo de forma amorosa, ya que de otra manera podrías
percibirlo como un dolor.
En realidad puede haber allí algún dolor, el dolor de viejas pérdidas, rechazos y heridas que has
sufrido. Los dolores del corazón son agónicos, no hay duda de ello, pero un centro cardiaco cerrado
evita que encuentres nuevas personas a quienes amar y te impide absorber el amor que está
rodeándonos todo el tiempo.

Ejercicio:

La flor de múltiples pétalos del chakra cardíaco.
Sitúate en una burbuja. Imagina tu centro cardiaco como una hermosa flor de múltiples pétalos, con
los pétalos cerrados. El rosa brillante puede ser un color positivo para la flor, ya que este es el color del amor.
Puedes ver la flor como un loto, una rosa o como cualquier otra flor de múltiples pétalos
a la que te sientas atraído.
Comenzando desde afuera, permite que los pétalos se abran, uno por uno. Con cada pétalo, afirma
tu voluntad de dar y recibir amor. Puedes hacerlo diciendo internamente, “Estoy abierto al amor” o
cualquier otra cosa que resulte placentera para ti. Mover tus manos a través de tu campo energético
como si estuvieras abriendo los pétalos con ellas puede incrementar el efecto.
Continúa abriendo más y más pétalos repitiendo la afirmación mientras los abres.
Conforme te acercas al centro, nota que los pétalos están brillando con luz rosa, cálida al tacto.
Cuando el centro mismo está abierto, la luz rosa irradia desde él y pulsa hacia fuera pasando los
límites de tu burbuja. Di para ti mismo: “Esta luz de mi corazón es un rayo para aquellos que
compartirán correctamente el amor conmigo.” Baja energía rosa de tu Ser Esencial y deja que se
derrame hacia el exterior.
Ahora rota la flor de forma que gire hacia el interior, y lentamente deja que tu cuerpo se llene de
luz rosa.
Es muy fácil volvernos dependientes de otras personas por el amor que necesitamos, pero todos
tenemos el poder de conectarnos directamente con la energía del amor universal y quedar llenos de
ella. Di para ti mismo: “Soy amoroso y estoy lleno de amor”.
Para cerrar el ejercicio, rota tu flor de forma que irradie hacia fuera de nuevo y cierra los pétalos de la flor.
Muchos podemos abrir bien la flor, pero no sabemos cómo cerrarla y terminamos entregándonos
demasiado rápido a personas demasiado inapropiadas. Saber cómo cerrar la flor del corazón es tan
importante como saber cómo abrirla. Entonces se abre cuando nosotros queramos que lo haga, no
cuando somos adictos a tenerla abierta.
Repite este ejercicio durante unos días. Es muy bueno hacerlo antes de irte a dormir porque es muy
sedante y porque la sanación del corazón continuará durante tus sueños. ¿Cómo sabrás cuando tu
centro cardiaco esté abierto? No hay forma de equivocarse. Tendrás sensaciones completamente
nuevas en el área de tu corazón físico, corrientes eléctricas de energía fluyendo dentro y fuera.
Cuando alguien que te importe aparezca, puede haber un salto en esa área, una repentina y corta
pulsación no muy diferente a un orgasmo. De pronto sabrás que certero es el significado de ciertas
frases como “mi corazón fue hacia ella”, “mi corazón saltó de alegría” y desgraciadamente, lo que
es verdaderamente el dolor del corazón. Sabrás entonces por qué ciertas canciones de amor tocan el
corazón como un arpa.
El centro cardiaco recién abierto es temeroso y está listo a cerrar sus pétalos de nuevo ante
cualquier palabra de enfado. Al principio tendrás que continuar reabriéndolo, pero ¿acaso no es
este ejercicio literalmente un trabajo de amor placentero? Hacerlo te iniciará en el camino de la
sanación emocional y espiritual y llenará tu vida con la amistad de amorosos amigos y parejas.
Cuando comienzas a abrir este centro, al principio puedes experimentar algún dolor. Ciertamente
hay heridas en el corazón que necesitan sanación. Permítete llorar aquellas penas, ya que las
lágrimas son el mejor agente limpiador conocido para el corazón. Las lágrimas rompen, disuelven
y liberan el dolor. No importa si ocurrió hace veinte años, si aún hay dolor, necesitas llorar, pero
hazlo dentro de una burbuja transmutadora de luz blanca (Reabrir el centro cardíaco).

Otra razón por la cual la apertura del centro cardiaco algunas veces se experimenta como algo
doloroso es que el cuerpo energético del adicto está tan acostumbrado a estar firmemente cerrado
que cuando comienza abrirse, puedes hacer todo lo posible por resistirte. Reconfórtate masajeando
el área del pecho, aunque será aún más reconfortante tener a una persona amorosa a tu lado para
que lo haga, particularmente una que ya haya atravesado por el proceso de apertura. La persona que
dé el masaje puede dirigir concientemente a sus manos un flujo de amor y luz rosa.
Ya que el centro cardiaco se afecta poderosamente con el azúcar y el alcohol, la esencia
BLEEDINGHEART será importante para aquellos que tengan problema con el alcohol o con el
azúcar, ya que ayuda a reparar el chakra cardiaco después de grandes heridas y pérdidas. La crisis
de sanación con este remedio puede ser difícil si sale a la superficie una gran pena, así es que
siempre evalúa con el péndulo o con los reflejos musculares. Cuando surge una pena, la esencia de
EUCALYPTUS es muy sanadora. Las esencias de gemas de CUARZO ROSA, TURQUESA o
RUBÍ son todas buenas para el centro cardiaco y son más sutiles que algunas de las otras esencias
de gemas (Reabrir el centro cardíaco).
Y en cuanto a las piedras mismas, tener o llevar un cuarzo rosa cerca de ti puede ser también muy
sanador, ya que éste es el cristal de este chakra. Tal vez puedas conseguir un collar de cuentas de
cuarzo rosa lo suficientemente largo como para cubrir tu corazón. La turmalina rosa y la kuncita
rosa también son buenas para sanar y abrir el corazón (Reabrir el centro cardíaco).

Viene de:  El chakra del ombligo y la adicción

Comparte este artículo

Un comentario en “Reabrir el centro cardíaco”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *