Radiestesia y Elección del Medicamento Homeopático Más Adecuado y Dosificación

Radiestesia y Elección del Medicamento Homeopático

Radiestesia y Elección del Medicamento Homeopático. Para la selección y estudio de los medicamentos, empleo la técnica radiestésica (antigua rabdomancia). Para quienes no la conocen, les informaré que es usada desde hace unos 4200 años en la búsqueda de aguas subterráneas y metales, según constancias escritas durante la dinastía china de Yü.

Radiestesia y Elección del Medicamento Homeopático

Radiestesia y Elección del Medicamento Homeopático

Radiestesia y Elección del Medicamento Homeopático

Esta técnica permite resolver, como hipótesis de trabajo y a priori de la investigación comprobatoria, todo lo que se desea, ahorrando tiempo, dinero, y acelerando los resultados; así como hechos que sólo la experiencia del tiempo dilucidará.

Quienes conozcan los detalles de la técnica, verán de inmediato que la tintura de la columna de “Nuestra Farmacia” es más potente como medicamento que la importada, de cuyo laboratorio, de su capacidad y técnica no tenemos ninguna duda.

No conocemos nada que pueda realizar el mismo trabajo o reemplazar a la técnica radiestésica en ese aspecto y por ello juzgamos debe ser empleada en los límites de sus posibilidades.
Por otra parte, no es la técnica empleada lo que importa, sino sus resultados.

¿Cómo se logra el medicamento más activo, con qué elementos y con qué técnica?

Plan de estudio y trabajo: Con ese criterio se elaboró el presente plan de investigación que comprende los aspectos médico-farmacéuticos, farmacológicos, clínicos, posológicos, etc., siempre de acuerdo al criterio de una obra tan útil al médico como al farmacéutico homeópata, y respetando hasta el límite posible lo existente en las farmacopeas actuales.

Con estos estudios, desarrollados a continuación, considero que la futura farmacopea homeopática internacional podrá satisfacer al médico y al farmacéutico, permitiendo tener medicamentos de un inventario sintomático más rico e invariable, de una mayor intensidad curativa, así como de mayor conservación.
Las operaciones y valores, se fijan siempre para cada droga, las clasificaciones, agrupamientos y ordenamientos se harán oportunamente.

Desarrollo de los tópicos enunciados:

De cada sustancia se ha tenido interés en conservar, en lo posible, todo lo que ahora rige, y los tópicos comprenden:

a) Nombre y sinónimos: usar los científicos, no vulgares, o fórmulas químicas desarrolladas, para mejor ilustración. En el uso de variedades como iguales, verificar la igualdad y tomar la de mayor espectro curativo.
b) Naturaleza de la droga; animal, vegetal, mineral, nosode, química, irradiada, etc.; su especificación evitará equívocos.
c) Hábitat, (del máximo poder curativo). Ejemplo: taraxacum es de zonas templadas de Europa y Asia; como medicamento, el hábitat lo encontramos en la Patagonia (República
Argentina); es decir, que no es indispensable que la planta sea indígena, sino que puede ser naturalizada, siempre que sea silvestre y no de cultivo industrializado en tierras modificadas.
d) Elementos a usar; en las farmacopeas se especifica, sobre todo en los vegetales, cuál es la droga a usar; habitualmente no coinciden o no se han especificado con claridad.

Consideramos en este rubro:

1. En los seres biológicos, parte a emplear;
2. Estado de desarrollo del elemento que la produce
3. Estado de la droga; todo eso referido a los valores controlados para el mayor poder curativo.

Productos químicos inorgánicos u orgánicos. Fórmula de composición, preferiblemente
exponer la desarrollada.

e) Métodos en preparación. Se considera:

1. En las T.M. o las soluciones de las drogas químicas, se indica si es maceración u otra
técnica, como trituración, aunque no sea la de uso actual;
2. Los vehículos más apropiados: agua, alcohol, lactosa, mezcla de hidroglicero-alcohólicos, glicerina;
3. Límite hasta el cual debe usarse el vehículo primitivo.

f) Métodos de dinamizaciones:

Entiendo que debe seguirse el criterio de los farmacéuticos y médicos argentinos; de 1 a 30 Hahnemann centesimal. 31 en adelante, sobre la 30 cH, seguir
Korsakow o la flucción continua, según el grado a que la dinamización se eleve.
Dinamizaciones más curativas: Se estudia de cada medicamento, de acuerdo a su número de vibraciones; las dinamizaciones más activas, así: mínima, más usual, máxima.
Los médicos deben encontrar en ellas las dinamizaciones similares al estado de sus enfermos o los más aproximados.

Ejemplo:
En Lobelia inflata, Mn 40c; Us 40c; Mx 5000; en ese caso, si se desea prescribir la 6c, debe considerarse realmente si corresponde o no emplear la 40c.

En todos los casos encontramos que debajo de la 3c (1 millonésimo), la acción que se
manifiesta es de masa o cantidad de droga, y la 3c constituye el umbral energético de las drogas en general, o acción dinámica del medicamento.
Algo similar debió observar Hahnemann en las primeras épocas de ejercicio de la homeopatía, ya que, hasta l805 prescribió pequeñas dosis; posteriormente, en 1820, dinamizaciones centesimales únicamente, y después de 1835, la cincuenta milesimal, elevando así el poder dinámico.

g) Vía de aplicación más activa:

Aunque las patogenesias se hicieron por vía bucal y sea la predominante en la administración del medicamento, deben estudiarse otras posibles por las ventajas que aportarían; se indica en cada medicamento la más activa y si hay más de una en el orden de actividad.

h) Espectro sintomático:

El irisdiagnóstico ha demostrado que en los 360º del iris están ubicados los órganos humanos; consecuentemente, las funciones, sus enfermedades y también los medicamentos que las curan.
Partiendo de esos hechos y del principio de homeopaticidad, el medicamento debe actuar sobre el total de la economía, aunque con un tropismo igual a la enfermedad y al patogenético.

i) Espectro patológico:

Su razón de ser está en la relación del símil medicamento-enfermo. Comprende el conjunto de síntomas totales, clasificados así: agudos, crónicos, tisulares, funcionales, psíquicos (intelectuales, afectivos, volitivos), y los diatésicos tomados de las herencias de Pende y radiestésicamente estudiado en sus equivalentes de la homeopatía (psora, sicosis, sífilis), incorporando la intoxicación tabáquica, que tomará el carácter de miasma crónico, de acuerdo a Hahnemann en el párrafo 81 del Organon.

Del estudio realizado surgen las relaciones siguientes (heredo-artrítica; h. napoleónica; h. tuberculoso) = tuberculismo (como miasma); neuro-endócrino-pática = sicosis; sifilítica = sífilis, e introducimos la intoxicación tabáquica heredada = tabaquismo

j) Animales experimentales:

Se especifican aquellos cuyos resultados son trasladables al hombre.
En esos casos se indica las dosis a utilizar y las vías óptimas para la experiencia.

Ejemplo:
ammonium picric, en cerdos a la 200 c bucal.
aiuminium sulturicum en vacunos a la 50 e bucal
alloxanum en pollos a las 18 c bucal
pulsatilla en vacunos a las 60 c bucal

Con este acopio de datos será más fácil para el médico identificar el medicamento con el enfermo; y a su vez, para el farmacéutico comprobarlo cuando se proponga perfeccionar el medicamento. En esas condiciones llenaremos los verdaderos objetivos de una Farmacopea Homeopática Internacional, cuya elaboración debe presidir un criterio distinto de las farmacopeas alopáticas como distintos principios rigen el tratamiento del enfermo.

Fuente:

Radiestesia de HECTOR V. MOREL, EDITORIAL KIER, S.A.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *