Nuestro amigo el sol

Nuestro amigo el sol

Nuestro amigo el sol es analizado por el Padre Ricardo Gerula en cuanto a su importancia y sus efectos en nosotros y lo importante que es. Aquí un avance de su importancia.

Nuestro amigo el sol

Nuestro amigo el sol

Nuestro amigo el sol:

Avances según el gran sabio Ricardo:

Hoy añado, como tema aparte, la LUZ del SOL. “Somos SERES de LUZ” no sólo metafóricamente, sino que FISICAMENTE, igual que el sol, emitimos FOTONES.
Daniel Lumera, escribió el libro EL CÓDIGO de LUZ (Ediciones Obelisco). El código de luz define un nuevo modo de ver, de sentir y de vivir nuestra relación con el sol y con la vida misma. Las diferentes frecuencias de la luz solar contienen una información valiosa para nuestra salud, nuestro bienestar y nuestra evolución.

El sol es una PUERTA de CONEXIÓN a través de la cual el universo se comunica con el ser humano y lo hace mediante un lenguaje particular y propio: el CÓDIGO de la LUZ.
De este código dependen todas las cosas que nos suceden, los acontecimientos que vivimos, nuestra capacidad de ser feliz, nuestras enfermedades y nuestro potencial para curarnos. La luz conoce el lenguaje del alma que regula la evolución de la persona.

A partir de estos días, iré escribiendo “cosas” que nos ayuden a ACRECENTAR la LUZ que generamos.
Existe un CÓDIGO de la LUZ, es decir, un LENGUAJE mediante el cual la luz consigue INFLUENCIAR y MODIFICAR la MATERIA, las EMOCIONES y los PENSAMIENTOS y de este modo, CREAR la realidad. La luz conoce el LENGUAJE del Alma que regula tu evolución, así como tu salud.
Esto es así, porque la Luz “SABE” lo que necesita tu corazón. Es interesante experimentar esta verdad tomando sol conscientemente, todos los días, por 20 minutos… y se puede experimentar cómo se siente una suave y energética armonizacíón después de tomarlo, que nos acompaña todo el día, igual que el efecto de la meditación.

Eso sí, la Luz puede transmitir estas órdenes sólo si la gama de su espectro no se altera. Por ejemplo, estos días en que hace frío, podemos tomar el sol desde dentro de casa, a través de una ventana abierta, sin nada que se interponga entre nosotros y el sol… ni siquiera un vidrio. Una manera fácil de hacerlo: si hacemos meditación (o relajación) aprovechar para tomar también el Sol, durante la misma.

El sol es una PUERTA de CONEXIÓN a través de la cual el universo se comunica con el ser humano y lo hace mediante un lenguaje particular y propio: el CÓDIGO de la LUZ.
De este código dependen todas las cosas que nos suceden, los acontecimientos que vivimos, nuestra capacidad de ser feliz, nuestras enfermedades y nuestro potencial para curarnos. La luz conoce el lenguaje del alma que regula la evolución de la persona.

A partir de estos días, iré escribiendo “cosas” que nos ayuden a ACRECENTAR la LUZ que generamos.
El SOL como CÓDIGO de LUZ, representa el bienestar, la vida, la positividad, la luz, la claridad, la precisión, la conciencia… cualidades de las que nos “apropiamos” si tomamos CONSCIENTEMENTE, 20 minutos de sol al día.

Esta TOTALIDAD abarcativa del código de luz llevó a los Egipcios (que tenían el mayor santuario de adoración al sol en Heliópolis) a representar, el CICLO de VIDA de un Egipcio, reducido a la duración de un día. Esto es así, porque el sol nace por mañana como un NIÑO (Chefre), es al mediodía como un ADULTO (Re) y muere por la noche como un ANCIANO (Atum).
Seguimos “apropiándonos” en los días venideros, de la SABIDURÍA VITAL que anida, en el CÓDIGO de LUZ del Sol.
Siguiendo con el CÓDIGO de LUZ, Mitsuo Hiramatsu (del Laboratorio PHOTONICS de Japón) comprobó que nuestras uñas emiten 60 fotones por minuto, los dedos 40 y las palmas 20.
De todo el cuerpo la parte que presenta la mayor luminosidad, es el ROSTRO, porque al estar más expuesto al sol, tiene un mayor índice de melanina, un pigmento que contiene un componente fluorescente que aumenta la luminosidad de la piel del rostro.
Próxima entrega: la relación entre los biofotones y la salud (Nuestro amigo el sol).

Fuente:

-Ricardo Gerula (https://www.facebook.com/ricardoluis.gerulamarkiewicz?ref=ts&fref=ts)

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *