Medicina China

La sabia y tradicional medicina China

Medicina China es un precioso legado de hace más de cinco mil años, con proyección presente y en constante investigación. Sus resultados, probados a lo largo de tan dilatada historia, representan una opción necesaria ante los severos problemas de salud de la comunidad humana.

Medicina China:

Sus bases:

El estudio y la investigación de la tradición nos sitúan en otras concepciones que permiten otras posibilidades de dar respuesta a las enfermedades de esta cultura. Las credenciales de la Medicina China, hoy, no admiten controversias.

Los elementos fundamentales en los que se expresa nuestra forma de concebir la acupuntura y la moxibustión, parten de la definición del ser como una unidad de luz; luz expresada en los canales, por la actividad del soplo -“Qi”-, que se concentra en los diferentes resonadores (puntos de acupuntura). Es característico en nuestra enseñanza  dar especial importancia al nombre que la Tradición Oriental establece para cada resonador, y a su significado.

La medicna China considera que, a la hora de tratar al hombre en tiempo de enfermar, es ineludible contemplar los factores afectivos, emocionales, psíquicos, etc., que están incidiendo sobre su enfermedad. El planteamiento energético del hombre como ser de universo es un estilo de vida, una manera de concebirse como ser estelar. Todo ello conlleva una eternidad permanente y de cada día. Todo un viaje que, guiado por la batuta del profesorado, puede ser una puesta en escena de una labor sanadora inmediata, con fundamento, convicción y en permanente estado de evolución.

Medicina china (1)

Medicina China

Ésta medicina China asocia la enfermedad con siete (7) emociones básicas:

Alegría

Es la emoción del corazón, serena la mente y relaja el shi. El embajador del corazón, el pericardio, aporta alegría y felicidad al corazón, Mediando y regulando las relaciones personales. Se dice que una estimulación excesiva de los sentidos o una excesiva permisividad apasionada de la excitación y el placer distraen y molestan a la mente y perturban el corazón, causando la inflamación de su fuego. Demasiada exuberancia sugiere un corazón desequilibrado.

Tristeza o Pena

Se origina en la descepción o con mas gravedad, en la separación o la pérdida, Se dice que disuelve el shi y afecta principalmente a los pulmones. Expresada en su sonido como “llanto”. La tristeza se siente en el corazón y afecta a todo el pecho produce pesadez, falta de aliento, cansancio y depresión. Necesitamos tiempo para expresar nuestra tristeza; los ritos establecidos nos ayudan a afrontar mejor esas situaciones.

Precaución

Surge de la inseguridad y tiende a debilitar el bazo, que pertenece al elemento tierra que a su vez implica sostén, nutrición y primera crianza. La precaución anula al shi de los pulmones, oprimiendo el pecho y los hombros y cortando la respiración podemos quedar inmovilizados por la precaución. Los pulmones y el bazo son fuentes del verdadero shi del cuerpo por tanto la precaución empobrece por lo general el shi.

Exceso de pensamientos

Esta emoción es similar a la precaución, pero se refleja específicamente en nuestra capacidad para el trabajo mental. El bazo puede verse afectado por el exceso de pensar empeorándolo por la falta de ejercicio y las comidas irregulares. Un bazo débil puede manifestarse en la obsesión por el orden y el detalle; hacer listas interminables, contar las calorías o convertirse en un maníaco de la pantalla del ordenador.

Miedo

El miedo se asocia con los riñones, hace disminuir el shi y afecta la boca del estomago. En los niños se manifiesta en los miedos nocturnos y en mojar la cama. Los adultos con deficiencia renales y constituciones débiles; pueden ser propensos a miedos irracionales a o la ansiedad, insomnio, sudor espontáneo y sequedad bucal. El miedo no aceptado se transfiere a veces a un poderoso impulso por acometer ocupaciones o pasatiempos arriesgados, que justifican el enfrentamiento con el miedo, pero si no se reconoce, la raíz del miedo él (YANG) de los riñones puede empobrecer él (YIN)causando problemas de fuego emergentes en hígados y corazón.

Terror

Esta se parece al miedo, pero es más extremo, es idéntica al choque, asociado con el trauma físico o emotivo, suspende o disminuye el shi y afecta los riñones, estos almacenan shi para la defensa y pueden verse exhaustos repentinamente. El choque se caracteriza por la perdida de memoria, desorientación, palpitación, vértigo, temblores, sudoración y desmayos un choque no resuelto paraliza la energía, Lo cual es causa de depauperación.

Ira

Es la emoción del hígado, Puede adoptar varias formas modificadas entre ellas, La irritabilidad, la frustración, la envidia y la rabia. La rabia hace subir el shi y con él la bilis. Un sabor amargo en la boca, ojos enrojecidos o amarillentos, rubor en la cara y el cuello, vértigo y especialmente dolores de cabeza son los signos del shi hepático (rebelde). Si se reprime la dinámica (YANG) de la ira se convierte en estado (YING) de depresión, lo cual causa el estancamiento del shi renal, Dolores y sensación opresiva, rigidez e hinchazones. Cualquiera de estas formas de la emoción de los riñones puede perturbar el estomago y el bazo, Su energía madera se expande y luego invaden los órganos de la tierra causando nauseas, acidez o diarrea.

 

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *