¿Cuál es la verdadera cara de la sociedad que tenemos?

¿Cuál es la verdadera cara de la sociedad que tenemos?

¿Cuál es la verdadera cara de la sociedad que tenemos? Desde diferentes medios recibimos mucha información al respecto. También la recibimos de la calle, a través de nuestros vecinos, amigos y familiares. Todo genera un resultado en la sociedad. ¿Cuál se acerca más a la verdad? Hoy aquí me muestro a alma desnuda.

¿Cuál es la verdadera cara de la sociedad que tenemos?

¿Cuál es la verdadera cara de la sociedad que tenemos?

¿Cuál es la verdadera cara de la sociedad que tenemos?

Hoy iba caminando temprano por la calle a iniciar mi diario existir y me hacía esa pregunta.
Entonces veía a la gente que con sus bolsos de trabajo se detenía en la panadería para comprar parte de lo que sería su alimentación para ese día. Y a medida que seguía caminando veía cuanta gente iba a trabajar en la tranquila mañana que aún era oscura.
Fue inmediato sentir cuantos somos los que somos socialmente responsables en nuestros deberes y responsabilidades. Somos una enorme mayoría silenciosa que cumple con su responsabilidad diaria, sin hacer bullicio ni llamar la atención

¿Cuál es la verdadera cara de la sociedad que tenemos?

Somos muchos los que comenzamos el día a la madrugada antes de salir el sol ocupándonos de nuestros hijos al llevarlos a la escuela. De ir a estudiar. Las madres o padres que preparan el desayuno familiar. Que limpian los ámbitos de estudio, de trabajo, sanitarios, públicos,etc.
Hay todo un grupo silencioso de gente que hace mover esta sociedad. Y son gente que no genera problemas a nadie. Todo lo contrario son esos trabajadores callados que hacen su trabajo y cumplen sus obligaciones sin estridencias. No necesitan de los reflectores, ni que se prenda una cámara para hacer su trabajo. No necesitan maquillarse, ni el marketing, ni mentir, ni jugar sucio para cumplir con su parte en este mundo.

Son esos trabajadores que como las hormigas, de manera callada trabajan sin necesidad que le digan cuán grandioso es el trabajo que han hecho.

Porque no lo necesitan. son adultos, jóvenes y niños que ya son sabios. Son los que permiten que todo lo que necesitamos como sociedad funcione.
Son esa gente que cuando se cruzan con sus compañeros, sin abandonar su trabajo se saludan con una sonrisa, se dicen alguna broma y siguen con su tarea. Esos que al detenerse a almorzar, merendar o cenar hacen una fiesta, porque es el momento de relajarse y compartir. Porque es el momento en que buscan sacarse una sonrisa unos con otros. Los que terminado el descanso, totalmente merecido, retoman sus tareas sin que nadie les diga lo deben hacer, porque ya lo saben.

Nadie de ellos necesitan, ser empujados a cumplir con su obligación.

Son los agradecidos a la vida de todo lo que tienen, no importa cuanto esto sea. Son los que aman a todos ser vivo. Saben que todo tiene vida a su alrededor.
Son esos seres que saben vivir la vida. A ellos me sumo y me identifico. a esos que cuando ven a alguien sufriendo, el sufrimiento se hace de ellos. Y se desesperan por ayudar a quien lo necesita. Así viva a mil kilómetros. Son esos a quienes me inclino porque no necesitan lamentarse de alguien que padece hambre, sino que van a hacer algo para que se quite el hambre.

Esa raza de gente, es la mayoría viviendo en este mundo.

Esa raza que cuando ve que a una anciana se le niega una tarjeta para cobrar su salario ganado con mas de cien años trabajando, se remueve de verguenza y bronca ante una dirigencia inmoral.
Y aquí voy a hablar por mí mismo, porque me siento voz de todos ellos.
Porque somos los indignados que cumplen con su trabajo, sus obligaciones, legales, morales, impositivas, que no le deben nada a nadie, más que la amabilidad con otro ser humano.
Somos los que estamos hartos de tanto inmoralidad, de que quienes nos gobiernan no buscan solucionar la seguridad de las personas porque así siempre serán rehenes de ellos mismos.

¿Silenciosos o ruidosos?

Son esos que no me identifican, porque ocupan cargos públicos antes , durante y después de tener causas penales. Que se refugian en sus fueros, que salen bajo fianza o ni siquiera entran por pagar fianza.
Ante toda esa otra raza de seres, debo decirles en nombre de todos los silenciosos que no los necesitamos. Que son unos adolescentes jugando con armas que no saben manejar.
Pero adolecen no solo de madurez y sabiduría, sino que adolecen también de moral, de ética, de verguenza.
Son corruptos e impresentables morales. Que son la desgracia de nuestra raza.
Nosotros nos separamos muy bien de ustedes, porque nosotros nos manejamos con el silencio.

Y seguimos creando todo lo bueno de la sociedad. Mientras ustedes siguen creando toda la desgracia que padece esta sociedad.

Los que le dan hambre a millones en el mundo y todas las calamidades habidas y por haber. Donde toda la maldad generada por ustedes desde miles de años es atroz. Y no cejan. Jamás les basta, tanto en acumular como en matar. Y así tienen un ingenio inagotable en deshacerse de los de mi raza (¿Cuál es la verdadera cara de la sociedad que tenemos?).
Lo han envenado todo, lo han corrompido y contaminado todo. han matado millones y miles de millones de hombres, mujeres, niños y no natos a lo largo de la vida.
Esa raza, no pertenece a la nuestra.
Esa raza no se preocupa del saber, del bien, de la felicidad, del amor y de la nobleza.

Conclusión:

A mis hermanos de raza. Es hora que abran los ojos y sepan que nadie los protege. Los únicos que se preocupan por tí son los silenciosos. Únete a la masa de silenciosos y despierta. No es necesario hacer nada más que seguir en silencio, pero unidos. Sin dejarnos llevar por la estupidez y la liviandad. Unámonos en saber que ellos necesitan de nosotros. Nosotros no necesitamos a nadie ni nada de ellos. ya han estado manejando nuestras vidas demasiado tiempo. Es hora de despertar y decir basta.¿ De qué manera? En silencio y quitándole todo poder. Usa tu imaginación. No necesitas la violencia, la propaganda, ni sus métodos. Sigamos en silencio y dejémoslos aislados y sin poder.

¿Cómo le quitarías el poder?

Esa amigo mío es la respuesta a resolver. Yo ya la estoy aplicando. Bendiciones!
(¿Cuál es la verdadera cara de la sociedad que tenemos?).

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *