La magia de Merlín

La magia de Merlín

La magia de Merlín es el final de una serie de notas que hemos ido agregando y acá presenta una serie de recomendaciones muy puntuales que bien vale la pena tener siempre en mente.

La magia de Merlín

La magia de Merlín

La magia de Merlín:

Las diez felicitaciones de Merlín:

Yo te felicito…

Por poner tu firma vibratoria sólo sobre lo que quieres en tu experiencia.
Por dar la bienvenida y reunirte con tus deseos en tu imaginación, donde no hay falta ni necesidad.
Por apuntar tu varita mágica solamente en la dirección de tus deseos.
Por atender al foco de tu atención.
Por seleccionar desde el juego de polaridades solamente aquello que se siente bien.
Por ir con el flujo y confiando en el lugar adonde irás.
Por hacer equivalentes que representen el cielo dentro de tu propia mente.
Por cuidar de lo que se está manifestando ante tí, que son tus propios asuntos.
Por ir más allá de lo que es mediante el portal de tu vasta imaginación.
Por estar totalmente presente en tu aquí- ahora.

Ahora, ¡juega sin cesar!

“El encanto de hacer” ¡Es ver!

Como cierre, mi regalo para ti es el Encanto de Hacer, para ayudarte a dominar el arte del creador más plenamente.

Apuntar – fingir –Preparar – Presto

Apuntar tu varita mágica a lo que deseas. Recuerda que tu varita vibra con los pensamientos y sentimientos que proyectas desde tu interior. Lo que estás pensando y sintiendo es siempre el equivalente a lo que experimentas. El sitio donde apuntes tu varita tu único punto de vista o foco, está alimentando la creación. Es tu “pre-visión” de las atracciones por venir, magnetizadas para ti, a través de tí. Pregúntate qué es el VERDADERO deseo de tu corazón, sabiendo que lo que deseas ya es tuyo. Siente el poder del conocimiento.

Finge que ya está allí… totalmente observado y sentido. Esto es armonizar con quien eres, con quien sabes que vienes a ser.
Al apuntar tu varita hacia lo que amas, sostén una visión clara. Aquí es donde cantas la canción de la plenitud y tarareas la melodía de ya estar teniendo lo que deseas. Al hacerlo energizas esa visión no-física /forma ligera) para que llegue a ser manifestación física (forma densa).
Recuerda, si haces esto para conseguir algo, estás diciendo que aún no lo tienes. Si no tienes algo, ¿cómo puede ser tuyo? Como mago maestro, cuando decretas las palabras mágicas, hazlo sabiendo que

¡TODO ESTA BIEN!

PREPARATE porque la manifestación de tu deseo está viniendo. Lo que has llegado a ser no puede ser des-hecho.

Presto. ¡Aquí lo tienes! Lo que deseabas, lo que sabías y sentías que ya era tuyo, ¡es ahora tuyo!

La vida es una aventura creativa y co-creativa

¡Juguemos!

Fuente:

– El diario de Merlín.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *