Guía del Hombre Perezoso a la Iluminación Thaddeus Golas Libro para Bajar

La Guía del Hombre Perezoso a la Iluminación

Guía del Hombre Perezoso a la Iluminación Thaddeus Golas Libro para Bajar. La experiencia mística ha sido considerada tradicionalmente como el resultado
excepcional, inalcanzable para la mayoría de nosotros, de un esfuerzo tenaz de búsqueda durante el cual hay que someterse a privaciones, ejercicios y apartarse de la vida social normalmente compartida.

La Guía del Hombre Perezoso a la Iluminación

La Guía del Hombre Perezoso a la Iluminación

La Guía del Hombre Perezoso a la Iluminación

Pero Thaddeus Golas carecía de aficiones ascéticas y ese camino tradicional no le atraía.
Eran las décadas de 1950 a 1970, en que los productos psicodélicos habían abierto las puertas de la realidad interior, y Golas halló en ellos un camino fácil, aunque incierto y a veces peligroso, pero que muchos estaban entonces recorriendo porque estimaban que podían llevar a experiencias estéticas, religiosas o, en general, creativas.

Los productos psicodélicos no llevan específicamente a ninguna parte, sino que aportan energías que remueven las estructuras psíquicas normales en las personas que los ingieren, y lo que entonces se viva dependerá de lo que haya más allá de los condicionamientos personales.

Alterado el orden psíquico cotidiano, hay que dar algún sentido a lo que nos sucede. Para Golas, tales circunstancias fueron justamente el atractivo principal.
Su espíritu de buscador se encontraba de inmediato en el ámbito de su exploración:

Su mundo interior en un estado diferente del usual.
Golas no era, sin embargo, un aventurero no preparado.

Muchos años de estudio, experiencias y reflexiones lo habían llevado a dar unidad y sentido a una concepción del universo que para él podía dar razón del nuevo mundo que se abría ante el hombre de nuestro siglo, removido por las grandes innovaciones científicas y técnicas.

No todos los aventureros del lisérgico, la marihuana y otros psicodélicos estaban igualmente aptos para liberar su mente de los condicionamientos adquiridos.

Golas logró superar todos los obstáculos y salir airoso de las encrucijadas más tenebrosas, debido a las concepciones a que había llegado sobre la naturaleza y esencia última del hombre y del universo. Y eso es lo que ofrece a los que se encuentren en las difíciles circunstancias en que él se halló.
Podría estimarse que el libro de Golas, editado en inglés en 1972, hubiera perdido actualidad bajo el imperio de las leyes prohibitivas del uso de psicodélicos.

Sin duda que ése sería el caso si no hubieran otros caminos hacia la iluminación.

Estas prohibiciones se hicieron necesarias e inevitables ante la avalancha
incontrolada de usuarios que buscaban el camino de las drogas para alivio de sus tensiones y conflictos, y que a veces cayeron en procesos sicóticos irreversibles.
El texto de Golas ha perdido así actualidad para el buscador de la verdad del hombre por la vía química, pero no ha perdido su interés humano, porque la iluminación o la psicosis se dan también en otras y múltiples circunstancias.

Dijo Aldous Huxley, en “Cielo e Infierno”, que para vivir la experiencia mística era necesario ir más allá de todas las dualidades.
¿Dónde hemos de situar a Golas con respecto a la dualidad terminal concebida por el espíritu humano?
¿Cómo hemos de superar la dualidad del Cielo con el Infierno, de Dios y el Diablo?

La solución de Golas no es nueva, ya que el tema ha sido hondamente examinado en toda la historia de la humanidad, aunque puede ser sorprendente para muchos. La iluminación no es, para Golas, un estado definido: es “toda experiencia de ampliación de la conciencia más allá de sus actuales límites”.
Estamos experimentando constantemente estados superiores y también otros menos felices y esclarecidos.

Vivimos en un constante vaivén, en un equilibrio dinámico variable, pendular, y nunca podremos ser sólo bondadosos, sabios y buenos; todos participamos siempre en la maldad, el error y la ignorancia.
Nos movemos entre dos límites vitales y extremos, avanzando y retrocediendo en la escala de los niveles de conciencia.
Podemos expandirnos o contraernos.

Si es lo primero, nos abrimos hacia el mundo y los demás, ampliamos nuestras
percepciones y contactos, comprendemos.
Si es lo segundo, ponemos distancia entre nosotros y el mundo, ignoramos y
tememos.
Ambas posibilidades están constantemente presentes y disponibles para todos,
porque somos esencial y potencialmente iguales y libres.

Hay que aceptarse como uno está, en su nivel propio, bajo cualquier circunstancia en que se encuentre, porque sobre todo reina una ley de interacción y armonía que da unidad y destino al universo y a todo lo que en él hay.

Bajo tal ley nos unimos y nos separamos, bajo tal ley se quiebran y se rehacen los vínculos particulares dando paso a nuevos sentimientos, ideas, actitudes y posibilidades.
Golas tiene la frescura pragmática y utilitaria que es la herencia norteamericana de James, y vierte sus experiencias en una serie de enunciados prácticos para recordarlos fácilmente en cualquier situación de crisis mental en que nos hallemos.

HÉCTOR FERNÁNDEZ PROVOSTE

Ver también: Iluminación y Pereza es una Realidad Posible

Prólogo

Soy un holgazán.
La flojera me impide creer que la iluminación requiera esfuerzo, disciplina, una dieta estricta, dejar de fumar y otras demostraciones de virtud.
Esta es quizás la peor herejía que podría plantear, pero debo ser sincero antes que reverente.

Me estoy dando el trabajo de escribir este libro para evitarme la molestia de tener que hablar acerca del tema.

Existe una remota posibilidad de que esto sea lo que alguien necesite leer para sentirse mejor consigo mismo.
Si eres una persona bondadosa y deseas saber qué esperar de la iluminación y el motivo por el cual la iluminación te llega -con o sin ayuda de sicodélicos-, entonces esto es para ti.

Estas son las reglas del juego, tal como yo las veo.

Estoy consciente de que muchos de nosotros nos estamos abriendo con gran rapidez en estos días, y una de las ilusiones más comunes en que caemos es la creencia de que el modo como experimentamos la revelación es único.
La sensación de conocer la verdad no es suficiente.
Mi intención no es lograr la verdad final, sino sugerir ciertas actitudes simples que le serán útiles a cualquiera, y que pueden acompañarte en los momentos de mayor oscuridad o de mayor éxtasis, aun cuando estés totalmente volado o tu mente se encuentre totalmente arrasada.

Estas actitudes son tan sencillas que las he acompañado de un cuadro del universo para mostrar por qué dan resultado, aun cuando no creas en ellas.

El universo es tan vasto y complejo que si necesitáramos libros como éste para iluminarnos, nunca lo lograríamos.
Pero, por otra parte, el diseño del universo es tan simple que no existe motivo alguno para que alguien sufra o se encuentre confundido.
Aun cuando te parezca muy complicada, tu existencia es fácil de controlar.
He abandonado una cantidad de veces la idea de escribir esto, pensando que la gente no sabe estas cosas sólo porque no desea saberlas.

Pero, finalmente, da lo mismo escribirlo que no escribirlo; no hay motivos de fondo que apoyen una u otra alternativa.

Estoy escribiendo lo que yo desearía leer si algún día me encontrara atascado en algún lugar extraño.
Frecuentemente, en un momento negativo de una experiencia con alucinógenos, he pensado:

¿Qué podría decirle a alguien que se encontrara en este estado que le sirviera de algo?

Ese es el tipo de prueba que ha tenido esta información.
No hay una sola frase en este libro que deba su presencia sólo al hecho de que suene bien.
La información es práctica y confiable.
Me ha permitido a mí y a otras personas superar ciertos estados mentales extremos, y puede ser reducida a unas pocas frases que podrás recordar con facilidad en cualquier crisis.

El primer capítulo comienza con el breve esbozo de una concepción del universo, y el resto del libro discute nuestras vidas en base a este punto de vista.

Es una idea de mucho alcance, que se extiende a todos los campos del conocimiento; y, puesto que transcurrieron muchos años antes que se me aclarara, no espero que nadie la acepte así como así.
Todo lo que puedo sugerir es que juegues al juego de las ideas, veas dónde te
conduce, y luego confróntalo con lo que tú ya sabes.

¿Qué tiene que ser verdad para que el universo nos parezca como nos parece?
¿Existe un puente creíble entre la materia y el espíritu?

Como muchas otras personas, he luchado con estas inquietudes durante años, y este libro contiene algunas de mis conclusiones.
Quizás estas conclusiones tengan algún sentido para ti si sigues tu propio proceso de verificación y comprobación.
Si es así, el primer capítulo contiene todo lo necesario para mantenerte ocupado por mucho tiempo. Por otra parte, si todo lo que deseas es un manual de viaje, también lo encontrarás aquí.

En realidad, no espero que nadie tome estas frases y las expanda nuevamente a una experiencia de comprensión.

Pero si alguno de ustedes -del cual nunca tendré noticia- sube un poco de nivel y vive más feliz, escribiría esto de nuevo mil veces.
Espero que las vibraciones te resulten placenteras.

Thaddeus Golas

Enlace:

http://despertardivino.cl/site/wp-content/uploads/2014/08/8795216-Manual-de-Iluminacion-para-Holgazanes.pdf

También puede acceder copiando en el buscador:

Manual de Iluminación para Holgazanes

Comparte este artículo

Un comentario en “Guía del Hombre Perezoso a la Iluminación Thaddeus Golas Libro para Bajar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *