Enfisema Pulmonar EPOC Orígen Emocional Recetas Caseras

Enfisema Pulmonar EPOC

Enfisema Pulmonar EPOC. Hablaremos sobre el enfisema pulmonar, mejor conocido como EPOC, de que se trata y los cuidados y recomendaciones a tener para su mejor evolución.

Enfisema Pulmonar EPOC

Enfisema Pulmonar EPOC

Enfisema Pulmonar EPOC

El enfisema pulmonar, mejor conocido como EPOC, es una enfermedad pulmonar destructiva crónica que tiene altos costos tanto directos como indirectos, ella incluye: bronquitis crónica, enfisema, bronquiectasia y asma. Es una enfermedad que va avanzando y empeorando con el tiempo, al punto de debilitar adversamente la respiración, obstruyendo el flujo de aire y causando daño al tejido pulmonar. El enfisema pulmonar es la tercera causa de muerte en los estadounidenses y la quinta mundialmente (Enfisema Pulmonar EPOC).

Bronquitis crónica:

Ocurre por la inflamación crónica del revestimiento de los bronquios, siendo esta la principal vía de transporte aéreo en oxígeno dentro y fuera, normalmente los síntomas son:

Dificultad para respirar (disnea), engrosamiento y estrechamiento del revestimiento de las vías respiratorias, tos constante, sibilancias y fatiga.

Enfisema:

Es la destrucción gradual de los sacos aéreos situados en la punta de los pasajes aéreos más pequeños, con el paso del tiempo, las paredes de dichos sacos de aire se van destruyendo, dando lugar a agujeros y por consiguiente, dejan menos y más grandes bolsas de aire que disminuyen el intercambio de gases en los pulmones, dando como resultado, disnea, fatiga y muerte prematura.

Bronquiectasia:

Es una enfermedad pulmonar crónica que se diferencia por las vías aéreas marcadas y dañadas, generando el ensanchamiento y flacidez, aunque existen casos de defectos congénitos, es una enfermedad obtenida por infecciones pulmonares graves e infecciones repetitivas.
Asma: es otra enfermedad pulmonar crónica que genera inflamación en las vías respiratorias, entre sus síntomas oscilan los siguientes:

Sibilancias, opresión en el pecho, dificultad respiratoria y tos.

Cuando las vías respiratorias se ven comprometidas o dañadas, se imposibilita el limpiar eficientemente moco y se inflaman, por ende la habilidad de limpiar el moco, se pierde, al perderse se va acumulando el moco y las bacterias no deseadas se multiplican y generan infecciones crónicas, dando como resultado más daño en las vías respiratorias y disminución del flujo del oxígeno a los órganos vitales del cuerpo (Enfisema Pulmonar EPOC).

¿Qué ocasiona el enfisema pulmonar?

Los expertos consideran que las causas más comunes del enfisema pulmonar son: el tabaquismo, factores genéticos y la exposición ambiental a largo plazo a productos químicos tóxicos, humos o polvos en los sitios recurrentes del ser humano. Es una enfermedad incurable, progresiva e irreversible y por tanto, fatal, de hecho, muchos médicos consideran que el tejido pulmonar no puede regenerarse.

Sin embargo, diversos estudios han revelado que no es así, el tejido pulmonar sí puede regenerarse y la Doctora Gloria de Carlo Massaro con el Doctor Donald Massaro, pudieron anular exitosamente el enfisema pulmonar en las ratas experimentales al usar un derivado de la vitamina A, dando como resultado nuevos crecimientos de alvéolos sanos.

El betacaroteno o vitamina A, es un tipo de carotenoide, un pigmento inmerso en las plantas que ayuda a producir colores vivos de algunas frutas y verduras como el melón y las zanahorias, el cual al ser ingerido convierte el betacaroteno en vitamina A (retinol) y posteriormente usado por el cuerpo para diversos propósitos o simplemente actuando como antioxidante que limpia los radicales libres. La mejor manera de incrementar los niveles de esta vitamina y sin efectos secundarios es con los alimentos.

El jugo diario de frutas y verduras orgánicas frescas y altas en betacarotenos resulta eficaz y delicioso para incrementar terapéuticamente los niveles de betacaroteno, por ejemplo una taza de zanahorias crudas contiene una friolera de 9.135 mg de beta-caroteno.

Receta

Un excelente elixir se prepara con 3 zanahorias grandes ralladas o licuadas y puestas a hervir en dos litros de agua. Se deja cocinar hasta evaporar el agua hasta un litro. Luego se cuela y se bebe el litro colado durante el día o se beben 3 vasos al día. Se le puede agregar miel. Y la zanahoria cocida resultante se puede ingerir como puré o a gusto.

Origen

El enfisema pulmonar es una afección de las vías respiratorias ocasionada por una dilatación de la parte más profunda de los bronquios. Generalmente se presenta después de una bronquitis crónica y a la persona que lo sufre le resulta muy difícil respirar. Tiene la impresión de que siempre le falta el aire.
Esta enfermedad indica una mayor urgencia de hacerse caso. Debido a que los pulmones tienen una relación metafísica con la capacidad de aspirar la vida, la persona que sufre de enfisema recibe el mensaje de que es momento de retomar su propio espacio.

Bloqueo físico

La función de los bronquios grandes es conducir el aire hacia los pulmones. La de los pequeños, o bronquiolos, es más variada: cuando se contraen o se relajan, ventilan o dejan fuera de servicio una determinada zona de los pulmones. La bronquitis es una inflamación de la mucosa de los bronquios.

Bloqueo emocional

En metafísica, los bronquios se relacionan con la familia. La persona puede presentar una bronquitis como reacción a dificultades familiares (disputas o querellas). Siente mucha ira y se siente amenazada en su territorio y en sus límites. Incluso puede desear cortar sus lazos con uno o varios miembros de la familia, pero no se atreve a hacerlo por un sentimiento de culpa. No se decide a moverse, es decir, a manifestar su oposición. Siente cansancio y desánimo. No tiene lo que desea, pero no lo dice. Es una persona a la que le ayudaría ocupar su lugar en la familia y no esperar a que se lo den (Enfisema Pulmonar EPOC).

Bloqueo mental

Si padeces esta enfermedad, es tiempo de que tomes la vida con más alegría y sencillez en lugar de tomar demasiado en serio lo que sucede en tu familia. Es necesario que te des cuenta de que no existen familias en las que todos estén de acuerdo todo el tiempo. Los demás miembros no pueden tener necesariamente las mismas convicciones que tú. En lugar de desanimarte por ello, vive tu vida como te plazca, sin dejarte influenciar por los deseos y las creencias de los demás.

En lugar de creer en la inmovilidad, date permiso para actuar, es decir, para reaccionar sin sentirte culpable a fin de que te reafirmes en eso que representa tu lugar, tu territorio. Los demás también pueden vivir su vida a su manera.

Bloqueo espiritual y conclusión

La bronquitis (itis = ira) se caracteriza por la inflamación de la mucosa de los bronquios, conductos que llevan el aire de la tráquea hasta los pulmones. Es una enfermedad esencialmente ligada a la respiración y a la acción de tomar la vida y el aire con deseo y gusto (inspiración) para luego echarlos temporalmente con desapego (expiración). La inflamación significa que vivo ira, frustración o rabia con relación a ciertas emociones inhibidas, palabras que necesito expresar y dejar salir, una situación agobiante en la cual me siento oprimido, un conflicto teñido de agresividad y crítica (trastornos en el medio familiar, peleas, etc.).

Si esta situación conflictual implica peleas y enfrentamientos muy intensos, incluso podría llegar a desarrollar un cáncer de los bronquios.

Existe un trastorno interior, una perturbación que me impide manifestar mi ser auténtico, hacer respetar convenientemente mis derechos. Intento comunicar con mis seres cercanos pero no consigo cierta paz interior. La situación familiar es demasiado difícil. Siento entonces cierto desánimo frente a la vida y dejo de luchar para continuar mi camino. Tengo poca alegría de vivir y tengo un profundo cansancio interior (Enfisema Pulmonar EPOC).

La tos indica que quiero liberarme expulsando algo o a alguien que me molesta y me hace enfadar.

Si no deseo una bronquitis crónica, debo cambiar mi modo de ver la vida, mi actitud. Nací en una familia en la cual cada uno de los miembros vive experiencias similares a las mías. Mis padres, mis hermanos y mis hermanas aprenden como pueden, ellos también. Debo empezar a ver la alegría y el amor en cada experiencia de mi vida. Acepto que mi felicidad personal sea mi responsabilidad y dejo de creer que los demás me harán felices. ¡Tomar mis decisiones y respirar por mis propios medios, es el primer paso hacia mi independencia!

Conclusión

Cuando aún soy feto y cuando se forman mis pulmones, esto indica mi compromiso a estar aquí, mi acuerdo a decir sí, esto haciéndose merced a mi respiración. Si tengo miedo de la vida o si quiero que alguien más se cuide de mi propia vida, mis pulmones podrán conocer algunas dificultades. Respirando superficialmente, me protejo contra el hecho de tener que tratar con la realidad. Vivo ansiedad y tengo miedo porque me siento amenazado. Mis pulmones se dilatan y se contraen y esto corresponde a mi capacidad para ampliar, compartir, entrar en la vida o para contraerme, aislarme, retirarme de la vida. Estar afectado de un enfisema pulmonar significa que tengo dificultad en respirar y que me siento oprimido por el esfuerzo. Gracias a la respiración, aspiro la vida en mí. ¿Por qué tengo dificultad en tomar la vida? ¿Es mi modo de huir la vida? ¿Ya no me interesa la vida, ya no tengo ningún interés? Tengo grandes miedos y uno de ellos, es afirmarme y tomar mi lugar. ¿Por qué la vida perdió todo su sentido para mí? Me siento arrinconado. No he aprendido a ser yo – mismo y a tomar el lugar que me corresponde; vivo en función de los demás. Mis frustraciones y mi disgusto me ahogan. Tengo la sensación de que no me merezco vivir. Tomo consciencia de que cada cual tiene su lugar y que debo tomar el mío. Acepto amarme más, afirmarme y expresar mis necesidades, en una palabra, ser YO. La opresión que sentía está sustituida por el suministro de aire y de vida en mis pulmones. Veo otra vez todas las posibilidades que me ofrece la vida. Vuelvo a saborear la felicidad.

Fuente

-medicinacasera.com/enfisema-pulmonar/
-Sanate y sana
-Propia (Enfisema Pulmonar EPOC).

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *