El huevo y sus maravillosos Usos Recetas Bondades Mitos

El huevo y sus maravillosos usos

El huevo y sus maravillosos usos. El huevo es una de las fuentes de proteína que más se incluyen en la dieta, aunque algunos prefieren ser moderados por el tema de colesterol.

El huevo y sus maravillosos usos

El huevo y sus maravillosos usos

El huevo y sus maravillosos usos:

-Tónico para el rostro

La clara de huevo concentra propiedades que ayudan a tonificar e iluminar la piel del rostro, eliminando impurezas que se van acumulando en los poros.

Bate la clara de huevo a punto de nieve y, luego, aplícala con un pincel por todo el rostro, evitando el contorno de los ojos.
Pasados 20 minutos, o cuando se seque sobre la piel, retírala con un poco de agua tibia.

-Disminuir las bolsas bajo los ojos

La inflamación bajo los ojos hace que el rostro luzca opaco, enfermo y envejecido. Por suerte, ingredientes como la clara de huevo pueden ser útiles en la desinflamación natural y rápida.

Con la ayuda de un hisopo de algodón aplícate una fina capa de clara en las partes afectadas y déjala actuar 10 minutos antes de enjuagar.

-Mascarilla para piel grasa

Tener exceso de grasa en la piel es antiestético y puede dar lugar a la aparición de diferentes grados de acné.

Por limpiar en profundidad la piel y, en especial, los poros, la clara de huevo es un buen remedio para regular el pH natural y disminuir ese exceso de sebo.

Prepara una mezcla de clara de huevo con 3 cucharadas de harina de avena y aplícala por todo el rostro, cuello y escote.
Realiza masajes exfoliantes, déjala actuar 15 minutos y enjuaga con agua templada.

Lo que muy pocos saben es que las propiedades y nutrientes que lo componen también lo hacen un aliado de la belleza, en especial en lo que referente al cuidado de la piel y el cabello.

Precisamente la proteína que aporta resulta beneficiosa para la reparación de los tejidos pero, además, son fuente de luteína, compuesto que ayuda a mantener la piel hidratada y elástica, es decir, más joven.

-Mascarilla para piel seca

Por ser una fuente de ácidos grasos y vitaminas, la yema de huevo es un buen tratamiento para aquellas personas que tienen que luchar contra la resequedad en su piel.

Mezcla una yema de huevo con una cucharadita de aceite de oliva y zumo de limón. Úntala uniformemente por todo el rostro y escote y déjala actuar 15 minutos.

-Acondicionador para el cabello

El huevo hace maravillas por el cabello que luce opaco, reseco y con daños ocasionados por el sol y el clima (El huevo y sus maravillosos usos).

Mezclándolo con otros ingredientes puede actuar como un acondicionador natural, ideal para conseguir un cabello más suave, manejable y lleno de brillo.

Mezcla un huevo entero con media taza de yogur natural y una cucharada de aceite de oliva. Extiende el producto por todo el pelo, colócate un gorro y déjalo actuar de 30 a 45 minutos.

– Volumen y brillo

Darle un toque de volumen y brillo al pelo es muy sencillo cuando se tienen a mano ingredientes como el huevo y el limón.

Bate un huevo, agrégale un poco de zumo de limón e incorpóralos hasta obtener una mezcla homogénea.
Cuando esté lista, distribúyela por todo el pelo y déjalo actuar, como mínimo, 30 minutos.

-Controlar el cuero cabelludo graso

Tener un cuero cabelludo graso se puede convertir en un problema estético por el simple hecho de que hace lucir el pelo sucio y pegajoso.

Como ocurre con la piel, la clara de huevo ayuda a regular el pH natural para controlar el exceso de sebo sin que eso afecte los aceites naturales.

Bate una clara de huevo y extiéndela por todo el cuero cabelludo y algunos mechones de pelo. Permite que actúe media hora y luego enjuágate con tu champú habitual.

-Cabello seco

Si notas que tu cabello ha perdido brillo, está maltratado y no tiene la apariencia sedosa que quisieras, aprovecha los nutrientes del huevo para regenerarlo y mejorar su salud.

Prepara una mezcla de huevo con media taza de leche y, tras obtener un líquido homogéneo, aplícalo por todo el cabello y cuero cabelludo con un suave masaje. Cúbrelo con un gorro y déjalo actuar 30 minutos.

Usos de la cáscara de huevo:

Vendaje natural

La membrana de la cáscara de huevo (la parte interior que es como una película transparente) sirve para promover la curación de cortes y arañazos. Así que, la próxima vez que te lastimes, aplícala y deja que actúe sola.

Mejorar el sabor del café

Si hierves cáscaras de huevo en el café (algo que se viene haciendo desde hace siglos) ayudará a reducir la amargura. Recuerda lavar bien la cáscara y luego colar el café para no comer los pedazos.

Disuadir a las plagas en el jardín

Los animales de cuerpo blando como las babosas o los caracoles no pasarán sobre los afilados trozos de cáscara de huevo. Por lo tanto, tus plantas y flores estarán a salvo de estos depredadores.

En la clara del huevo también hay vitaminas, aunque el 90% de su peso corresponde a agua.

Dar a los tomates un “impulso de calcio”

Si tienes una huerta, seguro que sabrás que un problema común de la mata de tomate es que no tiene la suficiente fuerza como para soportar el peso de los frutos. Los jardineros experimentados a menudo colocan cáscaras de huevo en la tierra donde están las plantas de tomate para ayudar a combatir este problema (El huevo y sus maravillosos usos).

Comer

Mucha gente come cáscaras de huevo por sus impresionantes cantidades de calcio. Para ello, debes machacarlas o triturarlas y usar en tus comidas, espolvoreándolas en sopas, postres, salsas, cremas, ensaladas, etc. No sentirás un sabor diferente en tus platillos o entrantes y lo bueno es que mejorará la salud de tus huesos.

Comenzar con las plántulas o plantines

Si estás empezando con tu huerta (aunque sea en macetas) puedes también aprovechar las cáscaras de huevo para el mismo objetivo que con el tomate. En la tierra, mezcla un poco de cáscaras y abono. También puedes esparcirlas directamente en el suelo de tu huerta o flores y hasta echar en la pila del compost.

Afilar y limpiar elementos de cocina

Coloca la cáscara lo más completa posible en el congelador y utilízala para limpiar y afilar las cuchillas de la batidora, añadiendo agua.

Remedio para la diarrea canina

Si tienes un perro que ha comido algo que no debía, puedes machacar un poco de cáscara de huevo junto a un poso de café, hasta convertirlos en polvo. Espolvorea unas cucharaditas en el pienso o comida. Desaparecerá la diarrea en un sólo día.

Mineralizante

Deja en remojo las cáscaras de huevo en agua con zumo de limón durante unas semanas y guarda esta mezcla en la nevera. Luego añade un poquito a los batidos de frutas y vegetales, para obtener minerales adicionales.

Adornos para la casa

Por ejemplo, puedes hacer los adornos para Navidad. Quizás esto requiera de hacer un curso o bien tener mucha paciencia, cuidado y buen pulso.También puede ser un excelente entretenimiento para los niños, así como una manera perfecta para gastar menos en las fiestas.

Quitar restos de comida

Las cáscaras de huevo machacadas sirven para fregar las cacerolas que tienen comida pegada en el fondo o paredes. La próxima vez que tengas que lavar los platos, usa cáscaras de huevo para quitar la comida.

Fortalecedor de uñas

Machaca la cáscara de huevo hasta convertirla en un polvo y añade un poco a tu esmalte de uñas. Cuando te pintes, las estarás fortaleciendo. Esto es perfecto para aquellas mujeres que tienen problemas para que les crezcan las uñas o bien las tienen muy quebradizas.

Reducir arrugas

Toma un poco de polvo de cáscara de huevo machacado y colócalo en las bandejas de cubos de hielo con agua. Cuando se hayan congelado, frota en tu rostro para ayudar a reducir la apariencia de las arrugas.

Mascarilla nutritiva

Pulveriza las cáscaras de huevo deshidratado con un mortero. A continuación, bate el polvo con una clara de huevo y usa para una mascarilla saludable y tensor facial. Deja que la mascarilla se seque antes de enjuagarla (El huevo y sus maravillosos usos).

Tratar irritaciones de la piel

Pon una cáscara de huevo en un recipiente pequeño con vinagre de sidra de manzana y deja reposar un par de días. Frota la mezcla en las irritaciones leves o en las áreas con picazón. Verás los resultados al instante.

Blanqueador de ropa

Algunos dicen que si echas algunas cáscaras de huevo en una bolsa de malla y lo colocas en la lavadora, desaparecerán las manchas y la ropa blanca quedará reluciente.

Hacer velas

La próxima vez que comas huevos duros, cuidadosamente ábrelos desde la parte de arriba y guarda el resto para hacer una base que rellenarás con cera para velas. Simplemente inserta una mecha, deja que la cera se fije y quita la cáscara.

Uso facial

Si tienes la piel seca, separa el huevo y bate la yema. Para piel grasosa toma la clara de un huevo blanco, añade un poco de limón o miel. Para piel normal, utiliza el huevo entero. Aplica el huevo batido, relájate y espera 30 minutos, luego enjuague.

Uso como pegamento

Las claras de huevo pueden actuar como sustituto de pegamento al pegar papel o cartón ligero juntos.

Añadir a la compost

Las cáscaras de huevo son una gran adición a tu abono, ya que son ricos en calcio, un nutriente que ayuda a las plantas. Aplastalos antes de ponerlos en tu composta.

Las plantas de agua

Después de hervir huevos, no viertas el agua al desagüe. Deja que se enfríe; después cambia el agua de las plantas con esta llena de nutrientes.

Prepara una planta

Planta semillas en una cáscaras de huevo. Coloca las mitades de cáscara de huevo en el cartón, llena cada con tierra y semillas, estas usarán los nutrientes adicionales de las cáscaras de huevo. Una vez que las plántulas tengan cerca de 7.5 cm de altura, están listas para ser trasplantadas en tu jardín. Retirarlas de la cáscara antes de ponerlos en el suelo. Luego aplasta las cascaras y úsalas como abono en tu jardín (El huevo y sus maravillosos usos).

Desatasca los desagües

Manten un par de cáscaras de huevo en el colador de tu fregadero. Atrapan sólidos adicionales y además, al irse descomponiendo, limpiaran de forma natural las tuberías.

Refrescar la piel

Echa una cáscara de huevo en un recipiente pequeño con vinagre de sidra de manzana y deja remojar durante un par de días. Frote esta mezcla sobre las irritaciones menores de la piel o en la piel con picazón.

Fortalece a tu mascota

Calienta cáscaras de huevo secas en el horno de microondas a 250 grados, durante unos 30 minutos. Después, mételas en una bolsa de plastic, cierrala, y aplastalas con un rodillo hasta que tengas un polvo fino. Agrégalo en la comida de tu perro como un gran suplemento de calcio para ayudar a sus huesos y dientes.

Ahuyenta a las babosas

Machaca las cáscaras de huevo y esparce alrededor de tus flores para defenderlas de los herbívoros hambrientos, como las babosas, caracoles y gusanos cortadores sin usar pesticidas tóxicos.

Aporte nutricional del huevo:

Los huevos no aportan fibra ni carbohidratos

A nivel calórico, un huevo entero de 50 gramos de peso aporta aproximadamente unas 80 calorías.

Proteínas: la proteína del huevo es considerada como patrón de referencia para comparar nutricionalmente a las demás proteínas de los diferentes alimentos.
Esto se debe a que es la proteína de más alto valor biológico (contiene los aminoácidos esenciales para el organismo). Como hemos mencionado anteriormente son proteínas libres de grasas (El huevo y sus maravillosos usos).
En 100 gramos el aporte proteico es de 12 a 14 gramos.

Grasas: las grasas que predominan en el huevo son ácidos mono y poliinsaturados (principalmente acido linolénico-Omega 3), muy beneficiosos para el organismo. Su grasa es de fácil digestión.
También están presentes la lecitina, los fosfolípidos y el colesterol.
En 100 gramos de huevo el aporte de grasa es de 10-12 gramos y 550 mg de colesterol.

Minerales: excelente fuente de hierro, concentrado especialmente en la yema (dependiendo de la alimentación de las gallinas), fósforo, potasio y magnesio.

Vitaminas: se considera al huevo una gran fuente de vitamina B12 (cobalamina), concentrada principalmente en la yema. Así mismo nos aporta vitamina B1 (tiamina), B2 (riboflavina), niacina (vitamina B-3), ácido fólico, vitaminas A, D y E (en la yema).
Es importante señalar que los huevos poseen colina, muy conveniente para la alimentación de mujeres embarazadas, ya que facilita el correcto desarrollo del sistema nervioso central del embrión/feto, junto con el ácido fólico.
Por otro lado los carotenoides, luteína y zeaxantina, ayudan a prevenir trastornos oculares como las cataratas y la ceguera.

Valor nutricional medio cada 100 g.

Agua               73.8 g
Valor calórico 159 kcal.
Proteínas       12.9 g.
Glúcidos        0.6 g.
Lípidos          11.7 g.
Colesterol     550 mg.
Hierro           2.7 mg.
Calcio          58 mg.
Magnesio    13 mg.
Fósforo       221 mg.
Potasio       144 mg.
Sodio          121 mg.
Vitamina A  202 microgr.
Vitamina B2 0.35 mg.
Vitamina B6 0.12 mg.

¿Cómo conservarlos y saber si están frescos?

Los huevos deben conservarse siempre refrigerados, y su duración es de aproximadamente 28 días desde la puesta. Se los considera extra frescos cuando se limita su plazo de consumo hasta 9 días.

Lo aconsejable es consumir sólo aquellos que estén con su cáscara bien limpia (sin materia fecal) y no rota, ya que si esta barrera de protección esta dañada, la entrada de gérmenes estará asegurada (El huevo y sus maravillosos usos).
Esto es muy importante tenerlo en cuenta, puesto que el huevo puede ser portador de gérmenes patógenos como salmonella (enteritidis), escherichia coli y estafilococos, cuyos principales síntomas en nuestro organismo son aquellos que afectan al tracto gastrointestinal.

Ya cocido y cortado de manera vertical, cuanto mas centrada este la yema más fresco es el huevo, cuanto más de lado este menos fresco será.

cuando se lo sumerge en agua y crudo (entero) si el huevo va hacia el fondo del recipiente, es que esta fresco. Si queda de forma intermedia, puede que tenga ya una semana, pero si flota está poco fresco. Esto sucede porque su cámara de aire (espacio entre la cáscara y la clara, formada por membranas de protección) aumenta a medida que pasan los días, a más cámara de aire, el huevo flota y más viejo es.
cuando el huevo se parte en crudo, se considera que es viejo cuando su clara es muy fluída, muy líquida y su yema esta aplastada y poco consistente.

¿Relación huevo-colesterol?

Durante muchos años el consumo de huevos estuvo restringido, en aquellas dietas para tratar y prevenir la hipercolesterolemia y las enfermedades cardiovasculares.
Su ingesta quedaba limitada a 2 o 3 unidades como máximo por semana.

Actualmente, tras diferentes estudios científicos realizados, esas recomendaciones se han modificado y han sido desterradas.
Se ha comprobado que lo que si incide negativamente sobre el colesterol sanguíneo es la relación entre en consumo de grasas saturadas sobre las insaturadas y no el colesterol de la dieta, como erroneamente se creía.

Son las grasas saturadas quienes determinan el aumento de colesterol en sangre. Recientes investigaciones han demostrado que la ingesta de un huevo por día, no tiene ningún efecto sobre el colesterol sanguíneo, siempre dentro del contexto de dieta sana y equilibrada, más el complemento del ejercicio diario.

Es importante saber también que justamente la lecitina y las grasas insaturadas que contiene la yema reducen la absorción intestinal de colesterol en nuestro organismo.
Por lo tanto los profesionales actualizados deben aclarar que se puede consumir una unidad de huevo diaria, si se goza de un buen estado de salud.

Concluímos sabiendo que son muchos los factores que aumentan el colesterol en sangre, y todos ellos relacionados con los malos hábitos de vida, por lo tanto son esos hábitos y costumbres poco saludables los que deben modificarse y no la restricción de un alimento tan saludable como el huevo (El huevo y sus maravillosos usos).

Beneficios del huevo

Densidad nutritiva

Comparado con otros alimentos proteínicos, como la carne o el pescado, el huevo aporta una concentración excepcional de nutrientes y un valor energético muy elevado, algo especialmente indicado en personas desnutridas o con necesidades extraordinarias de nutrientes (niños, deportistas).

Embarazadas y niños

El huevo es uno de los alimentos más ricos en colina, un nutriente hidrosoluble agrupado en las vitaminas del grupo B, esencial para el desarrollo de las estructuras y del sistema nervioso del feto. Una deficiencia en este nutriente puede desencadenar, de manera general y en todo tipo de personas, daños en el hígado y en los músculos, además de estar relacionado con el desarrollo de cáncer.

Antioxidante

Numerosas evidencias científicas demuestran que el huevo contiene una serie de componentes (algunas vitaminas y carotenos) con una importante actividad biológica antioxidante.

Huevos en buen estado

Estos son algunos consejos que debes tener en cuenta para saber si un huevo está en buen estado:

Los huevos deben permanecer refrigerados y, desde su puesta, tienen un tiempo de caducidad de un mes aproximadamente.
Una vez que el huevo está hecho (sea en la sartén o cortado una vez cocido), la yema debe quedar en el centro. Si la yema se desplaza a a un lado, es que se trata de un huevo viejo.
Si sumergimos un huevo crudo con cáscara en un vaso de agua, cuanto más fresco está, más abajo cae. Si queda arriba es que se trata de un huevo viejo.
Cuando abrimos el huevo para echarlo a la sartén, si su yema está firme es que se trata de un huevo fresco. Si por el contrario es fluida y blanda, se trata de un huevo viejo.
Huevos ecológicos

Como siempre, los problemas de la producción industrial terminan por afectarnos de manera directa. Los piensos con los que se alimentan a las gallinas contienen pesticidas, sustancias químicas tóxicas y, además, la mayor parte de las veces, están elaborados exclusivamente a partir de soja y maíz transgénicos. Los numerosos estudios que demuestran su toxicidad en los humanos y en el medio ambiente nos demuestran que cualquier producto procedente de una producción con estas características nos va a traer problemas (como desarrollo de cáncer).

Los huevos ecológicos están certificados por unos sellos que exigen un proceso de producción natural, sostenible y responsable. Ni su color, ni su textura, ni su sabor, ni su salubridad tienen punto de comparación. Aprende a comprar ecológico.

¿Cuántos huevos a la semana?

En los últimos años se viene produciendo un cambio de pensamiento con respecto a la influencia negativa del huevo en la salud, ya que los últimos estudios llevados a cabo señalan que la cantidad de colesterol incluido en los huevos no representa, en realidad, un gran problema para el organismo (El huevo y sus maravillosos usos).

Quizá el argumento más convincente para no consumir huevos en exceso sean sus potentes proteínas. Como hemos visto muchas veces, las proteínas son macromoléculas que requieren gran cantidad de esfuerzo por parte del organismo para ser metabolizadas. Además, este proceso deja residuos tóxicos en el organismo y una acidificación general del sistema. Teniendo en cuenta que en nuestra sociedad no son las carencias sino los excesos los que provocan enfermedades, mejor moderar la ingesta de proteínas.

Hay expertos y organizaciones que recomiendan consumir hasta cinco huevos a la semana; otros por el contrario señalan que uno o alguno de manera esporádica. Nuestro consejo es que si consumes abundantes cereales y legumbres, vegetales, semillas, frutos secos y pescado o carne una vez o dos a la semana, un huevo semanal o dos es una cantidad más que suficiente.

Aquí te mostramos un ejemplo de menú semanal saludable. Si quieres más información, consulta nuestros reportajes cómo elaborar una dieta sana y equilibrada o ejemplos saludables de desayuno, comida y cena.

Dos nutrientes esenciales:

Dos nutrientes que contiene elhuevo y de los cuáles no se habla mucho: La luteína y la zeaxantina. El Egg Nutrition Center en Estados Unidos, recientemente publicó la siguiente información:

La luteína y la zeaxantina son carotenoides que se encuentran en niveles elevados en la retina y la mácula del ojo. Ambos tienen un pigmento amarillo-naranja y son conocidos por sus capacidades antioxidantes.

¿Su función en el cuerpo?

Tanto la luteína como la zeaxantina trabajan para filtrar la luz azul dañina para el ojo y previenen la producción de radicales libres. Con el tiempo, estos antioxidantes ayudan a reducir el riesgo de la degeneración en los ojos relacionada con la edad (como las cataratas), que llevan a una visión borrosa o incluso a la ceguera. Estudios preliminares también sugieren que la luteína y zeaxantina pueden proteger contra ciertos tipos de cáncer, enfermedades coronarias e infartos.
Una yema de huevo contiene pequeñas cantidades de ambos antioxidantes. Otras fuentes comunes incluyen:

Espinacas
Col
Brócoli – Coliflor
Cebollas
Maíz

¿Por qué es importante consumir huevo para obtenerlos?

Se ha demostrado que los carotenoides que forman parte de una matriz de lípidos, como la luteína y zeaxantina se encuentran naturalmente en el huevo (específicamente en la yema), tienen una mayor biodisponibilidad, es decir, nuestro cuerpo absorbe una mayor cantidad de esos nutrientes. En un estudio reciente (Chung et al, 2004) se observó que después de consumir la misma cantidad de luteína de diferentes fuentes de alimentos, los niveles de luteína en la sangre se encontraban en un nivel más alto después de que una persona comía huevo (El huevo y sus maravillosos usos).

¿Cuánta luteína y zeaxantina necesitamos consumir?

Aún no existe un consenso en cuál es la recomendación diaria para éstos antioxidantes, sin embargo su consumo diario es recomendado para tener ojos saludables

Medicina natural:

Cuando hablamos de medicina natural y queremos aplicarlo a los párpados caídos, llegamos a la conclusión que la mejor solución es el huevo. Sí, los huevos son el remedio perfecto para curar los párpados caídos. De hecho, es un ingrediente esencial que puede llegar a eliminar cicatrices, manchas en la piel, puntos negros, espinillas, acné, para el cabello en forma de mascarilla, hidrata la piel y endurece la piel alrededor de los ojos. Si deseas aprender a combatir este problema de párpados, sigue leyendo y descubre cómo hacerlo.

Eliminar el problema de párpados caídos con huevo

Lo que debes hacer para eliminar los párpados caídos y dejar de aparentar más edad de la que en realidad tienes es los siguiente:

Lava bien tu rostro, quita todo el maquillaje de ser necesario, luego seca muy bien
Con la ayuda de un hisopo, aplica sobre tu rostro o específicamente en los párpados, la clara de huevo suficiente para cubrirlos completo. Como recomendación, cierra los ojos mientras haces esto.
Espera que la clara se seque, lava con agua tibia y seca con una toalla limpia (El huevo y sus maravillosos usos).

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *