El gran secreto de vivir

El gran secreto de vivir

El gran secreto de vivir es simple. ¿Cuál es tu pasión? Pueden ser más de una. Solo importa que lo descubras. Tienes toda una vida para ello. Así que relájate y vive.

El gran secreto de vivir

El gran secreto de vivir

El gran secreto de vivir:

Una vez una maestra me dio la sorpresa de decirme que mi karma había sido disuelto y que ya tenía la maestría. Me quedé sorprendido y azorado.
Por muchos días me pregunté y ahora que?
Las veces que la veía me mostraba distintos tipos de mazos y juegos de cartas que tenían por objetivo actuar como oráculos.
Y era constante la respuesta y todas apuntaban hacia lo mismo.
Hasta que un día el escribí un mail diciéndole: Y ahora que debo hacer?

Su respuesta fue simple y concreta: Vive y sé feliz!

El abismo:

Si bien sabía por donde iba a ir mi camino, y que fue siempre relacionado a la salud, no encontraba la forma.
Ella me había dado tantas pistas, que casi me largaba a llorar, por la emoción que todo eso me generaba. había tocado lo más profundo de mi ser.
Aunque yo no sabía que fuera a hacer algunas de aquellas actividades, todas me apasionaban. Y si bien yo no lograba verlo, como dice otra maestra, ahí estaba claro el patrón (El gran secreto de vivir).
Pero aún así me costaba darle forma. Y si bien tengo mucho de místico, también tengo mucho de científico.
Necesitaba organizarme. Tener un plan a seguir. Un método. Algo concreto.

LLegué a pensar en quemar mis naves como Cortés, para obligarme a encontrar el camino. Pero pensaba que aún mi hija dependía de mí. No podía ser inconsciente de largarme a mi suerte.
Entonces seguía con mi trabajo que me daba de comer y por otro lado investigaba medicinas alternativas naturales. Hacía mis resúmenes de investigaciones en diferentes áreas de trabajo sobre salud y espiritualidad.
Y eso me mantenía con el fuego sagrado de la pasión en mi vida.
Mi trabajo dejaba mucho que desear con mi vocación, solo me daba el sustento de vivir.

Entonces comencé a escribir sobre lo que iba descubriendo en distintas áreas e iba relacionando todo lo que encontraba (Este también es un ítem para una carta de drenaje emocional).

Mucha sorpresa me daba encontrar como todo estaba relacionado. La biología moderna, la física cuántica, las medicinas alternativas, la alquimia, la astrología, las emociones, la espiritualidad, etc.

El comenzar a escribir me salvó la vida. Y más que todo comenzar a volcar en este espacio todo aquello que consideraba la gente debía saber. Tanto sea para aprender a alimentarse y evitar enfermarse, como usar el alimento adecuado una vez enfermo.
lo vinculado que el espíritu está con todo. Desde levantarse hasta irse a dormir. ¿ Nos preguntamos cómo estamos?

Nosotros debemos decidir como queremos estar. No esperar despertar y ver como nos sentimos.
Debemos aprender que yo enfoco el timón de mi día y mi vida, hacia donde yo quiero. Aquí y ahora.

Así comencé a encaminarme en mi camino. Sé que recién comienzo. Sé que no estoy en mi apogeo.
Pero sé que cada día que pasa me encuentro más cerca de lograr todo lo que me espera. La maravilla que me espera.
Sé que no me espera karma. También sé que debo seguir dando pruebas todo el tiempo. Pero se que estoy en tiempo del dharma. Y eso sé que recién comienza.
Porque se que el trabajo más importante para hacer está por venir.
Y eso me emociona, me llena de curiosidad. Pero estoy aprendiendo a manejarme con tibieza, porque ese es el camino a seguir.
Porque de ese modo solo alimento mi ser de buena energía.
No alimento a vampiros de malas energías ni a vampiros de buena energía.
Esta es una perla reciente. Por eso es importante ser armónicos y vivir en equilibrio.
Y cada mañana después de dar una mirada a la web me siento a escribir.
A veces artículos en borrador que vienen esperando desde hace mucho.
Otros días escribiendo cosas frescas del día que son motivadas por cosas que he leído y me han generado la necesidad de emitir mi sentir.
Por ello hay material que me lleva mucho tiempo escribir y otro que sale en minutos (El gran secreto de vivir).
Y algunas veces tengo material tan viejo que no tengo fuente de esos datos. Algunos a veces me lo critican. otros me dicen que son fuentes suyas y de inmediato los agrego. La verdad considero el material del universo. Ni mío ni de nadie.
En una época me pasó estar muy enamorado y me salió escribir poesía. Algo que jamás había prácticamente leído. Y escribí cosas muy bellas. Y a pesar de ser muy crítico conmigo mismo, me sorprendí con el tiempo al leerlas y ver que yo era quien había escrito eso.
Hoy sé que fue mi ser superior quien las generaba.
Y lo sé porque una chica que escribía muy bien hacía que lo que yo escribiera debiera ser al menos pasable para mí.
Y realmente esas idas y venidas que venían estaban cargadas de amor verdadero.
Con el tiempo perdí esas poesías y otras que eran anteriores.
Jamás me preocupé por esa pérdida (aunque me gustaría recuperarlas), pero me dije a mí mismo: Cuando tengan que volver a salir allí estarán. Y si no son iguales serán semejantes en calidad.
Porque de la fuente que salieron, habrán muchas más. Como también aprendí que no es necesario obligarse. Cuando es necesario, afloran solas. Basta con el sentimiento. O invocarlo (El gran secreto de vivir).

Y todo esto salió por algo que leí a continuación:

Creo que la única razón por la que he tenido la carrera que he tenido es porque alguien una vez me dijo unos secretos existenciales cuando era joven. Para hacer las cosas lo mejor que puedes, debes de estar muy, pero muy relajado, no importa cuál sea tu trabajo, entre más relajado estés mejor eres. Esa es más o menos una forma en la que me acerqué a la actuación. Me di cuenta que entre más me divertía, mejor era. Y pensé, ese es un trabajo del cual me podría sentir orgulloso. Saber eso ha cambiado mi vida, me ha hecho mejor en lo que hago. ” Bill Murray“, actor estadounidense (1).

Conclusión: El gran secreto de vivir.

Todo llega a su tiempo, pero no dejemos de soñar y seguir nuestra intuición. más de una vez antes de llegar a una meta me preguntaba:¿Y si este es el último esfuerzo antes de conseguirlo? Por eso hermano, no dejes de seguir tu camino, aunque no sepas cuanto falta o si es el más derecho a tu objetivo.
Nunca dejes de intentar y nunca dudes que lo lograrás!

Fuente:

-(1) Pijamasurf.

-Nota Propia de A&E.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *