El enredo del amor

El enredo del amor

El enredo del amor muchas veces es inevitable. Nos embarcamos en una relación a la que ponemos todas nuestras ganas de haber acertado con la compañía perfecta. Y ahí comienza a vivirse la realidad o una mezcla de fantasía y realidad.

El enredo del amor

El enredo del amor

 

El enredo del amor:

¿Por qué el enredo del amor?

Porque así suele terminar. Incluso hasta las historias que nunca comenzaron.
Como aquellas donde uno es el que se enamora y el otro siente alguna atracción pero no llega a ser amor. El otro caso es donde el otro ni siquiera llega a enterarse que alguien lo ama en secreto y jamás se atreverá a hacérselo saber.
Los días tristes y grises son los ideales para hacerse estas preguntas y buscar las respuestas a situaciones de la vida de los humanos que son habituales.
Todos llegados a cierta edad nos hemos enamorado más de mil veces. Hay gente precoz.
Y es común preguntarse sobre que fue de la vida de ciertas personas a las que llegamos a amar o apenas compartir unos labios sensuales, inolvidables.
La vida puede devolvernos a esos momentos cuando se reencuentra a aquella la persona. En otros casos, solo nuestra imaginación nos la devuelve a nuestro presente.
Mayormente es muy común no volver a encontrarnos nunca más.
pero la mente suele llevarnos de paseo por esos tiempos, olores, sabores y sensaciones.
Es imposible renegar de nuestra historia, de nuestra manera de ser y de nuestros momentos dedicados a recordar. Es inevitable recordar a quién ha movido tus sentimientos de la manera más loca, te mordió de pasión al besarte o te dejó mal parado y con el corazón en la mano.
Por más intenso o nulo que haya sido el sentimiento, solemos recordar y pensar en ciertos momentos pasados. Siempre por diferentes motivos. A veces puramente melancólicos. Otros porque algo nos llevó a ese momento.
Siempre algo debemos aprender en cada caso. Y siempre maravillarnos con aquellos que encontraron el amor que se hunde hasta los huesos al ser jóvenes o ancianos y poder llegar hasta el fin juntos.
Otros deben conformarse con con muy poco tiempo y otros ni siquiera saber de que se trata.
El hecho es que siempre llegamos a la conclusión que es bueno haber llegado a conocerlo, así haya sido en un solo sentido, dichosos ellos que lo lograron conocer juntos y vivirlo, no importa lo que haya durado. Pero hay algo seguro, siempre habrá un momento por mejor que estés en que en algún instante pienses en ese amor que ya no es.
Y te consuela saber que hay gente que cree haberlo vivido y sin embargo jamás han llegado a rozarlo.
Deseo de todo corazón que tú seas uno de los que te haya tocado vivirlo apasionadamente y que aún conserves a esa persona al lado tuyo.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *