El camino del mago

El camino del mago

El camino del mago es enfocar tu creciente poder sobre lo bueno de todo. El camino del mago es amor, confianza y admiración. Al liberar el miedo, la duda y la preocupación, te sacas de en medio de tu propio camino y permites al Universo salir de su camino para ti.

El camino del mago

El camino del mago

El camino del mago:

Hay por allí gente que llama a Jesús El cristo como un mago. Y así es.
Porque para nosotros que desconocemos su sabiduría y poder como humano desarrollado al máximo de su ser, nos sorprende como un mago de verdad.
Él supo expresar con palabras, actos, deseos y sentir exactos y precisos como haría su obra.
Él en algún momento de su vida tuvo la revelación por su trabajo espiritual en sí mismo, de cual era su misión y como la iba a llevar a cabo.
Y leyendo mucho sobre su vida, de toda fuente que encontré durante mucho tiempo hasta el día de hoy, pude ver en él un camino a seguir. Un ejemplo que tomé como guía y el cual permitió mi preparación como ser humano.
A ello fui agregando cualidades con las me identificaba con diferentes modelos que encontré en la vida. Como así fueron mis familiares y amigos más cercanos de diferentes edades.
Pero si debo hablar de un modelo a seguir hay mucho que me ha identificado con Jesús.
Y veo que no se contradice todo el aprendizaje alternativo que me fue formando por los diferentes intereses en que la vida me fue dando conocimientos.
Donde a pesar del misterio de su vida, todo lo aúna en mi vida.
Y siempre fue retornar a tratar de saber más. De comprender.
Y hoy a pesar de no profesar la religión como dogma, porque fue una etapa superada de mi vida. Y eso no me hace ser superior a nadie. Sino que solo cuento mi camino.
El camino de la magia es el camino del amor incondicional. Donde debemos aprender a querernos y aprender a despojarnos de nosotros mismos.
Que no me duela ser el centro y que comprender el dolor. Tanto el mío como el de mi vecino.
Aunque no tengamos nada en común y sea el peor vecino, él o yo, no importa.
A pesar de no tener nada en común deseo lo mejor para él en su vida. Deseo no juzgarlo y pedir por su bienestar.

Comenzando el camino del mago:

El camino del mago comienza siendo cada día mas conciente de mi poder de crear mi mundo.
Para ello debo corregir todo lo que viene a mí que no pertenece a mi mundo, ese que estoy creando.
Por eso no sirve juzgar, porque no soluciono nada.
Pero sí puedo hacer mucho cuando borro de mi vida lo que no me gusta y lo lleno de las cosas que amo.
Como ver una película de cowboys y cancelar los duelos en el momento que suceden y decretar esto no existe en mi mundo.

Así me convierto en mago y camino el sendero del mago. Borrando todo lo que no quiero para mi mundo, sin siquiera calificándolo con cualquier adjetivo.
Mi mundo se parece a mí forma en que veo el mundo.
El camino del mago nos enseña a calificar lo positivo, así nos positivizamos.
Como una anécdota de Jesús el Cristo cuando viajando por un camino con sus apóstoles se encuentran ante los despojos putrefactos de un perro y todos tapándose la nariz y maldiciendo por la nauseabunda experiencia, Jesús les dice:
” Pero es dueño de los dientes más blancos y perfectos que había visto jamás”

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *